20 de agosto de 2010.
Download
1 / 26

20 de agosto de 2010. - PowerPoint PPT Presentation


  • 83 Views
  • Uploaded on

20 de agosto de 2010. Con la panorámica del pueblo en el que las gallinas llevan bragas, iniciamos un recorrido improvisado por la Civitas Petrae. Al Este del Edén. Nota 1.- La baja calidad de las fotos no es imputable al fotógrafo (FN) sino a exigencias de la web.

loader
I am the owner, or an agent authorized to act on behalf of the owner, of the copyrighted work described.
capcha
Download Presentation

PowerPoint Slideshow about ' 20 de agosto de 2010.' - kenyon-green


An Image/Link below is provided (as is) to download presentation

Download Policy: Content on the Website is provided to you AS IS for your information and personal use and may not be sold / licensed / shared on other websites without getting consent from its author.While downloading, if for some reason you are not able to download a presentation, the publisher may have deleted the file from their server.


- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - E N D - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
Presentation Transcript

20 de agosto de 2010.

Con la panorámica del pueblo en el que las gallinas llevan bragas, iniciamos un recorrido improvisado por la Civitas Petrae.

Al Este del Edén

Nota 1.- La baja calidad de las fotos no es imputable al fotógrafo (FN) sino a exigencias de la web.

Nota 2.- Cualquiera con dos dedos de frente se preguntará que a qué viene este bíblico relato, pero ¿qué podía hacer el montador con semejante material recibido?

Clicº


Y dijo el Señor:

No sólo de piedras ha de vivir el hombre. Y en la misma entrada del Edén le dio un huerto y lo bendijo... para que el hombre ya no tuviera que doblar el lomo. Ya, ya. clic


Un huerto ubérrimo en el que las hortalizas nacerán por generación espontánea y el hombre no tendrá que ocuparse del riego, que de eso el Cielo se encargará. Ya, ya. clic


Y las enredaderas que en él haré crecer, generación espontánea y el hombre no tendrá que ocuparse del riego, que de eso el Cielo se encargará. Ya, ya. clic

dijo el Señor,

mitigarán el rigor de la canícula, clic


... y serán para el hombre templo de sosiego en el que pueda dedicar las tardes calurosas a enaltecerme con la ofrenda de sus pensamientos. clic


... y a lo seco lo llamó tierra, pueda dedicar las tardes calurosas a enaltecerme con la ofrenda de sus pensamientos. clic

clic


... y al cúmulo de las aguas lo llamó mar. clic pueda dedicar las tardes calurosas a enaltecerme con la ofrenda de sus pensamientos. clic


... y que haya una bóveda que separe las aguas, las de abajo de las de arriba; y la llamó cielo. clic


... y dijo luego: abajo de las de arriba; y la llamó cielo. clic

produzca la tierra vegetación,

zonas verdes eta swiming-pools. clic


... y cultive la sencillez y la belleza de las flores, que le sirvan de modelo de vida y de alimento para su alma.

clic


... Y vivía el hombre felizmente, cultivando el huerto al Este del Edén, en plena armonía con la naturaleza, y entregado al noble ejercicio de la discrepancia sobre si lo que asoma por ahí es pepino, calabacín o boniato mallorquín.

clic


... y el Ojo del Señor vio que eso era bueno y encargó al hombre que fijara en piedra un pacto con sus Dos Preceptos.

clic


Mas el hombre no halló piedra alguna porque toda había sido empleada en el ambicioso

Muro del Escalafón...


... en hornacinas de originaria vocación sagrada, ahora holladas, violadas y degradadas por el mismo hombre que había sido llamado a honrarlas y venerarlas,..


.../... holladas, violadas y degradadas por el mismo hombre que había sido llamado a honrarlas y venerarlas,..

en viviendas de recreo y espectaculares avenidas,..


... en frívolos lupanares,.. holladas, violadas y degradadas por el mismo hombre que había sido llamado a honrarlas y venerarlas,..


... en idílicos paseos y terrazas,.. holladas, violadas y degradadas por el mismo hombre que había sido llamado a honrarlas y venerarlas,..



... Entonces, el Señor Misericordioso, hizo que sus ángeles depositaran sin esfuerzo, ya, ya, nuevas piedras para que el hombre esculpiera en ellas sus Preceptos. clic


Pero al hombre no le bastaban los Dos Preceptos del Señor y ambicionaba interpretarlos con cuatrocientos noventa y ocho más, de su propia cosecha.

clic


La determinación del hombre y su afán insaciable de poder, son fuerzas arrolladoras contra las que las piedras nada pueden hacer ni de las que puedan ocultarse.

clic


Doscientos centímetros por un lado -estimó el hombre- cincuenta por otro y diez por el de más allá; que todo ello, de divino granito sacramental, arrojó la friolera de

TRES SACROSANTOS QUINTALES

para esculpir en ellos las Tablas del Poder

clic



Y se preguntó el hombre: Tierra.

¿A dónde iremos a parar con esto?

¿Es bueno dejar que la ambición de poder termine de ofuscar al hombre?.

clic


Rápidamente, el Hermano Campanero convocó al Sanedrín, Consejo Supremo de Hombres Ilustres.

clic


Y reunido el Consejo, el Espíritu Polémico de la Torre de Babel dominó las deliberaciones sin permitir que acuerdo alguno fuera alcanzado. La Tabla de los Quinientos Preceptos y Tres Quintales quedó así pospuesta para cuando los miembros del Sanedrín fueran mayores y más sabios todavía (si cabe). Fin


ad