Download
1 / 17

Fin - PowerPoint PPT Presentation


  • 136 Views
  • Uploaded on

Todas las mañanas, Mamá Cocodrilo le lleva a su hijito Aquiles hermosos plátanos para desayunar. Y cada mañana le dice maravillada: -¡cómo estás creciendo, qué guapo eres y qué dientes tan preciosos tienes! “Es verdad, piensa Aquiles”.

loader
I am the owner, or an agent authorized to act on behalf of the owner, of the copyrighted work described.
capcha
Download Presentation

PowerPoint Slideshow about ' Fin' - honorato-cantu


An Image/Link below is provided (as is) to download presentation

Download Policy: Content on the Website is provided to you AS IS for your information and personal use and may not be sold / licensed / shared on other websites without getting consent from its author.While downloading, if for some reason you are not able to download a presentation, the publisher may have deleted the file from their server.


- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - E N D - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
Presentation Transcript

Todas las mañanas, Mamá Cocodrilo le lleva a su hijito Aquiles hermosos plátanos para desayunar. Y cada mañana le dice maravillada: -¡cómo estás creciendo, qué guapo eres y qué dientes tan preciosos tienes!“Es verdad, piensa Aquiles”


Pero una mañana, Aquiles no quiere comer nada. Mamá Cocodrilo se preocupa y le pregunta: -¿Seguro que no quieres comer nada? ¿No te apetece un delicioso plátano? - No gracias, mamá-contesta Aquiles-Hoy preferiría comerme un niño. -¡Qué disparate, Aquiles!-exclama asombrada Mamá Cocodrilo-¡En las plataneras crecen plátanos, no niños!


Papá y Mamá Cocodrilo están desesperados. Cocodrilo se preocupa y le pregunta: Lloran y se lamentan. -¡Buaaahhh…!¡Nuestro hijito Aquiles no quiere alimentarse!Aquiles se hace el valiente aunque se siente débil, que es lo que a uno le pasa cuando no ha comido nada.“Un buen baño me sentará bien”, piensa. Y baja hasta el río.


A la orilla del río está sentada una imprudente niña. Cocodrilo se preocupa y le pregunta: “¡Bien, qué suerte! ¡Por fin voy a poder comerme un niño!”se dice Aquiles agazapándose entre la hierba; abre bien la boca para enseñar los dientes como si fuera una bestia feroz dispuesta a saltar.


Este libro ha sido escaneado para fines educativos. Montaje realizado por Mónica Brito Fernández. CEP Los Llanos de Aridane. La Palma.

Fin


ad