La gema del desierto
This presentation is the property of its rightful owner.
Sponsored Links
1 / 11

La Gema del Desierto PowerPoint PPT Presentation


  • 57 Views
  • Uploaded on
  • Presentation posted in: General

La Gema del Desierto. La Gran Dama. F átima Al- M a’sumah ( a.s. ).

Download Presentation

La Gema del Desierto

An Image/Link below is provided (as is) to download presentation

Download Policy: Content on the Website is provided to you AS IS for your information and personal use and may not be sold / licensed / shared on other websites without getting consent from its author.While downloading, if for some reason you are not able to download a presentation, the publisher may have deleted the file from their server.


- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - E N D - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

Presentation Transcript


La gema del desierto

La Gema del Desierto

La Gran Dama

FátimaAl-Ma’sumah(a.s.)


La gema del desierto

La caravana atravesaba las llanuras y desiertos lentamente. La caravana estaba compuesta por los hijos y seguidores del Imam ‘Alí ibn Musa Ar-Ridá -la paz sea con él-. Ellos se dirigían hacia la ciudad de Tus para ver al Imam. Todos ellos sentían mucho cariño por la purificada e inmaculada Familia del Profeta Muhammad (s.a.w.), y vivían en épocas del Califato del tirano gobernante Ma’mún Al-‘Abbasí.

Entre ellos también se hallaba Fátima Al-Ma’súmah, la honorable hija del Imam Musa ibn Ya‘far (a.s.). Su presencia atraía las mercedes y las bendiciones. Ella gozaba de un especial respeto entre los shías.


La gema del desierto

En realidad, los hombres de Bani Háshim asumían la responsabilidad de custodiar y proteger a aquella respetable dama.

Innumerables peligros les acechaban en forma constante, y el régimen ‘Abbasí continuamente intentaba molestar y perseguir a los descendientes y seguidores de la Familia del Profeta (s.a.w.). Sin embargo, los peligros que pudiera haber en el camino no lograron que los miembros de la caravana desistieran de visitar a su Imam y líder. Visitar al Imam Ar-Ridá (a.s.) en la ciudad de Tus ameritaba soportar cualquier cosa que pudiese ocurrir. Además, ese era el anhelo de la gran dama Fátima Al-Ma‘súmah que ellos deseaban llevar a cabo a como diera lugar.


La gema del desierto

Después de haber envenenado al Imam Musa ibn Ya‘far (a.s.) en la prisión, llegando a martirizarlo, tras un tiempo Harún Ar-Rashid también murió. El Imam Al-Kadzim (a.s.) tenía muchos hijos, pero entre todos ellos, por orden de Dios sólo al Imam Ar-Ridá (a.s.) se le confió la posición del Imamato y liderazgo de los musulmanes.

El Imam ‘Alí ibn Musa Ar-Ridá (a.s.) vivió en épocas del Califato de Al-Ma’mún, el tirano califa ‘Abbasí. Éste, al igual que los anteriores califas ‘Abbasíes, se encargó de perseguir y atormentar a la familia de ‘Alí (a.s.) apenas asumió el poder.

Como Al-Ma’mún había elegido a Marv como la capital de su Califato, y el Imam Ar-Ridá (a.s.) vivía en Medina, hizo llevar al Imam a la fuerza y bajo amenazas y política desde Medina a Jorasán para poder vigilarlo de cerca.

Con este plan, Al-Ma’mún pretendía alejar al Imam Ar-Ridá (a.s.) de sus shias (seguidores) y separarlo de la gente para que esa relación se cortara por completo. El califa ‘Abbasí, que tenía pavor de que se suscitara un levantamiento shía, se esforzaba siempre por impedir el avance de la cultura y enseñanzas de la Escuela de Ahl-ul Bait (a.s.).


La gema del desierto

Entre todos los miembros de la caravana, Fátima Al-Ma‘súmah era la que más impaciente estaba por visitar a su benévolo hermano. A lo largo del camino, ella recordó el momento en que el Imam Ar-Ridá (a.s.) tuvo que partir hacia Jorasán. Todos los hombres y mujeres de la Purificada e Inmaculada Familia del Profeta (s.a.w.) habían llorado por esta separación. En ese momento, Hadrat Ar-Ridá (a.s.) le había dicho a su familia: “Antes de que yo parta a Jorasán organizad una reunión de duelo por mí”. Fue como si todos los shías hubieran entendido que el Imam (a.s.) ya no regresaría de su inesperado viaje. Por lo tanto, en esos mismos momentos de separación, dieron por perdido y martirizado a su Imam y líder.

Entre las mujeres, la persona que más había llorado y más triste estaba era Fátima Al-Ma‘súmah (a.s.), la hermana del Imam Ar-Ridá (a.s.). De la misma manera que Zeinab Al-Kubra (a.s.) había llorado y se sentía inquieta por la separación de su hermano el Imam Al-Husein (a.s.), Fátima Al-Ma’súmah también continuamente lloraba y se lamentaba por encontrarse alejada de su querido hermano.

Aquella grandiosa dama estaba dispuesta a soportar todas las dificultades y peligros del camino con tal de que sus ojos se iluminaran en Jorasán al ver a su hermano, y su dolor por la distancia llegase a su fin.


La gema del desierto

Tras atravesar los difíciles y tortuosos caminos y dejar atrás muchos peligros, por fin la caravana llegó a la ciudad de Saveh y se detuvo allí para descansar y aliviar la fatiga. Lamentablemente, en aquel viaje repleto de misterios y secretos, Fátima Al-Ma’súmah (a.s.) se enfermó gravemente, de modo que se le hizo muy difícil continuar el viaje. Los allegados de aquella noble dama, que estaban preocupados por su salud, se angustiaron mucho y se sintieron impotentes al ver que no podían hacer nada por la hija de Musa ibn Ya‘far (a.s.). Fátima Al-Ma‘súmah (a.s.) preguntó: “¿Cuánto falta para llegar a la ciudad de Qom?”. Sus acompañantes le dijeron: “No falta mucho”. Entonces ella dijo: “Desde aquí nos dirigiremos a Qom”.

Después de que Fátima Al-Ma’súmah (a.s.) dijera eso, la caravana partió hacia Qom. La ciudad de Qom era una de las más antiguas bases de la Shi‘ah y su gente era seguidora y afecta a Ahl-ul Bait (a.s.), la Inmaculada Familia del Profeta (s.a.w.).

Al escuchar la noticia de la inminente llegada de la hija del Imam Musa ibn Ya‘far (a.s.) a su ciudad, la gente de Qom se preparó para recibirla y acoger a la caravana. Barrieron y lavaron las calles y bazares de la ciudad, y luego, en las afueras de la ciudad, quedaron a la espera del ingreso de la caravana de la Generosa (Karímah) de Ahl-ul Bait, la gran dama Fátima Al-Ma’súmah (a.s.).


La gema del desierto

Poco después, la caravana ingresó a la ciudad con un recibimiento sin precedentes por parte de la gente de Qom. Los shías de Qom, que estaban eufóricos y contentísimos, les dieron la bienvenida por medio de sacrificar vacas y corderos. Pero… ¿la casa de cuál de los shías elegiría la hija del Imam Musa ibn Ya‘far (a.s.) para residir? Nadie lo sabía. Transcurrido un tiempo desde el ingreso de las caravana a la ciudad, Fátima Al-Ma‘súmah eligió para alojarse la casa de uno de los compañeros del Imam Ar-Ridá (a.s.) que se llamaba Musa ibn Jazray, y se quedó allí.

Tras soportar diecisiete días de dolor y enfermedad, finalmente aquella noble dama falleció y entregó su alma al Creador y fue sepultada en esa misma ciudad. Debido a su elevada comprensión y aceptación de la Wiláiah (Supremacía) y Liderazgo de Hadrat Ar-Ridá (a.s.), entre todos los descendientes de los Imames ella goza de una gran posición. Es por esta misma razón que el Imam Al-Yauad (a.s.) dijo: “Todo el que visite a mi tía en Qom ingresará al Paraíso”.


La gema del desierto

Dijo el Imam As-Sadiq

–la paz sea con él-:

Ciertamente que Allah tiene un Santuario, y está en La Meca; Su Mensajero tiene un Santuario, y está en Medina; Amir Al-Mu’minín ‘Ali tiene un Santuario, y está en Kufa; y nosotros tenemos un Santuario que se encuentra en Qom. En Qom será enterrada una mujer de mi descendencia que se llamará Fátima. Quien la visite (en su Santuario) se tornará necesario para él el Paraíso”.

[Bihar al-Anuar,

t. 48, p. 317]


La gema del desierto

Santuario de Fátima Al-Ma‘súmah (a.s.) en la ciudad de Qom - Irán


La gema del desierto

Fue una realización de:

Instituto de Cultura yCienciasdel Islam

ICCI

Al-Gadir

Relato:

Mahdi Uahidi Sadr

Traducción del persa al castellano y montaje:

Zeinab Morhell

Sonido: RuKeiah Morhell

Dibujante: Hakimeh Sharifi

Coloreado por: Ashraf Huseini

Datos personales

Nombre: Fátima.

Sobrenombre:

Al-Ma‘súmah.

Lugar de nacimiento: Medina.

Fecha de fallecimiento: 10 de Rabi‘ az-Zani del año 201 de la Hégira.

Edad al fallecer: 28 años.

Lugar de entierro: Qom.

Bibliografía

As-Saduq, ‘Uiun Ajbar Ar-Rida (a.s.), t. 2, p. 218.

Al-Jorasani, Muntajab at-Tauarij, p. 490.

Al-Maylisi, Bihar al-Anuar, t. 48, pp. 316-317.


  • Login