Domingo 2º Cuaresma - A
This presentation is the property of its rightful owner.
Sponsored Links
1 / 12

2, 13-17 PowerPoint PPT Presentation


  • 92 Views
  • Uploaded on
  • Presentation posted in: General

Domingo 2º Cuaresma - A. 2, 13-17. EL HIJO AMADO. Jesús tomó consigo a Pedro, a Santiago y a su hermano Juan, y se los llevó aparte a un monte alto. Se transfiguró delante de ellos. Y aparecieron Moisés y Elías que conversaban con él. 2, 13-17. Pedro dijo a Jesús:

Download Presentation

2, 13-17

An Image/Link below is provided (as is) to download presentation

Download Policy: Content on the Website is provided to you AS IS for your information and personal use and may not be sold / licensed / shared on other websites without getting consent from its author.While downloading, if for some reason you are not able to download a presentation, the publisher may have deleted the file from their server.


- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - E N D - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

Presentation Transcript


Domingo 2º Cuaresma - A

2, 13-17

EL HIJO AMADO

Jesús tomó consigo

a Pedro, a Santiago

y a su hermano Juan,

y se los llevó aparte

a un monte alto.

Se transfiguró delante de ellos.

Y aparecieron Moisés y Elías que conversaban con él.


2, 13-17

Pedro dijo a Jesús:

“Señor, qué bien se está aquí.

Si quieres, haré aquí tres tiendas,

una para ti, otra para Moisés y otra para Elías”.


2, 13-17

Una nube los cubrió

con su sombra, y se oyó una voz que decía:

“Éste es

mi Hijo amado,

en quien

me complazco; escuchadle”

( Mt 17 1-9)


2, 13-17

¿Dónde está Dios?

Buscamos y no terminamos de encontrarlo.

Dios se esconde siempre

tras “ la nube del no saber”.


También los otros nos preguntan con frecuencia dónde está nuestro Dios.


  • Dios está en la nube.

  • A lo largo del desierto:

  • Dios acampa junto

  • a su pueblo,

  • sigue sus caminos,

  • le es fiel a pesar

  • de sus infidelidades.


2, 13-17

Pero, finalmente,

Dios está en su Hijo Jesús.

Así lo descubren los tres amigos predilectos

cuando suben con Él

a la montaña.


“Maestro,

¡qué bien se está aquí!”.

Ante las mil palabras que nos confunden comprendemos que

el silencio es elocuente.

El silencio de Dios

es la única palabra que da vida.


“Maestro,

¡qué bien se está aquí!”.

Ante las tentaciones de poder y de prestigio que nos asaltan, hay que valorar la cercanía del Señor

y la participación en su destino.


“Maestro,

¡qué bien se está aquí!”.

Los cristianos saben que han de bajar al valle. Es allí donde se libra el combate con el dolor,

la enfermedad y la muerte.


Señor Jesús que, transfigurado en el monte,

nos muestras tu gloria de Hijo de Dios, enséñanos

a descubrir el camino de la cruz que nos revela

la majestad de tu luz. Amén.


José Román Flecha Andrés

DIOS CON NOSOTROS–Salamanca

Presentación: Antonia Castro Panero

Música: Monjes de Silos,Spiritus Domini


  • Login