LA EUCARISTIA EN LAS SAGRADAS ESCRITURAS - PowerPoint PPT Presentation

la eucaristia en las sagradas escrituras n.
Download
Skip this Video
Loading SlideShow in 5 Seconds..
LA EUCARISTIA EN LAS SAGRADAS ESCRITURAS PowerPoint Presentation
Download Presentation
LA EUCARISTIA EN LAS SAGRADAS ESCRITURAS

play fullscreen
1 / 70
LA EUCARISTIA EN LAS SAGRADAS ESCRITURAS
235 Views
Download Presentation
emmanuel-dalton
Download Presentation

LA EUCARISTIA EN LAS SAGRADAS ESCRITURAS

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - E N D - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
Presentation Transcript

  1. LA EUCARISTIA EN LAS SAGRADAS ESCRITURAS

  2. Pedro Sergio Antonio Donoso Brant www.caminando-con-jesus.org www.caminando-con-maria.org caminandoconjesus@vtr.net Textos Biblicos: Biblia Nacar-Colunga Fuentes: Pedro Donoso Brant, “Hasta Que Vuelva” Otras Fuentes: Antonio José López Serrano, “Curso de Teología”

  3. La celebración de la Eucaristía responde al encuentro de Jesús y los Doce en la cena de Pascua antes de morir, allí invitó a los discípulos a comer y beber el pan y el vino como su cuerpo y su sangre, entregado al día siguiente en la cruz del Gólgota. Este es el origen de la Eucaristía, pero hay unos antecedentes en el AT y en la cultura Judía que nos pueden ayudar a comprender todo su sentido.

  4. Comer es un acto socializado que suelen hacer los hombres en compañía, es ocasión para el encuentro, y en él se cultivan los lazos familiares, de amistad y solidaridad. Normalmente celebramos la mayoría de las fiestas haciendo al menos alguna comida especial. En el mundo judío comer tenía además un cierto sentido religioso.

  5. En los preliminares de la comida se realizaban los ritos de pureza, las abluciones les recordaban que no eran un pueblo como los otros, sino que habían sido escogidos y eran santos. Entre estos rituales estaba el lavaban las manos y los pies, incluso lavarse totalmente. Era un baño completo, limpiando también los enseres que se iban a utilizar.

  6. No se comía cualquier cosa, determinados alimentos eran impuros y no debían comerse para no contaminarse, había alimentos más elevados y otros más profanos. Durante la comida era de buen gusto incluso hablar de cuestiones relacionadas con la Ley, pues para ellos tenía algo de ritual sagrado el comer.

  7. Como acto social, era importante con quién se comía. Los invitados a una comida debían estar a la altura del que invitaba. Nadie comía con alguien considerado pecador públicamente, para no ser tachado también de igual condición. En la comida presidía el huésped más distinguido o el mismo dueño.

  8. Se colocaban por orden de importancia, a la derecha el más importante después del que presidía colocándose así por orden. En ocasiones se esperaba a ser colocados por el anfitrión, y las reglas de urbanidad mínimas indicaban que había que comer con moderación y cierta sobriedad.

  9. Los hebreos hacían dos comidas importantes, una a mediodía y otra al atardecer. En sábado hacían una tercera comida especial.

  10. Jesús comió en numerosas casas invitado, las prácticas y las costumbres se dejan traslucir perfectamente en estos relatos.

  11. De todas las comidas, hubo una especial que realizó Jesús, la cena de Pascua antes de morir. Era una comida especial que se hacía en los días de Pascua y cuyo origen se remontaba a la salida y liberación de Egipto, siendo guiados por Moisés y bajo el amparo de Yahvé

  12. El término Pascua procede de la raíz hebrea "phs" y vendría a significar algo así como "cojear o saltar". Recordemos que aquella noche, el ángel del señor fue saltando de puerta en puerta, salvando las casas de los hebreos. La celebración de ese acontecimiento como fiesta está en Exodo 12, 1-14, junto con la Ley de Moisés, sus prácticas y prescripciones.

  13. Esta fiesta se celebraba el primer mes del año, el llamado mes de Nissan. Los judíos contaban los meses lunares, y el primer mes correspondía al del equinoccio de primavera. Un origen más remoto podríamos verlo en el ritual consistente en matar un cordero, y comerlo como signo de alianza entre pueblos nómadas. Mataban un animal y lo comían entre dos familias, sellando así un pacto. .

  14. En la Pascua de Israel, el sacrificio del cordero marca el inicio de un largo viaje por el desierto, es Yahvé el que los saca y el que los guía a través del desierto. De ahí que la Pascua sea de liberación, hay prisa por salir y el pan está sin fermentar. .

  15. El ritual de la comida de Pascua comenzaba con el primer brindis en una copa de vino, seguido de una bendición del que presidía, después de beber se lavaban las manos, se comían el pan ácimo, guardando una cantidad que hacía las veces de plato. Se presentaba la comida, se traía el cordero y las hierbas amargas a la mesa.

  16. Tras ese momento se llenaba la segunda copa y el más pequeño hacía la pregunta: "¿Qué diferencia esta noche de otras noches?", a lo que el padre de familia o el que presidía leía Dt 26, 5-11, explicaba la cena y se cantaba los primeros versos del salmo 113.

  17. Tras este momento se bebían la segunda copa comiendo seguidamente el cordero, al final comían el pan empleado como plato. Terminada la comida se servía la tercera copa de vino y se hacía una bendición solemne de acción de gracias. Se bebía y se servía una cuarta copa, recitando los himnos de Hallel, salmos 114 al 117, con varias bendiciones y cánticos

  18. En el NT hay muchos y variados momentos en los que Jesús comió con sus discípulos, pecadores y todo tipo de personas. Es curioso que siendo su predicación principal el Reino de Dios, Jesús dibuja en las parábolas el Reino escatológico del futuro como un banquete fraterno, o un banquete de bodas.

  19. Hay una comida milagrosa que Jesús realiza que es la multiplicación de los panes y los peces. Cristo aparece dando de comer a una gran multitud de gentes. Hay un fuerte paralelismo entre las multiplicaciones, que nos lo narran los cuatro evangelistas, y la última cena, guardan además relación con el maná caído del cielo, es como si Jesús se presentara como un nuevo Moisés, y más grande aún, dando de comer a la multitud.

  20. De todas las comidas realizadas por Jesús, la más importante, sin duda ninguna, fue la comida de Pascua, la que llamamos Última Cena con sus discípulos, vísperas de su pasión, muerte y resurrección. Esta cena tiene unos rasgos que la harán distinta a las demás.

  21. Jesús la interpreta también como algo distinto, Tiene conciencia de que es perseguido y que ningún profeta sale indemne fácilmente. La interpretación de la cena la hacen los discípulos en relación con su muerte en la cruz, hecho que les impresionó.

  22. Disponemos de la narración de la Última Cena en cinco relatos distintos. Cuatro corresponden a los evangelistas, y un quinto relato está en San Pablo 1 Cor 11. Entre estos relatos guardan semejanza los Sinópticos y San Pablo, mientras que San Juan no cuenta la consagración, sustituyéndola por el lavatorio de los pies, y añadiendo un discurso testamentario de despedida.

  23. Las diferencias entre estos relatos son puntuales; Joaquím Jeremías, exégeta, ha estudiado este tema en profundidad, y ha intentado extraer del relato y comparando, las palabras auténticas del maestro, su conclusión es que posiblemente dijo: "Tomad comed esto mi cuerpo dado por muchos, haced esto en memoria mía. Bebed todos, esto mi sangre de la alianza derramada por muchos, haced esto en memoria mía".

  24. ¿Qué sentido tendrían estas palabras? En el texto los términos: "tomad y comed", indican un ofrecimiento por parte del Señor, es el dueño que realiza la bendición y da de comer, está presidiendo un banquete de solidaridad.

  25. "Esto es mi cuerpo" expresa la totalidad del hombre. Es posible que usara el término hebreo "basar", indicativo de la caducidad del ser y de la fragilidad del hombre. "Dado por muchos" tendría un sentido expiatorio y propiciatorio, pero también salvífico, a modo de reinterpretación del siervo de Yahvé.

  26. Las palabras sobre la sangre: "esto mi sangre de la alianza derramada por muchos", indica la identificación del vino con la sangre, al igual que el pan con el cuerpo. Al decir esta es mi sangre, está en la mentalidad judía afirmando que "éste soy yo", es la totalidad del ser.

  27. El sacrificio es total, porque es separada la sangre del cuerpo, hay una intención sacrificial en la sangre derramada. Estas palabras y este gesto de Jesús son una profecía sobre sí mismo, dándoles un sentido de memorial nuevo, de nueva alianza y nuevo pacto con la humanidad.

  28. La invitación a la memoria es a repetir el gesto, a realizarlo en el futuro, con un sentido de pasado, presente y futuro, en recuerdo de la acción todavía no realizada, de su entrega en la cruz y su resurrección.

  29. Tras la resurrección, los relatos de las apariciones nos muestran de nuevo a Jesús comiendo con sus discípulos. Lo cual nos hace entender que hay una estrecha relación entre la resurrección y la Eucaristía. En estos encuentros predomina la alegría y la fiesta, el júbilo por la resurrección. Hay un texto muy especial que está en Lucas 24, 13 ss, el relato de los discípulos de Emaús.

  30. Jesús explica las escrituras y parte el pan con ellos, desaparece cuando le reconocen partiendo el pan, es decir, se queda en la Eucaristía. Encontramos en el relato camino, enseñanza y fracción del pan, los tres elementos de la primitiva comunidad cristiana. Es importante la expresión de Lucas: "Tomó el pan, lo bendijo y lo partió".

  31. REFERENCIAS DE EUCARISTÍA EN LAS SAGRADAS ESCRITURAS

  32. SAN PABLOLa celebración de la cena eucarística, 11:17-34.“ Y ya que trato de recomendaciones, no puedo alabar que vuestras reuniones sean no para bien, sino para daño vuestro. Pues primeramente oigo que, al reuniros, hay entre vosotros cismas, y en parte lo creo, pues es preciso que entre vosotros haya disensiones, a fin de que se destaquen los de probada virtud entre vosotros. Y cuando os reunís no es para comer la cena del Señor, porque cada uno se adelanta a tomar su propia cena, y mientras uno pasa hambre, otro está ebrio. Pero ¿es que no tenéis casas para comer y beber? ¿O en tan poco tenéis la iglesia de Dios y así avergonzáis a los que no tienen? ¿Qué voy a deciros? ¿Os alabaré? En esto no puedo alabaros.

  33. Al leer Corintios 1, 11: 17-34, entendemos como denuncia San Pablo otro abuso en las asambleas litúrgicas de los corintios. Resulta que cuando se reunían para “comer la cena del Señor”, no se contentaban con la celebración simplemente de los misterios eucarísticos, sino que añadían una comida en común, en la que no sólo se faltaba a la caridad con la formación de grupos entre sí separados, sino por muchos también a la moderación.

  34. Tal proceder es duramente censurado por el Apóstol. Les dice que eso “no se lo puede alabar” y que, al obrar de ese modo, las reuniones llamadas a servirles de provecho espiritual, se convierten en pejudiciales.

  35. Como razón fundamental de su absoluta disconformidad con ese proceder de los corintios, aduce el Apóstol la naturaleza misma de la cena eucarística tal como la instituyó el Señor. Esta referencia a la eucaristía que aquí hace el Apóstol es para nosotros un testimonio histórico de valor extraordinario. Es una de las principales enseñanzas que nos da Pablo sobre la Eucaristia.

  36. 1 Cor 11, 23-26EUCARISTIAPorque yo he recibido del Señor lo que os he transmitido, que el Señor Jesús, en la noche en que fue entregado, tomó el pan, y después de dar gracias, lo partió y dijo: Esto es mi cuerpo, que se da por vosotros; haced esto en memoria mía. Y asimismo, después de cenar, tomó el cáliz, diciendo: Este cáliz es el nuevo Testamento en mi sangre: cuantas veces lo bebáis, haced esto en memoria mía. Pues cuantas veces comáis este pan y bebáis este cáliz, anunciáis la muerte del Señor hasta que El venga.

  37. LUCASLos elementos propios de Lucas en la institución eucarística son varios. En las narraciones de la institución eucarística, siendo fundamentalmente las mismas, literariamente se notan dos grupos diferenciados: Mateo y Marco, Lucas y Pablo (1Cor 11:23-26)

  38. Los tres sinópticos traen un lógion especial en este pasaje. Mateo y Marco lo ponen después de la institución eucarística. En él, Cristo anuncia a sus apóstoles que ya no beberá más este vino hasta que lo beba “nuevo” con ellos en el reino. El banquete eucarístico evoca este otro banquete escatológico, esta vida futura, representada en el medio ambiente por la imagen de un banquete.

  39. Pero Lucas le da una situación literaria distinta y un sentido también algo distinto.Lucas construye con este lógion un paralelo con la institución eucarística. Con él anuncia el fin de la vieja Pascua, sustituida por la muerte de Cristo y renovada en la Eucaristía, “memorial” de su muerte. Lucas pone un paralelismo para expresar su pensamiento: No volverá a comer más esta Pascua hasta que “sea cumplida en el reino de Dios.” Ni volverá a beber esta Pascua hasta que “llegue el reino de Dios.”

  40. Este segundo hemistiquio hace ver que Lucas le da un sentido, no “escatológico,” como Mateo y Marco, a esta nueva Pascua, sino “eclesial.” Este nuevo banquete que El comerá con ellos en el reino, la Iglesia, se lo suele interpretar, no en sentido metafórico, sino de “las comidas que debían tener lugar después de la resurrección, y que él (Lc) es el único en mencionar.”

  41. LUCAS 22, 14-20Cuando llegó la hora, se puso a la mesa, y los apóstoles con El. Y díjoles: Ardientemente he deseado comer esta Pascua con vosotros antes de padecer, porque os digo que no la comeré más hasta que sea cumplida en el reino de Dios. Tomando el cáliz, dio gracias y dijo: Tomadlo y distribuidlo entre vosotros; porque os digo que desde ahora no beberé del fruto de la vid hasta que llegue el reino de Dios. Tomando el pan, dio gracias, lo partió y se lo dio, diciendo: Este es mi cuerpo, que es entregado por vosotros; haced esto en memoria mía. Asimismo el cáliz, después de haber cenado, diciendo: Este cáliz es la Nueva Alianza en mi sangre, que es derramada por vosotros.

  42. Lucas es el único evangelista que dice que la consagración del cáliz tiene lugar “después de cenar”. Los otros sinópticos sólo dicen que la institución eucarística se realiza “mientras cenaban.”

  43. Lucas es el único evangelista que, después de la consagración del pan, añade en boca de Cristo: “Haced esto en memoria mía”.

  44. MARCOCuando leemos la narración de la institución eucarística según san Marcos, encontramos que hay una similitud muy destacada con el relato de según san Mateo y una manifiesta diferencia como se relata según san Lucas y san Pablo.

  45. Marcos 14, 22-25“Mientras comían, tomó pan, y, bendiciéndolo, lo partió, se lo dio y dijo: Tomad, esto es mi cuerpo. Tomando el cáliz, después de dar gracias, se lo entregó, y bebieron de él todos. Y les dijo: Esta es mi sangre de la alianza, que es derramada por muchos. En verdad os digo que ya no beberé del fruto de la vid hasta aquel día en que lo beba nuevo en el reino de Dios”

  46. San Marcos relata: “Mientras comían” tiene lugar la institución eucarística, luego veremos que para Lucas es: “después de haber comido.” La razón es que Lucas precisa el momento; fue después de haber terminado la cena estricta, comiéndose el cordero pascual, pero continuándose con los ritos de la cena. En cambio Marcos, como Mateo, sólo dicen que se celebró durante ella, sin más precisiones

  47. Luego, al relatar la consagración del cáliz, Marcos llama la atención con su redacción. Según él, Cristo tomó el cáliz, dio gracias, se lo dio, y bebieron todos de él. Y después de esto consagra su sangre. Seguramente lo relata así por que desea hacer ver que todos bebieron de aquel único cáliz consagrado. Para sus lectores no podía haber la menor confusión, ya que conocían y vivían el rito histórico preciso en la “fractio pañis.” El provecho de esta sangre es por “muchos.” Y dice además: “y bebieron de él todos”.

  48. Otro punto característico del relato de Marcos, también es lo mismo en Mateo, se omite la orden de repetir la celebración eucarística, que aparece en san Lucas y en san Pablo: cuantas veces lo bebáis, haced esto en memoria mía.Y san Marcos, también lo hace san Mateo, pone a continuación la frase “escatológica” de reunirse con ellos en la etapa celeste del reino, representada, en el medio ambiente, bajo el símbolo de un banquete.

  49. La narración de la institución eucarística aparece relatada al mínimum en los tres Evangelios sinópticos: a lo esencial. La razón es que no era, a la hora de la composición de los evangelios, necesario un desarrollo amplio, ya que era por todos conocida y sabida, por vivírsela en la “fractio pañis.”

  50. Ahora al leer los dos relatos, Marcos y Mateo, vemos que son sustancialmente idénticos, pero con pequeñas variantes redaccionales. Los estudiosos opinan que los relatos de Marcos y Mateo, representan posiblemente la tradición de alguna iglesia palestina de Jerusalén, mientras que el los relatos de Lucas y san Pablo, más bien la tradición de una iglesia helenística de Antioquía o Corinto.