Lectio divina
This presentation is the property of its rightful owner.
Sponsored Links
1 / 24

Lectio Divina PowerPoint PPT Presentation


  • 50 Views
  • Uploaded on
  • Presentation posted in: General

Lectio Divina. XXX Domingo Ordinario Parroquia Santa María Magdalena Yacuanquer. A la escucha y meditación de la Palabra de Dios desde la Tradición y Magisterio. Palabras de Koinonìa. Contemplación. Oración. Meditación. Lectura. Preparación.

Download Presentation

Lectio Divina

An Image/Link below is provided (as is) to download presentation

Download Policy: Content on the Website is provided to you AS IS for your information and personal use and may not be sold / licensed / shared on other websites without getting consent from its author.While downloading, if for some reason you are not able to download a presentation, the publisher may have deleted the file from their server.


- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - E N D - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

Presentation Transcript


Lectio divina

Lectio Divina

XXX Domingo Ordinario

Parroquia

Santa María Magdalena Yacuanquer

A la escucha y meditación de la Palabra de Dios desde la Tradición y Magisterio


Lectio divina

Palabras de Koinonìa


Lectio divina

Contemplación

Oración

Meditación

Lectura

Preparación

A la escucha y meditación de la Palabra de Dios desde la Tradición y Magisterio


Lectio divina

La Palabra debe ser esperada y escuchada

Con buena disposición interior

Oración al Espíritu Santo

Con Corazón limpio y humildad


Lectio divina

ORACIÓN AL ESPÍRITU SANTO(San Agustín)Espíritu Santo, inspíranos, para

que pensemos santamente.Espíritu Santo, incítanos,

para que obremos santamente.Espíritu Santo, atráenos,

para que amemos las cosas santas.Espíritu Santo, fortalécenos, para que defendamos las cosas santas.Espíritu Santo, ayúdanos, para que no perdamos nunca las cosas santas.

A la escucha y meditación de la Palabra de Dios desde la Tradición y Magisterio


Lectio divina

Leer bien y sin prisa

Hay que leer dos o tres veces

Aprende a conocer el Corazón de Dios en sus Palabras

Leer bien, es escuchar bien


Lectio divina

Lectura del Santo Evangelio según Mateo 22, 34-40

«Cuando los fariseos se enteraron de que Jesús había hecho callar a los saduceos, se reunieron en ese lugar, y uno de ellos, que era doctor de la Ley, le preguntó para ponerlo a prueba: «Maestro, ¿cuál es el mandamiento más grande de la Ley?» Jesús le respondió:

«Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma y con todo tu espíritu. Éste es el más grande y el primer mandamiento. El segundo es semejante al primero: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. De estos dos mandamientos dependen toda la Ley y los Profetas.»

A la escucha y meditación de la Palabra de Dios desde la Tradición y Magisterio

Palabra del Señor


Lectio divina

Composición general del

Evangelio de San Mateo

  • 1,1- 4,16:Presentación de Jesús.

  • 4,17-16,20:Misión de Jesús.

  • 16,21-28,20:Pasión, muerte y resurrección de Jesús.


Lectio divina

Nos encontramos con el cuarto episodio de enfrentamiento que Jesús debe desafiar con los poderosos de su tiempo. Los fariseos expertos en la ley y en el fiel cumplimento de ella, por eso, su nombre significa piadoso, justo, se reúnen para someter a Jesús a una nueva pregunta que tiene como fin “ponerlo a prueba”.

Es bien interesante como el Evangelio de Mateo, nos introduce en el suceso: “Cuando los fariseos se enteraron de que Jesús había hecho callar a los saduceos, se reunieron en ese lugar, y uno de ellos, que era doctor de la Ley, le preguntó para ponerlo a prueba”.


Lectio divina

La intensión es meter en problemas a Jesús, los saduceos quisieron colocar en ridículo a Jesús con una pregunta sobre la Resurrección (Mt 22,23-33), ahora los eternos enemigos de ese grupo buscan al Maestro para colocarlo en un gran problema.

Su pregunta no logra llegar al fin que persiguen, pues ellos esperan que el Maestro se confunda, pero la verdad, es que un creyente judío de mediana fe sabía de memoria el Shemá (Dt 6,7-8), una oración que se repetía todas las noches y que tenía como fin presentar la centralidad de Dios en la vida del hombre creyente.


Lectio divina

Lo importante está en la actitud del Maestro, de la controversia sacará la enseñanza más célebree importante para quienes lo seguimos en todos los tiempos: el amor a Dios es indivisible del amor al hermano.

Para los oyentes del momento esto tuvo que sonar terrible, ellos piadosos en la observancia de la ley se habían quedado en la minucias de las normas y se habían olvidado que el templo más grande donde se revela Dios, es la misma humanidad, y especialmente, de aquel que está a nuestro lado y nos necesita.


Lectio divina

Vivimos en un mundo muy parecido al del Maestro, somos amigos más de las palabras enredadas, de las normas minuciosas y preparadas del culto a Dios, y nos olvidamos que nuestro Padre, lo único que nos pide es que manejemos un solo idioma universal: el del amor.


Lectio divina

Las innumerables leyes que hemos creado en el mundo social, político y religioso, muchas veces se quedan en signos de desigualdad, que no dejan funcionar nuestra mente, alma y corazón, por eso, vivimos en un mundo de injusticias, de guerras, de conflictos.

No queremos que funcione el Shemá del amor que pone en el mismo nivel a Dios y a la humanidad.


Lectio divina

Bien lo dice San Juan en su carta: quien no ama a su hermano y dice que ama a Dios es un mentiroso, pues si no ama a quien ve, cómo puede amar a quien no ve?. (1Jn4, 20-21).

El Reino de Cristo es práctico y se construye paso a paso en cada situación y realidad de cada día.


Lectio divina

No sigamos con esas catequesis del pasado que se quedaban en la simpleza de la repetición de memoria de los mandamientos, es tiempo de pasar a la práctica cristiana.

A la palabra que se hace carne y se demuestra con hechos concretos de justicia y de verdadero amor a Dios en el amor al hermano.

La verdadera ley de Dios, es la que hace indivisible el respeto por Dios, vivo y actuante en cada uno de nuestros hermanos y hermanas.


Lectio divina

Qué dirá Dios de tantas ridiculeces que cometemos a diario en la defensa del “amor a Dios”, saltándonos olímpicamente: el respeto, el perdón, la justicia, la solidaridad, el apoyo al más necesitado.

Acaso seguimos siendo de ese grupo de “piadosos” que afanosamente vamos a nuestros templos para llegar temprano y alcanzar puesto, y nos olvidamos de aquellos que sufren y maltratamos en nuestros hogares?


Lectio divina

DESCUBRIR LOS “AFECTOS” QUE LA PALABRA VA GENERANDO EN MI CORAZÓN:

Alegría, compromiso, interrogantes, nuevas posibilidades

Lo dicho, lo narrado por la Palabra tiene, ahora, que ser leído con el corazón


Lectio divina

Meditemos la Palabra con el Papa

«En el pasaje evangélico que acabamos de proclamar, un doctor de la ley interroga a Jesús, con ánimo de ponerlo a prueba: «Maestro, ¿cuál es el mandamiento mayor de la Ley?». La respuesta del Señor es directa y precisa: «Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón... Amarás a tu prójimo como a ti mismo.

De estos dos mandamientos penden toda la Ley y los profetas» (Mt 22,36-37.39-40). Amarás. En el sentido señalado por el Evangelio, esta palabra implica una innovación profunda; más aún, es la más revolucionaria que haya resonado jamás en el mundo, porque al hombre que la escucha lo transforma radicalmente y lo impulsa a salir de su egoísmo instintivo y a entablar relaciones verdaderas y firmes con Dios y con sus hermanos.


Lectio divina

Amarás la vida humana, la vida de toda la comunidad, la vida de la humanidad. Jesús indica un amor total y abierto a Dios y al prójimo, introduciendo así en el mundo la luz de la verdad, o sea, el reconocimiento de la absoluta superioridad del Creador y Padre, y de la dignidad inviolable de su criatura, el hombre, hijo de Dios. Amarás.

Este imperativo divino constituye un llamamiento constante para cuantos quieren seguir el camino del Evangelio y contribuir a su difusión en el mundo. Ese llamamiento resuena sin cesar en la Iglesia encaminada ya hacia la histórica meta del año dos mil, que inaugurará el tercer milenio de la era cristiana.»

Juan Pablo II. Homilía parroquia de San Octavio, 24 de octubre de 1993.


Lectio divina

Da gracias, intercede por los hermanos, por las situaciones que el texto te haya traído a la memoria.

Da curso libre a tus capacidades creativas de sensibilidad en la oración.

Lo dicho, lo narrado por la Palabra tiene, ahora, que ser hablado con el corazón


Lectio divina

Dios, Padre nuestro: aumenta nuestra fe, nuestra esperanza y, sobre todo, aumenta nuestro amor y nuestro sentido de la justicia, de modo que vivamos siempre próximos a nuestros hermanos, especialmente a los más necesitados.

Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén 

Palabras de Koinonía


Lectio divina

Ponte en medio de la comunidad y deja que rebose de tu interior la paz y la bendición que has recibido.

Actúa con ellos para volver a reencarnar en la historia a Jesucristo, la Palabra hecha carne.

Lo dicho, lo narrado por la Palabra tiene, ahora, que ser practicado en la vida


Lectio divina

  • Mi compromiso en esta semana será:

  • Haz un examen de conciencia a partir de pasaje del Evangelio de San Mateo 22,34-40. ¿Cómo vivo de manera concreta el amor al prójimo?

  • ¿Cómo estoy ante los dos valores esenciales que Jesús proclama, los dos amores, a Dios y al prójimo? ¿Encierro ahí «toda la Ley y los Profetas», o tengo una moral complicada de muchos preceptos no debidamente jerarquizados?

  • (Desde el Evangelio de San Mateo 22,34-40)

  • Estamos en http://koinoniadeamor.blogspot.com/


  • Login