Las formas del discurso la descripci n
This presentation is the property of its rightful owner.
Sponsored Links
1 / 30

LAS FORMAS DEL DISCURSO LA DESCRIPCIÓN PowerPoint PPT Presentation


  • 95 Views
  • Uploaded on
  • Presentation posted in: General

LAS FORMAS DEL DISCURSO LA DESCRIPCIÓN. UNIDADES 2-3. LAS FORMAS DEL DISCURSO. NARRACIÓN. LA OVEJA NEGRA En un lejano país existió hace muchos años una Oveja negra. Fue fusilada. Un siglo después, el rebaño arrepentido le levantó una estatua ecuestre que quedó muy bien en el parque.

Download Presentation

LAS FORMAS DEL DISCURSO LA DESCRIPCIÓN

An Image/Link below is provided (as is) to download presentation

Download Policy: Content on the Website is provided to you AS IS for your information and personal use and may not be sold / licensed / shared on other websites without getting consent from its author.While downloading, if for some reason you are not able to download a presentation, the publisher may have deleted the file from their server.


- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - E N D - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

Presentation Transcript


Las formas del discurso la descripci n

LAS FORMAS DEL DISCURSOLA DESCRIPCIÓN

UNIDADES 2-3


Las formas del discurso la descripci n

LAS FORMAS DEL DISCURSO


Las formas del discurso la descripci n

NARRACIÓN

LA OVEJA NEGRA

En un lejano país existió hace muchos años una Oveja negra.

Fue fusilada.

Un siglo después, el rebaño arrepentido le levantó una estatua ecuestre que quedó muy bien en el parque.

Así, en lo sucesivo, cada vez que aparecían ovejas negras eran rápidamente pasadas por las armas para que las futuras generaciones de ovejas comunes y corrientes pudieran ejercitarse también en la escultura.

Augusto Monterroso


Las formas del discurso la descripci n

DEFINICIÓN

Los elefantes son grandes herbívoros cuyo peso puede llegar a siete toneladas. Sus extremidades, de forma columnar, están terminadas por cinco dedos, cada uno de ellos con un casco protector. Son animales ungulados. Su dentadura incompleta consta de dos grandes incisivos superiores llamados colmillos o defensas y cuatro grandes molares con numerosos repliegues de esmalte. Se les clasifica en un grupo distinto de los ungulados y plantidigitígrados por tener un enorme labio superior alargado en forma de trompa prensil.


Las formas del discurso la descripci n

DIÁLOGO

La niña sólo tenía cuatro años, sus recuerdos, probablemente, ya se habían desvanecido y su madre, para que tomase conciencia del cambio que les esperaría, la llevó a la cerca de alambre de espino: desde allí, de lejos, le enseñó el tren.

— ¿No estás contenta? Ese tren nos llevará a casa.

— Y entonces, ¿qué pasará?

— Entonces, llegaremos a casa.

— ¿Qué significa estar en casa?— preguntó la niña.

— El lugar donde vivíamos antes.

— Y ¿qué hay allí?

— ¿Te acuerdas todavía de tu osito? Quizás, encontraremos también tus muñecas.

— Mamá, ¿en casa también hay centinelas?

— No, allí no hay.

— Entonces, de allí, ¿se podrá escapar?

István Örkényt, El hogar. Cuentos de un minuto.


Las formas del discurso la descripci n

EXPOSICIÓN

Frente al reducto matriarcal del lago Lugu, la realidad de cientos de millones de mujeres asiáticas es aún un verdadero drama. La de las chinas en concreto es todavía peor. Según cálculos de la ONU, basados en las estimaciones de AmartyaSen, hay más de cien millones de mujeres desaparecidas. La única explicación posible a este fenómeno es que en Asia se practica el aborto selectivo cuando no el infanticidio de las niñas.

La proporción habitual entre hombres y mujeres en el resto del mundo es de entre 102 y 106 mujeres por cada 100 hombres. En Asia Meridional es de 94 mujeres por cada cien. En China, la selección en razón del sexo es todavía más preocupante: nacen 120 niños por cada 100 niñas.

El aborto selectivo es tan evidente que en muchas provincias chinas se han prohibido las ecografías en los primeros cinco meses del embarazo, ya que estas permiten saber el sexo del bebé. En cualquier caso, la ley prohíbe desde 1994 que los médicos informen a los progenitores sobre el sexo del feto.

Pero ya hay trampas para sortear la ley y muchos han encontrado una interesante actividad lucrativa en la práctica ilegal de las ecografías.

No obstante, el problema no es sólo cultural: para un campesino chino, un niño varón es futura mano de obra.


Las formas del discurso la descripci n

ARGUMENTACIÓN

OPINIONES RESPETABLES

En nuestra sociedad abundan venturosa y abrumadoramente las opiniones. Quizá prosperan tanto porque, según un repetido dogma que es el non plus ultra de la tolerancia para muchos, todas las opiniones son “respetables”. Concedo sin vacilar que existen muchas cosas respetables a nuestro alrededor: la vida del prójimo, por ejemplo, o el pan de quien trabaja para ganárselo, o la cornamenta de ciertos toros. Las opiniones, en cambio, me parecen todo lo que se quiera menos respetables: al ser formuladas, saltan a la palestra de la disputa, la irrisión, el escepticismo y la controversia. Afrontan el descrédito y se arriesgan a lo único que hay peor que el descrédito, la ciega credulidad. Sólo las más fuertes deben sobrevivir, cuando logren ganarse la verificación que las legalice. Respetarlas sería momificarlas a todas por igual, haciendo indiscernibles las que gozan de buena salud gracias a la razón y la experiencia de las infectadas por la ñoñería seudomística o el delirio.

Fernando Savater


Las formas del discurso la descripci n

LA DESCRIPCIÓN


Las formas del discurso la descripci n

LA DESCRIPCIÓN


Las formas del discurso la descripci n

LA DESCRIPCIÓN TÉCNICA

Se encuentra fundamentalmente en textos de divulgación o explicación científica, estudios, libros de texto, guías de la naturaleza, manuales de uso de aparatos, etc.

Su finalidad es eminentemente práctica: presentar de manera objetiva al lector un objeto clasificando ordenadamente sus rasgos con la finalidad de que lo conozca y lo diferencie de otros.

Manuscrito 6376 de la Biblioteca Nacional de Madrid. Letra gótica textual redonda de finales del siglo XIV, a dos columnas. 217 folios en pergamino. Es el más extenso y además de El conde Lucanor incluye los prólogos y el resto de las obras de don Juan Manuel. […] De El conde Lucanor, que ocupa los folios 129v.- 196v., recoge la Tabla de 50 ejemplos, el anteprólogo, el prólogo y las cinco partes. La parte I consta de 51 ejemplos, pero el último carece de epígrafe; al final de cada ejemplo deja un espacio de unas quince líneas que estaba destinado a la inclusión de una miniatura.


Las formas del discurso la descripci n

LA DESCRIPCIÓN PUBLICITARIA

La descripción publicitaria pretende convencer al lector u oyente de las bondades de un producto con la intención de que lo compre: por ello se seleccionan los aspectos más positivos del objeto descrito. Son descripciones generalmente subjetivas.

Nuestra vida se acelera y nos preocupa nuestra salud. Necesitamos alimentos ricos y sanos, que nos ayuden en nuestro esfuerzo diario. Así son ChipSport y SnackFibra, aperitivos tradicionales en su forma y totalmente nuevos en su concepto. Con aromas naturales y deliciosos sabores. Alimentos ricos en sabor y en salud. Con vitaminas, minerales y fibra. Bajos en calorías: menos aporte calórico que el snack tradicional.


Las formas del discurso la descripci n

EL PROCESO DESCRIPTIVO

La realización de una descripción exige el cumplimiento de distintas fases:

1. OBSERVACIÓN

2. SELECCIÓN

3. ORDENACIÓN

4. REDACCIÓN


Las formas del discurso la descripci n

EL PROCESO DESCRIPTIVO

1. OBSERVACIÓN

El primer paso para una buena descripción es la observación detenida de aquello que se va a describir. Hay que tener en cuenta:

a) Los elementos que componen el objeto descrito.

b) Las cualidades perceptibles tanto del objeto en general como de sus partes (tamaño, forma, posición, color, tacto, sonido…).


Las formas del discurso la descripci n

EL PROCESO DESCRIPTIVO

2. SELECCIÓN

Es imprescindible reducir la descripción a aquellos rasgos o cualidades que resulten realmente significativos, aquellos que estén relacionados con lo que pretendemos conseguir con el texto. Incluso en las descripciones técnicas, necesariamente objetivas y exhaustivas, no se incluyen todos los rasgos o cualidades del objeto.


Las formas del discurso la descripci n

EL PROCESO DESCRIPTIVO

3. ORDENACIÓN

Los rasgos de la descripción deben ordenarse de acuerdo a una estructura que puede ser de diversos tipos:

a) Espacial: de lo más lejano a lo cercano, de arriba abajo, de izquierda a derecha…

b) Orden sensorial: forma, tamaño, color, tacto, olor…

c) Lógico: de lo general a lo particular, de lo esencial a lo secundario…


Las formas del discurso la descripci n

EL PROCESO DESCRIPTIVO

4. REDACCIÓN

La redacción deberá utilizar los recursos lingüísticos adecuados al propósito de la descripción:

  • Hay que seleccionar el vocabulario adecuado:

    • Descripción técnica: las palabras que se usen para denominar las cualidades y características de un objeto habrán de ser precisas y rigurosas.

    • Descripción literaria: busca la expresividad, la sugerencia para que los lectores experimenten la emoción que se pretende buscar.

VOCABULARIO


Las formas del discurso la descripci n

EL PROCESO DESCRIPTIVO

4. REDACCIÓN

La redacción deberá utilizar los recursos lingüísticos adecuados al propósito de la descripción:

  • Abundan los verbos que significan estado, percepción y proceso: “es, estaba, parecía, hay, se encontraba…”

  • Los tiempos verbales oscilarán entre el Presente (cuando describimos como si estuviéramos viendo el objeto) o los Pretéritos Imperfectos (cuando describimos como si recordáramos el objeto).

VERBOS


Las formas del discurso la descripci n

EL PROCESO DESCRIPTIVO

4. REDACCIÓN

La redacción deberá utilizar los recursos lingüísticos adecuados al propósito de la descripción:

  • Los sustantivos clasifican el objeto dentro de un determinado grupo o conjunto de seres.

  • Los adjetivos expresan y definen sus cualidades y rasgos. Deben ser precisos, bien seleccionados y no muy numerosos.

SUSTANTIVOS Y

ADJETIVOS


Las formas del discurso la descripci n

DESCRIPCIÓN DE PERSONAJES


Las formas del discurso la descripci n

DESCRIPCIÓN DE PERSONAJES

El autor se concentra en la apariencia externa del personaje: sus características físicas (estatura, forma del cuerpo…), su rostro, su aspecto, etc.


Las formas del discurso la descripci n

DESCRIPCIÓN DE PERSONAJES

Al modelar a Gunderson, los dioses habían vuelto a sus antiguas maneras. Desde sus más de dos metros, dominaba todo el mundo. Con sus anchos hombros y su poderoso torso, este gigante tenía que calzar raquetas dos veces más largas que las normales para impedir que sus ciento cuarenta kilos de carne y huesos se hundiesen en la nieve. Edificado a cal y canto, con cejas enmarañadas, quijada cuadrada, mirada pálida de un azul descolorido: todo en él denotaba astucia y determinación. Su ley era la fuerza. Dejaba que le cayese sobre gran parte de un abrigo de piel de oso una larga y sedosa cabellera rubia. Era hijo de los antiguos reyes del mar.

Jack London: El silencio blanco


Las formas del discurso la descripci n

DESCRIPCIÓN DE PERSONAJES

Consiste en la descripción del interior del personaje: su personalidad, su forma de ser, sus costumbres, sus vicios y virtudes… Nos informa de cómo es por dentro.


Las formas del discurso la descripci n

DESCRIPCIÓN DE PERSONAJES

El tonto de aquel pueblo se llamaba Blas. Blas Herrero Martínez. Antes, cuando aún no se había muerto Perejilondo, el tonto anterior, el hombre que llegó a olvidarse de que se llamaba Hermenegildo, Blas no era sino un muchachito algo alelado, ladrón de peras y blanco de todas las iras y de todas las bofetadas perdidas, pálido y zanquilargo, solitario y temblón. […] Era bondadoso y de tiernas inclinaciones y sonreía siempre, con una sonrisa suplicante de buey enfermo, aunque le acabasen de arrear un cantazo, cosa frecuente, ya que los vecinos del pueblo no eran lo que se suele decir unos sensitivos. Blas Herrero Martínez, con su carilla de hurón, movía las orejas –una de sus habilidades– y se lamía el golpe de turno, sangrante con una sangrecita aguada, de feble color rosa, mientras sonreía de una manera inexplicable, quizá suplicando no recibir la segunda pedrada sobre la matadura de la primera.

Camilo J. Cela, El gallego y su cuadrilla


Las formas del discurso la descripci n

DESCRIPCIÓN DE PERSONAJES

Un retrato es una descripción que pretende ser completa. El autor describe el aspecto externo e interno del personaje, haciendo referencia tanto a sus rasgos físicos como a su personalidad, a su psicología.


Las formas del discurso la descripci n

DESCRIPCIÓN DE PERSONAJES

Pedro Lloros tenía la tripa triste. Pedro Lloros comía poco, y no siempre. En el verano se alimentaba de peces y cangrejos de río, de tomates y patatas robadas, de pan mendigado, de agua de las fuentes públicas y de sueño. En el invierno, de rebañar en las casas limosneras los pucheros, de algún traguillo de vino y también de sueño, que es el mejor manjar de un pobretón. Por la primavera y el otoño, sus pasos se perdían. Pescador era bueno; ladrón algo torpe; vago, muy vago. Odiaba a los gimnastas […]

Pedro Lloros poseía un corazón chiquito y veloz. Se asustaba de todo y se apellidaba perfectamente. Era calvo, retorcido, afilado de cara, y llevaba la bola del mundo, en vez de en los hombros, en la barriga. Su madre lo parió sietemesino y zurdo, y su padre no pudo hacer carrera con él porque, a decir verdad, no se empeñó mucho, y Pedro, desde muy chico, quiso no servir para nada.

Ignacio Aldecoa, Los bienaventurados


Las formas del discurso la descripci n

DESCRIPCIÓN DE PERSONAJES

“Lulú era una muchacha graciosa, pero no bonita; tenía los ojos verdes, oscuros, sombreados por ojeras negruzcas; unos ojos que a Andrés le parecieron muy humanos; la distancia de la nariz a la boca y de la boca a la barba era en ella demasiado grande, lo que le daba cierto aspecto simio; la frente, pequeña; la boca, de labios finos, con una sonrisa entre irónica y amarga; los dientes, blancos, puntiagudos; la nariz, un poco respingona, y la cara pálida, de mal color.

Lulú demostró a Hurtado que tenía gracia, picardía e ingenio de sobra; pero le faltaba el atractivo principal de una persona: la ingenuidad, la frescura, la candidez. Era un producto marchito por el trabajo, por la miseria y por la inteligencia. Sus dieciocho años no parecían juventud.”

Pío Baroja, El árbol de la ciencia


Las formas del discurso la descripci n

DESCRIPCIÓN DE ESPACIOS Y AMBIENTES (TOPOGRAFÍA)

La descripción de un lugar se denomina TOPOGRAFÍA. Junto a la descripción de personajes la topografía es muy habitual en los textos literarios porque el espacio en el que los personajes se mueven y el ambiente que los rodea determinan su comportamiento.


Las formas del discurso la descripci n

DESCRIPCIÓN DE ESPACIOS Y AMBIENTES (TOPOGRAFÍA)

En las descripciones hay que tener en cuenta algunas cuestiones:

LOCALIZACIÓN

ESPACIO INTERIOR o CERRADO

ESPACIO EXTERIOR o

ABIERTO

Habitaciones, cuevas…

NATURAL

(PAISAJE)

URBANO

Ciudades,

Calles…

Campo, montañas, mar…


Las formas del discurso la descripci n

DESCRIPCIÓN DE ESPACIOS Y AMBIENTES (TOPOGRAFÍA)

En las descripciones hay que tener en cuenta algunas cuestiones:

PERSPECTIVA

DESCRIPCIÓN PANORÁMICA

DESCRIPCIÓN DE DETALLE

Se describe desde una perspectiva general. Quien describe ve los objetos como algo lejano, en la distancia.

Se describe desde una perspectiva próxima al objeto. La descripción se realiza como si los objetos estuvieran cercanos a quien describe, desde una perspectiva próxima.


Las formas del discurso la descripci n

DESCRIPCIÓN DE ESPACIOS Y AMBIENTES (TOPOGRAFÍA)

En las descripciones hay que tener en cuenta algunas cuestiones:

IMPRESIÓN

Una descripción literaria no sólo describe lo que hay en un lugar, pretende también sugerir al lector qué sensaciones produce y hacerle sentir determinadas emociones.

Así, además del espacio y las cosas, interesa el AMBIENTE. Este ambiente puede estar definido por sensaciones físicas (luminosidad u oscuridad, amplitud o densidad, colorido, belleza o fealdad…) o por sentimientos y emociones (grandiosidad o intimidad, angustia, horror, paz y armonía, etc.).


  • Login