Download
slide1 n.
Skip this Video
Loading SlideShow in 5 Seconds..
“Coné, el gitano” PowerPoint Presentation
Download Presentation
“Coné, el gitano”

“Coné, el gitano”

130 Views Download Presentation
Download Presentation

“Coné, el gitano”

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - E N D - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
Presentation Transcript

  1. Miguel-A. “Coné, el gitano” 126 seg. (M.Escobar)

  2. Cuentan que un hombre de carrera, profesor de universidad, criado en la ciudad, pero nacido en el mundo rural, pasó parte de sus vacaciones veraniegas en su población de nacimiento. Un día, en su paseo matutino por la orilla del río, vio tres carromatos de gitanos acampados.

  3. Su primera intención era pasar de largo, dando un rodeo si fuera preciso. Pero, de repente, se topó con el jefe de los gitanos que estaba agachado tras una diminuta mata, echando sus reteles en el río para la pesca de cangrejos. El gitano era tan abierto dialogando y tenía tanta sabiduría popular que cautivó al hombre de letras, y estuvieron casi dos horas charlando.

  4. Ya era mediodía, y la mujer del gitano le llamó a voces para comer no sabiendo que estaba en la chopera, en compañía. El gitano insistió para que el payo los acompañara en la comida. El profesor se negó una y otra vez. Pero era tanta la insistencia, que al final no tuvo otro remedio que acceder.

  5. La comida, aderezada con una charla muy interesante, resultaba amena. Pero había un interrogante que empezó a rondar la mente del profesor: Se trataba de un churumbel, llamado Coné, cuyo nombre siempre estaba en boca de la familia: - Coné, baja er manter der carro -decía la madre. - Oye, Coné, paza la bota al zenorito -decía el padre.

  6. - ¿Coné? -por fin, el profesor se atrevió a preguntar-. ¿De qué nombre es esa abreviatura?. - ¿Cómo dise usté? -preguntó el gitano. - Digo que ¿cómo se llama realmente el muchacho?. Pregunto que ¿cuál es su nombre completo?. - Poz Coné. Como le puso er cura. ¿Cómo ze va a llamá?.

  7. - Jamás había oído ese nombre -se disculpó el profesor. - ¡Toma!, tampoco nosotros. ¿Verda Delfina? -repuso el gitano-. Yo le dije ar cura que le puziera Avarizto. Y er cura dijo que azí no eztaba en el zantoral, y que tenía que zer con-e.