M todos de investigaci n en psicolog a de la emoci n
This presentation is the property of its rightful owner.
Sponsored Links
1 / 29

MÉTODOS DE INVESTIGACIÓN EN PSICOLOGÍA DE LA EMOCIÓN PowerPoint PPT Presentation


  • 77 Views
  • Uploaded on
  • Presentation posted in: General

MÉTODOS DE INVESTIGACIÓN EN PSICOLOGÍA DE LA EMOCIÓN. Tema 3. Introducción.

Download Presentation

MÉTODOS DE INVESTIGACIÓN EN PSICOLOGÍA DE LA EMOCIÓN

An Image/Link below is provided (as is) to download presentation

Download Policy: Content on the Website is provided to you AS IS for your information and personal use and may not be sold / licensed / shared on other websites without getting consent from its author.While downloading, if for some reason you are not able to download a presentation, the publisher may have deleted the file from their server.


- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - E N D - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

Presentation Transcript


M todos de investigaci n en psicolog a de la emoci n

MÉTODOS DE INVESTIGACIÓN EN PSICOLOGÍA DE LA EMOCIÓN

Tema 3


Introducci n

Introducción

  • En el ámbito de la psicología de la emoción, progresar en el conocimiento de la naturaleza de los procesos y mecanismos implicados en los fenómenos afectivos ha estado determinado por la utilización de técnicas y métodos de investigación cada vez más refinados y por la elaboración de marcos teóricos de referencia cada vez más integradores.

  • Se avanza desde formulaciones globales (Arnold, Tomkins, Mandler) hasta restringidas (Arne Ohman)

  • Se describen diversas estrategias de investigación y el contexto teórico en el que surgieron y que proporciona sentido y significado.

  • Objetivos diversos: poner a prueba alguna suposición teórica, contrastar hipótesis sobre el procesamiento afectivo, etc.

  • Todos ayudan a dar una respuesta provisional a este problema en estudio.


1 1 datos de emoci n y emoci n como constructo

1.1. Datos de emoción y emoción como constructo.

  • -La emoción es difícil como objeto de investigación porque no se pueden observar directamente, se infieren a partir de los datos de emoción: datos fisiológicos (cambios fisiológicos determinan las vivencias afectivas ); expresivo-motores (emoción es expresión facial y vocal ); y subjetivos, (valoración cognitiva). Los tres sistemas de respuesta son independientes. Cuadro 3.1 (Lang).

  • -Es importante distinguir entre emoción como producto, o estado consciente y emoción como proceso (Ohman, 1999). Los automatismos son habituales en los momentos iniciales del lanzamiento de una reacción afectiva, aunque en etapas más tardías, la información afectiva se elabora de modo más complejo, implicando zonas cerebrales asociadas a procesamiento reflexivo e intencional.


1 2 afectos estados de nimo y emociones

1.2 Afectos, estados de ánimo y emociones.

  • En Psicología, dificultad utilizar términos comunes.

  • Distinciones terminológicas: Cuadro 3.3.

    -Afecto: Cualquier experiencia que incluya un componente evaluativo: doloroso-placentero, atractivo-repulsivo, agradable-desagradable, bueno-malo.

    -Emoción: Estado mental o un proceso usualmente generado por un evento externo. Inicio definido, aumenta hasta uno o más picos de intensidad y declina. Su intensidad se puede medir conductual, fisiológicamente o mediante autoinforme verbal. Duración reducida.Reordenan las prioridades de objetivo, preparan para la acción y cambian el flujo de procesamiento.

    -Estados de ánimo: Difícil el inicio o final claro. Intensidad reducida y duración más prolongada. Se apoyan en estructuras globales e indiferenciadas.


2 componentes y o procesos relevantes en la generaci n de estados emocionales

2. Componentes y/o procesos relevantes en la generación de estados emocionales

2.1 Aspectos expresivos

  • Charles Darwin (1872). Emociones con función de adaptación definida para incrementar las posibilidades de supervivencia de las especies. Productos de la filogenia.

  • Establece vínculos asociativos entre la expresión (apariencia corporal, facial o vocal) y el estado interno.

  • Enfatiza el papel de señalización de las expresiones emocionales. Se trata de un lenguaje primitivo y universal.

  • Reconocimiento y expresión de las emociones debería ser transcultural.

  • Existencia de un número discreto de emociones primarias con referente expresivo.

    Se pretende relacionar los aspectos expresivos y subjetivos de las emociones.

    Métodos de investigación: fotos y dibujos de niños, de adultos y de animales. Pág. 135. Posteriormente técnicas de registro poligráfico (grupos musculares del rostro).


2 1 1 estudios transculturales sobre expresi n y reconocimiento de emociones

2.1.1 Estudios transculturales sobre expresión y reconocimiento de emociones.

  • Se pretende argumentar que el ambiente, el aprendizaje y la cultura tienen una influencia mínima, lo cual confirmaría la existencia de: emociones universales primarias y la determinación genética.

    Durante mucho tiempo las coincidencias entre las culturas han sido evidencias del supuesto de universalidad.

    Russell avanzó con el supuesto de universalidad mínima, que explica el patrón de coincidencia sin necesidad de recurrir a explicaciones genetistas (movimientos musculares faciales específicos asociados con estados psicológicos determinados). Puede ser debido al aprendizaje temprano.


2 1 2 modulaci n de la intensidad afectiva a trav s de cambios en la apariencia facial

2.1.2 Modulación de la intensidad afectiva a través de cambios en la apariencia facial

  • William James. Su postulado fundamental radica en que la percepción del cambio corporal, especialmente el feed-back autonómico-visceral es el proceso básico que lleva a la experiencia emocional (Hipótesis de feedback facial)

  • Estudios realizados indican que no hay una única hipótesis de feedback facial. Se han vinculado a emociones discretas, otros con dimensiones afectivas de valencia y activación, etc.

  • Recogida de datos con dos estrategias, simulación facial e inhibición/exageración de la apariencia facial.

  • Los cambios en la expresión facial, en algunas circunstancias, pueden jugar un papel importante en la modulación de nuestros estados afectivos. Se necesita avanzar en el conocimiento de los mecanismos que median esa influencia.


2 2 cambios fisiol gicos perif ricos

2.2 Cambios fisiológicos periféricos

  • -Cuando sentimos emociones distintivas se producen importantes cambios en nuestro cuerpo. Ej miedo (corazón a mil, sudor, etc.)

  • -William James (finales siglo XIX) postula que la emoción es la percepción de esos cambios corporales. Entendemos que estos cambios son consecuencia, no antecedente, de nuestros sentimientos.

  • -En 1984 James comenta que la única diferencia entre los procesos sensoriales y los emocionales, sería que en estos últimos se producen unos cambios corporales que no acontecen en los primeros y la corteza tiene información de ellos.

  • La emoción sentida sería consecuencia de la percepción de los cambios corporales que acontecen de modo casi reflejo ante ciertos estímulos o condiciones ambientales.

  • -Datos sólo muestran la relación, no la causalidad entre los cambios periféricos y su percepción con la experiencia emocional.

  • -Ha generado numerosas líneas de investigación.


2 2 1 investigaciones sobre especificidad auton mico visceral

2.2.1.Investigaciones sobre especificidad autonómico-visceral

  • Robert W. Levenson (años 70, 80 del siglo pasado)

    El objetivo de las investigaciones es registrar numerosas variables psicofisiológicas mientras los participantes experimentan distintos estados emocionales.

    Diferenciación de patrones autonómico-viscerales asociados con diferentes estados emocionales. Son patrones de cambio real, aunque queda por explicar la utilidad y relevancia que tienen en el lanzamiento de la reacción emocional. Cuadro 3.6.


2 2 2 estudios sobre la percepci n auton mica

2.2.2 Estudios sobre la percepción autonómica

  • ¿Son tan relevantes las aferencias como asume la aproximación psicofisiológica?

    -Investigaciones con gatos y perros-Sherrington y Cannon.

    -La conclusión es que la adquisición de respuestas emocionales sí requiere aferencias intactas, mientras que su puesta en práctica posterior no las necesita. Posiblemente, los centros cerebrales que median ambas condiciones de respuesta son diferentes.

    George Ohman (1966)-Estudio correlacional que informaba de los cambios en vivencias emocionales que acontecen en pacientes con lesiones en diferentes niveles de la médula espinal.

    Otros estudios indican que los lesionados en la médula pueden experimentar emociones de modo semejante a los no lesionados.

  • Se disponen de tareas de auto-detección cardíaca, metodológicamente robustas que proporcionan índices objetivos de ejecución. Se ha encontrado cierta relación entre estas medidas y el informe de malestar ocasionado por la visualización de fotografías desagradables. Resultó un aliento, aunque en los años 80-90 el interés se centró en el estudio de los procesos cognitivos y las estructuras del S.N.C implicados en la emoción. Todavía es un reto.


2 3 interpretaci n cognitiva y valoraci n appraisal

2.3. Interpretación cognitiva y valoración (appraisal)

  • -A partir de las graves limitaciones de la teoría de James, en los años 80 SCHACHTER reformula e inicia la tradición bifactorial en el estudio de la emoción.

  • Postula que además de los cambios periféricos para que se produzca una emoción son relevantes los procesos de etiquetado verbal, la construcción de significado sobre lo que está aconteciendo. Continuan investigando sobre la naturaleza del arousal fisiológico.

  • Arnold y Lazarus postulan que el antecedente inmediato de una emoción es el proceso de valoración (appraisal). Los investigadores han estudiado las valoraciones distintivas que configuran nuestros estados emocionales.

  • Es un momento en que se redescubre la mente, recobra importancia el estudio de la atención, de la memoria, de los procesos de pensamiento, etc.

  • La construcción de significado, el aprendizaje y la experiencia juegan un papel importante en la explicación de la cualidad emocional.


2 3 1validaci n de los planteamientos bifactoriales

2.3.1Validación de los planteamientos bifactoriales.

Shachter y Singer (1962)- Emoción aparece con el arousal fisiológico y procesos cognitivos. La cualidad emocional está determinada por las cogniciones. El arousal fisiológico se considera inespecífico y se vincula con la intensidad afectiva.

El aprendizaje, la experiencia previa, los procesos de memoria o pensamiento etc. explican las diferencias individuales de estado emocional ante la misma situación. Ej. Alegría y posteriormente tristeza.

La cualidad de los sentimientos cambian al modificar su interpretación respecto a la situación.


2 3 1 1 el estudio de schachter y singer de 1962

2.3.1.1 El estudio de Schachter y Singer de 1962

  • Plantearon un modelo teórico susceptible de poner a prueba mediante experimentación.

  • Establecen tres predicciones empíricas:

    -Dado un estado de arousal fisiológico para el que el individuo no tiene explicación inmediata éste etiquetará dicho estado y describirá sus sentimientos en términos de las cogniciones que tiene disponible.

    -Dado un estado de arousal fisiológico con explicación apropiada no surgirán necesidades de evaluación ni de etiquetado en términos de las cogniciones disponibles.

    -Dadas las mismas circunstancias cognitivas, un individuo reaccionará emocionalmente o describirá sus sentimientos como emociones sólo en la medida en que experimente un estado de arousal fisiológico.

    Cuadro 3.10.

    Beneplácito de los estudiosos a pesar de las deficiencias del estudio. Se replica 25 años después, comprobando que en condiciones de activación fisiológica y ausencia de explicación de su causa tendemos a interpretar lo que acontece de forma negativa, mas como ansiedad o malestar que como alegría o excitación.

    Actualmente estos planteamientos bifactoriales son útiles en la comprensión y abordaje de estos problemas.


2 3 1 2 el paradigma de transferencia de excitaci n

2.3.1.2 El paradigma de transferencia de excitación

  • Dolf Zillman (1970). Se basa en el hecho de que el arousal fisiológico no termina bruscamente al cesar las condiciones generadoras sino que, a causa de los lentos procesos hormonales envueltos en el control de la activación simpática, la activación decae con relativa lentitud. Así el arousal residual de una situación anterior A se añade a la de otra situación B. Por tanto, se puede atribuir erróneamente el arousal de la situación B a los estímulos de esta situación, produciéndose una atribución errónea de la excitación residual de A a la situación B. Ej (accidente).

  • Los cambios corporales no son específicos para cada estado emocional y determinan su intensidad y no su cualidad.

  • En muchas ocasiones este modo de funcionamiento habitual puede llevarnos a reacciones desproporcionadas.


2 3 1 3 el paradigma de feedback fisiol gico falso

2.3.1.3 El paradigma de feedback fisiológico falso

Valins (1960) inició algunas investigaciones en las que intentó comprobar si la creencia de estar activado fisiológicamente, aunque realmente no se esté, puede ser suficiente para que se genere experiencia emocional. Podría ser suficiente con la creencia de estar activado fisiológicamente. No es necesario el arousal fisiológico real.

Los estudios ponen de manifiesto la necesidad de diferenciar entre arousal real y percibido. No siempre hay coincidencia entre ambos.

Nuestro conocimiento sobre la percepción autonómica y su relevancia es pobre.


M todos de investigaci n en psicolog a de la emoci n

2.3.2 Validación de dimensiones de valoración (I)

  • Numerosas investigaciones para encontrar configuraciones de patrones de valoración específicas para los estados emocionales distintivos.Existen estados emocionales como la culpa, la envidia, los celos, etc. donde los aspectos expresivos no resultan distintivos.

  • La mayoría de los teóricos coinciden en que el proceso de valoración informa si el objeto o situación en que nos encontramos nos afecta personalmente y cómo lo hace.

  • El proceso de valoración, que por defecto estaría continuamente activo, nos informaría respecto a la relevancia que tiene lo que está aconteciendo para ese entramado de metas e intereses y de la manera precisa en que los afecta.


2 3 2 validaci n de dimensiones de valoraci n ii

2.3.2 Validación de dimensiones de valoración (II)

Se hace referencia a criterios o dimensiones de valoración que son variadas. Aunque existe cierta coincidencia entre todos, cada teórico ha especificado conjunto de criterios cuyas variaciones proporcionan una explicación más completa a los estados emocionales que contemplan específicamente en su modelo.

El problema metodológico es la obtención de datos válidos de dicho proceso.

Se utiliza el autoinforme verbal para acceder a la valoración, siendo retrospectiva y reflexiva, por lo que quizá no es un buen referente del proceso.

Existen sugerencias neurofisiológicas de que los procesos de valoración que lanzan la reacción afectiva lo estarían por algunas zonas de núcleos subcorticales como la amígdala.


2 3 2 1 estrategias de investigaci n i

2.3.2.1. Estrategias de investigación (I)

Ningún procedimiento de recogida de datos es satisfactorio para establecer una diferenciación entre el proceso de valoración y su conocimiento cultural. También sobre descripciones de situaciones no autobiográficas.

El objetivo es utilizar los juicios de los participantes para realizar un análisis semántico de lostérminos emocionales. Estas evaluaciones representan el conocimiento cultural sobre el uso de una etiqueta verbal particular.

Otro procedimiento. Primero la elaboración de historietas sobre escenarios o situaciones y posteriormente los participantes proporcionan respuestas imaginadas a simulaciones emocionales.


2 3 2 1 estrategias de investigaci n ii

2.3.2.1. Estrategias de investigación (II)

También se recoge información sobre el modo en que los participantes creen que están presentes las valoraciones en situaciones emocionales que no han vivido realmente.

Otro procedimento recoge el recuerdo de situaciones emocionales intensas y emiten juicios sobre lasdimensiones de valoración que creen que estaban presentes en ese momento. Interviene el recuerdo y el conocimiento cultural al emitirlos.

Algunos estudios se ha intentado emitir juicios sobre lasvaloraciones presentes en situaciones emocionales del momento. (Ej Examen-ansiedad).


2 3 2 2 ilustraci n de recogida de datos sobre el modelo de lazarus i

2.3.2.2 Ilustración de recogida de datos sobre el modelo de Lazarus (I).

  • Lazarus (1991). Cree que se identifican unas 15 emociones diferentes: nueve son negativas (ira, susto, ansiedad, culpa, vergüenza, tristeza,envidia, celos y repugnancia) cuatro positivas (alegría, orgullo, alivio y amor) y dos tendrían una valencia equívoca (esperanza y compansión ).

  • Cada una resultaría de procesos de valoración distintivos e iría vinculada a una tendencia de acción.

  • En términos molares cada una tiene un significado global distintivo y las configurarían diferentes valoraciones moleculares. Cuadro 3.13.

  • La ira incorpora el significado global de “ofensa degradante para mí o para lo mío” Su tendencia de acción es el ataque. Las valoraciones primarias estarían presentes en modo de relevancia e incongruencia y el ego se se implicaría intentando restituir la autoestima.


2 3 2 2 ilustraci n de recogida de datos sobre el modelo de lazarus ii

2.3.2.2 Ilustración de recogida de datos sobre el modelo de Lazarus (II).

  • Cuadro 3.14.Los resultados indicaron que en todos los episodios se realizaban valoraciones elevadas de relevancia e incongruencia motivacional.

  • En la ira se atribuía la responsabilidad a otra persona, la asignación de responsabilidad a uno mismo está asociado con la culpa y las de bajo potencial de afrontamiento con la ansiedad. En las situaciones de tristeza no se corroboran estrictamente los resultados esperados (bajo potencial de afrontamiento y de expectativas futuras inmodificables).

  • Importante este proceso de valoración para explicar las diferencias individuales en la construcción emocional. Permite incorporar la experiencia individual y colectiva en la explicación de los desencadenantes de una emoción. Conocer las dimensiones de valoración distintivas es un recurso de regulación emocional eficaz.


3 relaciones emoci n cognici n

3. Relaciones emoción-cognición

  • En la década de los 80 del siglo pasado, Robert Zajonc demandó de los psicólogos cognitivos un mayor interés por el estudio de los afectos y de las emociones. Desde su punto de vista algunas reacciones afectivas tenían lugar en momentos muy tempranos, bastante antes de que se alcanzase una elaboración completa de su significado. Lazarus se opuso a estas ideas. Para él, las emociones requieren valoraciones previas, resultaba inaceptable desvincular los afectos de las cogniciones.

  • El objetivo de todas estas investigaciones es ir acotando las relaciones emoción-cognición en términos de procesos y mecanismos. Se produce el acercamiento entre dos áreas de investigación.

  • Algunas estrategias de recogida de datos que se han desarrollado específicamente para profundizar en el conocimiento de las relaciones emoción-cognición. Algunas investigaciones sobre los vínculos entre atención y emoción, memoria y emoción.


3 1 lanzamiento preatencional de la reacci n de miedo i

3.1. Lanzamiento preatencional de la reacción de miedo (I).

  • Arne Öhman, desarrolló un modelo teórico en el que se delimitaban las características automáticas versuscontroladas.

  • Los humanos somos capaces de registrar simultáneamente un gran número de canales perceptivos para localizar un nuestro entorno eventos relevantes. La detección de relevancia, además de forzar el paso de un tipo de procesamiento a otro, iría asociada a una respuesta afectivaautomática, poco precisa, que incorporaría ciertos elementos de orientación y defensa.

  • Los procesos de valoración, que evaluarían la relevancia de la información entrante para el bienestar y ofrecerían una estimulación sobre como cómo abordarla, y los de selección de respuesta formarían parte del procesamiento controlado.


3 1 lanzamiento preatencional de la reacci n de miedo ii

3.1. Lanzamiento preatencional de la reacción de miedo (II).

El modelo de Öhman diferencia entre mecanismos automáticos y controlados vinculados a la emoción, postula que las emociones tendrían orígenes no conscientes o preatencionales y que la conciencia emocional sólo tiene lugar en una etapa de procesamiento tardía, y sitúa la reacción afectiva vaga e imprecisa, temprana en el paso de la información desde unos mecanismos a otros.

Ver cuadro 3.16


3 1 lanzamiento preatencional de la reacci n de miedo iii

3.1. Lanzamiento preatencional de la reacción de miedo (III).

  • Dificultad para contrastar empíricamente el modelo, idear una tarea, ya que en situaciones cotidianas es imposible distinguir los dos procesamientos, pues la información afectiva pasa a través de ambos tipos de mecanismos de manera inmediata y suele alcanzar la conciencia. Ej. riesgo de accidente (proceso inmediato y después contenido de la conciencia).

  • Uso del paradigma de condicionamiento aversivo. Realizan numerosos experimentos para comprobar que los estímulos condicionados filogenéticamente asociados al sistema de defensa muestran un efecto de resistencia a la extinción que no está presente en otros estímulos condicionados.

  • Utiliza el enmascaramiento hacia atrás para impedir que en la fase de extinción los ECs tengan acceso a conciencia.

  • Efecto de resistencia a la extinción describe el hecho de que cuando los EC positivos han estado filogenéticamente vinculados al sistema de defensa se requieren más ensayos de extinción para que desaparezca la respuesta condicionada, que los E.C. que no lo son.

    Cuadro 3.17


3 1 lanzamiento preatencional de la reacci n de miedo iv

3.1. Lanzamiento preatencional de la reacción de miedo (IV).

  • Los resultados de las investigaciones de Öhman indican que se produce el efecto de resistencia a la extinción incluso en condiciones de enmascaramiento.

  • Se confirma la hipótesis básica del modelo. Los estímulos emocionales son capaces de evocar respuestas fisiológicas después de un análisis muy rápido e incluso aunque su acceso a conciencia quede bloqueado.

  • Se pone de manifiesto la existencia de automatismos en el lanzamiento de la emoción. Sin negar la realidad del procesamiento afectivo controlado ponen de manifiesto la existencia de otros mecanismos posiblemente configurados filogenéticamente, que también median la reacción afectiva.

  • Es importante conocer las dinámicas que se establecen entre los mecanismos automáticos y los controlados.


3 2 memoria y emoci n i

3.2. Memoria y emoción (I).

Las investigaciones de Bower sobre las influencias del estado de ánimo sobre los procesos de aprendizaje y de recuerdo muestran que, en circunstancias habituales, nuestros afectos inundan nuestra cognición (percepción, atención, aprendizaje y recuerdo).

Numerosas tareas para ilustrar esta influencia, relacionando el estado de ánimo con el aprendizaje y la memoria y manipulando el contenido emocional de lo que hay que aprender o recordar y el estado afectivo de quien aprende y/o quien recuerda es decir, en el momento de codificar el material o al recuperarlo. Cuadro 3.19

Aprendizaje congruente con el estado de ánimo (ejecución superior cuando coinciden las valencias del estado de ánimo de quien aprende y del material aprendido).

Aprendizaje incongruente con el estado de ánimo (recuerdos superior cuando difieren dichas valencias).


3 2 memoria y emoci n ii

3.2. Memoria y emoción (II)

  • Recuerdo dependiente del estado de ánimo (coincide el estado de ánimo en ambos momentos, el de codificación y el de recuperación, el recuerdo se ve favorecido).

  • Recuerdo congruente con el estado de ánimo (recuerdo superior cuando coincide el estado de ánimo en ambos momentos).

  • Recuerdo incongruente con el estado de ánimo (el recuerdo se ve favorecido cuando son diferentes).

  • Efecto de recuerdo dependiente del estado de ánimo.

  • Efecto de recuerdo congruente con el estado de ánimo.

  • Efecto congruente con el estado de ánimo.

  • Estudios hipnosis.


3 3 el redescubrimiento de los procesos afectivos desde la neurofisiolog a

3.3. El redescubrimiento de los procesos afectivos desde la neurofisiología

  • Joseph LeDoux. Técnicas clásicas de lesión y de rastreo en animales.

  • La evidencia acumulada de sus investigaciones le llevó a establecer dos vías de lanzamiento del miedo, una rápida y que conecta el tálamo auditivo con la amígdala y la otra más lenta, que conecta el tálamo a través de la corteza auditiva, con la amígdala.

  • La disociación entre sistemas de memoria dependientes del hipocampo y dependientes de la amígdala puede ayudar a comprender las influencias del afecto sobre los procesos de recuperación.


  • Login