Eternos peinados de moda
Download
1 / 2

peinados de moda - PowerPoint PPT Presentation


  • 345 Views
  • Uploaded on

A estas alturas no vamos a replantearnos qué es la moda, porque quizás no tenga sentido, como afirman muchos, pero está claro que condiciona nuestras vidas. Lo deseemos o no, cuando vamos a la peluquería, salimos con un peinado de moda.

loader
I am the owner, or an agent authorized to act on behalf of the owner, of the copyrighted work described.
capcha
Download Presentation

PowerPoint Slideshow about 'peinados de moda' - peluqueriasbcn


An Image/Link below is provided (as is) to download presentation

Download Policy: Content on the Website is provided to you AS IS for your information and personal use and may not be sold / licensed / shared on other websites without getting consent from its author.While downloading, if for some reason you are not able to download a presentation, the publisher may have deleted the file from their server.


- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - E N D - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
Presentation Transcript
Slide1 l.jpg

Eternos peinados de moda

A estas alturas no vamos a replantearnos qué es la moda, porque quizás no tenga sentido, como

afirman muchos, pero está claro que condiciona nuestras vidas. Lo deseemos o no, cuando vamos a

la peluquería, salimos con un peinado de moda.

¿Por qué? Porque las y los peluqueros están formados en las ideas, los gustos y los estilos de la

época, que nos conforman a todos. Por muy rebeldes, iconoclastas y diferentes que nos

consideremos, somos hijos de nuestra época.

Y si alguien duda de esta afirmación, no tiene más que mirar imágenes de otra época. Verá que los

moños, flequillos, rizados... son totalmente distintos siendo iguales. Aunque lleves el corte más

clásico de los clásicos, llevas un peinado de moda.

¿Peinado de moda o fiel a tu estilo?

Hombres y mujeres fluctuamos entre estos dos términos acercándolos o alejándolos según el

momento. Tenemos temporadas que, simplemente, nos gustamos. Así que mantenemos nuestro

peinado, de moda o no, con un ligero corte, hasta que un día nos despertamos repentinamente

conscientes de que parecemos más a una estatua que a un ser vivo y que es hora de variar. El grado

de variación, eso sí, va de imperceptible a verdadera revolución.

Cambiamos con la edad, las experiencias, y en adaptarse a estos cambios está el secreto de una vida

más o menos satisfactoria. Nuestros pensamientos se flexibilizan, varían los valores que

priorizamos en nuestra existencia, nuestro físico madura, ¿por qué no acomodar nuestro a estilo a

nuestros cambios? Si somos rebeldes, llevar la contraria a lo que lleva la mayoría de tu generación o

el corte “que toca a una edad” en otra (aunque sentimos decirte que los cortes rebeldes también

tienen su carta de peinados de moda), pero variando, porque sino un día tu corte será el de la

mayoría.

Si eres acomodado, no te gustan los cambios, le peluquería es un mero trámite para ti, te sentará

bien imitar algún día (¡siempre adaptado a tu estilo y tus características!) el peinado de esa o ese

amigo que tanto te gusta o atreverte con algo más corto, o más ondulado, o más liso, por una vez, al

menos una vez al año. Ya verás como te hará sentir más viva por unos días, sorprendida porque tus

conocidos te vean de nuevo. Mucho mejor si en esa ocasión anual te decides por un peinado de

moda, elegante, sensual, divertido, dinámico, que te aporte un valor que te apetece sentir o acabas

de incorporar a tu vida en ese momento.

Un peinado de moda es siempre más que eso

Y llegamos a la clave del tema: un peinado de moda te aporta mucho más que una nueva forma para

tu pelo.

Te aporta un cambio, un factor imprescindible en nuestras vidas. Vernos con otro corte puede

hacernos desarrollar esas virtudes que no nos permitimos mostrar asiduamente, sacarnos de un

letargo, una etapa más apática, llevarnos a nuevos lugares o acciones, movernos de otro modo,

abrirnos a nuevas relaciones.

También, sanea tu cabello eliminando el peso de lo antiguo, lo dañado, los hábitos en su

disposición, en su caída, que a veces crea ese “efecto casco” en un peinado. No debemos olvidar

que no hay corte favorecedor sin un cabello sano, libre de grasa y de problemas dermatológicos.

Refresca tu imagen frente a ti y a los demás. La vida necesita renovación, está en continuo

movimiento, hay que conectar con ese flujo vital que compartimos con la naturaleza. Lo que queda


Slide2 l.jpg

varado se estanca, se pudre, desaparece, es ley de vida a la que estamos sometidos. Participar con

naturalidad de este proceso nos mantiene sanos, activos, vitales.

Te hace flexible. Dicen que todos somos más rígidos de lo que nos creemos y lo peor es que muchas

veces ni nos importa. Anclarse en lo conocido, lo que ya se sabe, acaba convirtiendo los sabores, los

gestos, las vivencias en rutinas. A fuerza de vernos siempre iguales dejamos de percibirnos como

personas capaces de hacer cosas nuevas, de disfrutar de un día cualquiera. Verse con un peinado de

moda aunque no sea nuestro estilo, incluso nuestra intención, puede regalarnos un gran día.

Déjanos pues insistir. De vez en cuando, porque sí, pon un peinado de moda en tu vida.

Si te ha gustado este artículo, visítanos en:

http://www.peluqueriasbcn.com


ad