Décimo noveno programa
This presentation is the property of its rightful owner.
Sponsored Links
1 / 35

EL CUARTO MANDAMIENTO DE LA LEY DE DIOS: HONRARÁS A TU PADRE Y A TU MADRE PowerPoint PPT Presentation


  • 106 Views
  • Uploaded on
  • Presentation posted in: General

Décimo noveno programa. EL CUARTO MANDAMIENTO DE LA LEY DE DIOS: HONRARÁS A TU PADRE Y A TU MADRE. «El que antepone sus padres a Mí, no es digno de Mí». Honrar a los padres es : - obedecerles (mientras no manden lo que es pecado), - asistirlos en sus necesidades y

Download Presentation

EL CUARTO MANDAMIENTO DE LA LEY DE DIOS: HONRARÁS A TU PADRE Y A TU MADRE

An Image/Link below is provided (as is) to download presentation

Download Policy: Content on the Website is provided to you AS IS for your information and personal use and may not be sold / licensed / shared on other websites without getting consent from its author.While downloading, if for some reason you are not able to download a presentation, the publisher may have deleted the file from their server.


- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - E N D - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

Presentation Transcript


El cuarto mandamiento de la ley de dios honrar s a tu padre y a tu madre

Décimo noveno programa

EL CUARTO MANDAMIENTO DE LA LEY DE DIOS:HONRARÁS A TU PADRE Y A TU MADRE


El que antepone sus padres a m no es digno de m

«El que antepone sus padres a Mí, no es digno de Mí».

  • Honrar a los padres es:

    - obedecerles (mientras no manden lo que es pecado),

    - asistirlos en sus necesidades y

    - reverenciarlos con amor.


El cuarto mandamiento de la ley de dios honrar s a tu padre y a tu madre

«Hijos, obedeced a vuestros padres en todo,

que eso le gusta al Señor»

(S. Pablo a los Colosenses 3,20).

  • Algunas traducciones:

    «El que no odia

    a sus padres

    no es digno de Mí».

  • «Odiar» en hebreo no tiene el mismo sentido que en castellano.

  • Significa «tener en menos».


El cuarto mandamiento de la ley de dios honrar s a tu padre y a tu madre

  • Existen diversos “grados” de desobediencia...

  • A los padres no basta quererlos, hay que manifestárselo.

  • Atención a los padres ancianos: generosidad.


El cuarto mandamiento de la ley de dios honrar s a tu padre y a tu madre

El P. César Vaca escribió:

  • Criticar los falsos maestros, los malos educadores, los padres incomprensivos y egoístas, está bien; pero rechazar la disciplina familiar en globo, menospreciar sin compasión a cuantos ejercen la ardua tarea de la educación y la enseñanza, presentando como la mejor de las escuelas la anarquía de una libertad incontrolada, es colocarse al borde de la ruina.


El cuarto mandamiento de la ley de dios honrar s a tu padre y a tu madre

  • Los hijos deben ayudar en la vida de familia.

  • En todas las familias se necesita la colaboración de los hijos.

  • Entre todos se puede conseguir una vida familiar agradable y alegre.

Vida JudíaEscrito por la Rabanit Faige Twerski


El cuarto mandamiento de la ley de dios honrar s a tu padre y a tu madre

  • Obligaciones de los padres para con sus hijos

  • Principalmente son:

  • educarlos física,

  • intelectual,

  • humana,

  • espiritual y

  • moralmente; también

  • protegerlos de los peligros del alma

  • y del cuerpo.


El cuarto mandamiento de la ley de dios honrar s a tu padre y a tu madre

  • Enseña el Conc. Vat. II, en su decreto sobre los medios de comunicación social:

    «Recuerden los padres que es deber suyo vigilar cuidadosamente para que los espectáculos, las lecturas y cosas parecidas, que puedan ofender a la fe o a las buenas costumbres no entren en el hogar, y para que sus hijos no las vean en otra parte».


El cuarto mandamiento de la ley de dios honrar s a tu padre y a tu madre

Enseña Pío XII:

“La sociedad es para la familia, no la familia para la sociedad.

La familia es una institución natural: es el origen de la vida humana, y el recinto de la educación.”

Enseña Juan Pablo II:

“Sin familia la sociedad no tiene futuro.”

-- “Modelos” (¿?) actuales de matrimonios y familias --


El cuarto mandamiento de la ley de dios honrar s a tu padre y a tu madre

  • El ¡¡ejemplo paterno!!

  • Los hijos colaborarán

    con los padres.

  • Quien oculta los malos pasos de sus hermanos...


El cuarto mandamiento de la ley de dios honrar s a tu padre y a tu madre

  • El padre tiene obligación de corregir...

  • Para esto debe estar formado/informado...

  • La educación es una gran responsabilidad para los padres.

  • Los padres tienen el deber de elegir las escuelas...


El cuarto mandamiento de la ley de dios honrar s a tu padre y a tu madre

  • Hay que acostumbrarlos a portarse bien en todas partes, a practicar el bien aunque sea penoso, y a huir del mal aunque sea seductor; de un modo espontáneo, y por propia iniciativa. Aunque nadie le vigile ni castigue.Desde niños porque de mayores será muy difícil que adquieran virtudes que no se les sembraron de pequeños.

  • Los hijos, ni se pueden tener mimados y consentidos, ni tampoco castigarlos sin razón.


El cuarto mandamiento de la ley de dios honrar s a tu padre y a tu madre

  • Dice Foerster (uno de los más célebres pedagogos de nuestra época):

    «El castigo es inevitable, pues es moralmente imposible que tus hijos no cometan alguna falta que lo requiera: sin castigo no hay educación posible»


El cuarto mandamiento de la ley de dios honrar s a tu padre y a tu madre

Para que el castigo sea educativo y eficaz ha

de ser:

a) Oportuno: en el momento propicio.

Pasada la ira.

b) Justo: sin exceder lo razonable;

c) Prudente: sin dejarse llevar de la ira;

d) Cariñoso:para que el niño comprenda que se le impone por su bien.


El cuarto mandamiento de la ley de dios honrar s a tu padre y a tu madre

  • El castigo debe ser psicológico, no corporal; éste puede engendrar terquedad, rencor...

  • Es importante saber manejar el castigo en orden a una buena educación.

  • También es necesario el saber utilizar el premio.

  • El estímulo es más eficaz que la represión.


El cuarto mandamiento de la ley de dios honrar s a tu padre y a tu madre

  • No hay que dejarlos que se hagan caprichosos y testarudos.

  • Es de la máxima importancia en la educación de los hijos la formación de la voluntad.

  • La voluntad se fortalece enseñándola a renunciar.


El cuarto mandamiento de la ley de dios honrar s a tu padre y a tu madre

  • La voluntades la facultad de la persona humana por la cual cumple lo que se ha propuesto sin dejarse llevar por el gusto.

  • Niño mimado es aquel a quien nunca se le ha exigido; es caprichoso y puede convertirse en un pequeño tirano.

  • No permitir las desobediencias.


El cuarto mandamiento de la ley de dios honrar s a tu padre y a tu madre

  • Antes de dar una orden, pensarla...

  • No mandar imposibles.

  • Pero... dada la orden: que sea ejecutada.

  • Si el niño impone su voluntad, intentará conseguirlo de nuevo.

  • Hay que cumplir tanto las recompensas como los castigos.


El cuarto mandamiento de la ley de dios honrar s a tu padre y a tu madre

  • El castigo no debe ser fruto del mal humor, sino ayuda para el niño.

  • «El castigo anunciado no debe suprimirse sin causa»

  • Dice el gran educador Stuart Mill:

    Quien nunca se ha privado de algo

    permitido, no sabrá privarse de lo prohibido .

  • Hay que formalos de modo que estimen la virtud y el deber, y lo abracen voluntariamente.


El cuarto mandamiento de la ley de dios honrar s a tu padre y a tu madre

  • Educar es aceptar que cada hijo tiene su modo de ser, y permitirle ser él mismo.

  • Educar es reforzar y alentar todo lo bueno que tenga el educando.

  • Educar es procurar el bien del educando con autoridad y firmeza, pero sin violencia y con ternura.

  • Educar es inculcar los valores que pretendemos, por medio del ejemplo.


El cuarto mandamiento de la ley de dios honrar s a tu padre y a tu madre

  • La corrección del niño debe comenzar cuando es pequeño.

  • No hay que dejar que, delante de los niños, se alabe lo malo y se ría de lo bueno.

  • Tampoco que les enseñen a decir picardías.

  • Los ejemplos educan más que las palabras.


El cuarto mandamiento de la ley de dios honrar s a tu padre y a tu madre

  • Necesitan modelos de comportamientos claros, fuertes y permanentes.

  • Si los modelos son defectuosos, cambiantes y débiles, no sabrá lo que hay que hacer en cada momento.

  • Pero además de darles buen ejemplo, hay que hacerles actuar.

  • El secreto de aprender está en el hacer.


El cuarto mandamiento de la ley de dios honrar s a tu padre y a tu madre

«Exigir a los hijos

que hagan lo que

es necesario hacer,

lo que deben

y pueden hacer

según su edad;

sin permitirles concesiones.

Tenerlo todo,

y no haber tenido

que esforzarse

por nada,

es una tremenda

desgracia».


El cuarto mandamiento de la ley de dios honrar s a tu padre y a tu madre

  • La disciplina es el adiestramiento del niño.

  • Los estudios realizados sobre los trastornos de la conducta de la juventud han demostrado que un niño educado sin disciplina no es capaz de controlarse cuando sea mayor.

  • El niño necesita que le digan lo que es bueno y lo que es malo, y que le ayuden a ir por el camino del bien.


El cuarto mandamiento de la ley de dios honrar s a tu padre y a tu madre

  • «Un error en que pueden incurrir los padres es en el de hacer comparaciones. Conseguirán que el hijo aborrezca a aquel con quien lo comparas, y lo tome a mal».

  • Al niño hay que tratarle como él lo necesita. No como a nosotros nos gusta».


El cuarto mandamiento de la ley de dios honrar s a tu padre y a tu madre

  • Preocuparse de que tus hijos no aprendan de sus amigos de dónde vienen los niños.

  • Si se le abandona en este punto, cuando les entre la curiosidad, irán a sus amigos que más saben de esto.

  • Si las respuestas son oscuras o con evasivas, se dará cuenta de que “pasa algo” y aumentará su curiosidad.


El cuarto mandamiento de la ley de dios honrar s a tu padre y a tu madre

  • En materia sexual el niño tiene necesidad de saber, y por lo tanto hay obligación de informarle.

  • Pero esta información hay que hacerla de una manera sana, clara, correcta, digna y adecuada.

  • Es indispensable que se encarguen los padres con discreción, prudencia, método y tacto.


El cuarto mandamiento de la ley de dios honrar s a tu padre y a tu madre

Tres posturas:

  • a) El silencio y las evasivas:hace que el niño vaya y pregunte a otro sitio. El niño creerá que el sexo es algo malo.

  • b) Responder con mentiras: El niño perderá la confianza.

  • c) Responder con lealtad:con respuestas breves, claras, sencillas y naturales, enteramente verdaderas, pero escalonadamente...


El cuarto mandamiento de la ley de dios honrar s a tu padre y a tu madre

  • A los niños hay que iniciarlos conforme avanza su edad, de manera positiva y prudente.

  • Los padres deben explicar a sus hijos adolescentes las emisiones nocturnas antes de que les ocurra.


El cuarto mandamiento de la ley de dios honrar s a tu padre y a tu madre

  • La experiencia ha demostrado que una información sexual insistente, es de efectos negativos: se convierte en excitación sexual.

  • Fortalecer en la juventud la conciencia de que una vida humana sólo se realiza a través de la lucha, es poner uno de los fundamentos más firmes para la educación en el aspecto sexual.


El cuarto mandamiento de la ley de dios honrar s a tu padre y a tu madre

  • La oración y los sacramentos están en la base de la educación sexual.

  • En cuanto a la Virgen, Ella es llena de Gracia, es la protagonista del amor más puro y más hondo que haya podido tener criatura alguna.


El cuarto mandamiento de la ley de dios honrar s a tu padre y a tu madre

  • La educación para el amor es necesaria, y el hacerla con discreción y delicadeza corresponde como un derecho y un deber a los padres, que han de preparar y empeñarse en ella.

  • La escuela debe cooperar con la familia educando integralmente al alumno.


El cuarto mandamiento de la ley de dios honrar s a tu padre y a tu madre

  • Nadie puede marginar a los padres de esta tarea, y nadie les suplirá como es debido con tal que ellos lo hagan bien.

  • A los organismos estatales compete, en cambio, tutelar a los ciudadanos contra los desórdenes morales y toda forma de agresión sexual...


El cuarto mandamiento de la ley de dios honrar s a tu padre y a tu madre

Los padres se preocuparán de la instrucción religiosa de sus hijos

  • Si ellos no saben o no pueden hacerlo, tienen que buscar quien supla esta obligación.

  • Código de Derecho Canónico «a los padres corresponde en primer lugar la educación cristiana de sus hijos».

  • Desde los primeros años infundirles una vida de piedad.


El cuarto mandamiento de la ley de dios honrar s a tu padre y a tu madre

Presentación del

P. Juan María Gallardo

para www.oracionesydevociones.info


  • Login