General juan manuel iguaran reither 1875 1950
This presentation is the property of its rightful owner.
Sponsored Links
1 / 10

GENERAL JUAN MANUEL IGUARAN REITHER (1875-1950) PowerPoint PPT Presentation


  • 79 Views
  • Uploaded on
  • Presentation posted in: General

GENERAL JUAN MANUEL IGUARAN REITHER (1875-1950). El Combate DE CHIVOLO 16 de Mayo de 1900. El Combate de Chivolo . Historia del Departamento del Magdalena y del Territorio de la Guajira

Download Presentation

GENERAL JUAN MANUEL IGUARAN REITHER (1875-1950)

An Image/Link below is provided (as is) to download presentation

Download Policy: Content on the Website is provided to you AS IS for your information and personal use and may not be sold / licensed / shared on other websites without getting consent from its author.While downloading, if for some reason you are not able to download a presentation, the publisher may have deleted the file from their server.


- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - E N D - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

Presentation Transcript


General juan manuel iguaran reither 1875 1950

GENERALJUAN MANUEL IGUARAN REITHER(1875-1950)

El Combate DE CHIVOLO

16 de Mayo de 1900


Fuente

El Combate de Chivolo.Historia del Departamento del Magdalena y del Territorio de la Guajira

Desde el ao de 1895 hasta el de 1963. Santa Marta, Departamento del Magdalena. Por: Tte. Crnl. Jos Maria Valdeblnquez. 1964-Editorial El Voto Nacional, Bogot, D. E. Pginas 32 a 37.

Colaboracin y Agradecimiento:A la Sra. Fanny Esther Silva Prez Vda. de Palacio, por prestar y rescatar este Libro, que da luz en este suceso de nuestra Historia.

FUENTE


Mayo de 1900

Mayo de 1900

  • El General Manjarrs, que no slo imparta rdenes sino que se movilizaba frecuentemente en la prctica de operaciones militares, haba visitado muchas de las poblaciones ribereas del Magdalena, plagadas de revolucionarios. De ah que se cantase popularmente la siguiente tonadilla:

    Manjarrs se pase

    de la Cinaga al Pin

    se la pasa en la batea

    alegrando el corazn.

  • Dispuso l que el Batalln Padilla, al mando del Coronel Juan Manuel Iguarn, se trasladase de Riohacha a Santa Marta y luego al Pin, con escala en Barranquilla. Acantonado en el Pin, fue provisto de todos los elementos indispensables para el desempeo de las difciles tareas que se le haban encomendado. Del Pin fue trasladado a Cerro de San Antonio y a Remolino.


General juan manuel iguaran reither 1875 1950

Un suceso imprevisto determin por orden del General Manjarrs que las tropas de Remolino salieran a la montaa. Ests, en nmero de doscientos cincuenta, fueron aumentadas con ciento cincuenta unidades del Escuadrn Ocaa, comandado por el General Ramn lvarez, el manco (le faltaba un brazo) y sus hermanos los Coroneles Cupertino y Gerardino. El suceso consisti en que las bestias de nuestra columna que en nmero de cincuenta, se mantenan pastando n un potrero de Remolino, distante a dos kilmetros del poblado, fueron robadas por una guerrilla revolucionaria, despus de un tiroteo, que termino con la rendicin de la decena de soldados que custodiaban. La guerrilla carg con las bestias y con los prisioneros, ocurrencia que tuvo lugar el 3 de mayo de 1900.

El General Manjarrs se traslad a Remolino, donde formo el plan de persecucin y ataque al enemigo, no sin antes dotar a nuestras tropas de bagajes y dems elementos de campaa. Como jefe de la expedicin nombro al General lvarez y como subjefe al Coronel Iguarn.

El da 8 partimos de Remolino, llevando de compaeros a algunos prisioneros liberales, entre estos, al doctor Jos Antonio Llanos, medico que estaba recin llegado de Alemania y quien en todo el recorrido, fue tratado con las mayores consideraciones.

Iba como capelln el presbtero Juan Caas, quien, a la vez, nos sirvi de baquiano.


General juan manuel iguaran reither 1875 1950

En cuanto a tctica y estrategia, slo emplebamos la aconsejada por el instinto natural o la recomendada por nuestros abuelos siglos atrs. En la marcha nocturna la descubierta a gritos sonoros indicaba que se presentaba el obstculo, con la consabida frase ramo a la derecha, ramo a la izquierda, alto la cabeza, con cuidado, rifle en balanza.

Anhelantes de medir el valor y la heroica decisin de triunfar, pasbamos las noches de turbio en turbio y los das de claro en claro. Nuestras alforjas de noveles combatientes llevaban apenas lo indispensable para aplacar el hambre y saciar la sed canicular. Como sedante del rigor del sol nos servia la panela y el caf, tradicionales alimentos nuestros, pero para prepararlo, a falta de vasijas metlicas, recurramos de ordinario a la costumbre indgena de hacer fogn u hogar con pedazos de lea seca, y luego recalentando un pedazo de hierro se introduca varias veces a la bebida, puesta en totumas hasta lograr la ebullicin completa.

La carne era para los combatientes artculo de lujo y recordamos asombrados que despus de varios das de marcha encontramos una res en buenas condiciones amarrada a un poste. No tenamos a mano con qu sacrificarla y entonces uno de nuestros soldados con otro pedazo de hierro, improvisado de cuchillo, resolvi cortarle las carnes del rabo al animal sin que hubiese muerto, y era de escucharse el bramido continuado con que atronaba el ambiente, cada vez que de su cuerpo se sacaban las lonjas para mitigar el hambre que nos devoraba.


General juan manuel iguaran reither 1875 1950

Y habiendo llegado nosotros al paraje Punta de Piedra, como a la una de la tarde del da 16, el espionaje avis que nuestros perseguidos se encontraban en la poblacin de Chivolo, protegidos con trincheras, seal de que all se disponan a pelear.

Reunidos en conferencia, nuestros jefes lvarez, Iguarn, Toms Roca, Pedro y Camilo Laborde, dispusieron el plan de ataque y proseguimos el camino, tomando el Batalln Padilla la vanguardia.

Desde Remolino se saba que los jefes rebeldes que dirigan las operaciones en esa regin eran los Generales Jos Francisco Socarrs y Wenceslao Miranda y los Coroneles Joaqun Miranda, Vercelay Angarita, Vctor y Juan Antonio Gmez. Pero ellos, por razones estratgicas se disgregaron, y los dos primeros Generales no se encontraban en Chivolo.

Yendo a la cabeza el Padre Caas, demostrando un valor excepcional, siendo las cinco de la tarde, la primera Compaa del Batalln Padilla, divis en la lejana de un potrero, las bestias que nos haban arrebatado, lo que indicaba que estbamos en las goteras de Chivolo. Minutos despus nos rompieron los fuegos, los cuales fueron contestados cerradamente y empez la pelea.

A la entrada del pueblo, nuestras tropas estaban en condiciones de inferioridad, porque en tanto nosotros disparbamos yendo al descubierto, los revolucionarios repelan los fuegos, protegidos por las trincheras, colocadas en el barrio de la Popa. Slo a las siete de la noche, logramos desalojar a los que dominaban ese barrio, pero al precio de muchsimas bajas, por muertos y heridos.


General juan manuel iguaran reither 1875 1950

Seguamos combatiendo contra el fuerte atrincherado del barrio llamado Pelamiz. Los jefes lvarez e Iguarn concertaron un ataque decisivo contra ese fuerte, en la siguiente forma: Manteniendo el fuego nutrido desde el frente del barrio de la Popa, a la vez que bajando a la hondonada, llamada La Zanja, por un lado dos compaas del Batalln Padilla y por el otro, el Escuadrn Ocaa sorprendieran con sendos ataques a la derecha e izquierda a Pelamaz; combinacin que dio excelente resultado, porque debido a la oscuridad de la noche lluviosa los atacados no vinieron a darse cuenta de que estaban cogidos a dos fuegos, sino cuando estos estallaron, a quemarropa, pudiera decirse.

Sin embargo, no fue empresa fcil rendir esa fortaleza, porque los rebeldes se esforzaron por defenderla con prodigios de valor. De all salan gritos vivando al Coronel Miranda, lo que nos dio la tnica de que era este Coronel el jefe de los revolucionarios.

Si estos tuvieron muchas bajas, las nuestras no fueron menores. Cinco horas dur la refriega, reida siempre y fatal para nosotros desde su comienzo hasta que nuestras ltimas arremetidas de las ocho de la noche en adelante nos facilitaron el dominio de la inexpugnable posicin. Este combate fue una verdadera carnicera, pues de parte y parte se luch con bravura. Supimos mucho tiempo despus que qued flotando en el ambiente, la leyenda de que los godos haba repartido tanto machete, que ni el Nio Dios de Chivolo, escap ser de las victimas: leyenda un tanto mortificante, pero que por fortuna no pas de tal.

El Batalln Padilla fue sacrificado con la prdida de valiosas unidades, entre las cuales se contaba la del Capitn Julio Ziga, valiente como el que ms y que fue justamente lamentada.


General juan manuel iguaran reither 1875 1950

Terminado el combate, nos ocupamos en la tarea de atender a los heridos de parte y parte y de enterrar a los muertos, muchos de los cuales fueron incinerados.

Al da siguiente (17), de la cima de Pelamaz se divis una tropa que venia en direccin a Chivolo. Las cornetas dieron la voz de alarma y nos aprestamos a un nuevo combate; pero transcurrieron algunos cuartos de hora sin que esa tropa se aproximara, hasta que la perdimos de vista. Se supo que proceda de Plato al mando del General Socarrs, quien, sin duda al enterarse del desastre de Chivolo, opt por retornar al lugar de procedencia.

Chivolo, la primera accin de armas librada en territorio de nuestro departamento fue mi bautismo de sangre, que me granje otra presilla militar. Al Coronel Iguarn le cupo el honor de rendir el parte de batalla y al que hace estos apuntes, le toc la honra de haber contribuido a la redaccin de ese pasaje militar.

All nuestro copartidario don Antonio Mara Barros (el cojo) de los acaudalados de la regin, nos colmo de atenciones.

El 18 muy temprano, regresaron nuestras tropas, camino del gran ro, llegando primero al puerto de Santa Martica, donde encontramos que fondeaba un vapor con soldados y comestibles que venan en nuestro refuerzo, por disposicin de nuestro jefe militar General Manjarrs.


General juan manuel iguaran reither 1875 1950

  • Es de destacarse que en combate de Chivolo tom parte un escuadrn libre de venezolanos meritorios, desterrados por el Presidente Cipriano Castro, entre los cuales recuerdo a Serapio Rincn, Eliseo Mrquez, Jos Prez, Jos Quintero, Gustavo quintero, Regulo Inciarte, Crisanto Bez, y en honor a la verdad, todos y cada uno de ellos emularon en herosmo y sangre fra.

  • El triunfo de Chivolo, le granje a Iguarn los soles del Generalato, anunciado en Barranquilla, de viva voz desde los balcones del Palacio de Gobierno, por el Gobernador y Jefe civil y Militar del departamento de Bolvar, doctor Jos Manuel Goenaga.

  • Al hablar de la batalla de Chivolo, estimo oportuno enunciar brevemente la situacin topogrfica y econmica de tal sitio, enclavado en los trminos municipales de Santa Cruz de Tenerife, donde otrora vencieran a los tercios espaoles Hermgenes Maza y Jos Mara Crdoba.

  • Chivolo tiene una conformacin geolgica de lo que en provincialismo costeo se denomina terreno quebrado o de loma. Rico en ganadera y ubrrimo en el blsamo de Tol, en sus montaas hoy deslumbradas y cubiertas de pastos, la autntica riqueza de dicho sector es proverbial y constituye un emporio.


Familia iguaran laborde

FAMILIAIGUARAN LABORDE

  • Cortesa de la Familia Angulo Linero


  • Login