Nos han dado la tierra
This presentation is the property of its rightful owner.
Sponsored Links
1 / 9

Nos han dado la tierra PowerPoint PPT Presentation


  • 99 Views
  • Uploaded on
  • Presentation posted in: General

Nos han dado la tierra. El título: la ironía y su procedencia. Isotopía de la negación: proliferación de partículas negativas. Escritura y oralidad. Desterritorialización / Reterritorializaci ón Los deícticos. Su función. El narrador, “ a la escucha de las voces profundas y oscuras ”.

Download Presentation

Nos han dado la tierra

An Image/Link below is provided (as is) to download presentation

Download Policy: Content on the Website is provided to you AS IS for your information and personal use and may not be sold / licensed / shared on other websites without getting consent from its author.While downloading, if for some reason you are not able to download a presentation, the publisher may have deleted the file from their server.


- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - E N D - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

Presentation Transcript


Nos han dado la tierra

Nos han dado la tierra


Microan lisis close reading

El título: la ironía y su procedencia.

Isotopía de la negación: proliferación de partículas negativas.

Escritura y oralidad.

Desterritorialización / Reterritorialización

Los deícticos. Su función.

El narrador, “a la escucha de las voces profundas y oscuras”.

Microanálisis (close reading)


El t tulo la iron a y su procedencia

DEFINICIÓN DE IRONÍA:

figura retórica que consiste en afirmar lo contrario de lo que se quiere dejar entender:

¡Cuánto ama Bush al pueblo iraquí!

¿POR QUÉ EL TÍTULO, “Nos han dado la tierra”, ES IRÓNICO?

El título: la ironía y su procedencia.


El t tulo la iron a y su procedencia1

A menudo, mediante la ironía estamos citando las palabras de otra persona con la que no estamos en absoluto de acuerdo.

Por ejemplo, un estudiante que considera que un curso es extremadamente difícil podría decirle a un compañero:

¡Sí que es fácil este curso!

porque eso es lo que dijo el profe el primer día...

¿Ocurre algo parecido en el cuento?

El título: la ironía y su procedencia.

  • Examinemos este pasaje (desde la página 2-línea 13, hasta la p. 3-línea 12):


La escritura como instrumento de dominaci n

Escritura: posesión (del poder, de la tierra, del dinero...)

Habla: carencia de escritura  privación de la tierra 

La escritura como instrumento de dominación.

Desterritorialización

“No son las cuestiones de la lengua sino las cuestiones de la tierra lo que enfatiza la narrativa de Rulfo. No obstante, ... la cuestión económica de la tierra presupone la cuestión simbólica de la lengua en la construcción territorial”.

(Walter Mignolo. Escribir la oralidad: la obra de Rulfo en el contexto de las literaturas del ‘Tercer Mundo’”. Juan Rulfo. Toda la obra. Madrid: CSIC, 1992: 433.)


Nos han dado la tierra

¿En qué fragmentos de la conversación con el delegado del gobierno se observa muy bien esta relación de dominación basada en (o cuyo síntoma es) el dominio de la escritura?

Escritura: posesión (del poder, de la tierra, del dinero...)

Habla: carencia de escritura  privación de la tierra 

Desterritorialización

“No son las cuestiones de la lengua sino las cuestiones de la tierra lo que enfatiza la narrativa de Rulfo. No obstante, ... la cuestión económica de la tierra presupone la cuestión simbólica de la lengua en la construcción territorial”.

(Walter Mignolo. Escribir la oralidad: la obra de Rulfo en el contexto de las literaturas del ‘Tercer Mundo’”. Juan Rulfo. Toda la obra. Madrid: CSIC, 1992: 433.)


Desterritorializaci n

DESterritorialización

“De este modo se nos fue acabando la tierra. Casi no nos quedaba ya ni el pedazo que pudiéramos necesitar para que nos enterraran. Por eso decidimos separarnos los últimos, cada quien arrendando por distinto rumbo”.

Juan Rulfo. “El llano en llamas”.


Desterritorializaci n1

DESterritorialización

/ REterritorialización

Concepto propuesto por los filósofos franceses Gilles Deleuze y Félix Guattari en varios de sus libros.

  • La desterritorialización consiste, en primer lugar, en

  • la pérdida o carencia de un territorio.

  • Pero la desterritorialización implica una dialéctica de resistencia: el deseo, el anhelo de REterritorialización:

-los palestinos luchan por conseguir un estado-nación que asegure su dignidad y garantice su supervivencia,

-los campesinos desposeídos comienzan una revolución, como ocurrió en México a comienzos del siglo XX, u ocupan latifundios, como ocurre actualmente en Brasil con el Movimiento de los Sin Tierra...

  • Pero, a otro nivel, también es el sentimiento de

  • pérdida de cualquier territorio simbólico estable: la

  • nación, la identidad, la religión, incluso la lengua...

“... hastaquedar nada máseste nudoque

somos nosotros”.

“Nos han dado la tierra”, 1a página, línea 14

“Conforme bajamos, la tierra se hace buena. Sube polvo

desde nosotros como si fuera un atajo de mulas lo que bajará

por allí; pero nos gusta llenarnos de polvo. Nos gusta.

Después de venir durante once horas pisando la dureza del

Llano, nos sentimos muy a gusto envueltos en aquella cosa

que brinca sobre nosotros y sabe a tierra”.

“Nos han dado la tierra”, últimas líneas de la página 4

  • Por ejemplo, los palestinos se sienten desterritorializados en su propio territorio; o los desempleados, los campesinos sin tierra, etc.


L a funci n de l os de cticos

“ ... incipiente proliferación de los deícticos, que ... a mí me parecen fundamentalmente vinculados a la implantación en lo local ... Comienza a esbozarse una búsqueda de lo local, una aspiración a estabilizar la trashumancia. Este lugar en viaje, este lugar que los hombres llevan consigo mismos ... es en ellos loinclaudicable, quizás la única razón de su existencia. Desmovilizados, desarmados, desmontados, después de perderlo todo y de recibir una tierra que no les sirve, estos hombres van en pos de un lugar en que habitar, para reconstituir así su hábitat local”.

Jaime Concha. “Lo local en los cuentos de Rulfo”. Revista canadiense de estudios hispánicos XXII.2, invierno 1998: 206-207.

La función de los deícticos


  • Login