La herencia del cristiano
This presentation is the property of its rightful owner.
Sponsored Links
1 / 27

La herencia del cristiano PowerPoint PPT Presentation


  • 173 Views
  • Uploaded on
  • Presentation posted in: General

La herencia del cristiano. 1 Ped. 1:4 , “ una herencia incorruptible, incontaminada e inmarcesible, reservada en los cielos para vosotros”.

Download Presentation

La herencia del cristiano

An Image/Link below is provided (as is) to download presentation

Download Policy: Content on the Website is provided to you AS IS for your information and personal use and may not be sold / licensed / shared on other websites without getting consent from its author.While downloading, if for some reason you are not able to download a presentation, the publisher may have deleted the file from their server.


- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - E N D - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

Presentation Transcript


La herencia del cristiano

La herencia del cristiano

  • 1 Ped. 1:4, “una herencia incorruptible, incontaminada e inmarcesible, reservada en los cielos para vosotros”.

  • Heb. 10:34, “Porque de los presos también os compadecisteis, y el despojo de vuestros bienes sufristeis con gozo, sabiendo que tenéis en vosotros una mejor y perdurable herencia en los cielos. 35 No perdáis, pues, vuestra confianza, que tiene grande galardón”.


Recompensa

Recompensa

  • Mat. 5:12, “Gozaos y alegraos, porque vuestro galardón (recompensa) es grande en los cielos”.

  • Rom. 8:18, “Pues tengo por cierto que las aflicciones del tiempo presente no son comparables con la gloria venidera que en nosotros ha de manifestarse”.

  • Heb. 11:6, “es remunerador de los que le buscan”.


Recompensa de la herencia

Recompensa de la herencia

  • Col. 3:23, “Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres; 24 sabiendo que del Señor recibiréis la recompensa de la herencia, porque a Cristo el Señor servís”.

  • 2 Jn. 8, “Tened cuidado para que no per-dáis lo que hemos logrado, sino que recibáis abundante recompensa”.

  • 2 Cor. 9:6, “el que siembra abundante-mente, abundantemente también segará”.


Son dignos

“Son dignos”

  • No “merecemos” la recompensa como si fuera “deuda”. La salvación es por gracia.

  • Pero Apoc. 3:4, “tienes unas pocas personas en Sardis que no han manchado sus vestiduras; y andarán conmigo en vestiduras blancas, porque son dignas”.

  • Apoc. 19:8, “Y a ella se le ha concedido que se vista de lino fino, limpio y resplandeciente; porque el lino fino es las acciones justas de los santos”.


Salario

“Salario”

  • Además “galardón” y “recompensa” significan “un pago de salario”.

  • Mat. 5:46, “¿Qué recompensa tenéis?”

  • Hech. 1:18, Judas, “con el salario de su iniquidad adquirió un campo”.

  • 2 Cor. 5:10, “es necesario que todos comparezcamos ante el tribunal de Cristo, para que cada sea recompensado según lo que haya hecho, sea bueno o sea malo”.


Conceptos evang licos

Conceptos evangélicos

  • “Somos pecadores”, “pecamos todo el tiempo”, “pecamos porque somos hombres (humanos)”, “no somos dignos de nada”. “Recompensa” les inquieta.

  • 1 Ped. 2:9, “Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios”.

  • Somos la “creación”, la obra de Dios.

  • Somos hijos de Dios. No somos peca-dores, sino santos.


Eterno peso de gloria

“Eterno peso de gloria”

  • 2 Cor. 4:16, “Por tanto, no desmayamos; antes aunque este nuestro hombre exterior se va desgastando, el interior no obstante se renueva de día en día. 17 Porque esta leve tribulación momentánea produce en nosotros un cada vez más excelente y eterno peso de gloria .. 5:1 Porque sabemos que si nuestra morada terrestre, este tabernáculo, se deshiciere, tenemos de Dios un edificio, una casa no hecha de manos, eterna, en los cielos”.


Calcular gastos

“Calcular gastos”

  • Luc. 14:28, “Porque ¿quién de vosotros, queriendo edificar una torre, no se sienta primero y calcula los gastos, a ver si tiene lo que necesita para acabarla?”

  • ¿Gastos para qué? ¿No es gratis la salvación? ¿No es “dádiva de Dios”?

  • Sí, es gratis, pero es don que cuesta todo.

  • V. 33, “Así, pues, cualquiera de vosotros que no renuncia a todo lo que posee, no puede ser mi discípulo”.


Esperamos la herencia

Esperamos la herencia

  • Los israelitas esperaban “la tierra prometida” y pelearon muchas batallas para tomar posesión de su herencia.

  • Pero nuestra herencia no es terrenal.

  • 1 Cor. 15:19, “Si hemos esperado en Cristo para esta vida solamente, somos, de todos los hombres, los más dignos de lástima”.

  • Piense en la herencia terrenal más grande – no se compara con la celestial.


Importancia de la esperanza

Importancia de la esperanza

  • Rom. 8:24, “en esperanza fuimos salvos”.

  • 1 Tes. 5:8, “con la esperanza de salvación como yelmo”.

  • Nos motiva a ser obedientes y fieles.

  • Nos da paz y tranquilidad (vence el afán).

  • Nos da fuerza para soportar pruebas y todo problema, y para resistir tentaciones.

  • La esperanza fija nuestros ojos en Jesús y nos transforma cada vez más a su imagen y semejanza.


Qui nes son los 144 000

¿Quiénes son los 144.000?

  • Apoc. 14:1, “el Cordero estaba en pie sobre el monte de Sion, y con Él 144.000, que tenían el nombre de él y el de su Padre escrito en la frente. 2 Y oí una voz del cielo como estruendo de muchas aguas, y como sonido de un gran trueno; y la voz que oí era como de arpistas que tocaban sus arpas. 3 Y cantaban un cántico nuevo delante del trono .. y nadie podía aprender el cántico sino aquellos 144.000 que fueron redimidos”.


La gran reuni n

La Gran Reunión

  • Los 144.000 (todos los redimidos)

  • Apoc. 7:9, “he aquí una gran multitud, la cual nadie podía contar, de todas naciones y tribus y pueblos y lenguas, que estaban delante del trono y en la presencia del Cordero, vestidos de ropas blancas, y con palmas en las manos; 10 y clamaban a gran voz, diciendo: La salvación pertenece a nuestro Dios que está sentado en el trono, y al Cordero”.


La nueva jerusal n

La Nueva Jerusalén

  • Apoc. 21:2, “Y yo Juan vi la santa ciudad, la nueva Jerusalén, descender del cielo, de Dios, dispuesta como una esposa ataviada para su marido”.

  • Apoc. 21:10, “Y me llevó en el Espíritu a un monte grande y alto, y me mostró la gran ciudad santa de Jerusalén, que des-cendía del cielo, de Dios, 11 teniendo la gloria de Dios. Y su fulgor era semejante al de una piedra preciosísima, como piedra de jaspe, diáfana como el cristal”.


No como ciudades de la tierra

No como ciudades de la tierra

  • No habrá tiendas, oficinas, semáforos, rasca-cielos, mucho menos hospitales o funerarias – sino una gran asamblea.

  • Heb. 12:22, “os habéis acercado al monte de Sion, a la ciudad del Dios vivo, Jerusalén la celestial, a la compañía de muchos millares de ángeles, 23 a la congregación de los primogénitos que están inscritos en los cielos, a Dios el Juez de todos, a los espíritus de los justos hechos perfectos, 24 a Jesús el Mediador del nuevo pacto”.


Herencia incorruptible

Herencia incorruptible

  • Mat. 6:19, “No os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín corrompen, y donde ladrones minan y hurtan; 20 sino haceos tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el orín corrompen, y donde ladrones no minan ni hurtan. 21 Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón”.

  • 1 Ped. 1:4, “una inherencia incorruptible, inmaculada, y que no se marchitará”.


El para so restaurado

El Paraíso Restaurado

  • Paraíso = parques de reyes de Persia.

  • Compárense parques famosos.

  • Paraíso (Edén) con su árbol de vida perdido. Restaurado por Cristo.

  • Apoc. 2:7, “Al que venciere, le daré a comer del árbol de la vida, el cual está en medio del paraíso de Dios”.

  • Apoc. 22:2, “En medio de la calle de la ciudad, y a uno y otro lado del río, estaba el árbol de la vida”.


All no habr noche

Allí no habrá noche

  • Apoc. 21:23, “La ciudad no tiene necesi-dad de sol ni de luna que brillen en ella; porque la gloria de Dios la ilumina, y el Cordero es su lumbrera. 24 Y las naciones que hubieren sido salvas andarán a la luz de ella; y los reyes de la tierra traerán su gloria y honor a ella. 25Sus puertas nunca serán cerradas de día, pues allí no habrá noche”.

  • Servicio continuo, nunca interrumpido.


Qu clase de servicio ap 22 3

¿Qué clase de servicio? Ap. 22:3

  • No se ha revelado, pero el servicio reque-rido ahora nos prepara para el celestial.

  • Asistir, adorar con gozo y gratitud … Si no, no preparado para servir en el cielo.

  • Visitar y ayudar a los hermanos … Si no, no estaremos preparados para el cielo.

  • Evangelizar, llevar el evangelio a los per-didos; de otro modo no preparados.

  • Servir con tiempo, energía y dinero –para prepararnos para el servicio eterno.


Vida eterna

Vida eterna

  • Esta es la verdad más incomprensible.

  • Simplemente no somos capaces de com-prender tal concepto. ¡NO TIENE FIN!

  • Rom. 2:6, “el cual pagará a cada uno conforme a sus obras: 7vida eterna a los que, perseverando en bien hacer, buscan gloria y honra e inmortalidad”.

  • Gal. 6:8, “el que siembra para el Espíritu, del Espíritu segará vida eterna”.

  • Mat. 25:46, “irán .. justos a la vida eterna”


No por largo tiempo

No “por largo tiempo”

  • Cuando Cristo venga, será el fin de lo que se llama “tiempo”. “Eterno” no es “tiempo”

  • Tratar de imaginar el vivir .. sin reloj .. sin calendario .. sin tinieblas .. sin cambio de estaciones .. sin medir el “tiempo”.

  • Tratar de imaginar el no envejecer .. Nada de arrugas, canas, debilidades, dolencias.

  • Todas las flores serán “plantas perennes”, las rosas nunca se marchitarán.

  • 1 Tim. 6:12, “echa mano de la vida eterna”


C mo est n ahora

¿Cómo están ahora?

  • Murió mi ser querido; ¿cómo está ahora?

  • Fil. 1:23, “teniendo deseo de partir y estar con Cristo, lo cual es muchísimo mejor”.

  • ¿Mejor en qué sentido? En todo sentido.

  • Reposo, tranquilidad, sumamente con-tento, gozoso en extremo, no falta nada.

  • El espíritu está librado del cuerpo corruptible con sus enfermedades y de todos los demás problemas de esta vida.


No habr l grimas

No habrá lágrimas

  • No reposo en el sentido de “inactivo”.

  • Sino reposo en el sentido de “alivio”.

  • Apoc. 21:4, “Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron”.

  • Sal. 55:6, “¡Quién me diese alas como de paloma! Volaría yo, y descansaría.

  • Heb. 4:9, “Queda, por tanto, un reposo para el pueblo de Dios”.


En casa para siempre

En casa para siempre

  • ¿Vacaciones? Estar “en casa” la mejor.

  • Residencia permanente, nunca cambiar. No querer cambiar de residencia.

  • 1 Tes. 4:17, “Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor”. Paraíso .. Ciudad de oro, perlas.

  • “En casa” (“at home”) para siempre.


Nos conoceremos

¿Nos conoceremos?

  • Tendremos nuevos cuerpos, pero no tendremos nuevos espíritus.

  • El espíritu – la persona verdadera – no muere. Es eterna (“en la imagen de Dios”)

  • Mat. 8:11, “vendrán muchos del oriente y del occidente, y se sentarán con Abraham e Isaac y Jacob en el reino de los cielos”.

  • Mat. 17:3, “Y he aquí les aparecieron Moisés y Elías, hablando con él”.

  • 2 Sam. 12:23, “voy a él .. él no volverá”.


Es necesario estar preparado

Es necesario estar preparado

  • Mat. 25:1-13, diez vírgenes (amigas de la novia) esperaban la llegada del novio.

  • “A medianoche se oyó un clamor: ¡Aquí está el novio!” Arreglaron sus lámparas.

  • Pero cinco de ellas no llevaron suficiente aceite y sus lámparas se apagaban.

  • Iban a comprar, pero en eso llegó el novio y cinco entraron … puertas cerradas.

  • “Señor, ábrenos”. “No os conozco”.

  • “Velad .. No sabéis ni el día ni la hora”.


  • Login