El pentateuco de las mujeres
This presentation is the property of its rightful owner.
Sponsored Links
1 / 35

El Pentateuco de las Mujeres PowerPoint PPT Presentation


  • 61 Views
  • Uploaded on
  • Presentation posted in: General

El Pentateuco de las Mujeres. Libro de Rut. Claves de lectura. Contexto Histórico y Teológico. I S R A E L colonia P E R S A. EL JUDAÍSMO. Persas. Templo. Ley. Raza. Contexto Histórico. Colonia Persa Textos bíblicos Esdras y Nehemías Génesis 19,30-38 Deuteronomio 23,3-4.

Download Presentation

El Pentateuco de las Mujeres

An Image/Link below is provided (as is) to download presentation

Download Policy: Content on the Website is provided to you AS IS for your information and personal use and may not be sold / licensed / shared on other websites without getting consent from its author.While downloading, if for some reason you are not able to download a presentation, the publisher may have deleted the file from their server.


- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - E N D - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

Presentation Transcript


El pentateuco de las mujeres

El Pentateuco de las Mujeres

Libro de Rut


Claves de lectura

Claves de lectura

Contexto

Histórico y Teológico


El pentateuco de las mujeres

I S R A E L

colonia

P E R S A


El juda smo

EL JUDAÍSMO

Persas

Templo

Ley

Raza


Contexto hist rico

Contexto Histórico

Colonia Persa

Textos bíblicos

  • Esdras y Nehemías

  • Génesis 19,30-38

  • Deuteronomio 23,3-4


Esdras

Esdras

Capítulo 2: Genealogías

Capítulo 4:

Obstáculos de los Samaritanos.

Capítulo 5:

Construcción del Templo

Capítulo 9: Raza (10,2-3. 44)


Contexto teol gico

Contexto Teológico

  • Fundar la nación desde la exclusión.

  • Mateo 1: Las “abuelas” de Jesús: Tamar, Rajab, Rut, La Mujer de Urías.

  • Una novela “gine-céntrica”.

  • Y Dios, ¿cómo se hace presente? (secularismo…)


Paralelos b blicos

Paralelos Bíblicos

BENDICIONES

1) Evocan a Raquel y Lía, constructoras de la casa de Israel. Son matriarcasdel pueblo, esposas de Jacob.

2) Tamara y Rut, común:

  • extranjeras

  • medios no normales.

  • muerte del marido

  • Tamarse hace pasar por una prostituta para dar un hijo a Judá, su suegro.

  • Rut pone en peligro su reputación yendo a la era de noche al lecho de Booz.


Tetragramaton

TETRAGRAMATON

Dios poderoso, inteligente y feliz; anhelaba comunicar su felicidad.

El problema estaba en que, al hacerlo, debía producir seres distintos a él: inferiores, limitados, incapaces de comprenderlo.

Y había algo más grave que todo esto: esos seres tendrían que aguantar las consecuencias de las inevitables limitaciones: el sufrimiento de la escasez, la tragedia del desajuste, la lucha por la supervivencia.


El pentateuco de las mujeres

Dios dudaba. ¿Valía la pena? ¿La felicidad que quería darles compensaría el dolor que no podía evitarles? ¿Llegarían ellos a comprender y aceptar?

Pero la fuerza expansiva del amor acabó venciendo. Él estaba dispuesto a hacer todo lo posible y a perdonar todo lo necesario.

Además pensó: de todos modos, su sustancia más íntima, el dinamismo profundo de su ser, el mismo espacio que habitan llevará mi marca. De algún modo, acabarán presintiéndome en todo cuanto sientan, piensen y hagan.

Estando atento, presionando con todos los medios del amor, lograré hacerme notar. Tarde o temprano, aprenderán a pronunciar mi nombre. Y así tomó la decisión y empezó la aventura.


El pentateuco de las mujeres

El Señor Dios, que desde su lugar todo lo ve y todo lo comprende, no desiste de sus proyectos.

Trata, por todos los medios, de darse a conocer.

Aprovecha cualquier circunstancia —a veces tal vez discretamente provocada- para hacer sentir más claramente su presencia.


El pentateuco de las mujeres

No todo resulta fácil, pero marcha. En la dimensión de los humanos muchos parece que ni se enteran. Pero otros, sí.

E incluso hay algunos que muestran una sensibilidad especial.

Entonces él, sin forzarles la libertad, los empuja hacia delante, les hace sentir su fascinación.


El pentateuco de las mujeres

Ellos, por su parte, entusiasmados por el descubrimiento, comprenden que Yahvé es el nombre de Aquel que estaba ya siempre ahí, llamando a todos y por todos de algún modo presentido.

Por eso no pueden guardar el secreto: proclaman su experiencia y gastan la vida tratando de que finalmente todos vayan cayendo en la cuenta.


El pentateuco de las mujeres

Como siempre, unos hacen caso y otros no; unos comprenden bien y otros comprenden a medias o no comprenden nada; los hay que se ríen y no faltan los que se enfurecen; en otros sitios no niegan la experiencia, pero ofrecen explicaciones alternativas.

En todo caso, la comprensión resulta siempre contagiosa y expansiva. La experiencia llama a la experiencia, y cada avance abre nuevas posibilidades. Se crean comunidades, y se forman tradiciones. Dios no pierde ocasión.

Donde hay un descubrimiento se alegra como un padre mirando los primeros pasos de su hijito.

Empuja a todos y está atento a la menor posibilidad.


El pentateuco de las mujeres

Sucedió incluso que un día descubrió un punto que le ofrecía perspectivas magníficas, por su situación, por su sensibilidad, por el juego misterioso de las circunstancias.

Sigue con cuidado a sus habitantes, los cultiva, logra irles descubriendo uno a uno sus proyectos más íntimos.

Llega un momento en el que, dentro de lo que permite la dimensión humana, logra lo que aparecía imposible: alguien aparece por fin que se le abre totalmente y comprende que su amor es una presencia irreversible, que su promesa es más fuerte que todos los fallos.

Algo tan magnífico que logra, efectivamente, contagiar: los pocos que viven el comienzo, acaban formando una especie de fraternidad, que se abre al entero ámbito de la dimensión humana.


El pentateuco de las mujeres

Entre tanto, a pesar de las apariencias, Dios no abandona a los demás. Lo que pudiera parecer un privilegio de escogidos, no es más que la estrategia de su amor: cultivar intensamente a uno solo, es el mejor medio de alcanzar más rápidamente a todos.

Aún así, es inevitable que no todos lo comprendan y surjan enseguida luchas y rivalidades, porque todos quieren ser únicos y privilegiados. Pero los que están en el secreto saben que Dios sonríe comprensivo: él piensa en todos y a todos envuelve en su amor.

Además, guarda una sorpresa misteriosa, que sóIo él pude comprender y realizar acabará un día rompiendo los límites de su espacio para reunirlos a todos. Allí les abrirá los ojos.

Entre tanto, él empuja, acompaña... y comprende.

LA REVELACIÓN DE DIOS EN LA REALIZACIÓN DEL HOMBRE. Andrés Torres Queiruga,


Jon s profeta o payaso

JONÁS:¿ProfetaoPayaso?


Jon s

JONÁS

1) BARCO

2) BALLENA

3) NÍNIVE

4) RICINO


I barco

I) BARCO

Primera sorpresa: Un profeta enviado a la capital del imperio agresor (Nahúm 3,1ss)...

Segunda sorpresa: el profeta hace lo contrario de lo mandado.

Contrastes:

1) Los marineros, lúcidos y el profeta, inconsciente.

2) Marineros buenos:

  • Neutralizan la fuga de Jonás sin sacrificar su vida.

  • Alaban a Dios.


Ii ballena

II) BALLENA

  • El pez devorador la "fosa", de la cual lo "extrae vivo" el Señor.

  • La súplica describe un movimiento de bajada, hasta el fondo y de subida hasta el "santo templo".

  • La tierra firme es salvación.


Iii n nive

III) NÍNIVE

  • Cuarenta días son un plazo para provocar una reacción que lo evite.

  • La reacción es sensacional: es Nínive, la enemiga de Israel, modelo de crueldad. "Creen en Dios".

  • ¡Hasta los animales hacen ayuno!

  • Mensaje: Dios está dispuesto a cambiar si el hombre cambia.


Iv ricino

IV) RICINO

Jonás "sabe" que Dios es misericordioso y por eso huye de él.

  • Con un Dios justo se puede prever el desenlace;

  • Con un Dios misericordioso no se puede contar. Porque es capaz de perdonar a los máximos adversarios dejando malparado a su profeta.

    ¿Recuerdas algún pasaje del Evangelio que se asemeje a Jonás?


El pentateuco de las mujeres

Re–escritura

del libro

de Jonás


El pentateuco de las mujeres

JONAS: Señor, si he hallado gracia a tus ojos, no pases lejos de tu servidor. Permíteme ofrecerte este asiento.

DIOS: ¿Quieres saber por qué estoy aquí?

JONAS: SSSSiiiii... Sí... Sí.

DIOS: Necesito de ti.

JONAS: Ah! ¿Es urgente?

DIOS: Nínive prospera en un mundo amenazado... Nínive prospera en un mundo donde rugen los hambrientos... Levántate, vete a Nínive, la ciudad nuclear y grítale que ella se ha extraviado.

JONAS: ¿Quién? ¿Yo?

DIOS: Adviértele de su destrucción. Porque su maldad ha subido hasta mí.


El pentateuco de las mujeres

JONAS: ¿Yo, ir a Nínive? Pero ¿cuándo?, ¿cómo?, ¿por qué?

DIOS: Yo te he escogido.

JONAS: Señor, lejos de mí el pensar discutir tus órdenes. Soy un servidor obediente. Pero, en fin... ¿Te das cuenta? Sólo soy un pequeño rabino de provincia. ¿Cómo quieres tú que me haga oír? Señor, ponte en mi lugar.

DIOS: Yo estaré contigo.

JONAS: No lo dudo. Estoy seguro de que tú estarás conmigo. Pero, en fin, es un trabajo de profeta lo que tú me pides. Señor, los tiempos han cambiado. El mundo que tú creaste ha evolucionado.


El pentateuco de las mujeres

DIOS: ¡Ajá! ¡Ajajá!

JONÁS: En el siglo de los viajes interplanetarios un profeta; eso no se toma en serio hoy, las gentes de Nínive rechazarían a Jesús en persona. ¿Sabes qué dirían ellos? «Otro judío que viene a meterse en lo que no le importa». Con todo, yo no puedo hacer nada mejor que el sermón de la montaña. ¡Y para lo que eso ha servido ¿Por qué no te diriges al arzobispo de Nínive, al pastor de Nínive? Ellos son los representantes de la mayoría. Después de todo, ¿eh? La Iglesia se ha alimentado de nuestras Escrituras... Para los trabajos difíciles, tú escoges siempre a los judíos. ¡Es muy duro!.


El pentateuco de las mujeres

DIOS: Antes de que hubieses salido del vientre de tu madre, yo te conocía. Te había consagrado. Te había establecido profeta de las naciones.

JONÁS: ¿Quién? ¿Yo? ¡Señor Dios! ¡Bendito sea tu santo nombre! Debe haber un pequeño error. Los Jonás son como los Gómez y los Pérez. ¡Hay tantosss! Yo no tengo nada de profeta. Soy un hombre reflexivo que ha pasado ya la edad de salir de su casa para defender las grandes causas... Soy un hombre con sentido del orden y de la dignidad. Mira mi comunidad: israelitas felices, estimados por sus conciudadanos. Gentes honorables que no dan nunca motivo para hablar de ellas. ¡Profeta! Pero si fuera profeta, ellos me enviarían bien ligero a mi pueblo natal. Lo que más les gusta de mí es precisamente mi ponderación.


El pentateuco de las mujeres

DIOS: Nínive prospera en un mundo donde los reptiles están sobre los tronos... Levántate, ve a Nínive y grita contra la ciudad nuclear. Adviértele de su destrucción.

JONÁS: Me pides desafiar a la opinión. ¡Peor la opinión que tengo de mí! ¡Señor Dios...!

¡Bendito sea tu santo nombre! ¡Si tú supieras cuánto he luchado por llegar a esta situación!

DIOS: Los crímenes de Nínive se han acumulado hasta el cielo.

JONAS: Pero, Señor, ¿por qué yo? ¿Cómo puedo esperar abrir la boca en Nínive?

Es el lugar de todos los engaños, la morada de los demonios y de los espíritus impuros. ¿Tengo yo el derecho de hacer un juicio contra Nínive? ¿Soy el mejor de los habitantes de la ciudad nuclear? Señor, ellos son malvados porque no son felices.


El pentateuco de las mujeres

DIOS: Ellos no son felices porque son malvados. Que se arrepientan... Que se vuelvan de todas sus malas acciones.

JONAS: Señor, no hay nada que hacer... ¡Señor! Pero hace tiempo que los habitantes de Nínive no se ocupan de la religión. Con los ministros de otros cultos hacemos la misma constatación: sólo servimos para los bautismos, los matrimonios y los entierros. E incluso...

Tal vez no sabemos ya hablar de ti... Los creyentes son tan pocos que se han vuelto inútiles; es inútil disputarse. ¡Ajá! Los cristianos han renunciado... a convertirnos.., y a humillarnos.

¡Señor Dios! ¡Bendito sea tu santo nombre! ¡Pero tú ya no estás en la brega!

Ser hombre no es fácil. Y además, ser judío... Créeme, es hora de que permanezcamos tranquilos. Después de milenios, nos pasamos la vida poniendo el orden del mundo en entredicho. Esto fatiga, incomoda... Después de todo, que cada pueblo viva como le parezca.

¿Me escuchas?


  • Login