capitulo xxvii n.
Download
Skip this Video
Loading SlideShow in 5 Seconds..
Capitulo XXVII PowerPoint Presentation
Download Presentation
Capitulo XXVII

Loading in 2 Seconds...

play fullscreen
1 / 13

Capitulo XXVII - PowerPoint PPT Presentation


  • 74 Views
  • Uploaded on

Capitulo XXVII.

loader
I am the owner, or an agent authorized to act on behalf of the owner, of the copyrighted work described.
capcha
Download Presentation

PowerPoint Slideshow about 'Capitulo XXVII' - steel-monroe


An Image/Link below is provided (as is) to download presentation

Download Policy: Content on the Website is provided to you AS IS for your information and personal use and may not be sold / licensed / shared on other websites without getting consent from its author.While downloading, if for some reason you are not able to download a presentation, the publisher may have deleted the file from their server.


- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - E N D - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
Presentation Transcript
capitulo xxvii
Capitulo XXVII

Cuando llegaron al cuarto, Pablo cogió sus dibujos para simular que esas eran las manchas pero cuando bajaron ya no estaban los primos de María. Ella se sentía como feliz y decidieron caminar por el parque. Pablo no se sentía tan bien como ella, ya que creía que esa actitud no le correspondía a el por que ella no se comportaba nunca así con el. Luego de caminar en el bosque fueron a unas rocas que había en la playa y se sentaron allí, paso un largo rato hasta que María pronunciara la primera palabra y dijo que siempre había deseado estar con el en ese lugar y luego dijo que le parecía que esa escena ya la habían vivido juntos, también le dijo que cuando había visto esa ventanita del cuadro ella se había dado cuenta que el era como ella. Luego María empezó a contarle como era ella antes y le hablo de otro primo, también le dijo que esos tiempos habían sido tormentosos.

capitulo xxviii
Capitulo XXVIII

Cuando llegaron a la casa y se sentaron en la mesa a comer, todo era muy silencioso, solo María dijo que estaba leyendo una novela, pero luego de eso se quedaron de nuevo en silencio. Pablo pensó que Hunter estaba celoso, y dedujo que si estaba celoso era por que entre María y el había sucedido algo, entonces Pablo concluyo que María y Hunter eran amantes. Luego de esto Pablo dijo que estaba muy cansado, se paro de la mesa y se fue a su cuarto, simulo que entraba en el pero se quedo en el corredor para ver lo lograba escuchar algo. Al poco tiempo sintió que Hunter le decía algo a María, pero ella no le respondió. Luego Hunter volvió y dijo una frase aun mas larga y Pablo sintió que María le respondía y luego sintió que alguien se paraba de la mesa y subía al cuarto, entonces Pablo salió corriendo a su cuarto. Al día siguiente Pablo se fue de la casa y fue a pie hasta la estación de, allí tuvo que esperar a que llegara el tren, durante ese tiempo tuvo la esperanza de que María apareciera, pero no fue así. 

Luego subió al tren y partió hacia Buenos Aires.

capitulo xxix
Capitulo XXIX

Después de la muerte de María, Pablo recordó muchos acontecimientos que se le aparecieron como sueños. Recuerda que durante días estuvo borracho y seguía tomando hasta que alguien lo llevo a su casa. Cuando despertó se metió a la bañera y empezó a ver y recordar cosas como cuando María le preguntaba por las manchas, lo de las novelas policiales, etc.… Y luego, a medida que se enfriaba, todo concordaba y encajaba bien. Luego salió del baño y se vistió y decidió escribirle otra carta a María. En ella le dijo por que se había ido de la casa, y también que no se explicaba como podía estar con Allende, Hunter y el al mismo tiempo. Luego fue y puso la carta en el correo.

capitulo xxx
Capitulo XXX

Luego, cuando Pablo salió del correo, pensó que no debía herir de esa manera a María y decidió retractarse de enviar la carta, así que busco el recibo para ir a reclamar la carta pero no lo encontró. Decidió volver al correo y le dijo a la que atendía que había perdido el recibo pero que quería sacar una carta que hace poco había enviado por que ya no la quería enviar, pero la mujer le dijo que eso era imposible ya que el reglamento no se lo permitía. Pero Pablo insistió diciendo que le podría mostrar documento que le podían demostrar que esa carta era de el, pero ella le dijo que esos documentos no servían. Al final la mujer accedió a buscar la carta y comprobar que era de el, y para ello le hizo una serie de preguntas. Pablo le dijo que le podría mostrar la cedula, pero ella dijo que eso tampoco servía, entonces Pablo estallo en rabia y le dijo que la mandara si así lo quería y decidió esperar afuera hasta la salida del personal para insultar a esa mujer.

capitulo xxxi
Capitulo XXXI

Después de esperar un rato pensó que insultar a la mujer no serviría de nada y que era mejor que esa carta llegara a María. Después de eso Pablo decidió ir a dar una vuelta y fue a la Recoleta y allí se puso a pensar en lo que realmente quería y llego a la conclusión de que debía llamar a María por el teléfono y se fue a su casa. Cuando llego inmediatamente llamo a María pero le dijeron que ella no estaba, pero le dijeron que ella lo llamaría en una hora. La espera se le hizo infinita. Al fin Pablo hablo con María y le preguntó varias cosas, pero María no respondía a ninguna de esas preguntas y eso hizo que a Pablo le diera rabia, y amenazo con suicidarse si ella no iba a Buenos Aires para hablar con el. María le dijo que así lo único que lograría seria herirse más pero Pablo estaba decidido y le colgó la bocina.

capitulo xxxii
Capitulo XXXII

A pesar de que Pablo vería a María al otro día estaba triste. Esa tarde beber y resulto yendo a un bar donde contrato a una prostituta y peleo con un marinero. Luego llevo la prostituta a su taller y ella se rió de uno de los cuadros que allí había. Después la llevo a su cama y en esos momentos vio una expresión en ella que ya había visto antes en María. A Pablo le dio mucha rabia y le grito puta mientras se alejaba de ella, la prostituta ofendida le mordió el brazo a Pablo y le hizo salir sangre de este. Pablo saco a las prostitutas de su casa a puntapiés y le dijo que si no se iba la mataría. Luego de esto Pablo se metió en la bañera y allí se puso a pensar y termino diciendo que María era una prostituta. Furioso salto de la bañera gritando puta, puta, puta… Para Pablo todo encajaba, María lo había engañado.

capitulo xxxiii
Capitulo XXXIII

Todas las conclusiones que había sacado Pablo para el eran ciertas, pero le había faltado algo importante, ¿Qué opinaban las demás personas? Después de concluir esto llamo a Lartigue, un escritor, y dijo que lo iría a visitar. Ya estando en casa de Lartigue empezaron a hablar de uno de sus libros, pero luego Pablo le pregunto secamente: ¿desde hace cuando son amantes Hunter y María? Lartigue le dijo que no sabia nada y mejor siguió hablando de su libro. Acabada la conversación, María ya debía haber llegado a Buenos Aires; entonces Pablo fue y la llamo desde un café y quedaron de encontrarse en la Recoleta, María le dijo que solo había ido por que el se lo pidió, pero que ella no debería estar ahí por que Hunter estaba enfermo y Pablo le respondió que gracias.

capitulo xxxiv
Capitulo XXXIV

Pablo llego a la Recoleta y allí se puso a pensar mientras esperaba a María. Veía los árboles y caminos que antes eran testigos del amor entre María y el, recordaba como antes salían y andaban por el parque. Antes todo era hermoso y claro, pero ahora todo es helado y oscuro. Pensó que era posible dejar de lado todo lo sucedido con María, que no importa lo que pase alrededor, solo lo que pase entre ellos dos, o al menos eso era lo que pensaba Pablo. A medida que pensaba mas en eso, mas seguro estaba de darse otra oportunidad con María, pero a las 05:30PM María aun no había llegado. Pablo fue y llamo desde un teléfono público y pregunto por María y le respondieron que hacia poco tiempo había partido hacia la Estancia. Indignado, Pablo volvió a su taller y pensaba que María prefería estar con Hunter que con el. Al llegar al taller llamo de nuevo a María y pregunto que si antes de que ella partiera había recibido una llamada de la Estancia y le dijeron que si. Mientras lloraba, Pablo fue por un cuchillo y con este destrozo el cuadro de la escena de la playa y luego fue donde Mapelli, su amigo, y le pidió prestadas las llaves de su auto, Mapelli le pregunto que para que las necesitaba, y Pablo le respondió que era que su padre estaba enfermo y debía ir a verlo, al final Mapelli le presto el auto.

capitulo xxxv
Capitulo XXXV

Luego de coger el auto Pablo calculo que llegaría mas o menos a las 10:00PM a la Estancia y esta le parecía una buena hora, mientras viajaba pensaba en que María y el parecían separados por un muro de vidrio, por el cual se podían ver pero nunca hablar, oír ni tocar. También sentía una voluptuosidad que le hacia pensar en el desprecio que el sentía por ella. Se acordaba de la cita a la que ella no fue, para que la citara si se volverían a decir esas cosas oscuras y ásperas y una vez mas parecerían separados por esa pared de vidrio. Pablo llego a la Estancia como a las 10:15PM y se acerco a la casa y vio que aun había gente en la planta baja. Luego se hizo en un lugar desde el que podía ver la entrada y la salida de la casa para ver si alguien salía.

capitulo xxxvi
Capitulo XXXVI

Aquí Pablo dice que su espera fue casi interminable. A Pablo le parecía que había vivido en un túnel oscuro al igual que María, en una especie de pasadizos, pero la hora del encuentro finalmente había llegado. Pablo se pregunto ¿realmente sus pasadizos se habían unido con los de María? Esto solo era una ilusión tonta y entupida. Ahora Pablo se había dado cuenta que solo era el quien vivía en el túnel, y que María solo vivía en un mundo libre fuera del mundo de Pablo, y en uno de los pedazos de muro de su túnel había una ventana, por lo cual María se asomaba y mientras Pablo avanzaba en su pasadizo, ella vivía normalmente. Pablo sentía que su destino era aun mas solitario de lo que el había creído.

capitulo xxxvii
Capitulo XXXVII

Después de esos túneles y calabozos, Pablo vio que María y Hunter bajaban por la escaleras y que salían a dar una vuelta. Pablo pensaba en que podía en que podía sentir María sabiendo que el la había estado esperando en su cita y que cada minuto que pasaba sin que ella fuera era un minuto mas de desespero para Pablo. También se preguntaba que podía hablar María con Hunter? Y se imaginaba que se podían estar burlándose de el. Ellos caminaban por el parque cuando empezó a llover y decidieron volver a su casa y allí subieron las escaleras, Pablo observo que la luz del dormitorio de Hunter fue la primera en encenderse y eso le pareció lógico a Pablo ya que era la alcoba principal y estaba junto a las escaleras pero luego espero a que se prendiera la luz de la alcoba de María, pero eso no sucedió, Pablo inmediatamente dedujo que ella dormía con Hunter y sentía que su cuerpo se derrumbaba.

capitulo xxxviii
Capitulo XXXVIII

Pablo empapado por la lluvia y sus lágrimas vio que se encendía la luz del otro dormitorio. Inmediatamente corrió hacia allá y trepo hasta llegar a ese cuarto y entro por la ventana. Ahí estaba María. María le pregunto a Pablo que era lo que iba a hacer y el le dijo que la debía matar, le acaricio el pelo y luego le clavo el cuchillo en el pecho. Luego sintió que una rara sensación se apoderaba de el y la siguió apuñalando el pecho y el vientre. Luego de esto salió tomo el auto y partió hacia Buenos Aires. Cuando llego allí llamo a Allende y le dijo que debía verlo. Cuando estuvo en la casa de Allende, Pablo le dijo que María era amante de Hunter y de el, y que los había estado engañando a todos, Allende intento cogerlo para golpearlo pero no fue capaz. Luego de esto Pablo fue y se entrego a las autoridades. Sentía que dentro de el había una caverna, una caverna que se apoderaba de el y era oscura.

capitulo xxxix
Capitulo XXXIX

En su encierro, Pablo trata de pensar sobre la última palabra de Allende: “Insensato” pero no puede. Quizás cuando pueda entenderá por que se suicido Allende. Mientras tanto Pablo sigue pintando entre esas 4 paredes, que siente que cada vez son más herméticas.