slide1 n.
Download
Skip this Video
Loading SlideShow in 5 Seconds..
Mensaje PowerPoint Presentation
Download Presentation
Mensaje

Loading in 2 Seconds...

play fullscreen
1 / 50

Mensaje - PowerPoint PPT Presentation


  • 121 Views
  • Uploaded on

Mensaje. Las Pruebas Que Son Consecuencia De Nuestro Pecado. Hno. Isaías Rodríguez. Texto. Gálatas 6:7-8. Texto.

loader
I am the owner, or an agent authorized to act on behalf of the owner, of the copyrighted work described.
capcha
Download Presentation

PowerPoint Slideshow about 'Mensaje' - osgood


An Image/Link below is provided (as is) to download presentation

Download Policy: Content on the Website is provided to you AS IS for your information and personal use and may not be sold / licensed / shared on other websites without getting consent from its author.While downloading, if for some reason you are not able to download a presentation, the publisher may have deleted the file from their server.


- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - E N D - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
Presentation Transcript
slide1

Mensaje

Las Pruebas

Que Son Consecuencia

De Nuestro Pecado

Hno. Isaías Rodríguez

slide2

Texto

Gálatas

6:7-8

slide3

Texto

“ 7 No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará. 8 Porque el que siembra para su carne, de la carne segará corrupción; mas el que siembra para el Espíritu, del Espíritu segará vida eterna.”

slide4

Idea Exegética

El pasaje claramente enseña que la ley de causa y efecto, establecida por Dios, funciona tanto en el mundo natural como en el espiritual.

slide5

Proposición

El pecado siempre trae consecuencias, y nadie está exento.

slide6

Interrogación

¿Es esta una verdad de aplicación universal?

slide7

I. EL CONTEXTO DEL PASAJE

A. El autor es el apóstol Pablo y los destinatarios de la carta son los creyentes en Cristo, miembros de las iglesias de Galacia; el año es el 56 o 57 D. C., y el tema general es la libertad que tenemos en Cristo.

slide8

I. EL CONTEXTO DEL PASAJE

B. El contexto particular del pasaje, que introduce el resto de la sección (vv. 7 al 10) es el versículo 6, que dice “El que es enseñado en la palabra, haga partícipe de toda cosa buena al que lo instruye”.

slide9

Transición

Entremos en la exposición y aplicación del texto.

slide10

II. LA LEY DE LA SIEMBRA Y LA COSECHA

A. “No os engañéis, …”

1. ¿Le gusta a usted ser engañado o estar engañado? Hay muchas personas a quienes -- aparentemente -- les gusta vivir en el engaño, porque se dicen a sí mismos:

slide11

II. LA LEY DE LA SIEMBRA Y LA COSECHA

a. Yo soy de los “elegidos”. No hay nada que yo pueda hacer que me haga perder mi posición.

b. Dios sabía que yo iba a pecar; de haberlo querido, pudo evitarlo.

slide12

II. LA LEY DE LA SIEMBRA Y LA COSECHA

c. Yo no sabía que eso era pecado.

d. Haré buenas obras para sobrepasar mis malas acciones.

e. Me arrepentiré en el momento justo.

slide13

II. LA LEY DE LA SIEMBRA Y LA COSECHA

f. Cristo murió por todos mis pecados, pasados, presentes y futuros.

g. Dios es misericordioso.

slide14

II. LA LEY DE LA SIEMBRA Y LA COSECHA

2. La frase “No os engañéis…”, es una especie de advertencia para toda persona. Aquí tenemos una frase que Pablo usa para advertirnos de algo serio. Luego completa la frase introductoria, diciendo…

slide15

II. LA LEY DE LA SIEMBRA Y LA COSECHA

B. “No os engañéis, Dios no puede ser burlado …”

1. La expresión es muy clara. Lo interesante es que esta frase nos habla del carácter y de la naturaleza de Dios, así como de las expectativas que Él tiene de nosotros en el presente y en el futuro.

slide16

II. LA LEY DE LA SIEMBRA Y LA COSECHA

2. ¿Podrá alguien burlarse de Dios?

C. Y sin embargo, no pocos tratamos de burlarse de Él. ¿Cómo es que tratamos de hacerlo? Por ejemplo:

slide17

II. LA LEY DE LA SIEMBRA Y LA COSECHA

1. Cuando aparentamos piedad y obediencia ante las gentes cuando en realidad somos sinvergüenzas.

2. Cuando hablamos de cómo amamos a los hermanos -- y a los que aun no lo son, pero en realidad no tenemos ningún interés en su destino eterno.

slide18

II. LA LEY DE LA SIEMBRA Y LA COSECHA

3. Cuando nos damos ‘golpes de pecho’, pero es sólo una actuación.

slide19

Transición

No es posible burlarse de Dios porque Él estableció -- de una vez y para siempre -- Sus principios eternos para el gobierno de Su creación, incluidos nosotros los humanos, y esos principios no cambian. Pero el texto sigue diciendo.

slide20

III. PUES TODO LO QUE EL HOMBRE

SEMBRARÉ, ESO TAMBIÉN SEGARÁ

Aquí hay dos momentos y dos conceptos bien definidos: Por una parte se habla de la naturaleza de lo que el hombre siembra y de la naturaleza de lo que el hombre siega; por la otra parte tenemos sugeridos tanto el tiempo de la siembra como el de la cosecha.

slide21

III. PUES TODO LO QUE EL HOMBRE

SEMBRARÉ, ESO TAMBIÉN SEGARÁ

A. Lo que sembramos es importante porque segaremos de eso mismo.

1. Miremos bien lo que estamos sembrando. ¿Qué es lo que sembramos? Sembramos pensamientos, propósitos, conductas, reacciones.

slide22

III. PUES TODO LO QUE EL HOMBRE

SEMBRARÉ, ESO TAMBIÉN SEGARÁ

a. Desde el principio, y hasta la actualidad, la mente natural sigue siendo malévola y su intención es siempre el mal.

slide23

III. PUES TODO LO QUE EL HOMBRE

SEMBRARÉ, ESO TAMBIÉN SEGARÁ

1) “Sí”, podría replicar alguien, “pero en ese pasaje se está hablando del hombre natural, quien había caído tan bajo que Dios lo destruyó casi totalmente a través del Diluvio universal.”

slide24

III. PUES TODO LO QUE EL HOMBRE

SEMBRARÉ, ESO TAMBIÉN SEGARÁ

2) Sí, de acuerdo, ese pasaje describe al hombre natural de aquellos tiempos, pero nadie negaría que el hombre natural ha sido básicamente el mismo a través de los tiempos; si acaso el actual es mucho más refinado en cuanto a su pecado.

slide25

III. PUES TODO LO QUE EL HOMBRE

SEMBRARÉ, ESO TAMBIÉN SEGARÁ

3) Pero el hecho fundamental es que actualmente los cristianos estamos en el período de siembra, igual que los ‘no cristianos’. ¿Será posible que a veces los creyentes estemos sembrando de la misma semilla que están sembrando los no creyentes?

slide26

III. PUES TODO LO QUE EL HOMBRE

SEMBRARÉ, ESO TAMBIÉN SEGARÁ

b. ¡Claro que sí! Es absolutamente posible que estemos haciendo eso. De hecho, me arriesgo a decir que muchos creyentes estamos en estos momentos sembrando semilla idéntica a la que están sembrando los no cristianos.

slide27

III. PUES TODO LO QUE EL HOMBRE

SEMBRARÉ, ESO TAMBIÉN SEGARÁ

c. Nos engañamos a nosotros mismos si creemos que, siendo hijos de Dios, podemos vivir como queramos y quedar exentos de consecuencia alguna. ¡Esto no es así!

slide28

III. PUES TODO LO QUE EL HOMBRE

SEMBRARÉ, ESO TAMBIÉN SEGARÁ

2. Así que, miremos bien lo que estamos sembrando porque segaremos de eso mismo, ya que el texto establece de una manera clara, “… pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará.”

slide29

III. PUES TODO LO QUE EL HOMBRE

SEMBRARÉ, ESO TAMBIÉN SEGARÁ

3. Me queda, si acaso, una referencia más por hacer a esta primera parte del versículo, y me refiero al tiempo de la siembra.

El tiempo de la siembra es el tiempo de nuestra vida sobre la tierra.

slide30

III. PUES TODO LO QUE EL HOMBRE

SEMBRARÉ, ESO TAMBIÉN SEGARÁ

B. El tiempo de la siega. El texto dice “… pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará.” Y mi pregunta es, ¿A qué tiempo se refiere la expresión “segará”?

slide31

III. PUES TODO LO QUE EL HOMBRE

SEMBRARÉ, ESO TAMBIÉN SEGARÁ

1. La interpretación estricta del pasaje nos obliga a decir que se refiere al momento en que se inicie “El Día del Señor”, o a algún momento posterior, una vez que se haya iniciado nuestra vida futura. Ese será el tiempo de la siega para nosotros, un tiempo en el futuro.

slide32

III. PUES TODO LO QUE EL HOMBRE

SEMBRARÉ, ESO TAMBIÉN SEGARÁ

2. Yo quiero, sin embargo, sugerir que este axioma también es aplicable a mucho de lo que nos sucede a los hombres mientras aun estamos vivos sobre la tierra.

slide33

III. PUES TODO LO QUE EL HOMBRE

SEMBRARÉ, ESO TAMBIÉN SEGARÁ

3. La palabra “eso” nos indica que lo que cosecharemos será exactamente de la misma naturaleza de lo que hayamos sembrado. Ni más ni menos.

slide34

III. PUES TODO LO QUE EL HOMBRE

SEMBRARÉ, ESO TAMBIÉN SEGARÁ

C. Así que, siguiendo la línea de pensamiento que hemos establecido, tenemos que:

slide35

III. PUES TODO LO QUE EL HOMBRE

SEMBRARÉ, ESO TAMBIÉN SEGARÁ

1. No debemos engañarnos a nosotros mismos; puede resultarnos trágico.

2. Es imposible engañara a Dios.

3. La ley de la siembra y la cosecha es una ley que se cumple en forma inexorable.

slide36

III. PUES TODO LO QUE EL HOMBRE

SEMBRARÉ, ESO TAMBIÉN SEGARÁ

4. El período de siembra es la duración de nuestra vida sobre la tierra.

5. Cosecharemos fruto de la misma naturaleza de lo que sembramos.

6. La cosecha propiamente dicha tendrá lugar al comenzar nuestra vida futura.

slide37

III. PUES TODO LO QUE EL HOMBRE

SEMBRARÉ, ESO TAMBIÉN SEGARÁ

Sin embargo, dijimos que este axioma “Todo lo que el hombre sembrare, eso también segará” también es aplicable a mucho de lo que nos sucede durante nuestra vida sobre la tierra, y es a eso a lo que algunos a veces llamamos “pruebas”

slide38

Transición

Con este breve resumen en mente, pasemos a considerar el hecho de que…

slide39

IV. MUCHAS DE LAS PRUEBAS DE NUESTRA VIDA,

SON CONSECUENCIAS DE NUESTRO PECADO

A. La siembra de la mala semilla produce fruto de la misma especie.

1. Por ejemplo, pensemos en una persona -- hombre o mujer -- que desde su juventud hizo de la bebida uno de sus placeres.

slide40

IV. MUCHAS DE LAS PRUEBAS DE NUESTRA VIDA,

SON CONSECUENCIAS DE NUESTRO PECADO

Y lo mismo podríamos decir de cualquiera otra adicción, fuere ésta al cigarrillo, a las drogas, al juego, o a cualquier otra. Quien así siembra, así cosechará en esta vida, ¡y aun le espera más!

slide41

IV. MUCHAS DE LAS PRUEBAS DE NUESTRA VIDA,

SON CONSECUENCIAS DE NUESTRO PECADO

Ahora bien, si esa persona encontró a Jesucristo en algún punto de su vida, el destino eterno de su alma cambió, pero las consecuencias de su pecado tendrá que pagarlas por el resto de sus días.

slide42

IV. MUCHAS DE LAS PRUEBAS DE NUESTRA VIDA,

SON CONSECUENCIAS DE NUESTRO PECADO

2. Pensemos en un cristiano, uno que posiblemente es proclive a la lascivia (liberalidad sexual) y lucha contra ella.

3. ¿Qué hay del amor al dinero?

slide43

Transición

Estoy seguro de que ustedes podrán pensar en otras variedades de mala semilla, y estarán de acuerdo conmigo en que no es muy difícil demostrar que “la siembra de la mala semilla produce fruto de la misma especie”. Pero tampoco es difícil demostrar que …

slide44

IV. MUCHAS DE LAS PRUEBAS DE NUESTRA VIDA,

SON CONSECUENCIAS DE NUESTRO PECADO

B. La siembra de buena semilla también produce fruto de la misma especie. ¿Cuál podría ser esa buena semilla?

slide45

IV. MUCHAS DE LAS PRUEBAS DE NUESTRA VIDA,

SON CONSECUENCIAS DE NUESTRO PECADO

1. Si sembramos fe para con Dios, del Espíritu cosecharemos vida eterna.

2. Si para con nuestro prójimo sembramos amor, verdad, justicia, y bondad, de seguro cosecharemos exactamente de lo mismo.

slide46

IV. MUCHAS DE LAS PRUEBAS DE NUESTRA VIDA,

SON CONSECUENCIAS DE NUESTRO PECADO

3. Y si sembramos pureza de pensamientos y acciones, yo les aseguro que estaremos más que satisfechos con la cosecha que obtendremos.

slide47

IV. MUCHAS DE LAS PRUEBAS DE NUESTRA VIDA,

SON CONSECUENCIAS DE NUESTRO PECADO

C. Los creyentes debemos procurar sembrar la buena semilla no sólo en nuestra vida personal sino en el mundo en el que vivimos.

slide48

V. Conclusión

“Todo lo que el hombre sembrare, eso también segará.” Recordemos que lo que sembramos es sumamente importante. Sembremos para el Espíritu, porque el sembrar para la carne sólo trae corrupción.

slide49

V. Conclusión

Y mientras sembramos para el Espíritu, alentémonos unos a otros a no desmayar.

slide50

Conferencia

8 -11

XII

Misionera

Nov.

Una Misma Visión

2012

Oración Final