Espiritualidad matrimonial
Download
1 / 123

ESPIRITUALIDAD MATRIMONIAL - PowerPoint PPT Presentation


  • 165 Views
  • Uploaded on

ESPIRITUALIDAD MATRIMONIAL. Lo que inspira la vida matrimonial. 1. ¿QUÉ ES UNA ESPIRITUALIDAD MATRIMONIAL?. CONCEPTO BÁSICO. Definición. Es aquella fuerza espiritual que surge de una visión coherente y atractiva de las verdades y valores propios del matrimonio cristiano.

loader
I am the owner, or an agent authorized to act on behalf of the owner, of the copyrighted work described.
capcha
Download Presentation

PowerPoint Slideshow about 'ESPIRITUALIDAD MATRIMONIAL' - jihan


An Image/Link below is provided (as is) to download presentation

Download Policy: Content on the Website is provided to you AS IS for your information and personal use and may not be sold / licensed / shared on other websites without getting consent from its author.While downloading, if for some reason you are not able to download a presentation, the publisher may have deleted the file from their server.


- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - E N D - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
Presentation Transcript
Espiritualidad matrimonial l.jpg

ESPIRITUALIDAD MATRIMONIAL

Lo que inspira la vida matrimonial


1 qu es una espiritualidad matrimonial l.jpg

1. ¿QUÉ ES UNA ESPIRITUALIDAD MATRIMONIAL?

CONCEPTO BÁSICO


Definici n l.jpg
Definición

Es aquella fuerza espiritual que surge de una visión coherente y atractiva de las verdades y valores propios del matrimonio cristiano.

Es capaz de inspirar, animar y dar sentido a la vida a los esposos cristianos ayudándoles a superar sus problemas.


Elementos claves l.jpg
Elementos claves

Toda espiritualidad tiene:

1. Fuentes de inspiración

A. Verdades

B. Valores

C. Modelos

D. Objetivos (tareas o metas)

2. Formas de expresión

3. Seguros de alimentación



Su fuente original l.jpg
Su fuente original

Cualquier forma de espiritualidad dentro del cristianismo se ha de fundar sobre la base de la Revelación, así también la espiritualidad que inspira la relación entre los esposos.


Sus metas y caminos l.jpg
Sus metas y caminos

1. Se orienta a la santidad como plenitud de vida humana y cristiana

2. Gira en torno a verdades y valores centrales del Evangelio.

3. Se apoya en una pedagogía

4. Asume formas ascéticas para encarnar los valores propuestos


Aplicaci n al matrimonio l.jpg
Aplicación al matrimonio

1. El sentido más profundo de una espiritualidad matrimonial es impulsar a la comunión entre los esposos y con el Señor

2. Su valor central es el “amor esponsal”, como fuente de comunión


Espiritualidad y asc tica l.jpg
Espiritualidad y ascética

La espiritualidad matrimonial, por estar orientada a inspirar la vida práctica de los esposos cristianos, presupone no sólo valores que motivan y despiertan la vida, sino además, caminos ascéticos y pedagógicos como cooperación al perfeccionamiento de los esposos.




A verdades fundamentales l.jpg

a) VERDADES FUNDAMENTALES

REFERENCIAS BÁSICAS


Diversas fuentes l.jpg
Diversas fuentes

1° El Antiguo Testamento

2° El Nuevo Testamento

3° El Magisterio de la Iglesia

4° La Patrística

5° La Teología


En el antiguo testamento l.jpg
En el Antiguo Testamento

1. “Hagamos al hombre a nuestra imagen”Gén 1,26

2. “Hombre y mujer los creó”Gén 1,27

3. “No es bueno que el hombre esté solo.”Gén 2,18

4. “Esto si que es ya hueso de mis huesos..”Gén 2,23

5. “Por eso dejará el hombre a su padre y a su madre y se unirá a su mujer.” Gén 2,24

6. “Y vendrán a ser una sola carne”Gén 2,25

7. “Y los bendijo..procread y multiplicaos..” Gén 1,28


Elementos para el an lisis l.jpg
Elementos para el análisis

1. Un ser espiritual, libre, capaz de amar y de comprometerse

2. La polaridad sexual

3. Soledad y comunión


Relaci n hist rica con dios l.jpg
Relación histórica con Dios

El Antiguo Testamento nos revela que la relación de Yahvé con la humanidad se dio en términos de una alianza de amor de tipo esponsal. Eso valía especialmente para Israel.


Lecturas para analizar l.jpg
Lecturas para analizar

  • Génesis 1, 26-28

  • Génesis 2, 15-25

  • Mateo 19, 6-10

  • I Tim 2, 4 y I Cor 10, 33

  • Oseas, Isaías 51, 22-52


En el nuevo testamento l.jpg
En el Nuevo Testamento

  • La Encarnación como unión esponsal entre las dos naturalezas

  • La Iglesia, esposa de Cristo (Ef 5)

  • El bautismo y la relación de c/u

  • La culminación de la historia en las bodas del Cordero (Apo. 21)


Lecturas para analizar19 l.jpg
Lecturas para analizar

* Efesios 5, 21-33

* Carta a las Familias Capítulo II “El Esposo está con vosotros” nn 18-20


B el valor central l.jpg

b) EL VALOR CENTRAL

EL AMOR HERMOSO


El valor central de la espiritualidad l.jpg
El valor central de la espiritualidad

El valor central de la espiritualidad matrimonial no puede ser otro que el amor, ya que por definición se trata de una relación de amor total (cuerpo, alma y tiempo) entre un hombre y una mujer. Debe cumplir con ciertas condiciones:


Reflejo de la trinidad l.jpg
Reflejo de la Trinidad

Debe ayudar a reflejar el modelo originario del ser humano. El ser humano fue creado a imagen del Dios Trino que es Amor y Comunión íntima de Personas.


Superaci n de la soledad l.jpg
Superación de la soledad

Debe ser capaz de ayudar a cada uno de los esposos a salir de la soledad, que es un mal radical, para conducirlo al cobijamiento en la comunión estable y segura de dos personas que se donan el uno al otro total y exclusivamente y para siempre.


C los modelos l.jpg

c) LOS MODELOS

CRISTO Y LA IGLESIA

Y LA SAGRADA FAMILIA


Jos y mar a l.jpg
José y María

“Así sucede en el evangelio respecto a María y José, los cuales, en el umbral de la nueva alianza, viven la experiencia del «amor hermoso» descrito en el Cantar de los cantares. José piensa y dice de María: «Hermana mía, novia» (Ct 4, 9). María, Madre de Dios, concibe por obra del Espíritu Santo, del cual proviene el «amor hermoso», que el evangelio sitúa delicadamente en el contexto del «gran misterio».” Carta n. 20


El amor hermoso l.jpg

EL AMOR HERMOSO

EL VALOR CENTRAL DE LA ESPIRITUALIDAD MATRIMONIAL


Slide27 l.jpg

“El amor, para que sea realmente hermoso, debe ser don de Dios, derramado por el Espíritu Santo en los corazones humanos y alimentado continuamente en ellos (cfr. Rom. 5, 5)” Carta a las Fam. n. 20


Slide28 l.jpg

Se trata de Dios, derramado por el Espíritu Santo en los corazones humanos y alimentado continuamente en ellos (cfr. Rom. 5, 5)” Carta a las Fam. n. 20“ese amor humano que conserva en sí mismo los rasgos del amor divino”(Gratissimum Sane 20)

Se funda en el amor que “ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos ha sido dado”(Rom. 5,5)


Slide29 l.jpg

“Cuando hablamos del «amor hermoso», hablamos, por tanto, de la belleza: belleza del amor y belleza del ser humano que, gracias al Espíritu Santo, es capaz de este amor. Hablamos de la belleza del hombre y de la mujer: de su belleza como hermanos y hermanas, como novios, como esposos. El evangelio ilumina no sólo el misterio del «amor hermoso», sino también el no menos profundo de la belleza, que procede de Dios como el amor. El hombre y la mujer, personas llamadas a ser un don recíproco, provienen de Dios. Del don originario del Espíritu Santo, «que da la vida», brota el don mutuo de ser marido o mujer, así como el don de ser hermano o hermana.” Carta a las Fam . 20)


Contrapartida del amor hermoso l.jpg
Contrapartida del amor hermoso tanto, de

Hay amores que no son hermosos: son amores posesivos, que brotan del afán de poseer y de placer, que manipulan sin respeto y utilizan egoístamente a los demás.


Perspectivas del amor l.jpg
Perspectivas del amor tanto, de

El “Amor Hermoso” es:

1. Don de Dios a los esposos

2. Tarea que Dios les pone


El amor hermoso como don de dios l.jpg

EL AMOR HERMOSO COMO tanto, de DON DE DIOS

EL AMOR DERRAMADO EN NUESTROS CORAZONES


Tres dimensiones del don l.jpg
Tres dimensiones del don tanto, de

El amor conyugal considerado como un don de Dios posee tres características:

1. Proviene de Dios: Tiene su origen en la donación de Dios al hombre

2. Refleja a Dios: Deja una huella en el hombre

3. Conduce a Dios: Conduce al reencuentro con Dios en la vida plena


Amor que proviene de dios l.jpg
Amor que proviene de Dios tanto, de

1. El ser humano marcado con el sello del amor: imagen de Dios, elegido y amado

2. La pareja humana, cauce del amor

3. La culminación en la historia humana en Cristo-Esposo

4. El sacramento grande


Slide35 l.jpg

Vivir el amor hermoso significa sumergirse en una corriente que brota del seno de la Santísima Trinidad para retornar hacia el lugar de origen. Es tomar parte en la autodonación del mismo Dios por el Espíritu Santo.


Slide36 l.jpg

“Esta es la verdad evangélica de la entrega de sí mismo, sin la cual el hombre no puede «encontrarse plenamente», que permite valorar cuán profundamente esta «entrega sincera» esté fundamentada en la entrega de Dios Creador y Redentor, en la «gracia del Espíritu Santo», cuya «efusión» sobre los esposos invoca el celebrante en el rito del matrimonio. Sin esta «efusión» sería verdaderamente difícil comprender todo esto y cumplirlo como vocación del hombre. Y sin embargo, ¡tanta gente lo intuye! Tantos hombres y mujeres hacen propia esta verdad llegando a entrever que sólo en ella encuentran «la Verdad y la Vida» (Jn 14, 6). Sin esta verdad, la vida de los esposos no llega a alcanzar un sentido plenamente humano.” Carta n. 11


Amor que refleja a dios l.jpg
Amor que refleja a Dios sin la cual el hombre no puede «encontrarse plenamente», que permite valorar cuán profundamente esta «entrega sincera» esté fundamentada en la entrega de Dios Creador y Redentor, en la «gracia del Espíritu Santo», cuya «efusión» sobre los esposos invoca el celebrante en el rito del matrimonio. Sin esta «efusión» sería verdaderamente difícil comprender todo esto y cumplirlo como vocación del hombre. Y sin embargo, ¡tanta gente lo intuye! Tantos hombres y mujeres hacen propia esta verdad llegando a entrever que sólo en ella encuentran «la Verdad y la Vida» (Jn 14, 6). Sin esta verdad, la vida de los esposos no llega a alcanzar un sentido plenamente humano.” Carta n. 11

1. Condiciones

2. Nobleza del amor humano

3. Humano y divino a la vez

4. Cristo como referente y modelo

5. El amor que no es hermoso


Condici n para reflejar a dios l.jpg
Condición para reflejar a Dios sin la cual el hombre no puede «encontrarse plenamente», que permite valorar cuán profundamente esta «entrega sincera» esté fundamentada en la entrega de Dios Creador y Redentor, en la «gracia del Espíritu Santo», cuya «efusión» sobre los esposos invoca el celebrante en el rito del matrimonio. Sin esta «efusión» sería verdaderamente difícil comprender todo esto y cumplirlo como vocación del hombre. Y sin embargo, ¡tanta gente lo intuye! Tantos hombres y mujeres hacen propia esta verdad llegando a entrever que sólo en ella encuentran «la Verdad y la Vida» (Jn 14, 6). Sin esta verdad, la vida de los esposos no llega a alcanzar un sentido plenamente humano.” Carta n. 11

El amor humano es lo que más refleja a Dios en la creación, sin embargo, no todas sus formas de amor son reflejo fiel del Dios-Amor.


Amor que conduce a dios l.jpg
Amor que conduce a Dios sin la cual el hombre no puede «encontrarse plenamente», que permite valorar cuán profundamente esta «entrega sincera» esté fundamentada en la entrega de Dios Creador y Redentor, en la «gracia del Espíritu Santo», cuya «efusión» sobre los esposos invoca el celebrante en el rito del matrimonio. Sin esta «efusión» sería verdaderamente difícil comprender todo esto y cumplirlo como vocación del hombre. Y sin embargo, ¡tanta gente lo intuye! Tantos hombres y mujeres hacen propia esta verdad llegando a entrever que sólo en ella encuentran «la Verdad y la Vida» (Jn 14, 6). Sin esta verdad, la vida de los esposos no llega a alcanzar un sentido plenamente humano.” Carta n. 11

1. Se funda en Cristo

2. Se alimenta con fuentes de la gracia

3. Se orienta por modelos evangélicos


El amor como tarea de los esposos l.jpg

EL AMOR COMO sin la cual el hombre no puede «encontrarse plenamente», que permite valorar cuán profundamente esta «entrega sincera» esté fundamentada en la entrega de Dios Creador y Redentor, en la «gracia del Espíritu Santo», cuya «efusión» sobre los esposos invoca el celebrante en el rito del matrimonio. Sin esta «efusión» sería verdaderamente difícil comprender todo esto y cumplirlo como vocación del hombre. Y sin embargo, ¡tanta gente lo intuye! Tantos hombres y mujeres hacen propia esta verdad llegando a entrever que sólo en ella encuentran «la Verdad y la Vida» (Jn 14, 6). Sin esta verdad, la vida de los esposos no llega a alcanzar un sentido plenamente humano.” Carta n. 11TAREA DE LOS ESPOSOS

LA RESPUESTA AL DON


Qu significa que es tarea l.jpg
¿Qué significa que es “tarea”? sin la cual el hombre no puede «encontrarse plenamente», que permite valorar cuán profundamente esta «entrega sincera» esté fundamentada en la entrega de Dios Creador y Redentor, en la «gracia del Espíritu Santo», cuya «efusión» sobre los esposos invoca el celebrante en el rito del matrimonio. Sin esta «efusión» sería verdaderamente difícil comprender todo esto y cumplirlo como vocación del hombre. Y sin embargo, ¡tanta gente lo intuye! Tantos hombres y mujeres hacen propia esta verdad llegando a entrever que sólo en ella encuentran «la Verdad y la Vida» (Jn 14, 6). Sin esta verdad, la vida de los esposos no llega a alcanzar un sentido plenamente humano.” Carta n. 11

Significa que el don del amor que han recibido de Dios debe ser cultivado conscientemente por los esposos para que de buenos frutos.


Slide42 l.jpg

“El «amor hermoso» comienza siempre con la sin la cual el hombre no puede «encontrarse plenamente», que permite valorar cuán profundamente esta «entrega sincera» esté fundamentada en la entrega de Dios Creador y Redentor, en la «gracia del Espíritu Santo», cuya «efusión» sobre los esposos invoca el celebrante en el rito del matrimonio. Sin esta «efusión» sería verdaderamente difícil comprender todo esto y cumplirlo como vocación del hombre. Y sin embargo, ¡tanta gente lo intuye! Tantos hombres y mujeres hacen propia esta verdad llegando a entrever que sólo en ella encuentran «la Verdad y la Vida» (Jn 14, 6). Sin esta verdad, la vida de los esposos no llega a alcanzar un sentido plenamente humano.” Carta n. 11automanifestación de la persona. En la creación Eva se manifiesta a Adán; a lo largo de la historia las esposas se manifiestan a sus esposos, las nuevas parejas humanas se dicen recíprocamente: «Caminaremos juntos en la vida». Así comienza la familia como unión de los dos y, en virtud del sacramento, como nueva comunidad en Cristo. ... Bien consciente de esto, la Iglesia pide en el sacramento del matrimonio al Espíritu Santo que visite los corazones humanos..” Carta n 20


An lisis del amor conyugal l.jpg
Análisis del amor conyugal sin la cual el hombre no puede «encontrarse plenamente», que permite valorar cuán profundamente esta «entrega sincera» esté fundamentada en la entrega de Dios Creador y Redentor, en la «gracia del Espíritu Santo», cuya «efusión» sobre los esposos invoca el celebrante en el rito del matrimonio. Sin esta «efusión» sería verdaderamente difícil comprender todo esto y cumplirlo como vocación del hombre. Y sin embargo, ¡tanta gente lo intuye! Tantos hombres y mujeres hacen propia esta verdad llegando a entrever que sólo en ella encuentran «la Verdad y la Vida» (Jn 14, 6). Sin esta verdad, la vida de los esposos no llega a alcanzar un sentido plenamente humano.” Carta n. 11

El matrimonio es una relación de amor que conduce a la “comunión” de dospersonas de distinto sexo:

* libre (elección)

* personal,

* total (cuerpo y alma)

* íntima,

* estable o fiel (para siempre)

* fecunda (lo personal y lo social)


Condiciones del amor l.jpg
Condiciones del amor sin la cual el hombre no puede «encontrarse plenamente», que permite valorar cuán profundamente esta «entrega sincera» esté fundamentada en la entrega de Dios Creador y Redentor, en la «gracia del Espíritu Santo», cuya «efusión» sobre los esposos invoca el celebrante en el rito del matrimonio. Sin esta «efusión» sería verdaderamente difícil comprender todo esto y cumplirlo como vocación del hombre. Y sin embargo, ¡tanta gente lo intuye! Tantos hombres y mujeres hacen propia esta verdad llegando a entrever que sólo en ella encuentran «la Verdad y la Vida» (Jn 14, 6). Sin esta verdad, la vida de los esposos no llega a alcanzar un sentido plenamente humano.” Carta n. 11

1. Lo amable

2. Lo conocido

3. La forma de conocer

4. La alimentación permanente


El cultivo del amor l.jpg
El cultivo del amor sin la cual el hombre no puede «encontrarse plenamente», que permite valorar cuán profundamente esta «entrega sincera» esté fundamentada en la entrega de Dios Creador y Redentor, en la «gracia del Espíritu Santo», cuya «efusión» sobre los esposos invoca el celebrante en el rito del matrimonio. Sin esta «efusión» sería verdaderamente difícil comprender todo esto y cumplirlo como vocación del hombre. Y sin embargo, ¡tanta gente lo intuye! Tantos hombres y mujeres hacen propia esta verdad llegando a entrever que sólo en ella encuentran «la Verdad y la Vida» (Jn 14, 6). Sin esta verdad, la vida de los esposos no llega a alcanzar un sentido plenamente humano.” Carta n. 11

1. Yo te miro

2. Yo te admiro

3. Yo te acepto

4. Yo te quiero


Qu significa te miro l.jpg
¿Qué significa te miro? sin la cual el hombre no puede «encontrarse plenamente», que permite valorar cuán profundamente esta «entrega sincera» esté fundamentada en la entrega de Dios Creador y Redentor, en la «gracia del Espíritu Santo», cuya «efusión» sobre los esposos invoca el celebrante en el rito del matrimonio. Sin esta «efusión» sería verdaderamente difícil comprender todo esto y cumplirlo como vocación del hombre. Y sin embargo, ¡tanta gente lo intuye! Tantos hombres y mujeres hacen propia esta verdad llegando a entrever que sólo en ella encuentran «la Verdad y la Vida» (Jn 14, 6). Sin esta verdad, la vida de los esposos no llega a alcanzar un sentido plenamente humano.” Carta n. 11

Me preocupo de ti, te dedico tiempo, me intereso por lo que te sucede, te sigo la pista, me intereso por lo que sientes, etc.


Qu significa te admiro l.jpg
¿Qué significa te admiro? sin la cual el hombre no puede «encontrarse plenamente», que permite valorar cuán profundamente esta «entrega sincera» esté fundamentada en la entrega de Dios Creador y Redentor, en la «gracia del Espíritu Santo», cuya «efusión» sobre los esposos invoca el celebrante en el rito del matrimonio. Sin esta «efusión» sería verdaderamente difícil comprender todo esto y cumplirlo como vocación del hombre. Y sin embargo, ¡tanta gente lo intuye! Tantos hombres y mujeres hacen propia esta verdad llegando a entrever que sólo en ella encuentran «la Verdad y la Vida» (Jn 14, 6). Sin esta verdad, la vida de los esposos no llega a alcanzar un sentido plenamente humano.” Carta n. 11

Descubro aquello que es de Dios en ti: su huella de belleza y perfección y dejo brotar de mi corazón el amor de admiración.


Qu significa te acepto l.jpg
¿Qué significa te acepto? sin la cual el hombre no puede «encontrarse plenamente», que permite valorar cuán profundamente esta «entrega sincera» esté fundamentada en la entrega de Dios Creador y Redentor, en la «gracia del Espíritu Santo», cuya «efusión» sobre los esposos invoca el celebrante en el rito del matrimonio. Sin esta «efusión» sería verdaderamente difícil comprender todo esto y cumplirlo como vocación del hombre. Y sin embargo, ¡tanta gente lo intuye! Tantos hombres y mujeres hacen propia esta verdad llegando a entrever que sólo en ella encuentran «la Verdad y la Vida» (Jn 14, 6). Sin esta verdad, la vida de los esposos no llega a alcanzar un sentido plenamente humano.” Carta n. 11

Asumo madura y realistamente aquellos aspectos negativos que hay en ti como huellas del pecado original.


Qu significa te quiero l.jpg
¿Qué significa te quiero? sin la cual el hombre no puede «encontrarse plenamente», que permite valorar cuán profundamente esta «entrega sincera» esté fundamentada en la entrega de Dios Creador y Redentor, en la «gracia del Espíritu Santo», cuya «efusión» sobre los esposos invoca el celebrante en el rito del matrimonio. Sin esta «efusión» sería verdaderamente difícil comprender todo esto y cumplirlo como vocación del hombre. Y sin embargo, ¡tanta gente lo intuye! Tantos hombres y mujeres hacen propia esta verdad llegando a entrever que sólo en ella encuentran «la Verdad y la Vida» (Jn 14, 6). Sin esta verdad, la vida de los esposos no llega a alcanzar un sentido plenamente humano.” Carta n. 11

Salgo de mi mismo, venzo el egoísmo y me entrego sinceramente a ti. Es una autodonación que refleja al Dios-Amor.


El tr ptico del amor l.jpg
El tríptico del amor sin la cual el hombre no puede «encontrarse plenamente», que permite valorar cuán profundamente esta «entrega sincera» esté fundamentada en la entrega de Dios Creador y Redentor, en la «gracia del Espíritu Santo», cuya «efusión» sobre los esposos invoca el celebrante en el rito del matrimonio. Sin esta «efusión» sería verdaderamente difícil comprender todo esto y cumplirlo como vocación del hombre. Y sin embargo, ¡tanta gente lo intuye! Tantos hombres y mujeres hacen propia esta verdad llegando a entrever que sólo en ella encuentran «la Verdad y la Vida» (Jn 14, 6). Sin esta verdad, la vida de los esposos no llega a alcanzar un sentido plenamente humano.” Carta n. 11

1. Yo estoy para ti

2. Tú estás para mí

3. Ambos estamos para Dios


Yo estoy para ti l.jpg
Yo estoy para ti sin la cual el hombre no puede «encontrarse plenamente», que permite valorar cuán profundamente esta «entrega sincera» esté fundamentada en la entrega de Dios Creador y Redentor, en la «gracia del Espíritu Santo», cuya «efusión» sobre los esposos invoca el celebrante en el rito del matrimonio. Sin esta «efusión» sería verdaderamente difícil comprender todo esto y cumplirlo como vocación del hombre. Y sin embargo, ¡tanta gente lo intuye! Tantos hombres y mujeres hacen propia esta verdad llegando a entrever que sólo en ella encuentran «la Verdad y la Vida» (Jn 14, 6). Sin esta verdad, la vida de los esposos no llega a alcanzar un sentido plenamente humano.” Carta n. 11

Estoy :

1. Para hacerte feliz

2. Para acompañarte a lo largo de tu vida

3. Para ayudarte en tu realización plena

4. Para que seas tú plenamente: libre, original, etc.


T est s para m l.jpg
Tú estás para mí sin la cual el hombre no puede «encontrarse plenamente», que permite valorar cuán profundamente esta «entrega sincera» esté fundamentada en la entrega de Dios Creador y Redentor, en la «gracia del Espíritu Santo», cuya «efusión» sobre los esposos invoca el celebrante en el rito del matrimonio. Sin esta «efusión» sería verdaderamente difícil comprender todo esto y cumplirlo como vocación del hombre. Y sin embargo, ¡tanta gente lo intuye! Tantos hombres y mujeres hacen propia esta verdad llegando a entrever que sólo en ella encuentran «la Verdad y la Vida» (Jn 14, 6). Sin esta verdad, la vida de los esposos no llega a alcanzar un sentido plenamente humano.” Carta n. 11

Estoy dispuesto a:

1. Acoger tu anhelo de donación y dejarme amar por ti.

2. A asumir tu originalidad, tu historia, tu proyecto de vida, tu misión, tu familia, etc.


Ambos estamos para dios l.jpg
Ambos estamos para Dios sin la cual el hombre no puede «encontrarse plenamente», que permite valorar cuán profundamente esta «entrega sincera» esté fundamentada en la entrega de Dios Creador y Redentor, en la «gracia del Espíritu Santo», cuya «efusión» sobre los esposos invoca el celebrante en el rito del matrimonio. Sin esta «efusión» sería verdaderamente difícil comprender todo esto y cumplirlo como vocación del hombre. Y sin embargo, ¡tanta gente lo intuye! Tantos hombres y mujeres hacen propia esta verdad llegando a entrever que sólo en ella encuentran «la Verdad y la Vida» (Jn 14, 6). Sin esta verdad, la vida de los esposos no llega a alcanzar un sentido plenamente humano.” Carta n. 11

Ambos queremos renovar nuestro amor en la fuente inagotable del Amor eterno.

“Ay de aquellos amantes que no tienen una cumbre sobre su amor”

F. Nietzsche


El alimento del amor hermoso l.jpg

EL ALIMENTO DEL AMOR HERMOSO sin la cual el hombre no puede «encontrarse plenamente», que permite valorar cuán profundamente esta «entrega sincera» esté fundamentada en la entrega de Dios Creador y Redentor, en la «gracia del Espíritu Santo», cuya «efusión» sobre los esposos invoca el celebrante en el rito del matrimonio. Sin esta «efusión» sería verdaderamente difícil comprender todo esto y cumplirlo como vocación del hombre. Y sin embargo, ¡tanta gente lo intuye! Tantos hombres y mujeres hacen propia esta verdad llegando a entrever que sólo en ella encuentran «la Verdad y la Vida» (Jn 14, 6). Sin esta verdad, la vida de los esposos no llega a alcanzar un sentido plenamente humano.” Carta n. 11

EL DIÁLOGO CONYUGAL


El alimento del amor l.jpg
El alimento del amor sin la cual el hombre no puede «encontrarse plenamente», que permite valorar cuán profundamente esta «entrega sincera» esté fundamentada en la entrega de Dios Creador y Redentor, en la «gracia del Espíritu Santo», cuya «efusión» sobre los esposos invoca el celebrante en el rito del matrimonio. Sin esta «efusión» sería verdaderamente difícil comprender todo esto y cumplirlo como vocación del hombre. Y sin embargo, ¡tanta gente lo intuye! Tantos hombres y mujeres hacen propia esta verdad llegando a entrever que sólo en ella encuentran «la Verdad y la Vida» (Jn 14, 6). Sin esta verdad, la vida de los esposos no llega a alcanzar un sentido plenamente humano.” Carta n. 11

Las relaciones entre los seres racionales son formas de vida que necesitan alimentarse para subsistir y crecer.

Entre marido y mujer la relación que se crea tiene su origen en una forma específica de amor, el amor conyugal. Esa forma de amor necesita también alimentarse continuamente. Sin esto tiende a extinguirse. Es peligrosamente ingenuo pensar que el amor se alimenta solo.

El diálogo es el vehículo y alimento del amor. Nace del amor, lo expresa y lo alimenta.


Conversar y dialogar l.jpg
Conversar y dialogar sin la cual el hombre no puede «encontrarse plenamente», que permite valorar cuán profundamente esta «entrega sincera» esté fundamentada en la entrega de Dios Creador y Redentor, en la «gracia del Espíritu Santo», cuya «efusión» sobre los esposos invoca el celebrante en el rito del matrimonio. Sin esta «efusión» sería verdaderamente difícil comprender todo esto y cumplirlo como vocación del hombre. Y sin embargo, ¡tanta gente lo intuye! Tantos hombres y mujeres hacen propia esta verdad llegando a entrever que sólo en ella encuentran «la Verdad y la Vida» (Jn 14, 6). Sin esta verdad, la vida de los esposos no llega a alcanzar un sentido plenamente humano.” Carta n. 11

* El diálogo es un “encuentro de dos personas como personas”, más allá de los roles.

* Se encuentran en lo que las hace únicas e irrepetibles como personas originales.

* No confundir el diálogo con conversación (intercambio acerca de algo externo, sin compromiso del mundo íntimo).

* Menos con el soliloquio.


Contenido b sico del di logo l.jpg
Contenido básico del diálogo sin la cual el hombre no puede «encontrarse plenamente», que permite valorar cuán profundamente esta «entrega sincera» esté fundamentada en la entrega de Dios Creador y Redentor, en la «gracia del Espíritu Santo», cuya «efusión» sobre los esposos invoca el celebrante en el rito del matrimonio. Sin esta «efusión» sería verdaderamente difícil comprender todo esto y cumplirlo como vocación del hombre. Y sin embargo, ¡tanta gente lo intuye! Tantos hombres y mujeres hacen propia esta verdad llegando a entrever que sólo en ella encuentran «la Verdad y la Vida» (Jn 14, 6). Sin esta verdad, la vida de los esposos no llega a alcanzar un sentido plenamente humano.” Carta n. 11

Un encuentro personal, se encuentran en lo que es propio e íntimo de cada uno, es decir, sentimientos, opiniones, alegrías y penas, temores y esperanzas.

La persona entera se compromete detrás de ese encuentro personal y personalizante.

Precisamente por su profundidad es difícil de lograr.


Comunicaci n y comuni n l.jpg
Comunicación y comunión sin la cual el hombre no puede «encontrarse plenamente», que permite valorar cuán profundamente esta «entrega sincera» esté fundamentada en la entrega de Dios Creador y Redentor, en la «gracia del Espíritu Santo», cuya «efusión» sobre los esposos invoca el celebrante en el rito del matrimonio. Sin esta «efusión» sería verdaderamente difícil comprender todo esto y cumplirlo como vocación del hombre. Y sin embargo, ¡tanta gente lo intuye! Tantos hombres y mujeres hacen propia esta verdad llegando a entrever que sólo en ella encuentran «la Verdad y la Vida» (Jn 14, 6). Sin esta verdad, la vida de los esposos no llega a alcanzar un sentido plenamente humano.” Carta n. 11

* Lo que se pretende a través del diálogo es la comunicación profunda con el cónyuge.

* Esto exige salir de sí mismo para ir al otro superando el egoísmo y el individualismo, los temores y resistencias.

* La comunicación viene a ser algo similar a la “sintonía”, en que cada uno capta al otro en profundidad y está unida a él sin necesidad de palabras.

* Cuando esa sintonía es permanente, se crea una relación personal

Por último, se transforma en un estado permanente de unión o comunión.


Incomunicaci n l.jpg
Incomunicación sin la cual el hombre no puede «encontrarse plenamente», que permite valorar cuán profundamente esta «entrega sincera» esté fundamentada en la entrega de Dios Creador y Redentor, en la «gracia del Espíritu Santo», cuya «efusión» sobre los esposos invoca el celebrante en el rito del matrimonio. Sin esta «efusión» sería verdaderamente difícil comprender todo esto y cumplirlo como vocación del hombre. Y sin embargo, ¡tanta gente lo intuye! Tantos hombres y mujeres hacen propia esta verdad llegando a entrever que sólo en ella encuentran «la Verdad y la Vida» (Jn 14, 6). Sin esta verdad, la vida de los esposos no llega a alcanzar un sentido plenamente humano.” Carta n. 11

Los autores modernos insisten en que estamos viviendo un tiempo de incomunicación. Dicen que los hombres modernos tienden a encontrarse a partir de roles externos y no de realidades personales. Junto con las tendencias individualistas, están llenos de temores y desconfianzas y, por eso, se protegen de sus semejantes poniéndoles rótulos que los descalifican y alejan. Temen mostrarse y comprometerse.


Necesidad del di logo l.jpg
Necesidad del diálogo sin la cual el hombre no puede «encontrarse plenamente», que permite valorar cuán profundamente esta «entrega sincera» esté fundamentada en la entrega de Dios Creador y Redentor, en la «gracia del Espíritu Santo», cuya «efusión» sobre los esposos invoca el celebrante en el rito del matrimonio. Sin esta «efusión» sería verdaderamente difícil comprender todo esto y cumplirlo como vocación del hombre. Y sin embargo, ¡tanta gente lo intuye! Tantos hombres y mujeres hacen propia esta verdad llegando a entrever que sólo en ella encuentran «la Verdad y la Vida» (Jn 14, 6). Sin esta verdad, la vida de los esposos no llega a alcanzar un sentido plenamente humano.” Carta n. 11

Todos los hombres necesitan dialogar pero a muchos no les resulta y sufren con su impotencia. Más aún cuando se piensa que es mala voluntad.

Si al tomar un caracol y cuando saca sus cachitos se le da un golpe, como es muy sensible se meterá dentro de su concha. Se demorará en volver a intentarlo. Si se le da un nuevo golpe, no querrá salir. Muchos hombres son caracoles con muchos golpes.


Condiciones del di logo l.jpg
Condiciones del diálogo sin la cual el hombre no puede «encontrarse plenamente», que permite valorar cuán profundamente esta «entrega sincera» esté fundamentada en la entrega de Dios Creador y Redentor, en la «gracia del Espíritu Santo», cuya «efusión» sobre los esposos invoca el celebrante en el rito del matrimonio. Sin esta «efusión» sería verdaderamente difícil comprender todo esto y cumplirlo como vocación del hombre. Y sin embargo, ¡tanta gente lo intuye! Tantos hombres y mujeres hacen propia esta verdad llegando a entrever que sólo en ella encuentran «la Verdad y la Vida» (Jn 14, 6). Sin esta verdad, la vida de los esposos no llega a alcanzar un sentido plenamente humano.” Carta n. 11

Hay dos condiciones para dialogar:

1. La seguridad en sí mismo. Una persona llena de complejos de inferioridad e inseguridades no se atreve a dialogar.

2. La seguridad en el ambiente. Si el cónyuge no da garantía de respeto y discreción, no se le confía lo más personal. Se encierra como el caracol.


Ltima garant a l.jpg
Última garantía sin la cual el hombre no puede «encontrarse plenamente», que permite valorar cuán profundamente esta «entrega sincera» esté fundamentada en la entrega de Dios Creador y Redentor, en la «gracia del Espíritu Santo», cuya «efusión» sobre los esposos invoca el celebrante en el rito del matrimonio. Sin esta «efusión» sería verdaderamente difícil comprender todo esto y cumplirlo como vocación del hombre. Y sin embargo, ¡tanta gente lo intuye! Tantos hombres y mujeres hacen propia esta verdad llegando a entrever que sólo en ella encuentran «la Verdad y la Vida» (Jn 14, 6). Sin esta verdad, la vida de los esposos no llega a alcanzar un sentido plenamente humano.” Carta n. 11

* El origen de la incomunicación es el pecado original. De ahí brotan temor y agresividad.

* Sólo Jesucristo con su gracia puede ayudar a superar lo que separa y abrir los corazones para que se acojan mutuamente.

* Puede haber métodos psicológicos que ayuden, pero la última garantía es sólo Él.


Existen riesgos l.jpg
¿Existen riesgos? sin la cual el hombre no puede «encontrarse plenamente», que permite valorar cuán profundamente esta «entrega sincera» esté fundamentada en la entrega de Dios Creador y Redentor, en la «gracia del Espíritu Santo», cuya «efusión» sobre los esposos invoca el celebrante en el rito del matrimonio. Sin esta «efusión» sería verdaderamente difícil comprender todo esto y cumplirlo como vocación del hombre. Y sin embargo, ¡tanta gente lo intuye! Tantos hombres y mujeres hacen propia esta verdad llegando a entrever que sólo en ella encuentran «la Verdad y la Vida» (Jn 14, 6). Sin esta verdad, la vida de los esposos no llega a alcanzar un sentido plenamente humano.” Carta n. 11

Si bien es cierto que el diálogo es el alimento del amor y el camino a la comunión entre las personas, no deja de tener sus riesgos. Podemos señalar especialmente dos:

1. La pérdida de la libertad interior. La experiencia de sentirse cálidamente acogido puede influir en que personalidades débiles pierdan su autonomía.

2. La pérdida de la fisonomía original. Las personas influenciables pueden asumir rasgos de otros sin asimilarlos en su originalidad.


Diversas formas de di logo l.jpg
Diversas formas de diálogo sin la cual el hombre no puede «encontrarse plenamente», que permite valorar cuán profundamente esta «entrega sincera» esté fundamentada en la entrega de Dios Creador y Redentor, en la «gracia del Espíritu Santo», cuya «efusión» sobre los esposos invoca el celebrante en el rito del matrimonio. Sin esta «efusión» sería verdaderamente difícil comprender todo esto y cumplirlo como vocación del hombre. Y sin embargo, ¡tanta gente lo intuye! Tantos hombres y mujeres hacen propia esta verdad llegando a entrever que sólo en ella encuentran «la Verdad y la Vida» (Jn 14, 6). Sin esta verdad, la vida de los esposos no llega a alcanzar un sentido plenamente humano.” Carta n. 11

Permaneciendo siempre como encuentro entre dos personas como personas, el diálogo procura diversos caminos para tener acceso al mundo interior del otro. Por eso hablamos de diversas formas de diálogo:

1) Espiritual.

2) Afectivo.

3) Físico.

4) Sobrenatural


Di logo afectivo l.jpg
Diálogo afectivo sin la cual el hombre no puede «encontrarse plenamente», que permite valorar cuán profundamente esta «entrega sincera» esté fundamentada en la entrega de Dios Creador y Redentor, en la «gracia del Espíritu Santo», cuya «efusión» sobre los esposos invoca el celebrante en el rito del matrimonio. Sin esta «efusión» sería verdaderamente difícil comprender todo esto y cumplirlo como vocación del hombre. Y sin embargo, ¡tanta gente lo intuye! Tantos hombres y mujeres hacen propia esta verdad llegando a entrever que sólo en ella encuentran «la Verdad y la Vida» (Jn 14, 6). Sin esta verdad, la vida de los esposos no llega a alcanzar un sentido plenamente humano.” Carta n. 11

Se funda en la condición sensible del hombre. Su incentivo, sin embargo, está en el sentimiento de soledad que experimenta y lo hace salir de sí para ir a otro. Consiste en la expresión de un sentimiento de benevolencia que permite dar y recibir acogimiento. Está hecho de ternura y misericordia. Involucra la capacidad de perdón. Integra las demás formas de diálogo.


Expresiones l.jpg
Expresiones sin la cual el hombre no puede «encontrarse plenamente», que permite valorar cuán profundamente esta «entrega sincera» esté fundamentada en la entrega de Dios Creador y Redentor, en la «gracia del Espíritu Santo», cuya «efusión» sobre los esposos invoca el celebrante en el rito del matrimonio. Sin esta «efusión» sería verdaderamente difícil comprender todo esto y cumplirlo como vocación del hombre. Y sin embargo, ¡tanta gente lo intuye! Tantos hombres y mujeres hacen propia esta verdad llegando a entrever que sólo en ella encuentran «la Verdad y la Vida» (Jn 14, 6). Sin esta verdad, la vida de los esposos no llega a alcanzar un sentido plenamente humano.” Carta n. 11

El diálogo afectivo utiliza como medios de comunicación gestos, caricias, sonrisa, actitudes (regalos, servicios, etc.). Lo que importa es la intención de agradar, por eso, los gestos deben ser “significativos”. Crece al cultivar los sentimientos positivos.

Sus peligros provienen de la rutina, el convencionalismo, la simulación y la falta de expresividad.


Di logo f sico l.jpg
Diálogo físico sin la cual el hombre no puede «encontrarse plenamente», que permite valorar cuán profundamente esta «entrega sincera» esté fundamentada en la entrega de Dios Creador y Redentor, en la «gracia del Espíritu Santo», cuya «efusión» sobre los esposos invoca el celebrante en el rito del matrimonio. Sin esta «efusión» sería verdaderamente difícil comprender todo esto y cumplirlo como vocación del hombre. Y sin embargo, ¡tanta gente lo intuye! Tantos hombres y mujeres hacen propia esta verdad llegando a entrever que sólo en ella encuentran «la Verdad y la Vida» (Jn 14, 6). Sin esta verdad, la vida de los esposos no llega a alcanzar un sentido plenamente humano.” Carta n. 11

Se funda en la condición corporal del hombre. Tiene su origen en las necesidades instintivas de cada uno. Tiene dos expresiones básicas: El cuidado y protección del cuerpo de los demás (por ejemplo, en las enfermedades, en el cuidado de la alimentación, etc.) y en la intimidad sexual. Esto último adquiere una importancia trascendental en la vida conyugal.


Intimidad sexual l.jpg
Intimidad sexual sin la cual el hombre no puede «encontrarse plenamente», que permite valorar cuán profundamente esta «entrega sincera» esté fundamentada en la entrega de Dios Creador y Redentor, en la «gracia del Espíritu Santo», cuya «efusión» sobre los esposos invoca el celebrante en el rito del matrimonio. Sin esta «efusión» sería verdaderamente difícil comprender todo esto y cumplirlo como vocación del hombre. Y sin embargo, ¡tanta gente lo intuye! Tantos hombres y mujeres hacen propia esta verdad llegando a entrever que sólo en ella encuentran «la Verdad y la Vida» (Jn 14, 6). Sin esta verdad, la vida de los esposos no llega a alcanzar un sentido plenamente humano.” Carta n. 11

Debido a su importancia es necesario profundizar el sentido de la intimidad sexual.

El sentido profundo lo encontramos en Cristo, el Esposo, que, por amor, entrega su cuerpo a la esposa, la Iglesia, para entregarle su Espíritu y enriquecerla con nueva vida.

Desde una perspectiva natural el placer sexual es un seguro de la complementación por la experiencia gozosa del tú.


Di logo espiritual l.jpg
Diálogo espiritual sin la cual el hombre no puede «encontrarse plenamente», que permite valorar cuán profundamente esta «entrega sincera» esté fundamentada en la entrega de Dios Creador y Redentor, en la «gracia del Espíritu Santo», cuya «efusión» sobre los esposos invoca el celebrante en el rito del matrimonio. Sin esta «efusión» sería verdaderamente difícil comprender todo esto y cumplirlo como vocación del hombre. Y sin embargo, ¡tanta gente lo intuye! Tantos hombres y mujeres hacen propia esta verdad llegando a entrever que sólo en ella encuentran «la Verdad y la Vida» (Jn 14, 6). Sin esta verdad, la vida de los esposos no llega a alcanzar un sentido plenamente humano.” Carta n. 11

Se funda en la realidad espiritual del hombre. Todos tenemos necesidad de experimentarnos conocidos en nuestra verdad original, aceptados y valorados. No nos basta recibir cariño. Está lleno de apertura, aceptación, admiración y benevolencia. Presupone interés y apertura. Normalmente requiere de palabras. Hay que cultivarlo y asegurarlo conscientemente porque fácilmente se pierde por el ajetreo.


Di logo en la fe l.jpg
Diálogo en la fe sin la cual el hombre no puede «encontrarse plenamente», que permite valorar cuán profundamente esta «entrega sincera» esté fundamentada en la entrega de Dios Creador y Redentor, en la «gracia del Espíritu Santo», cuya «efusión» sobre los esposos invoca el celebrante en el rito del matrimonio. Sin esta «efusión» sería verdaderamente difícil comprender todo esto y cumplirlo como vocación del hombre. Y sin embargo, ¡tanta gente lo intuye! Tantos hombres y mujeres hacen propia esta verdad llegando a entrever que sólo en ella encuentran «la Verdad y la Vida» (Jn 14, 6). Sin esta verdad, la vida de los esposos no llega a alcanzar un sentido plenamente humano.” Carta n. 11

Se fundamenta en la dimensión trascendente del hombre. Esta forma de comunicación profunda entre dos personas se realiza en la medida en que expresan en común su fe y sus anhelos de trascendencia. En los cónyuges verdaderamente maduros, en la medida en que van asumiendo las diversas formas del diálogo, pasa a ser la culminación de la intimidad. Es el encuentro en el nido definitivo.


Amor hermoso y la vocaci n esponsal l.jpg

AMOR HERMOSO Y LA VOCACIÓN ESPONSAL sin la cual el hombre no puede «encontrarse plenamente», que permite valorar cuán profundamente esta «entrega sincera» esté fundamentada en la entrega de Dios Creador y Redentor, en la «gracia del Espíritu Santo», cuya «efusión» sobre los esposos invoca el celebrante en el rito del matrimonio. Sin esta «efusión» sería verdaderamente difícil comprender todo esto y cumplirlo como vocación del hombre. Y sin embargo, ¡tanta gente lo intuye! Tantos hombres y mujeres hacen propia esta verdad llegando a entrever que sólo en ella encuentran «la Verdad y la Vida» (Jn 14, 6). Sin esta verdad, la vida de los esposos no llega a alcanzar un sentido plenamente humano.” Carta n. 11

UNA TRIPLE VOCACIÓN


El matrimonio como vocaci n l.jpg
El matrimonio como vocación sin la cual el hombre no puede «encontrarse plenamente», que permite valorar cuán profundamente esta «entrega sincera» esté fundamentada en la entrega de Dios Creador y Redentor, en la «gracia del Espíritu Santo», cuya «efusión» sobre los esposos invoca el celebrante en el rito del matrimonio. Sin esta «efusión» sería verdaderamente difícil comprender todo esto y cumplirlo como vocación del hombre. Y sin embargo, ¡tanta gente lo intuye! Tantos hombres y mujeres hacen propia esta verdad llegando a entrever que sólo en ella encuentran «la Verdad y la Vida» (Jn 14, 6). Sin esta verdad, la vida de los esposos no llega a alcanzar un sentido plenamente humano.” Carta n. 11

El estado matrimonial a partir del sacramento del matrimonio e inspirado en el amor hermoso, ha de ser concebido como vocación, esto es, como un camino específico de santificación.


Vocaci n de amor org nico l.jpg

VOCACIÓN DE AMOR ORGÁNICO sin la cual el hombre no puede «encontrarse plenamente», que permite valorar cuán profundamente esta «entrega sincera» esté fundamentada en la entrega de Dios Creador y Redentor, en la «gracia del Espíritu Santo», cuya «efusión» sobre los esposos invoca el celebrante en el rito del matrimonio. Sin esta «efusión» sería verdaderamente difícil comprender todo esto y cumplirlo como vocación del hombre. Y sin embargo, ¡tanta gente lo intuye! Tantos hombres y mujeres hacen propia esta verdad llegando a entrever que sólo en ella encuentran «la Verdad y la Vida» (Jn 14, 6). Sin esta verdad, la vida de los esposos no llega a alcanzar un sentido plenamente humano.” Carta n. 11

EL RITMO DE LA VIDA


Qu significa amor org nico l.jpg
¿Qué significa amor orgánico? sin la cual el hombre no puede «encontrarse plenamente», que permite valorar cuán profundamente esta «entrega sincera» esté fundamentada en la entrega de Dios Creador y Redentor, en la «gracia del Espíritu Santo», cuya «efusión» sobre los esposos invoca el celebrante en el rito del matrimonio. Sin esta «efusión» sería verdaderamente difícil comprender todo esto y cumplirlo como vocación del hombre. Y sin embargo, ¡tanta gente lo intuye! Tantos hombres y mujeres hacen propia esta verdad llegando a entrever que sólo en ella encuentran «la Verdad y la Vida» (Jn 14, 6). Sin esta verdad, la vida de los esposos no llega a alcanzar un sentido plenamente humano.” Carta n. 11

Es un tipo de amor que conduce a un encuentro vital entre los esposos. Genera una corriente de vida entre ellos y es capaz de impulsar un proceso orgánico de comunión.

Ha de respetar las leyes que rigen todos los procesos de vida.


Las leyes que rigen el proceso l.jpg
Las leyes que rigen el proceso sin la cual el hombre no puede «encontrarse plenamente», que permite valorar cuán profundamente esta «entrega sincera» esté fundamentada en la entrega de Dios Creador y Redentor, en la «gracia del Espíritu Santo», cuya «efusión» sobre los esposos invoca el celebrante en el rito del matrimonio. Sin esta «efusión» sería verdaderamente difícil comprender todo esto y cumplirlo como vocación del hombre. Y sin embargo, ¡tanta gente lo intuye! Tantos hombres y mujeres hacen propia esta verdad llegando a entrever que sólo en ella encuentran «la Verdad y la Vida» (Jn 14, 6). Sin esta verdad, la vida de los esposos no llega a alcanzar un sentido plenamente humano.” Carta n. 11

El proceso orgánico de comunión, fruto del amor hermoso, se rige por tres tipos de leyes:

1. Leyes de crecimiento orgánico

2. Leyes de comunicación gradual

3. Leyes de totalidad o integración


1 las leyes del crecimiento l.jpg

1. Las leyes del crecimiento sin la cual el hombre no puede «encontrarse plenamente», que permite valorar cuán profundamente esta «entrega sincera» esté fundamentada en la entrega de Dios Creador y Redentor, en la «gracia del Espíritu Santo», cuya «efusión» sobre los esposos invoca el celebrante en el rito del matrimonio. Sin esta «efusión» sería verdaderamente difícil comprender todo esto y cumplirlo como vocación del hombre. Y sin embargo, ¡tanta gente lo intuye! Tantos hombres y mujeres hacen propia esta verdad llegando a entrever que sólo en ella encuentran «la Verdad y la Vida» (Jn 14, 6). Sin esta verdad, la vida de los esposos no llega a alcanzar un sentido plenamente humano.” Carta n. 11

El crecimiento de los organismos tiene sus reglas


Ley de crecimiento l.jpg
Ley de crecimiento sin la cual el hombre no puede «encontrarse plenamente», que permite valorar cuán profundamente esta «entrega sincera» esté fundamentada en la entrega de Dios Creador y Redentor, en la «gracia del Espíritu Santo», cuya «efusión» sobre los esposos invoca el celebrante en el rito del matrimonio. Sin esta «efusión» sería verdaderamente difícil comprender todo esto y cumplirlo como vocación del hombre. Y sin embargo, ¡tanta gente lo intuye! Tantos hombres y mujeres hacen propia esta verdad llegando a entrever que sólo en ella encuentran «la Verdad y la Vida» (Jn 14, 6). Sin esta verdad, la vida de los esposos no llega a alcanzar un sentido plenamente humano.” Carta n. 11

Como todo proceso orgánico, el amor hermoso y la comunión entre los esposos, crece por asimilación.

1. Asimila progresivamente al tú amado en toda su realidad original.

2. Asimila progresivamente las nuevas experiencias e impresiones que comparten.


Slide78 l.jpg

El amor al cónyuge sólo se puede alimentar asimilando al ser amado en toda su realidad (te miro, te admiro, te acepto, te quiero.)


Slide79 l.jpg

Para crecer debe respetar la realidad de tú: sin manipular, ni instrumentalizar, ni modificar...

Asimila su manera de pensar, sentir, actuar, sus valores, su historia, su familia, etc.


Slide80 l.jpg

Para que crezca ambos deben aceptar la lentitud característica de los procesos de vida: No pueden exigirse ni más confianza, ni más unidad de lo que es posible en cada etapa.

Apurar mecánicamente un proceso es entorpecerlo.


Existe un ritmo en la vida l.jpg
Existe un ritmo en la vida característica de los procesos de vida: No pueden exigirse ni más confianza, ni más unidad de lo que es posible en cada etapa.

Los organismos vivos crecen siguiendo un ritmo alternado de:

1. Comunicación y participación

2. Receptividad y apertura

3. Decantamiento y asimilación

4. Elaboración y creatividad


Protecciones naturales l.jpg
Protecciones naturales característica de los procesos de vida: No pueden exigirse ni más confianza, ni más unidad de lo que es posible en cada etapa.

Toda impresión mal digerida y asimilada perturba el crecimiento. Hay que descubrir y respetar el valor de las protecciones naturales:

1. Silencio

2. Soledad

3. Pudor y misterio de la personalidad

4. Privacidad

5. Rituales: orden, acuerdos


2 leyes de comunicaci n l.jpg

2. Leyes de comunicación característica de los procesos de vida: No pueden exigirse ni más confianza, ni más unidad de lo que es posible en cada etapa.

Una buena comunicación tiene sus reglas


Qu se entiende por sto l.jpg
¿Qué se entiende por ésto? característica de los procesos de vida: No pueden exigirse ni más confianza, ni más unidad de lo que es posible en cada etapa.

El amor crece por medio de la mutua comunicación entre los que se aman.

Todas las modalidades del diálogo se deben cultivar e integrar: espiritual, físico, afectivo y religioso


Cultivo integral l.jpg
Cultivo integral característica de los procesos de vida: No pueden exigirse ni más confianza, ni más unidad de lo que es posible en cada etapa.

En el matrimonio, las diversas formas de comunicación o de diálogo repercutenunas en otras.

La carencia de una forma, dificulta las demás.


Integraci n consciente l.jpg
Integración consciente característica de los procesos de vida: No pueden exigirse ni más confianza, ni más unidad de lo que es posible en cada etapa.

Cada cierto tiempo conviene que los esposos revisen si están cultivando armónica e integralmente las diversas formas de comunicación. Es fácil entrar en la rutina.


3 leyes de totalidad l.jpg

3. Leyes de totalidad característica de los procesos de vida: No pueden exigirse ni más confianza, ni más unidad de lo que es posible en cada etapa.

El amor conyugal es total


Slide88 l.jpg

La comunión entre los esposos debe llegar a ser total, esto es, debe abarcar todos los ámbitos de la vida que es posible poner en común aquí en la tierra. Esto se da progresivamente, si se cultiva el amor hermoso.


Cu les son las tareas l.jpg
¿Cuáles son las tareas? es, debe abarcar todos los ámbitos de la vida que es posible poner en común aquí en la tierra. Esto se da progresivamente, si se cultiva el amor hermoso.

1. La aceptación de los diversos aspectos de la originalidad del otro (lo positivo y lo negativo)

2. La aceptación del proceso posterior a la elección (todo lo que se va dando a lo largo de la vida)


Integraci n de todos los amores l.jpg
Integración de todos los amores es, debe abarcar todos los ámbitos de la vida que es posible poner en común aquí en la tierra. Esto se da progresivamente, si se cultiva el amor hermoso.

1. Integración del cónyuge como camino hacia Dios

2. Integración de los hijos como amores compartidos

3. Integración de familiares, amistades, profesión, religión, etc.


Constataciones de la vida l.jpg
Constataciones de la vida es, debe abarcar todos los ámbitos de la vida que es posible poner en común aquí en la tierra. Esto se da progresivamente, si se cultiva el amor hermoso.

Todo lo que pertenece al cónyuge, todos los demás amores (trabajo, diversión, religión, política, etc.), si no se integran en un único amor esponsal, terminan siendo fuente de desunión.

Prescindir es un grave problema.


Vocaci n de amor fiel l.jpg

VOCACIÓN DE AMOR FIEL es, debe abarcar todos los ámbitos de la vida que es posible poner en común aquí en la tierra. Esto se da progresivamente, si se cultiva el amor hermoso.

EL AMOR QUE PERMANECE


El amor fiel l.jpg
El amor fiel es, debe abarcar todos los ámbitos de la vida que es posible poner en común aquí en la tierra. Esto se da progresivamente, si se cultiva el amor hermoso.

El amor hermoso, si es conyugal, es exclusivo. Sólo se tiene con una persona del otro sexo.

La fidelidad es la mantención pura, lozana y creadora del primer amor, a través de las pruebas del tiempo


Dos caracter sticas b sicas l.jpg
Dos características básicas es, debe abarcar todos los ámbitos de la vida que es posible poner en común aquí en la tierra. Esto se da progresivamente, si se cultiva el amor hermoso.

El amor exclusivo o fiel:

1. Debe calar hondo en la conciencia moral

2. Exige una opción permanentemente renovada.


Es un amor puro l.jpg

Es un amor puro es, debe abarcar todos los ámbitos de la vida que es posible poner en común aquí en la tierra. Esto se da progresivamente, si se cultiva el amor hermoso.

Permanece como amor


Vence el ego smo l.jpg
Vence el egoísmo es, debe abarcar todos los ámbitos de la vida que es posible poner en común aquí en la tierra. Esto se da progresivamente, si se cultiva el amor hermoso.

El egoísmo tiende a instrumentalizar al tú, para ponerlo al servicio de fines mezquinos. El amor hermoso vence el egoísmo y es puro.

Vence el infantilismo: Es un paso del amor infantil o primitivo a un amor maduro u oblativo.

Exige autoeducación y disciplina


Vence los peque os amores l.jpg
Vence los pequeños amores es, debe abarcar todos los ámbitos de la vida que es posible poner en común aquí en la tierra. Esto se da progresivamente, si se cultiva el amor hermoso.

Cada uno tiene pequeños amores (hobbys, comodidades, amistades, profesión, etc.) que deben ser integrados en el amor total.

Es un amor combativo que vence las debilidades

Busca la integridad interior y exterior


Es un amor lozano l.jpg

Es un amor lozano es, debe abarcar todos los ámbitos de la vida que es posible poner en común aquí en la tierra. Esto se da progresivamente, si se cultiva el amor hermoso.

No se arruga


No se deteriora l.jpg
No se deteriora es, debe abarcar todos los ámbitos de la vida que es posible poner en común aquí en la tierra. Esto se da progresivamente, si se cultiva el amor hermoso.

El amor hermoso permanece siempre lozano, no pierde ni su frescura ni su fuerza. Nunca se transforma en tolerancia, costumbre, resignación, compasión o rutina.


No se gasta l.jpg
No se gasta es, debe abarcar todos los ámbitos de la vida que es posible poner en común aquí en la tierra. Esto se da progresivamente, si se cultiva el amor hermoso.

El amor hermoso es un amor que no envejece, nunca se cansa de servir, de agradar, de interesarse, de compartir, de comprender y de perdonar


Es una amor creativo l.jpg

Es una amor creativo es, debe abarcar todos los ámbitos de la vida que es posible poner en común aquí en la tierra. Esto se da progresivamente, si se cultiva el amor hermoso.

Es capaz de sorprender


Perfecciona a cada persona l.jpg
Perfecciona a cada persona es, debe abarcar todos los ámbitos de la vida que es posible poner en común aquí en la tierra. Esto se da progresivamente, si se cultiva el amor hermoso.

No sólo es fuerza unitiva sino también fuerza perfeccionadora. Su primer efecto se da en el perfeccionamiento y maduración sabia de ambos cónyuges. Cada uno se enriquece con estudio, reflexión, etc. para poder enriquecer al tú.


Genera nuevas expresiones l.jpg
Genera nuevas expresiones es, debe abarcar todos los ámbitos de la vida que es posible poner en común aquí en la tierra. Esto se da progresivamente, si se cultiva el amor hermoso.

El amor hermoso no cae en la rutina sino que busca siempre de nuevo formas de expresión que sorprenden.

Supera el espíritu funcionario que se limita a cumplir con el “deber” en las diversas expresiones del diálogo o en el aporte al ambiente comunitario.


El amor fiel es siempre puesto a prueba l.jpg

El amor fiel es siempre puesto a prueba es, debe abarcar todos los ámbitos de la vida que es posible poner en común aquí en la tierra. Esto se da progresivamente, si se cultiva el amor hermoso.

Las pruebas de la fidelidad


La rutina l.jpg
La rutina es, debe abarcar todos los ámbitos de la vida que es posible poner en común aquí en la tierra. Esto se da progresivamente, si se cultiva el amor hermoso.

La repetición de las mismas manifestacione del amor sin renovar el espíritu.

La pérdida de la novedad y el atractivo

Necesidad de renovarse continuamente

Mantener el misterio. Evitando la excesiva extroversión.


Las incomprensiones l.jpg
Las incomprensiones es, debe abarcar todos los ámbitos de la vida que es posible poner en común aquí en la tierra. Esto se da progresivamente, si se cultiva el amor hermoso.

1. A causa del egoísmo y el orgullo

2. Por la diferencia de opiniones

3. Por las insatisfacciones en la mutua donación: frustraciones de fondo


El ambiente negativo l.jpg
El ambiente negativo es, debe abarcar todos los ámbitos de la vida que es posible poner en común aquí en la tierra. Esto se da progresivamente, si se cultiva el amor hermoso.

1. Obstáculos provenientes del trabajo y su ritmo.

2. Obstáculos de las condiciones prácticas de vida (ej: privacidad)

3. Por las excesivas tentaciones a que uno mismo se expone.


Vocaci n de amor fecundo l.jpg

VOCACIÓN DE AMOR FECUNDO es, debe abarcar todos los ámbitos de la vida que es posible poner en común aquí en la tierra. Esto se da progresivamente, si se cultiva el amor hermoso.

EL AMOR QUE DA FRUTO


Qu se entiende por amor fecundo l.jpg
¿Qué se entiende por amor fecundo? es, debe abarcar todos los ámbitos de la vida que es posible poner en común aquí en la tierra. Esto se da progresivamente, si se cultiva el amor hermoso.

El amor de los esposos es fecundo en la medida en que es capaz de engendrar las diversas perfecciones que constituyen la vida plenamente humana y cristiana.


Caracter sticas del amor fecundo l.jpg
Características del amor fecundo es, debe abarcar todos los ámbitos de la vida que es posible poner en común aquí en la tierra. Esto se da progresivamente, si se cultiva el amor hermoso.

1. Es perfeccionador: plasma las perfecciones humanas y cristianas en la familia

2. Es difusivo de la perfección: comunica a otros su riqueza.


El amor perfeccionador l.jpg
El amor perfeccionador es, debe abarcar todos los ámbitos de la vida que es posible poner en común aquí en la tierra. Esto se da progresivamente, si se cultiva el amor hermoso.

1. Enriquece a cada persona de la familia: es formador de personalidades maduras

2. Gesta una comunidad humana con un patrimonio y un estilo de vida ricos: es fuente de cultura


El est mulo del amor hermoso l.jpg
El estímulo del amor hermoso es, debe abarcar todos los ámbitos de la vida que es posible poner en común aquí en la tierra. Esto se da progresivamente, si se cultiva el amor hermoso.

Ayuda a que cada miembro de la familia se transforme en una personalidad madura respetando dos aspectos básicos:

* la originalidad de cada uno (su identidad, su misión, su rol, etc.)

* la libertad: no exige cuotas de libertad para acoger y servir


Abono y poda l.jpg
Abono y poda es, debe abarcar todos los ámbitos de la vida que es posible poner en común aquí en la tierra. Esto se da progresivamente, si se cultiva el amor hermoso.

La fecundidad no sólo depende del estímulo enaltecedor, sino también de la corrección hecha con amor y respeto y de los límites o normas. Es como podar para que dé más frutos. Descarta las correcciones por desahogo.


El patrimonio y el hogar l.jpg
El patrimonio y el hogar es, debe abarcar todos los ámbitos de la vida que es posible poner en común aquí en la tierra. Esto se da progresivamente, si se cultiva el amor hermoso.

El amor hermoso proyecta la comunión en una comunidad de personas rica y armónica:

1. Cultiva el patrimonio

2. Gesta el hogar

3. Da origen a un estilo de vida


El amor difusivo l.jpg
El amor difusivo es, debe abarcar todos los ámbitos de la vida que es posible poner en común aquí en la tierra. Esto se da progresivamente, si se cultiva el amor hermoso.

Una comunidad fecunda en el amor y la comunión se transforma naturalmente en una fuente de irradiación de su propia perfección. Así como la luz....


Condiciones l.jpg
Condiciones es, debe abarcar todos los ámbitos de la vida que es posible poner en común aquí en la tierra. Esto se da progresivamente, si se cultiva el amor hermoso.

1. Insertarse progresivamente en el ambiente cívico y eclesial

2. Adquirir progresivamente compromisos y responsabilidades


El matrimonio como alianza l.jpg

EL MATRIMONIO COMO ALIANZA es, debe abarcar todos los ámbitos de la vida que es posible poner en común aquí en la tierra. Esto se da progresivamente, si se cultiva el amor hermoso.

LO QUE NOS SEÑALA LA FE


Qu se entiende por alianza l.jpg
¿Qué se entiende por alianza? es, debe abarcar todos los ámbitos de la vida que es posible poner en común aquí en la tierra. Esto se da progresivamente, si se cultiva el amor hermoso.

Es una forma de contrato entre dos partes libres, basada en la mutua fidelidad, por la cual se adquieren derechos y obligaciones de carácter moral.


Una alianza de amor l.jpg
Una alianza de amor es, debe abarcar todos los ámbitos de la vida que es posible poner en común aquí en la tierra. Esto se da progresivamente, si se cultiva el amor hermoso.

Cuando la alianza entre las partes es de amor, el objeto del intercambio son las propias personas. En esta categoría está la alianza divina y la alianza matrimonial. Su sentido es la comunión entre las partes.


Las cuatro fuerzas del amor l.jpg
Las cuatro fuerzas del amor es, debe abarcar todos los ámbitos de la vida que es posible poner en común aquí en la tierra. Esto se da progresivamente, si se cultiva el amor hermoso.

La alianza moviliza las cuatro fuerzas del amor

1. La fuerza liberadora

2. La fuerza unitiva

3. La fuerza asemejadora

4. La fuerza movilizadora


El triple intercambio l.jpg
El triple intercambio es, debe abarcar todos los ámbitos de la vida que es posible poner en común aquí en la tierra. Esto se da progresivamente, si se cultiva el amor hermoso.

Entre quienes sellan una alianza de amor se produce un triple intercambio:

1. De bienes

2. De intereses

3. De corazones


El arquetipo l.jpg
El arquetipo es, debe abarcar todos los ámbitos de la vida que es posible poner en común aquí en la tierra. Esto se da progresivamente, si se cultiva el amor hermoso.

La alianza divina sirve como modelo


Slide123 l.jpg

Familia, reflejo es, debe abarcar todos los ámbitos de la vida que es posible poner en común aquí en la tierra. Esto se da progresivamente, si se cultiva el amor hermoso.

de la Trinidad


ad