los reg menes matrimoniales n.
Download
Skip this Video
Loading SlideShow in 5 Seconds..
Los regímenes matrimoniales PowerPoint Presentation
Download Presentation
Los regímenes matrimoniales

Loading in 2 Seconds...

play fullscreen
1 / 78

Los regímenes matrimoniales - PowerPoint PPT Presentation


  • 175 Views
  • Uploaded on

Los regímenes matrimoniales. Concepto. Según Alessandri, el régimen matrimonial se define como “el estatuto que regla los intereses pecuniarios de los cónyuges entre sí y en sus relaciones con terceros” . Características : según Fueyo, ellas son:

loader
I am the owner, or an agent authorized to act on behalf of the owner, of the copyrighted work described.
capcha
Download Presentation

PowerPoint Slideshow about 'Los regímenes matrimoniales' - hayden


An Image/Link below is provided (as is) to download presentation

Download Policy: Content on the Website is provided to you AS IS for your information and personal use and may not be sold / licensed / shared on other websites without getting consent from its author.While downloading, if for some reason you are not able to download a presentation, the publisher may have deleted the file from their server.


- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - E N D - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
Presentation Transcript
concepto
Concepto
  • Según Alessandri, el régimen matrimonial se define como “el estatuto que regla los intereses pecuniarios de los cónyuges entre sí y en sus relaciones con terceros”.
  • Características: según Fueyo, ellas son:
  • Es un estatuto normativo dirigido a un ordenamiento económico del hogar.
  • Por medio de él se regulan los intereses pecuniarios de los cónyuges, en cuanto son del matrimonio y sirven para el matrimonio.
  • Contempla medidas de protección de los terceros.
  • Es más una institución que un contrato.
principales reg menes matrimoniales
Principales regímenes matrimoniales
  • Régimen de comunidad de bienes:
  • Todos los bienes de los cónyuges, aportados al matrimonio o adquiridos durante él, forman una masa común que pertenece a ambos, y que se divide entre ellos una vez disuelta la comunidad. Son administrados por el marido.
  • Puede ser una comunidad universal o una comunidad restringida, según comprenda o no todos los bienes.
  • En la comunidad restringida, existe un patrimonio personal de cada cónyuge, formado por sus bienes propios, que no ingresan al haber común.
  • La administración de los bienes propios y de los comunes corresponde al marido. Este es el sistema, que con algunas variantes, sigue el Código Civil.
principales reg menes matrimoniales1
Principales regímenes matrimoniales
  • Régimen de separación:
  • Es el polo opuesto de la comunidad; no se forma ningún patrimonio común. Cada cónyuge conserva el dominio de los bienes que poseía al contraer matrimonio y los que adquiera durante él, los que administra con absoluta independencia.
  • La separación puede ser total o parcial, dependiendo de si comprende o no todos los bienes de los cónyuges.
  • Según algunos autores, la separación total de bienes atenta contra el concepto mismo del matrimonio, ya que introduce gérmenes de desconfianza, cálculo y egoísmo.
principales reg menes matrimoniales2
Principales regímenes matrimoniales
  • Régimen de participación en los gananciales:
  • Durante el matrimonio cada cónyuge administra separadamente los bienes que poseía antes de contraerlo y los que posteriormente adquiere; disuelto el régimen, los gananciales de uno y otro pasan a constituir una masa para su solo efecto de liquidación y división.
  • Existen dos variables: la de comunidad diferida y la crediticia. En la comunidad diferida, a la disolución del régimen se forma una comunidad entre los cónyuges, para el solo efecto de liquidarla y dividir entre ellos los gananciales que hayan adquirido.
principales reg menes matrimoniales3
Principales regímenes matrimoniales
  • Régimen sin comunidad:
  • Es un término medio entre los regímenes de comunidad y de separación. No existe un patrimonio común; cada cónyuge conserva el dominio de los bienes que poseía al contraer matrimonio y de los que adquiera durante él.
  • Los de la mujer se dividen en bienes de aporte (adquiridos antes del matrimonio y durante él) y reservados (destinados a uso personal o donados con este carácter por un tercero).
  • La mujer es libre administradora de los bienes reservados; los aportados son administrados por el marido, con cargo de subvenir a las necesidades del hogar común.
principales reg menes matrimoniales4
Principales regímenes matrimoniales
  • Régimen dotal:
  • Existe una dote, que es un conjunto de bienes que la mujer aporta al matrimonio y cuya administración entrega al marido para atender las necesidades de la familia.
  • Los bienes de la mujer se dividen en dotales, que son aquellos que componen la dote, y que administra el marido; y en parafernales, que la mujer conserva en su poder y cuya administración y goce le corresponden.
  • A la disolución del matrimonio el marido debe restituir la dote, por lo que le está prohibido enajenar los bienes que la forman.
r gimen matrimonial obligatorio o libertad de elecci n
Régimen matrimonial obligatorio o libertad de elección
  • En 1855 el legislador no aceptó la libre elección de los cónyuges del régimen matrimonial y estableció como régimen obligatorio el de la sociedad conyugal, estableciendo como única excepción la separación parcial que se podía convenir en las capitulaciones matrimoniales. Art. 135 y 1718.
  • En la actualidad, los cónyuges pueden contraer matrimonio bajo sociedad conyugal, separación total, separación parcial o participación en los gananciales. Si nada se dice, el régimen será la sociedad conyugal.
mutabilidad del r gimen matrimonial
Mutabilidad del régimen matrimonial
  • En principio, el Código Civil establecía la inmutabilidad del régimen matrimonial.
  • Hoy se permite que durante el matrimonio los cónyuges mayores de edad puedan sustituir el régimen de sociedad conyugal por el de separación total de bienes o participación en los gananciales. También pueden sustituir el régimen se separación de bienes por el de participación en los gananciales y viceversa. Art. 1723 y 1792-1 C.C.
capitulaciones matrimoniales
Capitulaciones matrimoniales
  • Son las convenciones por la cual los esposos reglan sus intereses pecuniarios. Mediante ellas, los esposos determinan el régimen matrimonial que dará origen al matrimonio, las facultades que tendrán respecto a los bienes y las concesiones y donaciones que quieran hacerse mutuamente. Art. 1715, inc. 1 C.C.
  • El principal objeto de las capitulaciones matrimoniales es de alterar el régimen matrimonial, la gran mayoría de las que se pactan tienen por finalidad establecer un régimen de separación de bienes o de participación de los gananciales.
naturaleza jur dica y caracter sticas
Naturaleza jurídica y características
  • Art. 1715. Son una convención, ya que supone un acuerdo de voluntades de los esposos. Cuando su objeto es dar nacimiento a obligaciones, son un contrato.
  • Características:
  • Están sometidas a las reglas generales de los actos y declaraciones de voluntad.
  • Por regla general son inmutables. Excepción: Art. 1723 y 1792-1, que permite sustituir el régimen de sociedad conyugal por el de separación total o participación en los gananciales, y éstos últimos entre sí.
  • Son convenciones dependientes; requieren que el matrimonio se celebre; si no se celebra, caducan.
  • Son siempre solemnes.
capacidad para celebrar capitulaciones matrimoniales
Capacidad para celebrar capitulaciones matrimoniales
  • Está determinada por la capacidad para contraer matrimonio: mayor de 16 años.
  • Puede hacerse personalmente o representada.
  • El menor adulto requiere de autorización de la persona o personas llamadas a prestar su consentimiento para el matrimonio. Pero si se pacta la renuncia de los gananciales, o enajena bienes raíces o los grava con hipoteca, censo o servidumbre, requiere autorización judicial. Art. 1721 inc.1º.
  • Si la persona que celebra las capitulaciones matrimoniales está sometida a curaduría por una causa distinta a la minoría de edad, necesita la autorización de su curador. Art. 1721, inc. 2º.
clasificaci n de las capitulaciones matrimoniales
Clasificación de las capitulaciones matrimoniales
  • Capitulaciones matrimoniales convenidas antes del matrimonio.
  • Capitulaciones convenidas en el acto del matrimonio.
  • Esta clasificación tiene importancia porque en casa caso son distintas las solemnidades y tienen distintas finalidades.
  • Las que se celebran antes del matrimonio pueden tener todas las estipulaciones matrimoniales permitidas que los esposos quieran acordar.
  • Las celebradas en el acto del matrimonio sólo pueden tener por objeto la separación total de bienes o la participación en los gananciales.
solemnidades de las capitulaciones matrimoniales
Solemnidades de las capitulaciones matrimoniales
  • Son siempre solemnes; varían de acuerdo al momento en que se celebran.
  • Solemnidades de las capitulaciones celebradas antes del matrimonio:
    • Escritura pública.
    • Subisncripción al margen de la inscripción del matrimonio, que debe hacerse al momento de contraerse el matrimonio o dentro de los 30 días siguientes. Art. 1716, inc. 1 C.C.
  • Tienen valor entre las partes y respecto de terceros desde la fecha de matrimonio, aunque la subinscripción se practique después.
  • La omisión de cualquiera de las solemnidades produce la nulidad absoluta de las capitulaciones.
solemnidades de las capitulaciones matrimoniales1
Solemnidades de las capitulaciones matrimoniales
  • Art. 1716, inc. 2º: capitulaciones celebradas en país extranjero.
  • Solemnidades de las capitulaciones celebradas en el momento del matrimonio: sólo requiere que el pacto conste en la inscripción del matrimonio.
revocabilidad o modificaci n de las capitulaciones antes del matrimonio
Revocabilidad o modificación de las capitulaciones antes del matrimonio
  • Antes del matrimonio los esposos pueden alterar o modificar las capitulaciones, sometiéndose a las mismas solemnidades de las capitulaciones primitivas. Si no lo hicieren así, la modificación o revocación será nula. Art. 1722.
inmutabilidad de las capitulaciones luego de celebrado el matrimonio
Inmutabilidad de las capitulaciones luego de celebrado el matrimonio
  • La regla general es que las capitulaciones matrimoniales son inmutables una vez celebrado el matrimonio. Excepción: puede modificarse el régimen matrimonial para sustituir la sociedad conyugal por la separación total de bienes o la participación en los gananciales. Art. 1716 inc. Final y 1723. También se puede sustituir la separación total por la participación en los gananciales y viceversa. Art. 1792-1 C.C.
  • La sustitución del régimen sólo la pueden pactar los mayores de edad.
  • La sustitución del régimen debe constar por escritura pública; debe subinscribirse al margen de la respectiva inscripción del matrimonio dentro de 30 días a la fecha de la escritura. Es un plazo fatal.
inmutabilidad de las capitulaciones luego de celebrado el matrimonio1
Inmutabilidad de las capitulaciones luego de celebrado el matrimonio
  • Si se omite la inscripción del pacto, éste no surte efectos entre las partes ni respecto de terceros; es nulo absolutamente.
  • Pactada la sustitución del régimen durante el matrimonio, ella no puede dejarse sin efecto por el mutuo consentimiento de los cónyuges. Art. 1723.
  • Estos pactos deben ser siempre puros y simples; no admiten modalidades. Art. 1723, inc. final.
objeto de las capitulaciones matrimoniales
Objeto de las capitulaciones matrimoniales
  • En aquellas que se pactan al momento de celebrarse el matrimonio, sólo puede convenirse separación total de bienes o participación en los gananciales.
  • En las capitulaciones celebradas antes del matrimonio debe distinguirse entres la estipulaciones permitidas y las prohibidas.
  • Estipulaciones permitidas (principales):
    • Adopción de un régimen matrimonial (separación total o participación en los gananciales).
    • Si no han pactado separación total, pueden designar los bienes que aportarán al matrimonio, con expresión de su valor, y las deudas de cada uno.
    • La mujer puede renunciar a los gananciales. Art. 1719 y 1721.
objeto de las capitulaciones matrimoniales1
Objeto de las capitulaciones matrimoniales
  • Puede estipularse que la mujer dispondrá libremente de una cantidad determinada, respecto de la que se le mirará como separada de bienes,
  • Pueden eximir de la comunidad cualquiera parte de sus bienes, designándolos. Art. 1725, nº 4, inc. 2.
  • Pueden destinar valores propios para comprar bienes, durante el matrimonio, que no formarán parte de la sociedad conyugal.
  • Pueden los esposos hacerse donaciones de bienes presentes y futuros; no pueden exceder de la cuarta parte de los bienes que el esposo respectivo aporte al matrimonio. Art. 1788-
objeto de las capitulaciones matrimoniales2
Objeto de las capitulaciones matrimoniales
  • Estipulaciones prohibidas:
    • No pueden contener pactos contrarios a las buenas costumbres ni a las leyes.
    • No pueden ir en detrimento de los derechos y obligaciones que las leyes señalan a cada cónyuge respecto del otro o de los descendientes comunes. Art. 1717.
    • No se puede pactar que la sociedad conyugal tenga principio antes o después de contraer matrimonio. Art. 1721, inc. final.
    • No puede pactarse que la mujer renuncia a su derecho de pedir la separación judicial, ni a la acción de divorcio; art. 152 C.C. 25 L.M.C.
    • No puede pactarse que luego de disuelta la sociedad conyugal los cónyuges permanecerán en la indivisión por más de 5 años. Art. 1317 C.C.
objeto de las capitulaciones matrimoniales3
Objeto de las capitulaciones matrimoniales
  • No pueden pactarse que los cónyuges no vivirán juntos.
  • No pueden establecerse normas contrarias a los derechos del marido como jefe de la sociedad conyugal.
  • No se puede privar a la mujer de los derechos que el confiere el Art. 150 C.C.
concepto1
Concepto
  • Es la sociedad de bienes que se forma entre los cónyuges por el hecho del matrimonio a falta de pacto en contrario. Se forma de pleno derecho, sin necesidad de declaración de los cónyuges, cualquiera sea su nacionalidad, por el solo hecho de celebrarse el matrimonio en Chile, siempre que sea válido. Art. 135 y 1718.
  • Si el matrimonio es nulo, la sociedad conyugal no se forma, salvo en caso del matrimonio putativo. Art. 51 L.M.C.
  • La duración de la sociedad conyugal está determinada por la ley: comienza al momento del matrimonio; no se puede pactar que comience antes o después de la celebración. Art. 1721, inc, final. Se disuelve en los casos señalados en Art. 1764. No se le puede hacer cesar antes que se produzca uno de ellos, o convenir que susbista luego de disuelta.
personas respecto de quienes existe
Personas respecto de quienes existe
  • La sociedad conyugal existe entre el marido y la mujer; en sus relaciones jurídicas se distinguen 3 entidades: marido, mujer y sociedad conyugal. La existencia de la sociedad conyugal sólo se manifiesta al disolverse, para los efectos de determinar los aportes y recompensas de cada cónyuge.
  • Respecto de terceros, la sociedad no existe; ella se identifica con el marido, quien aparece como dueño de los bienes sociales, formando un solo patrimonio con los suyos propios.
naturaleza jur dica
Naturaleza jurídica
  • La sociedad conyugal es un fenómeno especialísimo; se discute si es sociedad, persona jurídica, copropiedad o una institución sui generis de naturaleza especial.
  • No es una sociedad ordinaria; entre ambas existen diferencias tan sustanciales, que la sociedad conyugal tiene de tal sólo el nombre.
  • Diferencias:
  • La sociedad es un contrato que nace de la voluntad de las partes; la sociedad conyugal tiene su origen en la ley, se forma por el matrimonio, sin necesidad de estipulación.
  • La sociedad puede celebrarse entre dos o más personas de cualquier sexo; la sociedad conyugal, sólo entre un hombre y una mujer.
naturaleza jur dica1
Naturaleza jurídica
  • La sociedad no termina necesariamente por la muerte de uno de los socios, puede continuar con los herederos si así se ha pactado; la sociedad conyugal termina forzosamente por la muerte de uno de los cónyuges.
  • No se puede pactar una sociedad de gananciales a título universal; la sociedad conyugal lo es. Art. 2056.
  • En la sociedad cada socio debe hacer un aporte; la sociedad conyugal no necesita aportes; se forma aunque los cónyuges no aporten bienes de ninguna especie.
  • En la sociedad los beneficios se reparten en la forma estipulada, o, si nada se ha estipulado, en proporción a los aportes; en la sociedad conyugal, los gananciales se dividen por mitades. Art. 1774.
naturaleza jur dica2
Naturaleza jurídica
  • La sociedad no es una persona jurídica distinta de los cónyuges, ni aun respecto de terceros; constituye una entidad independiente del marido y de la mujer.
  • Algunos autores señalan que es una copropiedad especialísima entre marido y mujer, distinta de la simple indivisión que se produce entre los herederos de una persona, pero que se le diferencia en que los bienes de la sociedad conyugal están afectos a un fin especial; la cuota de cada cónyuge no es transferible mientras ella dura y sólo puede pedirse su división en los casos señalados en la ley.
  • Alessandri no acepta esta última teoría, señalando que la copropiedad supone la existencia de dos o más propietarios, de dos o más derechos de idéntica naturaleza que se ejercen sobre el bien común.
naturaleza jur dica3
Naturaleza jurídica
  • Señala que nada de esto ocurre en la sociedad conyugal, pues la mujer por sí sola no tiene derecho alguno sobre los bienes sociales durante la sociedad. Art. 1752. Mientras ella dura, el marido es el único dueño de los bienes sociales.
  • En consecuencia, la sociedad conyugal es una institución sui géneris, de naturaleza especial, que presenta características propias y originales que la distinguen de toda otra.
patrimonios que se distinguen
Patrimonios que se distinguen
  • Existen 3 patrimonios: el patrimonio común o social; el patrimonio propio del marido y el patrimonio propio de la mujer. Cada uno de estos patrimonios tiene su activo y su pasivo.
  • Los cónyuges puede alterar la composición que la ley da de estos patrimonios en las capitulaciones matrimoniales.
  • Estos 3 patrimonios sólo existen entre marido y mujer. Respecto de terceros, no hay más que bienes del marido y de la mujer. El patrimonio de la sociedad conyugal se confunde con el del marido; los bienes sociales son, respecto de terceros, bienes del marido.
nomenclatura de los bienes
Nomenclatura de los bienes
  • Los bienes de la sociedad conyugal se llaman sociales. Se denomina gananciales al residuo que queda una vez disuelta la sociedad, después que cada cónyuge ha retirado sus respectivos haberes.
  • Los bienes de cada cónyuge que no ingresan al haber de la sociedad conyugal se denominan bienes propios; a la sociedad le pertenecen sólo los frutos;
  • Son aportes o bienes aportados los que los cónyuges poseen al tiempo de contraer matrimonio e introducen en la sociedad. Son bienes adquiridos durante la sociedad los que se adquieren durante su vigencia.
criterios para distinguir los bienes aportados al matrimonio de los adquiridos durante la sociedad
Criterios para distinguir los bienes aportados al matrimonio de los adquiridos durante la sociedad
  • Para distinguirlos, no se atiende a la época en que se verifica su adquisición, sino la época en que se generó la causa o título que la produjo. Si la causa o título de la adquisición es anterior a la sociedad, si existía al celebrarse el matrimonio, el bien es aportado, aunque de hecho haya llegado a poder del cónyuge propietario durante la vigencia de la sociedad conyugal. Art. 1736
  • Si la causa o título se ha generado durante la sociedad conyugal, el bien es adquirido durante ella, aunque su incorporación efectiva se verifique después de su disolución. Art. 1737.
criterios para distinguir los bienes aportados al matrimonio de los adquiridos durante la sociedad1
Criterios para distinguir los bienes aportados al matrimonio de los adquiridos durante la sociedad
  • El inmueble comprado por uno de los cónyuges antes del matrimonio, pero que se inscribió durante la sociedad, es un bien aportado. En cambio, el inmueble comprado por el marido, durante la sociedad e inscrito a su nombre después de la disolución de la sociedad conyugal, es social.
  • La Ley nº 18.802 da el carácter de causa o título al contrato de promesa, el cual no tiene la calidad de título traslaticio de dominio, pero que puede dar origen a uno, siempre que se cumpla la promesa.
criterios para distinguir los bienes aportados al matrimonio de los adquiridos durante la sociedad2
Criterios para distinguir los bienes aportados al matrimonio de los adquiridos durante la sociedad
  • Si la causa o título de la adquisición es anterior a la sociedad conyugal, pero ésta se realiza con bienes de la sociedad y del cónyuge, éste deberá recompensa a la sociedad por la parte que recayó sobre ella.
  • Pero si los bienes a que se refiere el Art. 1736 son muebles, ellos ingresan al haber de la sociedad conyugal, la que deberá al cónyuge adquirente la respectiva recompensa.
bienes que lo integran
Bienes que lo integran
  • Están enumerados en el Art. 1725 C.C.; pero no todos los bienes que allí se señala ingresan a este haber en idénticas condiciones, ya que dentro de él se debe distinguir el haber absoluto o real del haber relativo o aparente. El primero está formado por aquellos bienes que entran a la sociedad conyugal de una manera absoluta e irrevocable; el haber relativo lo forman los bienes que si entran a la sociedad conyugal, ésta queda obligada a pagar por ellos al cónyuge aportante, la correspondiente recompensa.
  • La distinción entre haber absoluto y relativo es una creación de la doctrina, porque el legislador no la menciona.
haber absoluto de la sociedad conyugal
Haber absoluto de la sociedad conyugal
  • Lo forman aquellos bienes que entran al patrimonio de la sociedad en forma definitiva, sin derecho a recompensa a favor del cónyuge que los aportó. Son tales:
  • Los productos del trabajo. Art. 1725, nº 1.
  • Los frutos de los bienes sociales y de los bienes propios. Art. 1725, nº 2.
  • Los bienes muebles e inmuebles que se adquieran durante el matrimonio a título oneroso. Art. 1725, nº 5.
  • La parte del tesoro que se encuentre en terrenos de la sociedad. Art. 1731.
  • Las minas denunciadas por ambos cónyuges o por uno de ellos. Art. 1730.
haber absoluto de la sociedad conyugal1
Haber absoluto de la sociedad conyugal
  • Los productos del trabajo.
  • El haber absoluto está formado por los salarios y emolumentos de todo género de empleos y oficios, devengados durante el matrimonio; estas expresiones están usadas en su más amplia expresión.
  • Comprenden el producto de todo trabajo de los cónyuges, cualquiera sea su importancia o naturaleza, su carácter, duración, forma de remuneración, etc. Entran a la sociedad conyugal los sueldos, salarios, gratificaciones legales, fondos de retiro, indemnizaciones por años de servicio, honorarios profesionales, productos de la actividad comercial, industrial o artística de los cónyuges, etc.
haber absoluto de la sociedad conyugal2
Haber absoluto de la sociedad conyugal
  • El único requisito que la ley exige es que el trabajo o servicio que lo origina se haya ejecutado o prestado durante la vigencia de la sociedad conyugal. La ley señala que se hayan devengados durante la vigencia de la sociedad conyugal, pero el derecho a remuneración sólo se adquiere con la realización del servicio o trabajo, por lo que es forzoso concluir que éste debe prestarse durante la vigencia de la sociedad conyugal para ingresas a su haber absoluto.
  • Ingresan también aquellos solarios y emolumentos correspondientes a trabajos ejecutados durante la sociedad conyugal, aunque se paguen después de su disolución.
haber absoluto de la sociedad conyugal3
Haber absoluto de la sociedad conyugal
  • Se plantea el problema respecto del producto de los trabajos comenzados antes del matrimonio y concluidos durante la vigencia de la sociedad conyugal; y el de los comenzados estando ella vigente y terminados después de su disolución. ¿A quién corresponde el producto?.
  • La doctrina soluciona el problema distinguiendo de si se trata o no de trabajos divisibles.
  • Si el trabajo es divisible y cada una de sus etapas se puede considerar y valorizar separadamente, el producto del trabajo se divide: el producto del trabajo ejecutado durante la sociedad conyugal le corresponde a ella; y el producto del trabajo ejecutado antes del matrimonio o ya disuelta la sociedad conyugal, le corresponde al cónyuge que lo hizo.
haber absoluto de la sociedad conyugal4
Haber absoluto de la sociedad conyugal
  • Si el trabajo o la obra es indivisible, por su naturaleza, como la pintura de un cuadro, se tomará en cuenta la obra terminada, porque ella no tiene valor sino una vez concluida; antes es un mero proyecto. Si se terminó durante la vigencia de la sociedad conyugal, le pertenece; si se terminó antes del matrimonio o disuelta la sociedad conyugal, el producto le pertenece al cónyuge que lo ejecutó.
  • Estas reglas no se aplican al trabajo de la mujer realizado separadamente del marido; estos bienes quedan, durante la vigencia de la sociedad conyugal, bajo la administración de la mujer, y no entran al haber de la sociedad conyugal; a su disolución podrán pasar a ser parte de los gananciales si la mujer los acepta; si no lo hace, serán bienes propios.
haber absoluto de la sociedad conyugal5
Haber absoluto de la sociedad conyugal
  • Frutos de los bienes sociales y los bienes propios:
  • Son sociales, sin cargo de recompensa, todos los frutos naturales y civiles, y en general, los lucros de cualquier naturaleza, que provengan de los bienes sociales y de los bienes propios de cada cónyuge, y que se devenguen durante la vigencia de la sociedad conyugal.
  • Estos frutos ingresan al haber de la sociedad conyugal como compensación por haberse hecho gravitar sobre ella los gastos de alimentación de los cónyuges y su familia.
  • Respecto de los bienes sociales, la sociedad adquiere los frutos por accesión, a título de propietaria. Art. 646 y 648.
haber absoluto de la sociedad conyugal6
Haber absoluto de la sociedad conyugal
  • Los frutos civiles se devengan día a día. Art. 790; para determinar si son o no sociales tales frutos, hay que atender a la época en que se devengan y no a aquella en que se perciben. En cambio, los frutos naturales se adquieren por la percepción (separación de la cosa fructuaria), por lo tanto, son sociales los que se perciban durante la vigencia de la sociedad conyugal, aunque los trabajos destinados a producirlos se hayan ejecutado antes del matrimonio.
  • Los frutos de los bienes de los cónyuges los adquiere la sociedad conyugal a título de usufructo, o con mayor exactitud, en su calidad de un derecho de goce de dichos bienes.
haber absoluto de la sociedad conyugal7
Haber absoluto de la sociedad conyugal
  • Si una persona hace una donación o deja una herencia o legado a cualquiera de los cónyuges bajo la condición de que los frutos de esas cosas no pertenezcan a la sociedad conyugal, será válida la condición, salvo que se trate de bienes donados o asignados a título de legítima rigorosa. Art. 1724 C.C.
  • Bienes adquiridos a título oneroso durante el matrimonio:
  • Se comprende tanto los bienes muebles como los inmuebles. Todo bien adquirido a título oneroso durante la vigencia de la sociedad conyugal ingresa a su haber absoluto.
haber absoluto de la sociedad conyugal8
Haber absoluto de la sociedad conyugal
  • De los Art. 1725, 1736 y 1737 C.C. se desprende que entran al haber absoluto de la sociedad conyugal los bienes que adquieran los cónyuge siempre que se reúnan los siguientes requisitos: a) que la adquisición se haya hecho a título oneroso y b) que el título adquisitivo se haya producido durante la vigencia de la sociedad conyugal. Ej.: se si compra un bien raíz antes del matrimonio, pero se inscribe durante la vigencia de la sociedad conyugal, ese bien es propio del cónyuge.
  • Pero si los bienes a que se refiere el Art. 1736 son muebles, ingresarán al haber relativo de la sociedad conyugal, aunque la causa o título sea anterior a ésta, debiéndose al cónyuge adquirente la respectivo recompensa.
haber absoluto de la sociedad conyugal9
Haber absoluto de la sociedad conyugal
  • Caso del Art. 1728:
  • Reglamenta la adquisición, durante la vigencia de la sociedad conyugal, de una terreno contiguo a una finca propia de uno de los cónyuges por cualquier título oneroso. Si el nuevo terreno y la finca contigua conservan su individualidad, se aplican las reglas generales; la primera finca será del cónyuge y el terreno comprado durante la vigencia de la sociedad será social. Pero si los terrenos han perdido su individualidad, porque con ambos se ha formado una sola heredad que no puede desmembrarse sin daño, se forma una comunidad entre el cónyuge y la sociedad y ambos serán codueños de todo el terreno a prorrata de los respectivos valores al tiempo de la incorporación.
haber absoluto de la sociedad conyugal10
Haber absoluto de la sociedad conyugal
  • Caso del Art. 1729:
  • Se refiere al caso que, durante la vigencia de la sociedad conyugal, el cónyuge que posee un bien propio proindiviso con otras personas adquiera las cuotas de los demás comuneros.
  • Si las adquiere a título gratuito, son bienes propios.
  • Si las adquiere a título oneroso, ingresan al haber social, y la cosa pertenecerá proindiviso al cónyuge adquirente y a la sociedad conyugal, a prorrata del valor de la cuota del primero y de lo que haya costado la adquisición del resto.
haber absoluto de la sociedad conyugal11
Haber absoluto de la sociedad conyugal
  • Para la aplicación del Art. 1729 deben concurrir 3 requisitos:
  • Existencia de una indivisión entre el cónyuge y otra u otras personas.
  • Que la cuota del cónyuge sea un bien propio.
  • Que las demás cuotas se adquieran a título oneroso.
  • El tesoro:
  • Art. 626. El tesoro que se encuentre en terreno ajeno se divide por partes iguales entre el dueño del terreno y el descubridor. Art. 1731. Si el tesoro se encuentra en terrenos sociales, la parte que corresponde al dueño es de la sociedad conyugal. Si se encuentra en terreno propio de algún cónyuge, la parte del dueño ingresa al haber relativo de la sociedad, que debe recompensa al cónyuge dueño del suelo.
haber absoluto de la sociedad conyugal12
Haber absoluto de la sociedad conyugal
  • Las minas denunciadas por ambos cónyuges o por uno de ellos:
  • Ingresan al haber absoluto de la sociedad conyugal.
  • Art. 1730. Según Alessandri, hay trabajo de parte del descubridor en el descubrimiento de una mina; generalmente es el resultado de una investigación que demanda tiempo y dinero, lo que justifica su destino. Esta norma es congruente con el Art. 1725, nº 1 C.C.
haber relativo o aparente de la sociedad conyugal
Haber relativo o aparente de la sociedad conyugal
  • Está compuesto por aquellos bienes que si bien entran a formar parte del patrimonio social, lo hacen en forma aparente porque el cónyuge dueño de ellos adquiere un crédito en contra de la sociedad por la correspondiente recompensa.
  • Forman este haber relativo los siguientes bienes:
  • El dinero y los bienes muebles que los cónyuges tengan al momento de contraer matrimonio o que adquieran durante la vigencia de la sociedad conyugal a título gratuito. Art. 1725, nº 3 y 4.
  • La parte del tesoro que corresponda a uno de los cónyuges en su calidad de descubridor. Art. 1731.
  • Los bienes muebles objeto de una donación remuneratoria. Art. 1738.
haber relativo o aparente de la sociedad conyugal1
Haber relativo o aparente de la sociedad conyugal
  • El dinero y los bienes muebles que los cónyuges tengan al momento de contraer matrimonio o que adquieran durante la vigencia de la sociedad conyugal a título gratuito. Art. 1725, nº 3 y 4.
  • En principio, todos los bienes muebles, de cualquier naturaleza, ingresan al haber social; los adquiridos a título oneroso ingresan al haber social absoluto; los aportados al matrimonio o adquiridos durante él a título gratuito ingresan al haber relativo.
  • La sociedad conyugal queda obligada a pagar la debida recompensa al cónyuge por el dinero que haya aportado al matrimonio o haya adquirido a título gratuito durante el matrimonio, de forma tal que éste tenga, en lo posible, el mismo valor adquisitivo que la suma invertida al originarse la recompensa.
haber relativo o aparente de la sociedad conyugal2
Haber relativo o aparente de la sociedad conyugal
  • También ingresan al haber relativo los bienes muebles adquiridos durante la vigencia de la sociedad conyugal a título oneroso, cuando la causa o título de adquisición sea anterior a ella, debiéndose al cónyuge adquirente la correspondiente recompensa. Art. 1736, inc. final.
  • El cónyuge que era dueño de las especies muebles, al momento de la disolución de la sociedad conyugal, no tiene derecho a exigir que se le restituyan dichas especies, porque son de la sociedad conyugal, a menos que hayan sido expresamente eximidas de la comunidad, conforme al Art. 1725 nº 4, inc. 2.
  • La ley no señala expresamente en los nº 3 y 4 del Art. 1725 que se trate de especies adquiridas a título gratuito, pero debe entenderse ello por lo señalado en el nº 5 del mismo artículo, que se refiere a todos los bienes.
haber relativo o aparente de la sociedad conyugal3
Haber relativo o aparente de la sociedad conyugal
  • La parte del tesoro que corresponde a uno de los cónyuges. Art. 1731:
  • La parte del tesoro que corresponda al cónyuge como descubridor del mismo o como dueño del terreno en que se hizo el descubrimiento, ingresa al haber relativo de la sociedad conyugal, debiéndosele la respectiva recompensa al cónyuge descubridor o propietario del terreno.
  • Bienes muebles comprendidos en una donación remuneratoria. Art. 1738, inc. 2º:
  • Ingresan la haber relativo, siempre que los servicios no dieran acción contra la persona servida o si los servicios se prestaron antes del matrimonio. La sociedad debe recompensa al cónyuge donatario.
presunci n de dominio a favor de la sociedad conyugal
Presunción de dominio a favor de la sociedad conyugal
  • Art. 1739. Presume el dominio a favor de la sociedad; comprende toda cantidad de dinero, de cosas fungibles, especies, créditos, derechos y acciones que existan en poder de cualquiera de los cónyuges al disolverse la sociedad. Se funda en que, por lo general, los bienes muebles son sociales.
  • Es una presunción simplemente legal, que puede ser desvirtuada mediante prueba en contrario, a través de todos los medios de prueba, excepto la confesión. Art. 1730, inc. 2º.
  • Es una presunción muy útil para los acreedores sociales, ya que los releva del peso de la prueba; el cónyuge que reclama el bien como propio deberá acreditar su dominio.
presunci n de dominio a favor de la sociedad conyugal1
Presunción de dominio a favor de la sociedad conyugal
  • El Art. 1739 deja a salvo a los terceros de toda reclamación que los cónyuges pudieran intentar fundada en que el bien es social o del otro cónyuge, siempre que concurran los siguientes requisitos:
  • Que el contrato celebrado por el tercero con el cónyuge sea a título oneroso; no se comprenden los contratos a título gratuito.
  • Que el contrato diga relación con bienes muebles.
  • Que el cónyuge contratante haya hecho al tercero la entrega o la tradición del bien mueble.
  • Que el tercero, al momento de la entrega o tradición de la cosa haya estado de buena fe.
presunci n de dominio a favor de la sociedad conyugal2
Presunción de dominio a favor de la sociedad conyugal
  • La buena fe se presume; pero no se presume la buena fe del tercero cuando el bien mueble objeto del contrato esté inscrito a nombre del otro cónyuge en un registro abierto al público. Ej.: automóviles, acciones de sociedades anónimas, naves, etc.
  • Se ha establecido una presunción en orden a que todo bien (mueble o inmueble) adquirido después de la disolución de la sociedad conyugal, pero antes de su liquidación, lo ha sido con bienes sociales. Es una presunción simplemente legal. Art. 1739, inc. final.
haber propio de cada c nyuge
Haber propio de cada cónyuge
  • Lo forman los bienes que no entran al haber real ni al aparente de la sociedad conyugal; el dominio de estos bienes pertenece al cónyuge que los adquirió:
  • Inmuebles que los cónyuges tienen al tiempo de contraer matrimonio.
  • Inmuebles adquiridos por los cónyuges a título gratuito durante el matrimonio.
  • Los bienes muebles que los cónyuges excluyan de la sociedad conyugal en las capitulaciones matrimoniales.
  • Los aumentos de los bienes propios de los cónyuges.
  • El conjunto de créditos y recompensas que los cónyuges pueden hacer valer en contra de la sociedad conyugal al momento de su disolución.
haber propio de cada c nyuge1
Haber propio de cada cónyuge
  • Los inmuebles subrogados por inmuebles propios de los cónyuges o por valores destinados a dicho efecto en las capitulaciones matrimoniales o en una donación por causa de matrimonio.
  • Inmuebles aportados al matrimonio:
  • Esto se desprende de lo señalado en el Art. 1725, ya que sus nº 3 y 4 hacen ingresar al haber de la sociedad los bienes muebles aportados y no los inmuebles; por lo tanto, la regla general es que los bienes inmuebles aportados al matrimonio no ingresan al haber de la sociedad conyugal.
  • Son de este tipo incluso los bienes raíces que se hayan adquirido durante la vigencia de la sociedad, pero cuya causa o título sea anterior a ella. Art. 1736, inc. 1º.
haber propio de cada c nyuge2
Haber propio de cada cónyuge
  • También son bienes propios los inmuebles adquiridos durante la vigencia de la sociedad, en virtud de un acto o contrato cuya celebración se haya prometido con anterioridad a la existencia de la sociedad conyugal, siempre que la promesa conste por escrito o en instrumento privado cuya fecha sea oponible a terceros conforme al Art. 1703. Art. 1736, nº 7.
  • Bienes inmuebles adquiridos a título gratuito durante la vigencia de la sociedad conyugal.
  • No ingresan a la sociedad conyugal. Art. 1726 y 1732.
  • Si se adjudica un bien inmueble que corresponde a una herencia de uno de los cónyuges, ese bien será propio, aun cuando, por ser el inmueble de mayor valor que la cuota que le correspondía en la herencia, ha debido pagar el saldo en dinero, sin perjuicio de la recompensa a la sociedad, si se ha pagado con dineros sociales.
haber propio de cada c nyuge3
Haber propio de cada cónyuge
  • En este último caso, Alessandri señala que el cónyuge adjudicatario adquiere el inmueble por sucesión por causa de muerte, el cual es un título gratuito. El hecho que exista un alcance no modifica la naturaleza del título, ya que la adjudicación hace que al adjudicatario se le repute dueño del inmueble adjudicado desde el momento mismo del fallecimiento del causante (Art. 1344); no cabe sostener que lo haya adquirido de sus coherederos. Lo anterior se produce porque la adjudicación es declarativa y no traslaticia de dominio.
  • Bienes muebles que los cónyuges excluyan de la sociedad conyugal en las capitulaciones matrimoniales.
  • Es una excepción al Art. 1725, nº 4.
haber propio de cada c nyuge4
Haber propio de cada cónyuge
  • El Art. 1725, nº 4 establece que los bienes muebles que los cónyuges tienen la momento del matrimonio ingresan al haber relativo de la sociedad conyugal, la que debe la correspondiente recompensa, salvo que caso que se hayan excluido de la sociedad conyugal en las capitulaciones matrimoniales.
  • Estos bienes deben ser restituidos es especies en la época de la disolución de la sociedad conyugal.
  • Aumentos que experimenten los bienes propios de los cónyuges.
  • Art. 1727 nº 3. No ingresan a la sociedad conyugal. La razón de ello es que lo accesorio sigue la suerte de lo principal.
haber propio de cada c nyuge5
Haber propio de cada cónyuge
  • Los aumentos de estos bienes son de propiedad del cónyuge, pero es importante determinar si el aumento se debo a la naturaleza o a la industria humana; si el aumento se debe a la obra de la naturaleza, el cónyuge nada debe a la sociedad, Art. 1771, inc. 2º. Si se debe a la industria humana, deberá recompensa a la sociedad conyugal. Art. 1746.
  • Créditos y recompensas que los cónyuges pueden hacer valer en contra de la sociedad, a la época de su disolución.
  • Las recompensas con créditos que pueden hacerse valer por la sociedad y los cónyuges recíprocamente al momento de su disolución, para evitar que alguno de ellos obtenga un enriquecimiento injustificado. Las recompensas que la sociedad adeude al cónyuge, pasan a su patrimonio.
haber propio de cada c nyuge6
Haber propio de cada cónyuge
  • Inmuebles subrogados a inmuebles o valores propios de los cónyuges.
  • La subrogación es la sustitución de una persona o cosa por otra, que pasa a ocupar el mismo lugar jurídico que el anterior. Es personal cuando una persona sustituye a otra; es real cuando una cosa sustituye a otra.
utilidad de la subrogaci n en la sociedad conyugal
Utilidad de la subrogación en la sociedad conyugal
  • La subrogación busca evitar que entren a la sociedad conyugal los inmuebles adquiridos por los cónyuges a título oneroso durante el matrimonio. Ej.: si la mujer vende un inmueble que tenía antes de contraer matrimonio, el producto de la venta entraría al haber relativo de la sociedad conyugal y la mujer tendría un crédito en contra de ella; si con el dinero obtenido compra otro inmueble, éste ingresaría al haber absoluto.
  • Con la subrogación estos inconvenientes se solucionan: el cónyuge dueño del inmueble o de los valores los reemplaza en su patrimonio con el nuevo inmueble.
  • La subrogación se aplica tanto a los bienes de la mujer como a los del marido.
clases de subrogaci n
Clases de subrogación
  • Puede se de un inmueble a otro, que puede ser por venta o permuta; y subrogación de inmueble a valores (estos valores deben estar destinados a este efecto en las capitulaciones matrimoniales o en una donación por causa de matrimonio. Art. 1727 nº 1 y 2; 1733.
  • En el caso de la subrogación de inmueble a inmueble, el inmueble vendido o permutado debe pertenecer al haber propio del cónyuge. En la escritura pública de compra, de venta o permuta debe expresarse el ánimo de subrogar.
  • En la subrogación de inmueble a valores, en la escritura pública de compra del inmueble debe aparecer la inversión de los valores destinados a dicho efecto y el ánimo de subrogar.
clases de subrogaci n1
Clases de subrogación
  • Requisitos comunes a ambas formas de subrogación:
  • Proporcionalidad entre el bien subrogante y el subrogado.
  • El saldo a favor o en contra de la sociedad conyugal no debe exceder de la mitad del precio de la finca que recibe. En este caso, el nuevo inmueble será propio en su totalidad y el saldo que resulte dará origen a una recompensa. Si el nuevo inmueble es de menor valor quedará un saldo a favor del cónyuge y en contra de la sociedad; si el nuevo inmueble vale más que el precio de la finca propia, resulta un saldo en contra del cónyuge, por el cual debe recompensa a la sociedad, a menos que pague la diferencia con bienes propios.
clases de subrogaci n2
Clases de subrogación
  • Si el saldo a favor o en contra de la sociedad excede de la mitad del precio de la nueva finca no hay subrogación y ella será social en su totalidad, debiéndose recompensa al cónyuge por el precio de la finca o los valores invertidos. Conserva el cónyuge el derecho de efectuar la subrogación comprando otro inmueble.
  • Autorización de la mujer si la subrogción se hace en bienes de ésta.
  • Art. 1733, inc. final.
pasivo de la sociedad conyugal
Pasivo de la sociedad conyugal
  • La sociedad conyugal cuenta con un patrimonio, por lo que también supone la existencia de un pasivo.
  • En cuanto a la obligación a las deudas, el carácter social o personal de ellas depende únicamente del patrimonio en que pueden hacerse efectivas: si el acreedor tiene acción sobre los bienes propios de los cónyuges, la obligación es personal.
  • La contribución a las deudas se refiere a las relaciones de los cónyuges entre sí, a la determinación del patrimonio que en definitiva debe soportar el pago. Nace una vez satisfechas las deudas, a la disolución de la sociedad conyugal.
pasivo de la sociedad conyugal1
Pasivo de la sociedad conyugal
  • Su carácter de social o personal depende del patrimonio que debe soportarla de definitiva, con prescidencia de aquél en que el acreedor la hizo efectiva. Si el pago debe soportarlo la sociedad conyugal, la deuda es social; si lo soporta el cónyuge, es personal.
  • Una misma obligación puede ser social desde el punto de vista de la obligación, y personal en cuanto a la contribución.
  • El problema de la obligación a las deudas se plantea desde la celebración del matrimonio y se ventila entre el acreedor y los cónyuges; el de la contribución a las deudas se suscita una vez disuelta la sociedad conyugal, y se suscita entre ella y los cónyuges.
pasivo de la sociedad conyugal2
Pasivo de la sociedad conyugal
  • Art. 1740. la sociedad está obligada al pago de todas las deudas. Esto es efectivo sólo en cuanto a la obligación a las deudas; en cuanto a la contribución, no todas son sociales. Las del nº 3 son personales de los cónyuges.
  • En cuanto a la obligación a las deudas, son sociales y personales del marido todas las del Art. 1740. Los acreedores del marido o de la sociedad pueden perseguirlas, indistintamente, en los bienes de ambos, pero no en los de la mujer.
  • En cuanto a la contribución a las deudas, son sociales las de los nº 1, 2, 4, y 5 del Art. 1740; constituyen un pasivo definitivo de la sociedad. Son personales las del nº 3 del Art. 1740; constituyen un pasivo provisional de la sociedad conyugal y un pasivo definitivo de cada cónyuge.
obligaci n a las deudas
Obligación a las deudas
  • La regla general es que todas las obligaciones contraídas por el marido, la mujer en ciertos casos, aún con anterioridad al matrimonio son sociales: la sociedad es obligada a su pago.
  • Pero respecto de terceros, la sociedad no existe; sus bienes y los del marido se confunden formando un solo patrimonio. Los acreedores de la sociedad y del marido pueden perseguir sus bienes propios o los sociales, indistintamente.
deudas exclusivamente personales de la mujer
Deudas exclusivamente personales de la mujer
  • Art. 137, inc. 1º. Por las obligaciones originadas en actos y contratos ejecutados o celebrados por la mujer casada en régimen de sociedad conyugal, los acreedores no podrán perseguir los bienes que administra el marido, sino sólo los bienes del patrimonio reservado de la mujer o los que administre ésta como separada de bienes en virtud de los Art. 166 y 167 C.C.
contribuci n a las deudas
Contribución a las deudas
  • La regla general es que todas las obligaciones contraídas durante la sociedad por el marido o por la mujer con autorización del marido o de la justicia en subsidio, son sociales. Art. 1740 nº 2.
  • Se exceptúan las deudas personales de cada cónyuge, las que en cuanto a su contribución las va a soportar el marido o la mujer, según sea el caso.
  • Son deudas personales de los cónyuges:
  • Las contraídas válidamente antes del matrimonio por el marido o la mujer.
  • Las contraídas durante la vigencia de la sociedad conyugal y que ceden en provecho de alguno de los cónyuges. Son deudas que les reportan un beneficio pecuniario, aumentado su patrimonio. Art. 1740 nº 2 y 3, 1750 y 1751.
contribuci n a las deudas1
Contribución a las deudas
  • Las que la ley pone expresamente a cargo de los cónyuges, como las obligaciones meramente legales y las multas y reparaciones pecuniarias a que sea condenado alguno de ellos por delito o cuasidelito. Art. 1748.
recompensas
Recompensas
  • Si las deudas sociales han sido pagadas con bienes propios de la mujer o del marido, la sociedad deberá la correspondiente recompensa.
  • A la inversa, si la deuda personal de uno de los cónyuges ha sido pagada con bienes sociales o del otro, la sociedad o el cónyuge que la pagó tendrá derecho a que el beneficiario lo recompense por lo que invirtió en ello. Art. 1740 nº 3 y 1750.
pasivo absoluto o definitivo de la sociedad conyugal
Pasivo absoluto o definitivo de la sociedad conyugal
  • Art. 1740. Lo forman:
  • Las pensiones e intereses que corren, sea en contra la sociedad, sea contra cualquiera de los cónyuges y que se devenguen durante la sociedad. Art. 1740, nº 1.
  • Las deudas y obligaciones contraídas durante la sociedad por el marido o la mujer con autorización del marido o la justicia en subsidio, y que no fuesen personales de aquél o ésta. Art. 1740 nº 2.
  • El lasto de toda fianza, hipoteca o prenda constituida por el marido. Art. 1740 nº 2, inc. 2.
  • Las cargas y reparaciones usufructuarias de los bienes sociales o de cada cónyuge. Art. 1740 nº 4.
  • Cargas de familia. Art. 1740, nº 5.
pasivo absoluto o definitivo de la sociedad conyugal1
Pasivo absoluto o definitivo de la sociedad conyugal
  • Las pensiones e intereses que corren, sea contra la sociedad, sea contra cualquiera de los cónyuges y que se devenguen durante la sociedad.
  • Es la contrapartida del derecho de la sociedad de aprovecharse de los frutos de los bienes propios de los cónyuges. Los frutos de estos bienes ingresan al haber absoluto de la sociedad conyugal; las pensiones o intereses que corren contra de la sociedad conyugal o de los cónyuges forman parte del pasivo definitivo o absoluto, cualquiera que sea su naturaleza. Basta que se devenguen durante la vigencia de la sociedad conyugal. Ej.: intereses de un mutuo contraído.
pasivo absoluto o definitivo de la sociedad conyugal2
Pasivo absoluto o definitivo de la sociedad conyugal
  • La disposición se refiere exclusivamente a intereses y no a la amortización del capital. El pago de los intereses de una deuda es una deuda social, pero la amortización del capital de esa deuda es personal del cónyuge que la contrajo. Si la sociedad paga, tiene derecho a que el cónyuge beneficiado le reembolse lo pagado.
  • Las deudas y obligaciones contraídas durante la sociedad por el marido o la mujer con autorización del marido o la justicia en subsidio, y que no fuesen personales de aquél o ésta.
  • Como el marido es dueño de los bienes sociales, las deudas que contraiga son sociales.