Qui nes son nuestros h roes
Download
1 / 26

- PowerPoint PPT Presentation


  • 112 Views
  • Updated On :

¿QUIÉNES SON NUESTROS HÉROES?. ¿A quiénes queremos imitar en la vida, identificar-nos con ellos, seguir su ejemplo, reconocer como personas de veras grandes? A. PARA ALGUNOS NUESTRO HÉROE ES: 1. Robin Hood (el famoso carácter ficticio inglés)

loader
I am the owner, or an agent authorized to act on behalf of the owner, of the copyrighted work described.
capcha
Download Presentation

PowerPoint Slideshow about '' - asta


An Image/Link below is provided (as is) to download presentation

Download Policy: Content on the Website is provided to you AS IS for your information and personal use and may not be sold / licensed / shared on other websites without getting consent from its author.While downloading, if for some reason you are not able to download a presentation, the publisher may have deleted the file from their server.


- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - E N D - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
Presentation Transcript
Qui nes son nuestros h roes
¿QUIÉNES SON NUESTROS HÉROES?

  • ¿A quiénes queremos imitar en la vida, identificar-nos con ellos, seguir su ejemplo, reconocer como personas de veras grandes?

  • A. PARA ALGUNOS NUESTRO HÉROE ES:

  • 1. Robin Hood (el famoso carácter ficticio inglés)

  • Su nombre consiste en un juego de palabras: Robin (robar), Hood (máscara, disfraz).

  • Esta persona era ladrón. Dios aborrece el robo. Uno de los Diez Mandamientos, Exo. 20:15; en el Nuevo Testamento, Rom. 13:9, No hurtarás.

  • El cristiano aborrece lo que Dios aborrece. ¿Cómo, pues, puede ser un ladrón héroe del cristia-no?


Qui nes son nuestros h roes

No obstante, muchos padres permiten que sus hijos tengan a Robin Hood en muy alta estima, dig-no de imitar. Con gusto les compran videos de él.

  • Quiere usted que sus hijos roben?

  • b. “Pero era un ladrón muy bueno; robaba a los ri-cos para dar a los pobres.”

  • Este es el viejo argumento de que el fin justifica los medios.

  • Dios esto lo condena. Rom. 3:8,¿Y por qué no decir (como se nos calumnia, y como algunos, cuya condenación es justa, afirman que nosotros deci-mos): Hagamos males para que vengan bienes?

  • ¿Quiere usted ayudar a los pobres? Entonces, es-cuche a Dios.Efes. 4:28, El que hurtaba, no hurte más, sino trabaje, haciendo con sus manos lo que es bueno, para que tenga qué compartir con el que padece necesidad.


Ning n ladr n es h roe de dios
Ningún ladrón es héroe de Dios. Robin Hood en muy alta estima, dig-no de imitar. Con gusto les compran videos de él.

  • 2. Atletas famosos (fútbol, béisbol, baloncesto, las Olimpiadas, carreras de coches, etc.)

  • 3. Actores y actrizes del cine (muchos cristianos quieren imitarles en vestir, hablar, presentarse…)

  • 4. Cantantes y artistas de música y de grabación.

  • En algunas casas se ven afiches, cuadros, de tales artistas en las cámaras de los jóvenes.

  • Las personas de arriba son del mundo; pone antes que a Dios a la fama y la fortuna. Son pecadores perdidos; ¿y éstos son nuestros héroes?

  • 5. El matón en la escuela, el líder de la pandilla, el machista. Estos son héroes de los que procuran identificarse con el poder físico, la independencia, y el control sobre otros.


B por qu hacer la pregunta qui nes son nuestros h roes
B. ¿POR QUÉ HACER LA PREGUNTA? “¿Quiénes son nuestros héroes”?

  • Porque la respuesta revela:

  • 1. Nuestro sentido o concepto de grandeza (exaltación).

  • Jesús nos enseña que la grandeza consiste en servir, no en ser popular ( = del pueblo), poderosos, ricos, atractivos, fotogénicos, famosos.

  • Luc. 14:11,Porque cualquiera que se enaltece, será humillado; y el que se humilla, será enaltecido.

  • Mar. 9:35, Entonces él se sentó y llamó a los doce, y les dijo: Si alguno quiere ser el primero, será el postrero de todos, y el servidor de todos.

  • Mat. 19:30, Pero muchos primeros serán postre-ros, y postreros, primeros.


Qui nes son nuestros h roes

Mat. 20:25-28, héroes”?Entonces Jesús, llamándolos, dijo: Sabéis que los gobernantes de las naciones se en-señorean de ellas, y los que son grandes ejercen sobre ellas potestad. 26 Mas entre vosotros no se-rá así, sino que el que quiera hacerse grande entre vosotros será vuestro servidor, 27 y el que quiera ser el primero entre vosotros será vuestro siervo; 28 como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos.

  • Luc. 14:7-11,Observando cómo escogían los pri-meros asientos a la mesa, refirió a los convidados una parábola, diciéndoles: Cuando fueres convida-do por alguno a bodas, no te sientes en el primer lugar, no sea que otro más distinguido que tú ….


Qui nes son nuestros h roes

esté convidado por él, 9 y viniendo el que te convi-dó a ti y a él, te diga: Da lugar a éste; y entonces co-miences con vergüenza a ocupar el último lugar. 10 Mas cuando fueres convidado, vé y siéntate en el último lugar, para que cuando venga el que te convi-dó, te diga: Amigo, sube más arriba; entonces ten-drás gloria delante de los que se sientan contigo a la mesa. 11 Porque cualquiera que se enaltece, será humillado; y el que se humilla, será enaltecido.

  • Porque la respuesta revela:

  • 2. Nuestra evaluación de carácter (la grandeza interior).

  • ¿Es nuestro héroe de grandeza interior?

  • Compárese Jn. 1:47, Cuando Jesús vio a Natanael que se le acercaba, dijo de él: He aquí un verdadero israelita, en quien no hay engaño.


Qui nes son nuestros h roes

Phil. 2:3,4, 19-22, a ti y a él, te diga: Da lugar a éste; y entonces co-miences con vergüenza a ocupar el último lugar. 10 Mas cuando fueres convidado, vé y siéntate en el último lugar, para que cuando venga el que te convi-dó, te diga: Amigo, sube más arriba; entonces ten-drás gloria delante de los que se sientan contigo a la mesa. 11 Porque cualquiera que se enaltece, será humillado; y el que se humilla, será enaltecido.Nada hagáis por contienda o por vanagloria; antes bien con humildad, estimando cada uno a los demás como superiores a él mismo; 4 no mirando cada uno por lo suyo propio, sino cada cual también por lo de los otros … Espero en el Señor Jesús enviaros pronto a Timoteo, para que yo también esté de buen ánimo al saber de vuestro es-tado; 20 pues a ninguno tengo del mismo ánimo, y que tan sinceramente se interese por vosotros. 21 Porque todos buscan lo suyo propio, no lo que es de Cristo Jesús. 2 Pero ya conocéis los méritos de él, que como hijo a padre ha servido conmigo en el evangelio.


Porque la respuesta revela
Porque la respuesta revela: a ti y a él, te diga: Da lugar a éste; y entonces co-miences con vergüenza a ocupar el último lugar. 10 Mas cuando fueres convidado, vé y siéntate en el último lugar, para que cuando venga el que te convi-dó, te diga: Amigo, sube más arriba; entonces ten-drás gloria delante de los que se sientan contigo a la mesa. 11 Porque cualquiera que se enaltece, será humillado; y el que se humilla, será enaltecido.

  • 3. La dirección de nuestra vida

  • Si son nuestros héroes el mundo que aborrece a Dios y a su palabra, ¿a dónde nos dirigimos?

  • Sant. 4:4,¡Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios.

  • ¿Quiere usted ser enemigo de Dios? Yo, no.

  • 4. Nuestro sentido de prioridades

  • Ya queadmiramos a nuestros héroes, ponemos primero en nuestras vidas lo que es de alta prioridad para ellos.

  • Pero Jesús dice: Mat. 6:33,Mas buscad primera-mente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.


Porque la respuesta revela1
Porque la respuesta revela: a ti y a él, te diga: Da lugar a éste; y entonces co-miences con vergüenza a ocupar el último lugar. 10 Mas cuando fueres convidado, vé y siéntate en el último lugar, para que cuando venga el que te convi-dó, te diga: Amigo, sube más arriba; entonces ten-drás gloria delante de los que se sientan contigo a la mesa. 11 Porque cualquiera que se enaltece, será humillado; y el que se humilla, será enaltecido.

  • 5. Mucho acerca de nuestros vestir, maneras, len-guaje, metas y promociones.

  • Los jóvenes en particular deben tener cuidado al escoger a sus héroes. Pero todos nosotros nos ha-llamos imitando a nuestros héroes en estos aspec-tos de la vida. ¿Qué es más natural que imitar a quienes admiramos?

  • Modelo a imitar = ejemplo a seguir al funcionar o desenpeñar un papel; una persona que admiramos y cuyo ejemplo queremos imitar.

  • Muchos jóvenes hoy se visten sin atención y desordenadamente porque es de moda (la mentali-dad de “yo también”), pero los que iniciaron tal ma-nera de vestirse lo hicieron como rebelión contra el buen orden y la decencia.


C todos tenemos nuestros h roes
C. TODOS TENEMOS NUESTROS HÉROES a ti y a él, te diga: Da lugar a éste; y entonces co-miences con vergüenza a ocupar el último lugar. 10 Mas cuando fueres convidado, vé y siéntate en el último lugar, para que cuando venga el que te convi-dó, te diga: Amigo, sube más arriba; entonces ten-drás gloria delante de los que se sientan contigo a la mesa. 11 Porque cualquiera que se enaltece, será humillado; y el que se humilla, será enaltecido.

  • 1. Héroes poco recordados

  • Tal vez algún anciano, predicador, miembro de la iglesia, hombre o mujer.

  • Yo he estado predicando desde el 1943, no por-que haya predicadores en mi familia, pues no los hay, sino porque como joven admiraba mucho a un hermano que ganaba la vida como maestro de la es-cuela pública pero que predicaba en la iglesia donde yo era miembro sin remuneración alguna. Era her-mano responsable, noble y de abnegación. Yo le admiraba mucho. Era mi héroe secreto. Cuando me animó a ser predicador, seguí su consejo y al salir de la escuela superior, comencé mi carrera de predi-cador. Esto fue en el año 1943.


2 h roes son dirigentes modelos a imitar
2. HÉROES SON DIRIGENTES (MODELOS A IMITAR) a ti y a él, te diga: Da lugar a éste; y entonces co-miences con vergüenza a ocupar el último lugar. 10 Mas cuando fueres convidado, vé y siéntate en el último lugar, para que cuando venga el que te convi-dó, te diga: Amigo, sube más arriba; entonces ten-drás gloria delante de los que se sientan contigo a la mesa. 11 Porque cualquiera que se enaltece, será humillado; y el que se humilla, será enaltecido.

  • Ellos naturalmente ejercitan mucho poder e in-fluencia sobre otros. Por esto es muy importante que escojamos con cuidado a nuestros héroes.

  • Nuestros héroes tienen que ser los que verdade-ramente son la sal de la tierra y la luz del mundo, porque imitamos a ellos. Imitándoles, llegamos a ser como ellos son.

  • Mat. 5:13-16,Vosotros sois la sal de la tierra; pero si la sal se desvaneciere, ¿con qué será salada? No sirve más para nada, sino para ser echada fuera y hollada por los hombres. 14 Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder. 15 Ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud, sino sobre el …….


Qui nes son nuestros h roes

candelero, y alumbra a todos los que están en casa. 16 Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos.

  • Fil. 2:14-16,Haced todo sin murmuraciones y contiendas, 15 que seáis irreprensibles y sencillos, hijos de Dios sin mancha en medio de una generación maligna y perversa, {2.15:-Dt. 32. 5.} en medio de la cual resplandecéis como luminares en el mundo; 16 asidos de la palabra de vida, para que en el día de Cristo yo pueda gloriarme de que no he corrido en vano, ni en vano he trabajado.


3 los cristianos mismos son modelos a imitar dirigen no siguen
3. LOS CRISTIANOS MISMOS SON MODELOS A IMITAR; DIRIGEN, NO SIGUEN

  • Los cristianos, siendo luz (dirección) y sal (pre-servación), no se someten a la presión de socios, como la luz no se somete a las tinieblas.

  • La luz pone presión sobre las tinieblas, y no viceversa. Los cristianos no son movidos por la pre-sión de socios, sino ponen presión al pecador para que ande en la luz.

  • a. Que el cristiano tenga cuidado; gente pequeña y grande le está mirando. ¿Qué ven ellos?

  • Por ejemplo: el niños andando tras el padre en la nieve, tratando de pisar las huellas del padre.

  • b. No hacer excusas.

  • Por ejemplo: “Nadie es perfecto.”

  • Bueno, ¡yo lo soy! (maduro, crecido),1Cor.2:6


Sin embargo hablamos sabidur a entre los que han alcanzado madurez gr teleios perfect
Sin embargo, hablamos sabiduría entre los que han alcanzado madurez (gr., teleios = perfect).

  • Fil. 3:15,Así que, todos los que somos perfectos (gr., teleios = perfect), esto mismo sintamos.

  • Por ejemplo: “Todos tenemos nuestras debilida-des.”

  • ¿Será cierto? ¿Cuál es la mía? ¡Nómbrese!

  • Hermano, si usted tiene debilidades, corríjalas; sea fuerte, no débil.

  • 1 Cor. 16:13,Velad, estad firmes en la fe; portaos varonilmente, y esforzaos.

  • ¿Podemos hacer estas cuatro cosas? ¡Son man-damientos de Dios!

  • 1 Jn. 2:14,Os he escrito a vosotros, jóvenes, porque sois fuertes, y la palabra de Dios permanece en vosotros, y habéis vencido al maligno.


D algunos pasajes sobre imitar
D. ALGUNOS PASAJES SOBRE “IMITAR” madurez

  • 1. 1 Cor. 11:1,Sed imitadores de mí, así como yo de Cristo.

  • 1 Cor. 4:16, Por tanto, os ruego que me imitéis.

  • ¿Vivimos de tal manera que digamos a otros: “imítenme a mí”?

  • “Haga cómo yo digo,” dice el mundo.

  • “Haga cómo yo hago,” dice el cristiano.

  • 2. 2 Tes. 3:6-12,Pero os ordenamos, hermanos, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que os apar-téis de todo hermano que ande desordenadamente, y no según la enseñanza que recibisteis de noso-tros. 7 Porque vosotros mismos sabéis de qué ma-nera debéis imitarnos; pues nosotros no anduvimos desordenadamente entre vosotros, 8 ni comimos de balde el pan de nadie, sino que trabajamos ….


Qui nes son nuestros h roes

con afán y fatiga día y noche, para no ser gravosos a ninguno de vosotros; 9 no porque no tuviésemos derecho, sino por daros nosotros mismos un ejem-plo para que nos imitaseis. 10 Porque también cuando estábamos con vosotros, os ordenábamos esto: Si alguno no quiere trabajar, tampoco coma. 11 Porque oímos que algunos de entre vosotros an-dan desordenadamente, no trabajando en nada, sino entremetiéndose en lo ajeno. 12 A los tales manda-mos y exhortamos por nuestro Señor Jesucristo, que trabajando sosegadamente, coman su propio pan.

  • 3. Heb. 13:7,Acordaos de vuestros pastores, que os hablaron la palabra de Dios; considerad cuál …


Haya sido el resultado de su conducta e imitad su fe
haya sido el resultado de su conducta, e imitad su fe. ninguno de vosotros; 9 no porque no tuviésemos derecho, sino por daros nosotros mismos un ejem-plo para que nos imitaseis. 10 Porque también cuando estábamos con vosotros, os ordenábamos esto: Si alguno no quiere trabajar, tampoco coma. 11 Porque oímos que algunos de entre vosotros an-dan desordenadamente, no trabajando en nada, sino entremetiéndose en lo ajeno. 12 A los tales manda-mos y exhortamos por nuestro Señor Jesucristo, que trabajando sosegadamente, coman su propio pan.

  • 4. 3 Juan 11,Amado, no imites lo malo, sino lo bueno.

  • 5. Efes. 4:31--5:11, Quítense de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritería y maledicencia, y toda malicia. 32 Antes sed benignos unos con otros, mi-sericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo. 5:1 Sed, pues, imitadores de Dios como hijos amados. 2 Y andad en amor, como también Cristo nos amó, y se entregó a sí mismo por nosotros, ofrenda y sacri-ficio a Dios en olor fragante.3 Pero fornicación y toda inmundicia, o avaricia, ni aun se nombre entre vosotros, como conviene a santos; 4 ni palabras deshonestas, ni necedades, ni truhanerías, que …


Qui nes son nuestros h roes

no convienen, sino antes bien acciones de gracias. 5 Porque sabéis esto, que ningún fornicario, o in-mundo, o avaro, que es idólatra, tiene herencia en el reino de Cristo y de Dios. 6 Nadie os engañe con palabras vanas, porque por estas cosas viene la ira de Dios sobre los hijos de desobediencia. 7 No seáis, pues, partícipes con ellos. 8 Porque en otro tiempo erais tinieblas, mas ahora sois luz en el Señor; andad como hijos de luz 9 (porque el fruto del Espíritu es en toda bondad, justicia y verdad), 10 comprobando lo que es agradable al Señor. 11 Y no participéis en las obras infructuosas de las tinieblas, sino más bien reprendedlas.

  • 6. 1 Tes. 1:6-10,Y vosotros vinisteis a ser imitadores de nosotros y del Señor, recibiendo la …


Qui nes son nuestros h roes

palabra Porque sabéis esto, que ningún fornicario, o in-mundo, o avaro, que es idólatra, tiene herencia en el reino de Cristo y de Dios. 6 Nadie os engañe con palabras vanas, porque por estas cosas viene la ira de Dios sobre los hijos de desobediencia. 7 No seáis, pues, partícipes con ellos. 8 Porque en otro tiempo erais tinieblas, mas ahora sois luz en el Señor; andad como hijos de luz 9 (porque el fruto del Espíritu es en toda bondad, justicia y verdad), 10 comprobando lo que es agradable al Señor. 11 Y no participéis en las obras infructuosas de las tinieblas, sino más bien reprendedlas.en medio de gran tribulación, con gozo del Espíritu Santo, 7 de tal manera que habéis sido ejemplo a todos los de Macedonia y de Acaya que han creído. 8 Porque partiendo de vosotros ha sido divulgada la palabra del Señor, no sólo en Macedo-nia y Acaya, sino que también en todo lugar vuestra fe en Dios se ha extendido, de modo que nosotros no tenemos necesidad de hablar nada; 9 porque ellos mismos cuentan de nosotros la manera en que nos recibisteis, y cómo os convertisteis de los ído-los a Dios, para servir al Dios vivo y verdadero, 10 y esperar de los cielos a su Hijo, al cual resucitó de los muertos, a Jesús, quien nos libra de la ira veni-dera.


Qui nes son nuestros h roes

1 Tes. 2:14-16, Porque sabéis esto, que ningún fornicario, o in-mundo, o avaro, que es idólatra, tiene herencia en el reino de Cristo y de Dios. 6 Nadie os engañe con palabras vanas, porque por estas cosas viene la ira de Dios sobre los hijos de desobediencia. 7 No seáis, pues, partícipes con ellos. 8 Porque en otro tiempo erais tinieblas, mas ahora sois luz en el Señor; andad como hijos de luz 9 (porque el fruto del Espíritu es en toda bondad, justicia y verdad), 10 comprobando lo que es agradable al Señor. 11 Y no participéis en las obras infructuosas de las tinieblas, sino más bien reprendedlas.Porque vosotros, hermanos, vinis-teis a ser imitadores de las iglesias de Dios en Cris-to Jesús que están en Judea; pues habéis padecido de los de vuestra propia nación las mismas cosas que ellas padecieron de los judíos, 15 los cuales mataron al Señor Jesús y a sus propios profetas, y a nosotros nos expulsaron; y no agradan a Dios, y se oponen a todos los hombres, 16 impidiéndonos ha-blar a los gentiles para que éstos se salven; así col-man ellos siempre la medida de sus pecados, pues vino sobre ellos la ira hasta el extremo.

  • 7. Heb. 6:12,a fin de que no os hagáis perezosos, sino imitadores de aquellos que por la fe y la paciencia heredan las promesas.


Qui nes son nuestros h roes

E. EL HÉROE MUNDANO ES DADO A LA EMULA-CIÓN (rivalidad, esforzarse por ser igual a otro, o a superarle), Gál. 5:20, celos, una obra de la carne.

  • F. ¿A QUIÉNES HA APUNTADO DIOS PARA DE-MOSTRAR LA CUALIDAD DE HÉROE? ¿QUIÉNES SON HÉROES EN LA VISTA DE ÉL?

  • 1. Job 1:8,Y Jehová dijo a Satanás: ¿No has considerado a mi siervo Job, que no hay otro como él en la tierra, varón perfecto y recto, temeroso de Dios y apartado del mal?

  • 2. Ezeq. 14:14-20, si estuviesen en medio de ella estos tres varones, Noé, Daniel y Job, ellos por su justicia librarían únicamente sus propias vidas, dice Jehová el Señor. 15 Y si hiciere pasar bestias fero-ces por la tierra y la asolaren, y quedare desolada de modo que no haya quien pase a causa de las …


Qui nes son nuestros h roes

fieras, 16 y estos tres varones estuviesen en medio de ella, vivo yo, dice Jehová el Señor, ni a sus hijos ni a sus hijas librarían; ellos solos serían librados, y la tierra quedaría desolada. 17 O si yo trajere espa-da sobre la tierra, y dijere: Espada, pasa por la tier-ra; e hiciere cortar de ella hombres y bestias, 18 y estos tres varones estuviesen en medio de ella, vivo yo, dice Jehová el Señor, no librarían a sus hijos ni a sus hijas; ellos solos serían librados. 19 O si envia-re pestilencia sobre esa tierra y derramare mi ira so-bre ella en sangre, para cortar de ella hombres y bestias, 20 y estuviesen en medio de ella Noé, Daniel y Job, vivo yo, dice Jehová el Señor, no libra-rían a hijo ni a hija; ellos por su justicia librarían so-lamente sus propias vidas.


Qui nes son nuestros h roes

3. ella, vivo yo, dice Jehová el Señor, ni a sus hijos ni a sus hijas librarían; ellos solos serían librados, y la tierra quedaría desolada. 17 O si yo trajere espa-da sobre la tierra, y dijere: Espada, pasa por la tier-ra; e hiciere cortar de ella hombres y bestias, 18 y estos tres varones estuviesen en medio de ella, vivo yo, dice Jehová el Señor, no librarían a sus hijos ni a sus hijas; ellos solos serían librados. 19 O si envia-re pestilencia sobre esa tierra y derramare mi ira so-bre ella en sangre, para cortar de ella hombres y bestias, 20 y estuviesen en medio de ella Noé, Daniel y Job, vivo yo, dice Jehová el Señor, no libra-rían a hijo ni a hija; ellos por su justicia librarían so-lamente sus propias vidas.Mat. 8:11,12,Y os digo que vendrán muchos del oriente y del occidente, y se sentarán con Abraham e Isaac y Jacob en el reino de los cielos; 12 mas los hijos del reino serán echados a las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes.

  • F. JESÚS ES EL ÚNICO Y ABSOLUTAMENTE VER-DADERO “MODELO A IMITAR.”

  • 2 Tim. 2:8,Acuérdate de Jesucristo, del linaje de David, resucitado de los muertos conforme a mi evangelio.

  • Heb. 12:2,puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe.

  • Col. 3:1-4,Si, pues, habéis resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sen-tado a la diestra de Dios. 2 Poned la mira en las co-sas de arriba, no en las de la tierra. ….


Qui nes son nuestros h roes

3 Porque habéis muerto, y vuestra vida está escon-dida con Cristo en Dios. 4 Cuando Cristo, vuestra vida, se manifieste, entonces vosotros también se-réis manifestados con él en gloria.

  • CONCLUSIÓN

  • ¿Quiénes son nuestros héroes?

  • ¿Nuestros modelos a imitar?