El libro de n meros
Download
1 / 44

EL LIBRO DE N MEROS - PowerPoint PPT Presentation


  • 108 Views
  • Updated On :

EL LIBRO DE NÚMEROS. UN PUEBLO EN MARCHA :. [4]. Guía de Estudio de la Biblia Octubre-Diciembre de 2009. El Pueblo se Prepara. UN PUEBLO EN MARCHA: EL LIBRO DE NÚMEROS. Lección 2 Para el 10 de octubre de 2009 Ptr. Adolfo Maldonado Gutiérrez. Texto Clave.

loader
I am the owner, or an agent authorized to act on behalf of the owner, of the copyrighted work described.
capcha
Download Presentation

PowerPoint Slideshow about 'EL LIBRO DE N MEROS' - griffin


An Image/Link below is provided (as is) to download presentation

Download Policy: Content on the Website is provided to you AS IS for your information and personal use and may not be sold / licensed / shared on other websites without getting consent from its author.While downloading, if for some reason you are not able to download a presentation, the publisher may have deleted the file from their server.


- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - E N D - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
Presentation Transcript
El libro de n meros

EL LIBRO DE NÚMEROS

UN PUEBLO EN MARCHA:

[4]

Guía de Estudio de la Biblia

Octubre-Diciembre de 2009


El pueblo se prepara

El Pueblo se Prepara

UN PUEBLO EN MARCHA: EL LIBRO DE NÚMEROS

Lección 2

Para el 10 de octubre de 2009

Ptr. Adolfo Maldonado Gutiérrez


Texto clave
Texto Clave

“Amado, mi oración es que seas prosperado en todas las cosas y que tengas salud, así como próspera tu alma”.

3 Juan 2



Concepto clave
Concepto Clave

El Creador, que ajustó cuidadosamente las leyes generales que permiten que exista la vida, no nos abandonó a nuestros propios manejos, sino que nos dio leyes que maximizan la experiencia de la vida.






1 control de las enfermedades1
1. Control de las Enfermedades

  • Durante la vida en el desierto, Dios quería ver prosperidad espiritual y físicamente a su pueblo

  • Y por ello le dio leyes y restricciones diseñadas para protegerlos


Si escuchas atentamente la voz del SEÑOR tu Dios y haces lo recto ante sus ojos; si prestas atención a sus mandamientos y guardas todas sus leyes, ninguna enfermedad de las que envié a Egipto te enviaré a ti, porque yo soy el SEÑOR tu sanador.

Éxodo 15:26


1 control de las enfermedades2
1. Control de las Enfermedades recto ante sus ojos; si prestas atención a sus mandamientos y guardas todas sus leyes, ninguna enfermedad de las que envié a Egipto te enviaré a ti, porque yo soy el SEÑOR tu sanador.

  • Para los antiguos hebreos, la enfermedad tenía un trasfondo espiritual, no solo biológico

  • La declaración de Éxodo implica que los egipcios sufrieron enfermedades porque no tenían confianza en el verdadero Dios

  • Los hebreos podían evitar este sufrimiento si obedecían las reglas que Dios les había dado


1 control de las enfermedades3
1. Control de las Enfermedades recto ante sus ojos; si prestas atención a sus mandamientos y guardas todas sus leyes, ninguna enfermedad de las que envié a Egipto te enviaré a ti, porque yo soy el SEÑOR tu sanador.

  • No debemos olvidar que el conocimiento científico con respecto a las enfermedades no estaban disponibles para esos antiguos esclavos

  • La historia revela que muchas prácticas médicas de los antiguos estaban relacionadas con la superstición


1 control de las enfermedades4
1. Control de las Enfermedades recto ante sus ojos; si prestas atención a sus mandamientos y guardas todas sus leyes, ninguna enfermedad de las que envié a Egipto te enviaré a ti, porque yo soy el SEÑOR tu sanador.

  • Mientras se nos recuerda que debemos lavarnos las manos con frecuencia, y comer con bajo contenido de grasas, este conocimiento era desconocido para los antiguos


1 control de las enfermedades5
1. Control de las Enfermedades recto ante sus ojos; si prestas atención a sus mandamientos y guardas todas sus leyes, ninguna enfermedad de las que envié a Egipto te enviaré a ti, porque yo soy el SEÑOR tu sanador.

  • Con la mente moderna, y el conocimiento médico más abundante, podemos ver la lógica de las instrucciones divinas relacionadas con la salud


1 control de las enfermedades6
1. Control de las Enfermedades recto ante sus ojos; si prestas atención a sus mandamientos y guardas todas sus leyes, ninguna enfermedad de las que envié a Egipto te enviaré a ti, porque yo soy el SEÑOR tu sanador.

  • Los antiguos, sencillamente, tenían que aceptarlas por fe


1 control de las enfermedades7
1. Control de las Enfermedades recto ante sus ojos; si prestas atención a sus mandamientos y guardas todas sus leyes, ninguna enfermedad de las que envié a Egipto te enviaré a ti, porque yo soy el SEÑOR tu sanador.


A fin de ser aceptables a la vista de Dios, los dirigentes del pueblo debían prestar estricta atención al estado sanitario de los ejércitos de Israel, aun mientras salían a la guerra… Tenían la sagrada obligación de ser santos en cuerpo y espíritu.

continua…


No debían ser descuidados ni negligentes de sus deberes personales. No habían de permitir que hubiera nada sucio ni malsano en su ambiente, nada que pudiera mancillar la pureza de la atmósfera. Habían de ser puros interna y externamente

Comentario bíblico adventista, t. 1, p. 1133


2 control social
2. Control Social personales.


2 control social1
2. Control Social personales.

  • El orden social es difícil de alcanzar en condiciones estables

  • ¡Cuánto más difícil habrá sido en una población móvil de tal vez dos millones de personas!


2 control social2
2. Control Social personales.

  • La Ley de Dios:

    • Era el cerco que los protegía de la autodestrucción


2 control social3
2. Control Social personales.

  • La Ley de Dios:

    • Proveía la equidad, tomaba en cuenta las necesidades de

      • Hombres y mujeres

      • Ciudadanos e inmigrantes

      • Pobres y ricos

      • Jóvenes y ancianos


2 control social4
2. Control Social personales.

  • La Ley de Dios:

    • Consideraba los derechos de propiedad, los derechos humanos y muchos otros derechos basados en un principio central:

      • Fuimos creados a imagen de Dios, y somos propiedad de él


2 control social5
2. Control Social personales.

  • Por ello cuando destruimos a nuestros prójimos, es Dios quien resulta herido, porque a él pertenecen todos los seres humanos


2 control social6
2. Control Social personales.

  • Por eso, al dar las leyes a los israelitas, que protegían sus relaciones mutuas, Dios también estaba protegiendo las relaciones humanas con él


2 control social7
2. Control Social personales.

  • La norma mínima de conducta esperada en la comunidad israelita era el mandato “amar a los demás como te amas a ti mismo”

  • Esto implica el perdón

  • Jesús enseña que si no perdonamos, Dios no nos perdonará a nosotros


Si queremos ofrecer oraciones personales. aceptables, tenemos que realizar una obra de confesión mutua de nuestros pecados. Si he faltado contra mi vecino de palabra o acción, debo confesárselo. Si él me ha agraviado, debería confesármelo.continua…


Hasta donde sea posible, el que ha agraviado a otro debe hacer restitución. Luego, arrepentido, debe confesar su pecado a Dios, cuya ley ha transgredido . Al pecar contra nuestro hermano, pecamos contra Dios, y debemos buscar su perdón. Cualquiera que sea su pecado, si nos arrepentimos y creemos en la sangre expiatoria de Cristo, seremos perdonados.A fin de conocerle, 262


3 fidelidad matrimonial
3. Fidelidad Matrimonial hacer restitución. Luego, arrepentido, debe confesar su pecado a Dios, cuya ley ha transgredido . Al pecar contra nuestro hermano, pecamos contra Dios, y debemos buscar su perdón. Cualquiera que sea su pecado, si nos arrepentimos y creemos en la sangre expiatoria de Cristo, seremos perdonados.


3 fidelidad matrimonial1
3. Fidelidad Matrimonial hacer restitución. Luego, arrepentido, debe confesar su pecado a Dios, cuya ley ha transgredido . Al pecar contra nuestro hermano, pecamos contra Dios, y debemos buscar su perdón. Cualquiera que sea su pecado, si nos arrepentimos y creemos en la sangre expiatoria de Cristo, seremos perdonados.

  • El Creador estableció el vinculo del matrimonio en el Edén, al crear la humanidad en dos sexos y celebrar la primera unión


3 fidelidad matrimonial2
3. Fidelidad Matrimonial hacer restitución. Luego, arrepentido, debe confesar su pecado a Dios, cuya ley ha transgredido . Al pecar contra nuestro hermano, pecamos contra Dios, y debemos buscar su perdón. Cualquiera que sea su pecado, si nos arrepentimos y creemos en la sangre expiatoria de Cristo, seremos perdonados.

  • Dos mandamientos, el séptimo y el décimo, protegen la institución del matrimonio

  • Por raro que esto parezca hoy, podemos notar cuán importante es el voto matrimonial a los ojos de Dios


3 fidelidad matrimonial3
3. Fidelidad Matrimonial hacer restitución. Luego, arrepentido, debe confesar su pecado a Dios, cuya ley ha transgredido . Al pecar contra nuestro hermano, pecamos contra Dios, y debemos buscar su perdón. Cualquiera que sea su pecado, si nos arrepentimos y creemos en la sangre expiatoria de Cristo, seremos perdonados.

  • Solo Dios sabe cuánto dolor, sufrimiento y daños ha causado la infidelidad matrimonial de uno u otro en la pareja


3 fidelidad matrimonial4
3. Fidelidad Matrimonial hacer restitución. Luego, arrepentido, debe confesar su pecado a Dios, cuya ley ha transgredido . Al pecar contra nuestro hermano, pecamos contra Dios, y debemos buscar su perdón. Cualquiera que sea su pecado, si nos arrepentimos y creemos en la sangre expiatoria de Cristo, seremos perdonados.

  • Cuánto dolor y sufrimiento humanos, y enfermedades psicológicas, pueden vincularse con un hogar inestable causado por una traición matrimonial


3 fidelidad matrimonial5
3. Fidelidad Matrimonial hacer restitución. Luego, arrepentido, debe confesar su pecado a Dios, cuya ley ha transgredido . Al pecar contra nuestro hermano, pecamos contra Dios, y debemos buscar su perdón. Cualquiera que sea su pecado, si nos arrepentimos y creemos en la sangre expiatoria de Cristo, seremos perdonados.


Dios quiere que el hogar sea el lugar más feliz de la tierra, el mismo símbolo del hogar celestial. Mientras llevan las responsabilidades matrimoniales en el hogar, y vinculan sus intereses con Jesucristo, apoyándose en su brazo y en la seguridad de sus promesas, ambos esposos pueden compartir en esta unión una felicidad que los ángeles de Dios elogian.El Hogar Cristiano, 87


Conclusi n
Conclusión tierra, el mismo símbolo del hogar celestial. Mientras llevan las responsabilidades matrimoniales en el hogar, y vinculan sus intereses con Jesucristo, apoyándose en su brazo y en la seguridad de sus promesas, ambos esposos pueden compartir en esta unión una felicidad que los ángeles de Dios elogian.


Conclusi n1
Conclusión tierra, el mismo símbolo del hogar celestial. Mientras llevan las responsabilidades matrimoniales en el hogar, y vinculan sus intereses con Jesucristo, apoyándose en su brazo y en la seguridad de sus promesas, ambos esposos pueden compartir en esta unión una felicidad que los ángeles de Dios elogian.

  • Dios quiere que su pueblo sea feliz y esté en paz

  • La integridad física y espiritual se obtiene por:

    • La obediencia a sus leyes para la vida

    • Relaciones con el cónyuge, con los vecinos, y

    • Una consagración diaria a la voluntad del Padre


Conclusi n2
Conclusión tierra, el mismo símbolo del hogar celestial. Mientras llevan las responsabilidades matrimoniales en el hogar, y vinculan sus intereses con Jesucristo, apoyándose en su brazo y en la seguridad de sus promesas, ambos esposos pueden compartir en esta unión una felicidad que los ángeles de Dios elogian.

  • Esto no significa que la vida siempre será fácil en este mundo maldecido por el pecado, pero puede facilitarse si procuramos andar en los caminos de Dios


Adoraci n y consagraci n
Adoración y Consagración tierra, el mismo símbolo del hogar celestial. Mientras llevan las responsabilidades matrimoniales en el hogar, y vinculan sus intereses con Jesucristo, apoyándose en su brazo y en la seguridad de sus promesas, ambos esposos pueden compartir en esta unión una felicidad que los ángeles de Dios elogian.

PRÓXIMA LECCIÓN

PARA EL 17 DE OCTUBRE


ad