slide1 n.
Download
Skip this Video
Loading SlideShow in 5 Seconds..
♫ Enciende los parlantes PowerPoint Presentation
Download Presentation
♫ Enciende los parlantes

Loading in 2 Seconds...

play fullscreen
1 / 11

♫ Enciende los parlantes - PowerPoint PPT Presentation


  • 120 Views
  • Uploaded on

Visita: www.RenuevoDePlenitud.com. Opta por el perdón. Tommy's Window Slideshow. ♫ Enciende los parlantes. HAZ CLIC PARA AVANZAR. Perdonar es liberar al prisionero, y descubrir que el prisionero era uno mismo. --Tomado de un texto de Neil T. Anderson and Rich Miller.

loader
I am the owner, or an agent authorized to act on behalf of the owner, of the copyrighted work described.
capcha
Download Presentation

PowerPoint Slideshow about '♫ Enciende los parlantes' - anais


An Image/Link below is provided (as is) to download presentation

Download Policy: Content on the Website is provided to you AS IS for your information and personal use and may not be sold / licensed / shared on other websites without getting consent from its author.While downloading, if for some reason you are not able to download a presentation, the publisher may have deleted the file from their server.


- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - E N D - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
Presentation Transcript
slide1

Visita: www.RenuevoDePlenitud.com

Opta por el perdón

Tommy's Window

Slideshow

♫ Enciende los parlantes

HAZ CLIC PARA AVANZAR

Perdonar es liberar al prisionero,

y descubrir que el prisionero era uno mismo.

--Tomado de un texto de Neil T. Anderson and Rich Miller.

slide2

Como Dios exige perdonar,

es perfectamente posible hacerlo.

A veces es difícil, ya que por naturaleza

uno quiere desquitarse de lo sufrido.

El perdón se opone en apariencia a la justicia.

Esto nos lleva a persistir en la ira, castigando a los demás una y otra vez en nuestros pensamientos por el dolor que nos han causado.

Veamos los motivos por los que el perdón es necesario:

slide3

Olvidar no es perdonar.

El que quiera olvidar lo que le han hecho descubrirá que no puede. Los pensamientos y heridas vuelven de vez en cuando. La curación no puede empezar hasta que se perdona.

slide4

Perdonar es una decisión personal.

Dios dice que nunca hay que tomarse la justicia por la propia mano (Romanos 12:19).

Confía en que Él tratará de forma justa a quien te ha agraviado.

slide5

Perdona por tu bien,

para ser libre.

El perdón es ante todo cuestión de obediencia a Dios.

Él quiere que seas libre.

slide6

Perdonar es aceptar las consecuencias

de los pecados ajenos.

Acostumbrarse a esas consecuencias, aunque no gusten. Hay que decidir entre hacerlo en la esclavitud del resentimiento o en la libertad del perdón. Te preguntarás dónde entra en juego la justicia. La justicia se encuentra en la cruz, que hace el perdón justo desde el punto de vista legal y moral.

slide7

No esperes a que el otro

te pida perdón.

Jesús no esperó a que le pidieran perdón los que lo crucificaron para perdonarlos. Rogó: «Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen» (Lucas 23:34).

slide8

Perdona de corazón.

Con demasiada frecuencia tenemos miedo al dolor, y esto nos lleva a enterrar las emociones muy adentro. Dejemos que Dios las saque a la superficie para que pueda empezar a sanar el daño emocional.

slide9

Perdonar es optar por no guardar

rencor a quien nos hizo mal.

Deja atrás el pasado, niégate a sacar a relucir rencillas viejas con quien te agravió o con otros que te quieran escuchar. Rechaza todo pensamiento vengativo.

slide10

No esperes a tener deseos de perdonar.

Jamás los tendrás. Toma la difícil decisión de perdonar aunque no te apetezca. Una vez que decidas perdonar, Satanás perderá poder sobre ti en ese sentido, y el toque sanador de Dios tendrá libertad para actuar.

slide11

Perdonar a los enemigos no es

señal de ser pusilánime, sino

de poseer un alma fuerte.

Haz esta oración:

Señor, opto por perdonar (nombre de la persona) por (lo que haya hecho) aunque me haya hecho sentir (expresa el sentimiento doloroso). Elijo, Señor, dejar de guardar rencor a (nombre) por ello. Te doy gracias por librarme de la esclavitud del resentimiento hacia (nombre). Te pido que bendigas a (nombre). Te lo pido en el nombre de Jesús. Amén.

PARA COMPARTIR