40 padre nuestro que est s en el cielo
Download
1 / 30

40. PADRE NUESTRO QUE ESTÁS EN EL CIELO - PowerPoint PPT Presentation


  • 104 Views
  • Uploaded on
  • Presentation posted in: General

40. PADRE NUESTRO QUE ESTÁS EN EL CIELO. 1. Por qué llamamos Padre a Dios. Porque nos ha creado a su imagen y semejanza, dándonos un alma espiritual, y la dignidad de "persona", a semejanza de las Tres Personas divinas.

loader
I am the owner, or an agent authorized to act on behalf of the owner, of the copyrighted work described.
capcha

Download Presentation

40. PADRE NUESTRO QUE ESTÁS EN EL CIELO

An Image/Link below is provided (as is) to download presentation

Download Policy: Content on the Website is provided to you AS IS for your information and personal use and may not be sold / licensed / shared on other websites without getting consent from its author.While downloading, if for some reason you are not able to download a presentation, the publisher may have deleted the file from their server.


- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - E N D - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

Presentation Transcript


40 padre nuestro que est s en el cielo
40. PADRE NUESTRO QUE ESTÁS EN EL CIELO


1 por qu llamamos padre a dios
1. Por qué llamamos Padre a Dios

  • Porque nos ha creado a su imagen y semejanza, dándonos un alma espiritual, y la dignidad de "persona", a semejanza de las Tres Personas divinas.

  • No lo ha hecho así con los seres inferiores, en los que encontramos simplemente un vestigio o huella de Dios, no su imagen y semejanza.


40 padre nuestro que est s en el cielo

  • Por la especial providencia que Dios tiene sobre todos los hombres, a quienes ama —singularmente a cada uno— y gobierna como seres libres.

  • Sobre todo porque nos ha elevado a tomar parte, por la gracia, en la vida última de la Santísima Trinidad, concediéndonos una


40 padre nuestro que est s en el cielo

"participación en la naturaleza divina" (II Petr 1,5), que nos diviniza, y nos hace "hijos en el Hijo”, hermanos, por adopción, del Hijo Unigénito.

  • Porque habiendo perdido esta dignidad por el pecado, el mismo Hijo se ha hecho hombre y nos ha redimido,


40 padre nuestro que est s en el cielo

concediéndonos, como prueba de que somos hijos de Dios, el don del Espíritu Santo.

  • Gal 4,5-6: "Al llegar la plenitud de los tiempos, Dios envió a su Hijo, nacido de mujer... a fin de que recibiésemos la adopción de hijos. Y porque sois hijos, Dios envió a nuestros corazones el Espíritu Santo, que nos hace clamar: ¡Abba Padre!“.


40 padre nuestro que est s en el cielo


2 el sentido de la filiaci n divina es fundamento nuestra vida espiritual
2. El sentido de la filiación divina es fundamento nuestra vida espiritual

  • El hecho de la filiación divina es la realidad más fundamental de la vida cristiana.

  • En el orden de la creación la criatura humana es persona; en el orden sobre-natural (re-creación) es hijo de Dios.


40 padre nuestro que est s en el cielo

  • Esta filiación divina llegará a su plenitud en la Gloria: vida espiritual

  • Iloann 3,2: "Ya ahora somos hijos de Dios, pero todavía no se ha manifestado lo que seremos. Cuando se manifieste seremos iguales a Él porque le veremos como es”.

  • La vida cristiana —la santidad— consiste en vivir de acuerdo con esta altísima dignidad:


40 padre nuestro que est s en el cielo


40 padre nuestro que est s en el cielo

en esto consiste cosa con Él), por el Espíritu Santo (vínculo de unión entre el Padre y el Hijo, y por tanto, quien nos hace hijos adoptivos del Padre). el sentido de la filiación divina.

  • Una vez que el Hijo Unigénito se ha hecho hombre, vivir como hijo de Dios significa imitar a Cristo.

  • No sólo externamente, sino vivir su misma vida sobrenatural, cada vez con más plenitud, hasta llegar a ser, no sólo alter Christus sino ipse Christus, el mismo Cristo.


40 padre nuestro que est s en el cielo

  • El Hijo de Dios se ha hecho hombre para cumplir perfectamente, con su voluntad humana, la voluntad divina.

  • Así ha reparado la desobediencia de Adán y nos ha redimido: haciéndose "obediente hasta la muerte y muerte de Cruz" (Philip 2,8).


40 padre nuestro que est s en el cielo

  • La vida de un hijo de Dios consiste, pues, en cumplir la voluntad del Padre, entregándose completamente, para corredimir con Cristo.

  • La identificación con Cristo se alcanza en el sacrificio: en el amor a la Cruz.

  • Así lo dice S. Pablo: "Yo estoy con Cristo en la Cruz, y ya no vivo sino que Cristo vive en mí (Gal 2,19-20).


40 padre nuestro que est s en el cielo

  • La Misa es el centro y raíz de la vida de un hijo de Dios, porque es renovación sacramental del sacrificio de Cristo.

  • Cada día podemos unir nuestras obras a los méritos de Cristo, como la gota de agua al vino que se convertirá en su Sangre, para corredimir con Él, con afán de salvar a todas las almas.


40 padre nuestro que est s en el cielo

  • En la Misa adquieren valor nuestras acciones diarias, hasta las más pequeñas, realizadas por amor a Dios.

  • Cristo es Hijo de Santa María, y nos dio a su Madre por Madre en el Calvario.

  • Ser hijo de Dios es ser hijo de Santa María.

  • Por Ella nos viene toda la vida sobrenatural que nos ha ganado su Hijo.


40 padre nuestro que est s en el cielo

  • La vida de un hijo de Dios es vida de fe, esperanza y caridad:

  • de fe: porque la conciencia de que dios es Padre nuestro, nos lleva a confiar plenamente en Él, y a abandonarnos en sus manos: "Buscad primero el Reino de Dios y su justicia y todo lo demás se os dará por añadidura" (Mt 6,33);


40 padre nuestro que est s en el cielo

  • de esperanza: caridad:porque "si somos hijos de Dios, también herederos" (Rom 8,17).

  • La filiación divina nos da la garantía de que Dios nos tiene preparada la herencia de Cielo;

  • de caridad: porque los hijos de Dios son los que se dejan guiar por el Espíritu Santo (Rom 8,14), que es Amor.


40 padre nuestro que est s en el cielo

Figli caridad:

di Dio

  • El sentido de la filiación divina lleva a ser contemplativos (buscar amorosamente la presencia de Dios en todas las cosas) y a vivir la fraternidad, pues somos hijos del mismo Padre.

  • En fin, la consideración de la filiación divina nos fortalece ante las tentaciones y dificultades;


40 padre nuestro que est s en el cielo


3 filiaci n divina y fraternidad cristiana
3. Filiación divina y nuestro Padre Dios, de modo que aborrezcamos el pecado venial deliberado, y confiemos en su misericordia; y nos hace ver la mano amorosa de Dios en todos los acontecimientos de nuestra vida: fraternidad cristiana

  • Al llamar a Dios Padre Nuestro reconocemos que la filiación divina nos une en Cristo "primogénito de muchos hermanos" (Rom 8,29), por medio de una verdadera fraternidad sobrenatural.


40 padre nuestro que est s en el cielo


40 padre nuestro que est s en el cielo

  • La fraternidad que establece la filiación divina se extiende también a todos los hombres, porque todos en cierto modo son hijos de Dios —criaturas suyas— y todos están llamados a la santidad:

  • "No hay, pues, más que una raza: la raza de los hijos de Dios".


40 padre nuestro que est s en el cielo

  • Por ello, todos hemos de sentirnos solidarios en la tarea de conducir a toda la humanidad hacia Dios.

  • La filiación divina nos impulsa por tanto al apostolado, que es una manifestación necesaria de filiación y de fraternidad.

  • La santidad —plenitud de la filiación divina— es inseparable del apostolado.


4 vivir siempre en la presencia de dios
4. Vivir siempre en conducir a toda la humanidad hacia Dios. la presencia de Dios

  • Dios no está lejos de nosotros, porque "en Él vivimos, nos movemos y existimos" (Act 17,28).

  • El Creador, causa primera de todo lo que existe, está presente en lo más íntimo de sus criaturas.


40 padre nuestro que est s en el cielo

Presencia de Dios


40 padre nuestro que est s en el cielo

… procurando transformar la vida entera en una oración continua, mediante el cumplimiento exacto y amoroso de los deberes cotidianos .

  • Toda la jornada puede ser tiempo de oración: de la noche a la mañana y de la mañana a la noche.


40 padre nuestro que est s en el cielo

  • Más aún: como nos recuerda la Escritura Santa, también el sueño debe ser oración.

  • Para llegar a vivir siempre en la presencia de Dios es preciso un esfuerzo constante por elevar el corazón al Señor: para esto nos son de gran ayuda las industrias humanas o despertadores de la presencia de Dios.


40 padre nuestro que est s en el cielo


40 padre nuestro que est s en el cielo



40 padre nuestro que est s en el cielo

Buenos Aires, dulce sobresalto.8 de septiembre 2008

Auditorio del CUDES

P. Juan María Gallardo

juanmariagallardo@gmail.com

www.oracionesydevociones.info

Presentación de estudio

para que los asistentes puedan estudiar

los contenidos de la clase y para que, quien quiera utilizarla, pueda modificarla

según su propio estilo

P. JMG


ad
  • Login