slide1 n.
Download
Skip this Video
Download Presentation
“He aquí yo establezco mi pacto con vosotros, y con vuestros descendientes después de vosotros”

Loading in 2 Seconds...

play fullscreen
1 / 22

“He aquí yo establezco mi pacto con vosotros, y con vuestros descendientes después de vosotros” - PowerPoint PPT Presentation


  • 133 Views
  • Uploaded on

“He aquí yo establezco mi pacto con vosotros, y con vuestros descendientes después de vosotros” ( Génesis 9:8,9). I. ¿QUÉ ES EL PACTO?. A. No pasaron dos mil años y Dios tuvo que cerrar esa página en su reino y comenzar de nuevo. 1. La vida de Noé demostró quién era Dios en su vida: era

loader
I am the owner, or an agent authorized to act on behalf of the owner, of the copyrighted work described.
capcha
Download Presentation

PowerPoint Slideshow about '“He aquí yo establezco mi pacto con vosotros, y con vuestros descendientes después de vosotros”' - echo-jensen


Download Now An Image/Link below is provided (as is) to download presentation

Download Policy: Content on the Website is provided to you AS IS for your information and personal use and may not be sold / licensed / shared on other websites without getting consent from its author.While downloading, if for some reason you are not able to download a presentation, the publisher may have deleted the file from their server.


- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - E N D - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
Presentation Transcript
slide3

“He aquí yo establezco mi pacto con vosotros, y con vuestros descendientes después de vosotros”

(Génesis 9:8,9).

slide5

A

No pasaron

dos mil años y Dios tuvo que cerrar esa página en su reino y

comenzar de nuevo.

slide6

1

La vida de Noé demostró

quién era Dios en su vida: era

supremo, era la prioridad.

Noé no seguía sus propios criterios, ni elaboraba

sus propios principios o

determinaba sus propios valores.

slide7

B

Pacto es una palabra

por medio de la cual

se describe el requisito

que Dios estableció para poder vivir en su reino de gracia y de amor.

slide8

1

El pacto no aparece

únicamente con relación al pueblo de Israel. Antes de la organización del pueblo, Dios había declarado y establecido su pacto.

slide9

2

Dios no negoció las condiciones del pacto, simplemente las estableció. Los seres vivientes tenían la opción de decidir si aceptaban o rechazaban el pacto.

slide10

3

A medida que el

pueblo de Israel se fue desviando del camino correcto, el Señor les recordó la importancia del

pacto a través de sus profetas.

slide12

A

Con frecuencia, escuchamos explicaciones en relación con el pacto,

que no encajan con la realidad bíblica.

slide13

1

Un estudio cuidadoso

del pacto nos indica que el antiguo y el nuevo pacto tienen exactamente las mismas condiciones,

los mismos requerimientos y el mismo fundamento,

el amor.

slide14

2

La realidad es

que la condición

del pacto en el pasado,

de permitir

que Dios fuera Dios,

era tan difícil como

lo es hoy.

slide15

B

“Este es el pacto que haré con la casa de Israel

después de aquellos días…” Jeremías 31:33.

slide16

1

“Mediante el cautiverio babilónico los israelitas quedaron eficazmente curados del culto a las imágenes talladas.

Después de su regreso, dedicaron mucha atención a la instrucción religiosa y al estudio de lo que había sido escrito en el libro de la ley y en los profetas concerniente

al culto del Dios verdadero…

(Profetas y reyes, p. 520).

slide18

A

La noticia sorprendente es que la Nueva Jerusalén estará

conformada únicamente por aquellos que aceptaron el pacto

de Dios.

slide19

1

De todas aquellas bendiciones y privilegios que el Señor diseñó para sus hijos, él afirma que todos los que vencieron con la ayuda de Dios decidieron que él sería el Dios de sus vidas.

slide20

2

Al decidir que

Dios es nuestro Dios, asumimos automáticamente

una actitud donde deponemos nuestro propio

juicio y criterio, para dar paso a los juicios y criterios de Dios.

slide22

Cuando una persona,

impulsada por amor, acepta a Dios como su Dios, el resultado

natural es decir: Señor,

¿qué quieres que haga?