La poes a barroca
This presentation is the property of its rightful owner.
Sponsored Links
1 / 89

LA POESÍA BARROCA PowerPoint PPT Presentation


  • 128 Views
  • Uploaded on
  • Presentation posted in: General

LA POESÍA BARROCA. La poesía tiene en el siglo XVII un enorme desarrollo. No sólo se cultiva poesía lírica y épica, sino que la poesía dramática tiene ahora excepcional importancia.

Download Presentation

LA POESÍA BARROCA

An Image/Link below is provided (as is) to download presentation

Download Policy: Content on the Website is provided to you AS IS for your information and personal use and may not be sold / licensed / shared on other websites without getting consent from its author.While downloading, if for some reason you are not able to download a presentation, the publisher may have deleted the file from their server.


- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - E N D - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

Presentation Transcript


La poes a barroca

LA POESÍA BARROCA


La poes a barroca

  • La poesía tiene en el siglo XVII un enorme desarrollo.

  • No sólo se cultiva poesía lírica y épica, sino que la poesía dramática tiene ahora excepcional importancia.

  • Las obras teatrales están escritas en verso y sirvieron para la popularización de la poesía que se difundió oralmente en universidades, academias, justas, certámenes poéticos, lecturas públicas y privadas…

  • El desarrollo de la imprenta contribuyó a la divulgación de los textos poéticos.

  • Las últimas décadas del siglo son de claro decaimiento y no hay autores de relieve, lo que se prolongará en el siglo siguiente.

  • La poesía barroca refleja la conciencia de crisis, el pesimismo y el desengaño de esta etapa cultural.

  • Presenta gran variedad de formas, estilos y temas.


La poes a barroca

TEMAS DE LA POESÍA BARROCA

Se ve como una pasión intensa.

Se resalta su fuerza.

Adquiere sentido trascendente: se aprecia que perviva más allá de la muerte.

AMOR


La poes a barroca

TEMAS DE LA POESÍA BARROCA

BELLEZA FEMENINA

Se aleja de la armonía renacentista y supera a la propia naturaleza.

Se vincula con el tópico del CARPE DIEM, pero destacando el efecto demoledor del paso del tiempo.


La poes a barroca

TEMAS DE LA POESÍA BARROCA

NATURALEZA

La naturaleza idílica del Renacimiento se transforma en una naturaleza sensual llena de colores y sonidos.


La poes a barroca

TEMAS DE LA POESÍA BARROCA

MITOLOGÍA

Sigue siendo un punto de referencia y génesis de asuntos que son tratados a veces con un tono noble y solemne y otras con efectos paródicos y burlescos.


La poes a barroca

A APOLO PERSIGUIENDO A DAFNE

Bermejazo platero de las cumbres,

A cuya luz se espulga la canalla,

La ninfa Dafne, que se afufa y calla,

Si la quieres gozar, paga y no alumbres.

Si quieres ahorrar de pesadumbres,

ojos del cielo, trata de compralla:

en confites gastó Marte la malla

y la espada en pasteles y en azumbres.

Volvióse en bolsa Júpiter severo;

levantóse las faldas la doncella

por recogerle en lluvia de dinero.

Astucia fue de alguna dueñaestrella

que de estrella sin dueña no lo infiero:

Febo, pues eres sol, sírvete de ella.

Bermejazo: rojizo pelirrojo.

Espulgar: limpiar de pulgas.

Ninfa: diosa y, en germanía, prostituta.

Afufar: huir, escapar. Como espulgar y ninfa, es voz de germanía.

Marte: Dios romano de la guerra.

Malla: parte de la armadura parecida a una red.

Azumbres: medida de capacidad; aquí, metonimia por bebida.

Bolsa: odre o bolsa para el dinero. Júpiter se convirtió en lluvia de oro para seducir a Dánae.

Dueña: Aquí, alcahueta.

Estrella: Embustera y astro.

Febo: nombre para Apolo.


La poes a barroca

TEMAS DE LA POESÍA BARROCA

TEMAS MORALES Y FILOSÓFICOS

La vanidad de las cosas, el engaño de las apariencias, el paso del tiempo (presente en el tema del reloj, las ruinas, el UBI SUNT?), la presencia de la muerte, el sueño como símbolo de vida y muerte…

Las circunstancias sociales de corrupción desembocaron en la poesía satírica que criticaba tipos y costumbres de la época y hablaba del tema de España.


La poes a barroca

PRINCIPALES RECURSOS EXPRESIVOS DE LA POESÍA BARROCA


La poes a barroca

PRINCIPALES RECURSOS EXPRESIVOS DE LA POESÍA BARROCA


4 1 luis de g ngora 1561 1627

4.1. Luis de Góngora (1561-1627)

4.1.1. Biografía

  • Nació en Córdoba en 1561 dentro de una familia acomodada y culta.

  • Aunque estudió Leyes en Salamanca, de vuelta a Córdoba, siguió carrera dentro de la Iglesia.

  • Viajó mucho en misiones eclesiásticas y sus poemas lo hicieron famoso.

  • Cuando se instaló en Madrid en 1617, era ya considerado el mejor poeta de su tiempo.

  • Amante de la vida lujosa y muy aficionado al juego, se vio acosado por las deudas.

  • Ya enfermo, regresó a Córdoba, donde murió al año siguiente.


La poes a barroca

  • Góngora ha pasado a la posteridad como hombre adusto, sombrío y orgulloso.

  • Famosas son sus enemistades personales y literarias.

  • Con Quevedo cruzó insultos y alusiones mordaces. Atacó asimismo a Lope de Vega, quien respondió a su vez, aunque dejando entrever su admiración por el escritor cordobés.

  • Contó también con numerosos y fervientes seguidores, que imitaron su estilo hasta bien entrado el siglo XVIII.

  • Defiende una forma de entender y escribir la poesía como un ejercicio de alto nivel intelectual, que exige el esfuerzo y la cultura de sus lectores. Sabe que es un artista de minorías y está orgulloso de ello.

Honra me ha causado hacerme oscuro a los ignorantes.


La poes a barroca

4.1.2. OBRA POÉTICA

  • Se advierten dos épocas en la poesía de Góngora:

    • Una anterior a 1610 donde los rasgos culteranos son mucho menores.

    • Una posterior a 1610 donde se acentúa grandemente su hermetismo.

  • Su producción poética consta de tres obras mayores:

    • Fábula de Polifemo y Galatea (1612)

    • Soledades (1613-4)

    • Fábula de Píramo y Tisbe (1618)

  • Dos centenares de sonetos

  • Más de doscientos romances

  • Letrillas populares…


La poes a barroca

LETRILLAS

  • Las letrillas y otras poesías de arte menor de Góngora, eran ya muy conocidas en su época. En ellos utiliza temas y recursos de la poesía popular junto a los barrocos: antítesis, metáforas…

  • Aunque a veces tienen un tono serio y tratan de un tema grave, son usuales los textos de carácter humorísticos o satírico, en los que se utilizan chistes, alusiones desvergonzadas, etc.


La poes a barroca

Es su condición tan noble, y cuando más furia tienelas niñas juegan con élal juego del esconderse;a mí me daba Juanilla,la esposa de Antón Llorente,una hora de descanso por un palmo del juguete.Que ni hiere, ni mata , ni pica, ni muerde

¿Quién quiere un juguete?Yo lo vendo por traviesoy no porque a nadie ofende;es alegre y juguetóny por las niñas se pierde;niñas, guardaos de enojarle que vive Dios que arremete,y cuando estéis más seguraspor vuestro postigo entre.Que ni hiere, ni mata, ni pica, ni muerde. Es alegre a todas horasy amanece o no amanece;hay vecina que daría cuanto tiene por tenerleporque le conoce yay a fe que son más de sietelas noches que por pecarha amanecido a la muerte.Que ni hiere, ni mata, ni pica, ni muerde..


La poes a barroca

ROMANCES

  • Con los romances de Góngora alcanza el Romancero nuevo sus mayores cimas.

  • También en ellos se alternan lo serio y lo humorístico.

  • Los temas son muy diversos: caballerescos, moriscos, de cautivos, pastoriles, amorosos, mitológicos, satíricos…


La poes a barroca

Amarrado al duro banco

de una galera turquesca,

ambas manos en el remo

y ambos ojos en la tierra

un forzado de Dragut

en la playa de Marbella

se quejaba al ronco son

del remo y de la cadena:

«¡Oh sagrado mar de España,

famosa playa serena,

teatro donde se han hecho

cien mil navales tragedias!

Pues eres tú el mismo mar

que con sus crecientes besas

las murallas de mi patria

coronadas y soberbias,

tráeme nuevas de mi esposa

y dime si han sido ciertas

las lágrimas y suspiros

que me dice por sus letras;

porque si es verdad que llora

mi cautiverio en tu arena

bien puedes al mar del Sur

vencer en lucientes perlas.

Dame ya, sagrado mar,

a mis demandas respuesta,

que bien puedes, si es verdad

que las aguas tienen lengua;

pero, pues no me respondes,

sin duda alguna que es muerta,

aunque no lo debe ser

pues que vivo yo en su ausencia.

¡Pues he vivido diez años

sin libertad y sin ella,

siempre al remo condenado,

a nadie matarán penas!»

En esto se descubrieron

de la Religión seis velas,

y el cómitre mandó usar

al forzado de su fuerza

Romance


F bula de p ramo y tisbe

Fábula de Píramo y Tisbe

Larguísimo romance de más de quinientos

versos donde se resumen las características de

la poesía gongorina, en la que conviven los

rasgos más opuestos:

Tendencia culta y popular.

Visión burlesca de la realidad y reflexión juiciosa

Refinamiento exquisito y expresión vulgar.

El poema heroico-cómico narra de forma

grotesca un asunto mitológico serio.


La poes a barroca

SONETOS

  • Góngora fue un gran sonetista.

  • Sus sonetos son muy variados:

    • Amorosos: de corte petrarquista

    • Satíricos: incorporan elementos de la poesía popular y no evitan el léxico coloquial y hasta vulgar.

    • Tema moral: reflejan la situación vital del poeta y en tono serio o burlón expresan sus inquietudes personales.

    • Mitológicos

    • De circunstancias…


La poes a barroca

Soneto

  • Mientras por competir con tu cabello

  • oro bruñido el sol relumbra en vano,

  • mientras con menosprecio en medio el llano

  • mira tu blanca frente el lilio bello;

  • mientras a cada labio, por cogello,

  • siguen más ojos que al clavel temprano,

  • y mientras triunfa con desdén lozano

  • del luciente cristal tu gentil cuello;

  • goza cuello, cabello, labio y frente,

  • antes que lo que fue en tu edad dorada

  • oro, lilio, clavel, cristal luciente

  • no sólo en plata o víola troncada

  • se vuelva, mas tú y ello juntamente

  • en tierra, en humo, en polvo, en sombra, en nada.


La poes a barroca

Frente= lilio

Cabello=oro

Mientras el sol relumbra en vano por competir con tu cabello [que es] oro bruñido [reluciente]

Mientras por competir con tu cabello

oro bruñido el sol relumbra en vano

Mientras con menosprecio en medio el llano mira tu blanca frente el lilio bello.

Labios=clavel

Cuello=cristal

Mientras tu blanca frente mira con menosprecio al lilio bello en medio de la llanura.

Mientras que a cada labio por cogello

siguen más ojos que al clavel temprano.

Mientras que a cada labio siguen, con intención de cogerlo, más ojos que al clavel temprano.

Y mientras triunfa con desdén lozano

del luciente cristal tu gentil cuello..

Y mientras tu gentil cuello es mucho más bello que el cristal.


La poes a barroca

Anáforas

Mientras con menosprecio en medio el llano mira tu blanca frente el lilio bello.

Mientras por competir con tu cabello

oro bruñido el sol relumbra en vano

Mientras que a cada labio por cogello

Siguen más ojos que al clavel temprano.

Hipérboles.

Y mientras triunfa con desdén lozano

del luciente cristal tu gentil cuello..


La poes a barroca

  • Mientras por competir con tu cabello

  • oro bruñido el sol relumbra en vano,

  • mientras con menosprecio en medio el llano

  • mira tu blanca frente el lilio bello;

  • mientras a cada labio, por cogello,

  • siguen más ojos que al clavel temprano,

  • y mientras triunfa con desdén lozano

  • del luciente cristal tu gentil cuello;

  • goza cuello, cabello, labio y frente,

  • antes que lo que fue en tu edad dorada

  • oro, lilio, clavel, cristal luciente

  • no sólo en plata o víola troncada

  • se vuelva, mas tú y ello juntamente

  • en tierra, en humo, en polvo, en sombra, en nada.

Descriptio puellae: descripción tópica de la belleza de la dama.

CARPE DIEM!

El poeta anima a gozar de la belleza mientras dure..


La poes a barroca

  • Mientras por competir con tu

  • bruñido el sol relumbra en vano,

  • mientras con menosprecio en medio el llano

  • mira tu blanca el bello;

  • mientras a cada , por cogello

  • siguen más ojos que al temprano,

  • y mientras triunfa con desdén lozano

  • del luciente tu gentil ;

  • goza, y

  • antes que lo que fue en tu edad dorada

  • luciente

  • no sólo en plata o víola troncada

  • se vuelva, mas tú y ello juntamente

  • en tierra, en humo, en polvo, en sombra, en nada.

cabello

oro

frente

lilio

labio

clavel

cristal

cuello

cabello

labio

frente

cuello

oro

clavel

cristal

lilio


La poes a barroca

La dulce boca que a gustar convida

un humor entre perlas destilado,

y a no envidiar aquel licor sagrado

que a Júpiter ministra el garzón de Ida,

amantes, no toquéis, si queréis vida,

porque entre un labio y otro colorado

Amor está, de su veneno armado,

cual entre flor y flor sierpe escondida.

Nos os engañen las rosas que a la Aurora

diréis que, aljofaradas y olorosas

se le cayeron del purpúreo seno;

manzanas son de Tántalo y no rosas,

que después huyen del que incitan ahora,

y sólo del Amor queda el veneno.


La poes a barroca

La dulce boca que a gustar convida

un humor entre perlas destilado,

y a no envidiar aquel licor sagrado

que a Júpiter ministra el garzón de Ida,

amantes, no toquéis, si queréis vida,

porque entre un labio y otro colorado

Amor está, de su veneno armado,

cual entre flor y flor sierpe escondida.

Nos os engañen las rosas que a la Aurora

diréis que, aljofaradas y olorosas

se le cayeron del purpúreo seno;

manzanas son de Tántalo y no rosas,

que después huyen del que incitan ahora,

y sólo del Amor queda el veneno.


La poes a barroca

Se refiere a la ambrosía, bebida que, según la mitología griega sólo podían tomar los dioses del Olimpo.

La dulce boca que a gustar convida

un humor entre perlas destilado,

y a no envidiar aquel licor sagrado

que a Júpiter ministra el garzón de Ida,

amantes, no toquéis, si queréis vida,

porque entre un labio y otro colorado

Amor está, de su veneno armado,

cual entre flor y flor sierpe escondida.

Nos os engañen las rosas que a la Aurora

diréis que, aljofaradas y olorosas

se le cayeron del purpúreo seno;

manzanas son de Tántalo y no rosas,

que después huyen del que incitan ahora,

y sólo del Amor queda el veneno.

El garzón de Ida es Ganimedes, un adolescente tan bello que Zeus se enamoró de él y lo raptó para que le sirviera de copero en el Olimpo.


La poes a barroca

La dulce boca que a gustar convida

un humor entre perlas destilado,

y a no envidiar aquel licor sagrado

que a Júpiter ministra el garzón de Ida,

amantes, no toquéis, si queréis vida,

porque entre un labio y otro colorado

Amor está, de su veneno armado,

cual entre flor y flor sierpe escondida.

Nos os engañen las rosas que a la Aurora

diréis que, aljofaradas y olorosas

se le cayeron del purpúreo seno;

manzanas son de Tántalo y no rosas,

que después huyen del que incitan ahora,

y sólo del Amor queda el veneno.

Este es el tema del poema: una advertencia a los amantes para que no se dejen tentar por los placeres del amor.


La poes a barroca

La dulce boca que a gustar convida

un humor entre perlas destilado,

y a no envidiar aquel licor sagrado

que a Júpiter ministra el garzón de Ida,

amantes, no toquéis, si queréis vida,

porque entre un labio y otro colorado

Amor está, de su veneno armado,

cual entre flor y flor sierpe escondida.

Nos os engañen las rosas que a la Aurora

diréis que, aljofaradas y olorosas

se le cayeron del purpúreo seno;

manzanas son de Tántalo y no rosas,

que después huyen del que incitan ahora,

y sólo del Amor queda el veneno.


La poes a barroca

La dulce boca que a gustar convida

un humor entre perlas destilado,

y a no envidiar aquel licor sagrado

que a Júpiter ministra el garzón de Ida,

amantes, no toquéis, si queréis vida,

porque entre un labio y otro colorado

Amor está, de su veneno armado,

cual entre flor y flor sierpe escondida.

Nos os engañen las rosas que a la Aurora

diréis que, aljofaradas y olorosas

se le cayeron del purpúreo seno;

manzanas son de Tántalo y no rosas,

que después huyen del que incitan ahora,

y sólo del Amor queda el veneno.


La poes a barroca

La dulce boca que a gustar convida

un humor entre perlas destilado,

y a no envidiar aquel licor sagrado

que a Júpiter ministra el garzón de Ida,

amantes, no toquéis, si queréis vida,

porque entre un labio y otro colorado

Amor está, de su veneno armado,

cual entre flor y flor sierpe escondida.

Nos os engañen las rosas que a la Aurora

diréis que, aljofaradas y olorosas

se le cayeron del purpúreo seno;

manzanas son de Tántalo y no rosas,

que después huyen del que incitan ahora,

y sólo del Amor queda el veneno.

Tántalo fue castigado por los dioses al suplicio de estar metido en un tonel lleno de agua y cercano a unas manzanas. Cada vez que intentaba beber o comer el agua y las manzanas desaparecían.


La poes a barroca

POEMAS MAYORES

  • En octavas reales y silvas, bellos y de gran artificiosidad.

  • Son:

    • Fábula de Polifemo y Galatea.

    • Soledades

    • Panegírico al Duque de Lerma

  • Representan la culminación del estilo culterano. En las dos primera obras, las expresiones difíciles se acumulan de tal modo que sólo resultan comprensibles para un lector extremadamente culto.


La poes a barroca

Fábula de Polifemo y Galatea

  • Se basa en un tema de Ovidio: Acis, amor de la ninfa Galatea, es sepultado por un peñasco lanzado por el cíclope Polifemo, enamorado de Galatea y celoso del joven. La ninfa invoca a los dioses que conviertan a Acis en riachuelo.

  • La lengua es muy difícil, pero la sintaxis no alcanza todavía las complejidades a las que llegará el estilo gongorino en las Soledades.


La poes a barroca

No a las palomas concedió Cupidojuntar de sus dos picos los rubíes,cuando al clavel, el joven atrevido,las dos hojas le chupa, carmesíes.Cuantas produce Pafo, engendra Gnido,negras víolas, blancos alhelíes,llueven sobre el que Amor quiere que seatálamo de Acis y de Galatea.Salamandria del Sol, vestido estrellas,latiendo el Can del cielo estaba, cuando - polvo el cabello, húmidas centellas,si no ardientes aljófares sudando -llegó Acis; y de ambas luces bellasdulce occidente viendo al sueño blando,su boca dio, y sus ojos cuanto pudo,al sonoro cristal, al cristal mudo.


La poes a barroca

SOLEDADES

  • Su aparición en Madrid desató la más agria polémica de la época.

  • Tenían que haber sido cuatro, referidas a las edades del hombre: adolescencia, juventud, madures y vejez.

  • Consta de unos dos mil versos agrupados en silvas. Esta forma métrica, con sus largos periodos, le permite al poeta mayor libertad sintáctica, dando lugar a una lengua complicadísima en la que el culteranismo llega al límite.

  • El tema, sin embargo, es sencillo: relata la historia de un joven náufrago que llega a tierra y es acogido por unos pastores, allí presencia unas fiestas de boda y asiste a las faenas de unos pescadores.

  • Se trata de un canto a la vida natural y el desdén de las ambiciones cortesanas relatados en torno a una sucesión de escenas pastoriles, en el entorno de una naturaleza estilizada


La poes a barroca

Era del año la estación florida

en que el mentido robador de Europa

—media luna las armas de su frente,

y el Sol todos los rayos de su pelo—,

luciente honor del cielo,

en campos de zafiro pace estrellas;

cuando el que ministrar podía la copa

a Júpiter mejor que el garzón de Ida

—náufrago y desdeñado, sobre ausente—,

lagrimosas de amor dulces querellas

da al mar; que condolido,

fue a las ondas, fue al viento

el mísero gemido,

segundo de Arión dulce instrumento.


La poes a barroca

Era del año la estación florida

en que el mentido robador de Europa

—media luna las armas de su frente,

y el Sol todos los rayos de su pelo—,

luciente honor del cielo,

en campos de zafiro pace estrellas;

cuando el que ministrar podía la copa

a Júpiter mejor que el garzón de Ida

—náufrago y desdeñado, sobre ausente—,

lagrimosas de amor dulces querellas

da al mar; que condolido,

fue a las ondas, fue al viento

el mísero gemido,

segundo de Arión dulce instrumento.


La poes a barroca

Era del año la estación florida

en que el mentido robador de Europa

—media luna las armas de su frente,

y el Sol todos los rayos de su pelo—,

luciente honor del cielo,

en campos de zafiro pace estrellas;

cuando el que ministrar podía la copa

a Júpiter mejor que el garzón de Ida

—náufrago y desdeñado, sobre ausente—,

lagrimosas de amor dulces querellas

da al mar; que condolido,

fue a las ondas, fue al viento

el mísero gemido,

segundo de Arión dulce instrumento.


La poes a barroca

Del siempre en la montaña opuesto pino

al enemigo Noto,

piadoso miembro roto

—breve tabla— delfín no fue pequeño

al considerable peregrino

que a una Libia de onda su camino

fió, y su vida a un leño.

Del Océano, pues, antes sorbido,

y luego vomitado

no lejos de un escollo coronado

de secos juncos, de calientes pluma

—alga todo y espuma—,

halló hospitalidad donde halló nido

de Júpiter el ave.


La poes a barroca

Del siempre en la montaña opuesto pino

al enemigo Noto,

piadoso miembro roto

—breve tabla— delfín no fue pequeño

al considerable peregrino

que a una Libia de onda su camino

fió, y su vida a un leño.

Del Océano, pues, antes sorbido,

y luego vomitado

no lejos de un escollo coronado

de secos juncos, de calientes pluma

—alga todo y espuma—,

halló hospitalidad donde halló nido

de Júpiter el ave.


La poes a barroca

4.1.3. Temas de la poesía de Góngora

AMOR

Reelaborados originalmente, a veces de un modo satírico, por un escritor al que le gusta la vida, que es refinado y sensual, de lengua afilada y espíritu burlón, atento a la belleza del mundo que lo rodea o a la que él mismo crea.

MITOLOGÍA

NATURALEZA

Se trata de un humanista tardío que lleva hasta la exageración los temas clásicos en una época en la que ya no es posible el optimismo propio del Renacimiento.

Aunque los modelos de Góngora son los característicos de la literatura renacentista (autores clásicos grecolatinos, autores italianos y los mismos autores del siglo XVII), se aleja de ellos complicando y distorsionando al máximo la lengua poética.


4 2 lope de vega

4.2. LOPE DE VEGA

  • Nació en Madrid en 1562, de familia de clase media con pretensiones de nobleza.

  • Estudió en Alcalá y Salamanca.

  • Su precocidad se puso pronto de manifiesto porque a los trece años compuso su primera comedia.

  • Intervino en la conquista de la isla Terceira y regresó a Madrid.

  • Su vivo y apasionado carácter le proporcionó una de las biografías más densas y apasionantes de la historia de la literatura española.

  • Sus vaivenes sentimentales le crearon muchos problemas a lo largo de su vida, así como frecuentes y radicales cambios de actitud vital


La poes a barroca

4.2.2. Obra poética

Notable prosista y gran dramaturgo, Lope de Vega fue asimismo un excelente poeta. Nos ocuparemos ahora de su obra lírica.

Al Lope poeta le ha perjudicado su increíble genio para el teatro, ya que su fama se debe casi exclusivamente a sus comedias, siendo su obra lírica tan fecunda como su creación teatral.

En su poesía nos muestra muy diversas facetas: el poeta vitalista, el petrarquista, el imitador de Góngora, el poeta filósofo, el religioso.

Es especialmente importante su capacidad para hacer literatura de sus propias experiencias personales, con lo que anticipa el espíritu de los escritores moderno.


La poes a barroca

4.2.2. OBRA POÉTICA

POESÍA POPULAR o TRADICIONAL

Metros populares:

Romances

Letras para cantar:

Villancicos

Seguidillas

Letrillas

Cantares de bautizo,

Cantares de siega

Cantares de amor…


La poes a barroca

4.2.2. OBRA POÉTICA

POESÍA CULTA

Sonetos

Elegías

Canciones

Églogas

Epístolas

En los sonetos destaca junto con Góngora y Quevedo.

Escribió más de tres mil sonetos, con los temas más variados: históricos, pastoriles, mitológicos, bíblicos, etc.

Destacan los de temas autobiográfico, donde vierte sus amores, sus triunfos y sus fracasos, sus penas familiares, etc.


La poes a barroca

TEMAS

AMOR

RELIGIÓN

Lope fue un hombre de mundo que vivió intensamente numerosas aventuras amorosas.

Lope describe el amor como una experiencia gozosa y vitalista.

La amada de Lope es una mujer real, cercana, presente y viva.

La vida de Lope osciló entre el hedonismo exaltado y la religiosidad exaltada.

Se ordenó sacerdote, aunque después rompiera sus votos.

Sus poemas religiosos están llenos de arrebatos místicos y de arrepentimiento.


La poes a barroca

Gran parte de su obra lírica está esparcida por sus obras dramáticas y narrativas, pero también escribió libros de poesía como:

Rimas

Rimas sacras

Romancero espiritual

Triunfos divinos

Rimas humanas y divinas del Licenciado Tomé de Burguillos


La poes a barroca

ESTILO

LOPE DE VEGA

CONCEPTISMO

CULTERANISMO

  • Lope armoniza las dos tendencias de la poesía del Barroco.

  • Su obra presenta junto a obras cultas, formas sencillas y espontáneas de estilo tradicional y popular.

  • Por una parte, como hombre abierto y receptivo que es, conoce bien los gustos y las tendencias populares, pero a la vez, es receptor de la tradición de los Cancioneros del siglo XV y de la poesía renacentista.

  • Los gustos de la época en que vive influyen en él: el culteranismo, en medida muy prudente y el conceptismo, con algo más de fuerza.

  • No faltan en sus poemas las paradojas, los juegos de palabras, las correlaciones, las antítesis, las sutilezas conceptuales, etc.


La poes a barroca

En su poesía se sintetizan estas tendencias y escuelas, pero fue su propio carácter el que impuso, sobre todo ello, un lenguaje natural, vivaz, espontáneo.

“El hacer versos y amar

naturalmente ha de ser.”


Obra po tica de lope de vega

Obra poética de Lope de Vega

Antología de textos


La poes a barroca

«Mira, Zaide, que te aviso

que no pases por mi calle

ni hables con mis mujeres,

ni con mis cautivos trates,

ni preguntes en qué entiendo.

ni quien viene a visitarme,

qué fiestas me dan contento

o qué colores me aplacen;

basta que son por tu causa

las que en el rostro me salen,

corrida de haber mirado

moro que tan poco sabe.

Confieso que eres valiente,

que hiendes, rajas y partes

y que has muerto más cristianos

que tienes gotas de sangre;

que eres gallardo jinete,

que danzas, cantas y tañes,

gentil hombre, bien criado

cuanto puede imaginarse;

blanco, rubio por extremo,

señalado por linaje

el gallo de las bravatas,

la nata de los donaires,

y pierdo mucho en perderte

y gano mucho en amarte

A un morito mal nacido

me dicen que le enseñaste

la trenza de los cabellos

que te puse en el turbante.

No quiero que me la vuelvas

ni quiero que me la guardes,

mas quiero que entiendas, moro,

que en mi desgracia la traes.

También me certificaron

cómo le desafiaste

por las verdades que dijo,

que nunca fueran verdades.

De mala gana me río;

¡qué donoso disparate!

No guardas tú tu secreto

¿y quieres que otro le guarde?

No quiero admitir disculpa;

otra vez vuelvo a avisarte

que ésta será la postrera

que me hables y te hable.»

Dijo la discreta Zaida

a un altivo abencerraje

y al despedirle repite:

«Quien tal hace, que tal pague.

y que si nacieras mudo

fuera posible adorarte;

y por este inconveniente

determino de dejarte,

que eres pródigo de lenguas

y amargan tus libertades

y habrá menester ponerte

quien quisiere sustentarte

un alcázar en el pecho

y en los labios un alcaide.

Mucho pueden con las damas

los galanes de tus partes,

porque los quieren briosos,

que rompan y que desgarren;

mas tras esto, Zaide amigo,

si algún convite te hacen

al plato de sus favores

quieren que comas y calles.

Costoso fue el que tehice;

venturoso fueras, Zaide,

si conservarme supieras

como supiste obligarme.

Apenas fuiste salido

de los jardines de Tarfe

cuando hiciste de la tuya

y de mi desdicha alarde


La poes a barroca

Suelta mi manso, mayoral extraño,

pues otro tienes de tu igual decoro,

deja la prenda que en el alma adoro,

perdida por tu bien y por mi daño.

Ponle su esquila de labrado estaño,

y no le engañen tus collares de oro,

toma en albricias este blanco toro,

que a las primeras hierbas cumple un año.

Si pides señas, tiene el vellocino

pardo, encrespado, y los ojuelos tiene

como durmiendo en regalado sueño.

Si piensas que no soy su dueño, Alcino,

suelta, y verásle si a mi choza viene:

que aún tienen sal las manos de su dueño


La poes a barroca

Ir y quedarse, y con quedar partirse,

partir sin alma, e ir con alma ajena,

oír la dulce voz de una sirena

y no poder del árbol desasirse;

arder como la vela y consumirse

haciendo torres sobre tierna arena;

caer de un cielo, y ser demonio en pena,

y de serlo jamás arrepentirse

hablar entre las mudas soledades,

pedir prestada, sobre fe, paciencia,

y lo que es temporal llamar eterno;

creer sospechas y negar verdades,

es lo que llaman en el mundo ausencia,

fuego en el alma y en la vida infierno.


La poes a barroca

Desmayarse, atreverse, estar furioso,

áspero, tierno, liberal, esquivo,

alentado, mortal, difunto, vivo,

leal, traidor, cobarde y animoso;

no hallar fuera del bien centro y reposo,

mostrarse alegre, triste, humilde, altivo,

enojado, valiente, fugitivo,

satisfecho, ofendido, receloso;

huir el rostro al claro desengaño,

beber veneno por licor süave,

olvidar el provecho, amar el daño;

creer que un cielo en un infierno cabe,

dar la vida y el alma a un desengaño:

esto es amor: quien lo probó lo sabe.


La poes a barroca

Desmayarse, atreverse, estar furioso,

áspero, tierno, liberal, esquivo,

alentado, mortal, difunto, vivo,

leal, traidor, cobarde y animoso;

no hallar fuera del bien centro y reposo,

mostrarse alegre, triste, humilde, altivo,

enojado, valiente, fugitivo,

satisfecho, ofendido, receloso;

huir el rostro al claro desengaño,

beber veneno por licorsüave,

olvidar el provecho, amar el daño;

creer que un cielo en un infierno cabe,

dar la vida y el alma a un desengaño:

esto es amor: quien lo probó lo sabe.


La poes a barroca

¿Qué tengo yo que mi amistad procuras?

¿Qué interés se te sigue, Jesús mío

que a mi puerta, cubierto de rocío,

pasas las noches del invierno escuras?

¡Oh, cuánto fueron mis entrañas duras,

pues no te abrí! ¡Qué estraño desvarío

si de mi ingratitud el yelo frío

secó las llagas de tus plantas puras!

¡Cuántas veces el ángel me decía:

Alma, asómate agora a la ventana,

verás con cuánto amor llamar porfía!

¡Y cuántas, hermosura soberana:

Mañana le abriremos --respondía--,

para lo mismo responder mañana!


La poes a barroca

Un soneto me manda hacer Violante,

que en mi vida me he visto en tal aprieto;

catorce versos dicen que es soneto:

burla burlando van los tres delante.

Yo pensé que no hallara consonante

y estoy a la mitad de otro cuarteto;

mas si me veo en el primer terceto

no hay cosa en los cuartetos que me espante.

Por el primer terceto voy entrando

y parece que entré con pie derecho,

pues fin con este verso le voy dando.

Ya estoy en el segundo, y aun sospecho

que voy los trece versos acabando;

contad si son catorce, y está hecho.


Francisco de quevedo

Francisco de Quevedo

  • Nació en Madrid (1580) en el seno de una familia noble. Sus padres servían a la familia real.

  • Estudió con los jesuitas en el Colegio Imperial y en las Universidades de Alcalá y Valladolid.

  • Ocupó la secretaria de Hacienda del duque de Osuna, virrey de Nápoles, y llevo a cabo comprometidas misiones políticas.

  • Destituido el duque de Osuna, fue desterrado a la Torre de Juan Abad, pero, a la muerte de Felipe II volvió de nuevo a la corte.

  • Se casa, a instancias de la reina, con una viuda, de la que se separa pronto.

  • Un suceso no bien conocido, de índole política, hace que sea encarcelado en San Marcos de León, donde permaneció cuatro años.

  • A la caída del privado, queda en libertad y muere un año después.


Obra po tica

OBRA POÉTICA

Su producción poética es extensa y variada; en él se da esa disociación chocante entre el sarcasmo (desengañado y amargo) y la hondura poética y de pensamiento.

La obra de Quevedo equivale a toda una literatura.

El escritor argentino Jorge Luis Borges


La poes a barroca

POESÍA SATÍRICO BURLESCA

POESÍA POLÍTICA

POESÍA AMOROSA

POESÍA METAFÍSICA

  • Aparece la tradición petrarquista.

  • Su creación se centra en los sufrimientos del que ama.

  • Centrada en dos ideas:

    • El problema de España

    • La denuncia de la corrupción.

  • Nace de su dolorosa conciencia de la decadencia material y espiritual de la patria.

  • Surge de la angustia ante la vida y la existencia.

  • Ofrece los grandes temas del Barroco:

    • La muerte.

    • La fugacidad del tiempo

    • El desengaño

  • En este grupo se encuentra la poesía religiosa y moral

  • Responde a preocupaciones morales y sociales

  • Es una válvula de escape para el temperamento del poeta.

  • Un auténtico escaparate de creación léxica.


La poes a barroca

TEMAS DE LA POESÍA DE QUEVEDO

LA INQUIETUD POR LA MUERTE

Ayer se fue; Mañana no ha llegado;

Hoy se está yendo sin parar un punto;

Soy un fue, y un será y un es cansado

La muerte es una preocupación fundamental en sus poemas, que descubren su horror a la nada

Su poesía es una meditación sobre la fugacidad de la vida: el tiempo destructor todo lo puede y la vida es una loca carrera hacia la muerte.


La poes a barroca

TEMAS DE LA POESÍA DE QUEVEDO

EL DESENGAÑO

Este hondo pesimismo quevedesco, esa visión desolada del hombre y del mundo va unida a su percepción de la decadencia española.

Todos los valores que defiende (amor, honor, etc.) son viejos ideales que se desmoronan a su alrededor.

Ello explica sus sátiras crueles de todo tipo de novedades, tanto literarias (Góngora y el culteranismo) como científicas, de costumbres, de modas, etc.


La poes a barroca

ESTILO

DOMINIO ABSOLUTO DE LA LENGUA


La poes a barroca

ESTILO

  • Domina la lengua en todos sus registros (culto, coloquial, vulgar)

  • Conoce a la perfección los recursos retóricos clásicos

  • En muchos de sus poemas llega a su culminación el principio conceptista de decir mucho con pocas palabras.

  • Importante rasgo de su poesía es la intensidad afectiva: el apasionamiento quevedesco se manifiesta en la abundancia de oraciones interrogativas, exclamativas y apelativas, en las llamadas directas al lector y en el frecuente uso de diminutivos y aumentativos de carácter afectivo.


Poes a amorosa

Poesía amorosa

Cerrar podrá mis ojos la postrera

sombra que me llevare el blanco día,

y podrá desatar esta alma mía

hora a su afán ansioso lisonjera:

mas no de esa otra parte en la ribera,

dejará la memoria, en donde ardía:

nadar sabe mi llama el agua fría,

y perder el respeto a ley severa.

Alma, a quien todo un dios prisión ha sido,

venas, que humor a tanto fuego han dado,

medulas, que han gloriosamente ardido,

su cuerpo dejará, no su cuidado;

serán ceniza, mas tendrán sentido;

polvo serán, mas polvo enamorado.


La poes a barroca

Cerrar podrá mis ojos la postrera

sombra que me llevare el blanco día,

y podrá desatar esta alma mía

hora a su afán ansioso lisonjera:

mas no, de esa otra parte, en la ribera,

dejará la memoria, en donde ardía:

nadar sabe mi llama el agua fría,

y perder el respeto a ley severa.

Alma, a quien todo un dios prisión ha sido,

venas, que humor a tanto fuego han dado,

medulas, que han gloriosamente ardido,

su cuerpo dejará, no su cuidado;

serán ceniza, mas tendrán sentido;

polvo serán, mas polvo enamorado.

Plano de la muerte


La poes a barroca

Cerrar podrá mis ojos la postrera

sombra que me llevare el blanco día,

y podrá desatar esta alma mía

hora a su afán ansioso lisonjera:

mas no, de esa otra parte, en la ribera,

dejará la memoria, en donde ardía:

nadar sabe mi llama el agua fría,

y perder el respeto a ley severa.

Alma, a quien todo un dios prisión ha sido,

venas, que humor a tanto fuego han dado,

medulas, que han gloriosamente ardido,

su cuerpo dejará, no su cuidado;

serán ceniza, mas tendrán sentido;

polvo serán, mas polvo enamorado.

Plano del amor –vida

Condensación temática de los dos planos.


La poes a barroca

Cerrar podrá mis ojos la postrera

sombra que me llevare el blanco día,

y podrá desatar esta alma mía

hora a su afán ansioso lisonjera:

mas no, de esa otra parte, en la ribera,

dejará la memoria, en donde ardía:

nadar sabe mi alma el agua fría,

y perder el respeto a ley severa.

Alma, a quien todo un dios prisión ha sido,

venas, que humor a tanto fuego han dado,

medulas, que han gloriosamente ardido,

su cuerpo dejará, no su cuidado;

serán ceniza, mas tendrán sentido;

polvo serán, mas polvo enamorado.

Hipérbaton:

La postrera sombra que me llevare el blanco día podrá cerrar mis ojos

Metáfora:

La postrera sombra (la última sombra) que me llevare el blanco día (que me lleve el día de mi muerte)


La poes a barroca

Cerrar podrá mis ojos la postrera

sombra que me llevare el blanco día,

y podrá desatar esta alma mía

hora a su afán ansioso lisonjera:

mas no, de esa otra parte, en la ribera,

dejará la memoria, en donde ardía:

nadar sabe mi alma el agua fría,

y perder el respeto a ley severa.

Alma, a quien todo un dios prisión ha sido,

venas, que humor a tanto fuego han dado,

medulas, que han gloriosamente ardido,

su cuerpo dejará, no su cuidado;

serán ceniza, mas tendrán sentido;

polvo serán, mas polvo enamorado.

Hipérbaton:

Y esta alma mía podrá desatar su afán ansioso a hora lisonjera

Metáfora:

Desatar su afán ansioso= olvidar su pasión.

En hora lisonjera= a la hora de la muerte, que será lisonjera, es decir, agradable, porque permitirá al poeta dejar de sufrir.


La poes a barroca

Cerrar podrá mis ojos la postrera

sombra que me llevare el blanco día,

y podrá desatar esta alma mía

hora a su afán ansioso lisonjera:

mas no, de esa otra parte, en la ribera,

dejará la memoria, en donde ardía:

nadar sabe mi llama el agua fría,

y perder el respeto a ley severa.

Alma, a quien todo un dios prisión ha sido,

venas, que humor a tanto fuego han dado,

medulas, que han gloriosamente ardido,

su cuerpo dejará, no su cuidado;

serán ceniza, mas tendrán sentido;

polvo serán, mas polvo enamorado.

Hipérbaton:

Pero[mi alma] no dejará en la ribera de esa otra parte la memoria en donde ardía

Quevedo habla de la descripción del inframundo según el mundo clásico


Inframundo

Inframundo

Los antiguos griegos creían que cuando una persona moría iba al inframundo.

Para entrar al inframundo había que cruzar el río Aqueronte, con la ayuda del barquero Caronte, quien cobraba una moneda por el viaje.

A la entrada del inframundo, las almas eran juzgadas. Si se salvaban, antes de ir al cielo, las almas bebían las aguas del río Leteo que les hacían olvidar su identidad y borraban cualquier recuerdo de su vida pasada.


La poes a barroca

Cerrar podrá mis ojos la postrera

sombra que me llevare el blanco día,

y podrá desatar esta alma mía

hora a su afán ansioso lisonjera:

mas no, de esa otra parte, en la ribera,

dejará la memoria, en donde ardía:

nadar sabe mi llama el agua fría,

y perder el respeto a ley severa.

Alma, a quien todo un dios prisión ha sido,

venas, que humor a tanto fuego han dado,

medulas, que han gloriosamente ardido,

su cuerpo dejará, no su cuidado;

serán ceniza, mas tendrán sentido;

polvo serán, mas polvo enamorado.

Hipérbaton:

Pero[mi alma] no dejará en la ribera de esa otra parte la memoria en donde ardía

De esta forma, Quevedo dice que cuando muera, su “llama” (metáfora por amor) romperá la ley de la Muerte y no beberá el agua del Leteo que le haría olvidar su amor.


La poes a barroca

Cerrar podrá mis ojos la postrera

sombra que me llevare el blanco día,

y podrá desatar esta alma mía

hora a su afán ansioso lisonjera:

mas no, de esa otra parte, en la ribera,

dejará la memoria, en donde ardía:

nadar sabe mi llama el agua fría,

y perder el respeto a ley severa.

Alma, a quien todo un dios prisión ha sido,

venas, que humor a tanto fuego han dado,

medulas, que han gloriosamente ardido,

su cuerpo dejará, no su cuidado;

serán ceniza, mas tendrán sentido;

polvo serán, mas polvo enamorado.

Concepto:

Llama agua

Amor muerte


La poes a barroca

Cerrar podrá mis ojos la postrera

sombra que me llevare el blanco día,

y podrá desatar esta alma mía

hora a su afán ansioso lisonjera:

mas no, de esa otra parte, en la ribera,

dejará la memoria, en donde ardía:

nadar sabe mi llama el agua fría,

y perder el respeto a ley severa.

Alma, a quien todo un dios prisión ha sido,

venas, que humor a tanto fuego han dado,

medulas, que han gloriosamente ardido,

su cuerpo dejará, no su cuidado;

serán ceniza, mas tendrán sentido;

polvo serán, mas polvo enamorado.

Plano del amor –vida

Condensación temática de los dos planos.


La poes a barroca

Alma, a quien todo un dios prisión ha sido,

venas, que humor a tanto fuego han dado,

Vida

medulas, que han gloriosamente ardido,

su cuerpo dejará, no su cuidado

Muerte

serán cenizas, mas tendrán sentido

polvo serán, mas polvo enamorado.


La poes a barroca

Alma, a quien todo un dios prisión ha sido,

su cuerpo dejará, no su cuidado

venas, que humor a tanto fuego han dado,

serán cenizas, mas tendrán sentido

medulas, que han gloriosamente ardido,

polvo serán, mas polvo enamorado.


La poes a barroca

Alma, a quien todo un dios prisión ha sido,

su cuerpo dejará, no su cuidado

El dios Amor ha tenido encarcelada el alma del poeta y ésta abandonará el cuerpo, pero no el cuidado, es decir, el amor que siente por la dama.


La poes a barroca

venas, que humor a tanto fuego han dado,

serán cenizas, mas tendrán sentido

Las venas cuya sangre [el humor] han proporcionado “combustible” para el fuego del amor, se convertirán en cenizas, pero su fin tendrá sentido, valdrá la pena.


La poes a barroca

medulas, que han gloriosamente ardido,

polvo serán, mas polvo enamorado.

Las medulas [el tuétano de los huesos] que han ardido gloriosamente por el amor, se convertirán en polvo, y este último polvo todavía mantendrá su amor.


La poes a barroca

Cerrar podrá mis ojos la postrera

sombra que me llevare el blanco día,

y podrá desatar esta alma mía

hora a suafánansioso lisonjera:

mas no, de esa otra parte, en la ribera,

dejará la memoria, en donde ardía:

nadar sabe mi llama la agua fría,

y perder el respeto a ley severa.

Alma, a quien todo un dios prisión ha sido,

venas, que humor a tanto fuego han dado,

medulas, que han gloriosamente ardido,

su cuerpo dejará, no su cuidado;

serán ceniza, mas tendrán sentido;

polvo serán, mas polvo enamorado.

Muerte

Vida

Amor

Olvido


La poes a barroca

Cerrar podrá mis ojos la postrera

sombra que me llevare el blanco día,

y podrá desatar esta alma mía

hora a su afán ansioso lisonjera:

mas no, de esa otra parte, en la ribera,

dejará la memoria, en donde ardía:

nadar sabe mi llama el agua fría,

y perder el respeto a ley severa.

Alma, a quien todo un dios prisión ha sido,

venas, que humor a tanto fuego han dado,

medulas, que han gloriosamente ardido,

su cuerpo dejará, no su cuidado;

serán ceniza, mas tendrán sentido;

polvo serán, mas polvo enamorado.

Futuro

Futuros en perífrasis: Posibilidad

Presente

Pasado aún cercano:

Vivencia

Futuro

Futuros absolutos:

Afirmación


La poes a barroca

Cerrar podrá mis ojos la postrera

sombra que me llevare el blanco día,

y podrá desatar esta alma mía

hora a su afán ansioso lisonjera:

mas no, de esa otra parte, en la ribera,

dejará la memoria, en donde ardía:

nadar sabe mi llama el agua fría,

y perder el respeto a ley severa.

Alma, a quien todo un dios prisión ha sido,

venas, que humor a tanto fuego han dado,

medulas, que han gloriosamente ardido,

su cuerpo dejará, no su cuidado;

serán ceniza, mas tendrán sentido;

polvo serán, mas polvo enamorado.

Aliteración vocálica: da ligereza a la lectura.


Definiendo el amor

DEFINIENDO EL AMOR

Es hielo abrasador, es fuego helado,

es herida que duele y no se siente,

es un soñado bien, un mal presente,

es un breve descanso muy cansado.

Es un descuido que nos da cuidado,

un cobarde con nombre de valiente,

un andar solitario entre la gente,

un amar solamente ser amado.

Es una libertad encarcelada,

que dura hasta el postrero paroxismo;

enfermedad que crece si es curada.

Éste es el niño Amor, éste es su abismo.

¿Mirad cuál amistad tendrá con nada

el que en todo es contrario de sí mismo!


La poes a barroca

“¡Ah de la vida” ¿Nadie me responde?

¡Aquí de los antaños que he vivido!

La Fortuna mis tiempos ha mordido,

la Horas mi locura las esconde.

¡Que sin poder saber cómo ni adónde

la Salud y la Edad se hayan huido!

Falta la vida, asiste lo vivido,

y no hay calamidad que no me ronde.

Ayer se fue; Mañana no ha llegado;

Hoy se está yendo sin parar un punto;

soy un fue, y un seré, y un es cansado.

En el Hoy y Mañana y Ayer, junto

pañales y mortaja, y he quedado

presentes sucesiones de difunto.


La poes a barroca

¡Fue sueño ayer; mañana será tierra!

¡Poco antes, nada; y poco después, humo!

¡Y destino ambiciones, y presumo,

apenas punto al cerco que me cierra!

Breve combate de importuna guerra,

en mi defensa soy peligro sumo;

y mientras con mis armas me consumo,

menos me hospeda el cuerpo, que me entierra.

Ya no es ayer; mañana no ha llegado;

hoy pasa, y es, y fue, con movimiento

que a la muerte me lleva despeñado.

Azadas son la hora y el momento

que, a jornal de mi pena y mi cuidad,

cavan en mi vivir mi monumento.


La poes a barroca

EPÍSTOLA SATÍRICA Y CENSORIA CONTRA LAS COSTUMBRES PRESENTES DE LOS CASTELLANOS, ESCRITA A DON GASPAR DE GUZMÁN, CONDE DE OLIVARES, EN SU VALIMIENTO

No he de callar por más que con el dedo, ya tocando la boca o ya la frente, silencio avises o amenaces miedo. ¿No ha de haber un espíritu valiente? ¿Siempre se ha de sentir lo que se dice? ¿Nunca se ha de decir lo que se siente?

(…)

Señor Excelentísimo, mi llanto ya no consiente márgenes ni orillas: inundación será la de mi canto.

Ya sumergirse miro mis mejillas, la vista por dos urnas derramada sobre las aras de las dos Castillas.

Yace aquella virtud desaliñada, que fue, si rica menos, más temida, en vanidad y en sueño sepultada.


La poes a barroca

¡Miré los muro de la patria mía,

si un tiempo fuertes, ya desmoronados,

de la carrera de la edad cansados

por quien caduca ya su valentía.

Salíme al campo, vi que el sol bebía

los arroyos, del hielo desatados,

y del monte quejosos los ganados,

que con sombras hurtó su luz al día.

Entré en mi casa; vi que, amancillada,

de anciana habitación era despojos;

mi báculo, más corvo y menos fuerte;

vencida de la edad sentí mi espada.

Y no hallé cosa en que poner los ojos

que no fuese recuerdo de la muerte.


La poes a barroca

A APOLO PERSIGUIENDO A DAFNE

Bermejazo platero de las cumbres,

A cuya luz se espulga la canalla,

La ninfa Dafne, que se afufa y calla,

Si la quieres gozar, paga y no alumbres.

Si quieres ahorrar de pesadumbres,

ojos del cielo, trata de compralla:

en confites gastó Marte la malla

y la espada en pasteles y en azumbres.

Volvióse en bolsa Júpiter severo;

levantóse las faldas la doncella

por recogerle en lluvia de dinero.

Astucia fue de alguna dueñaestrella

que de estrella sin dueña no lo infiero:

Febo, pues eres sol, sírvete de ella.

Bermejazo: rojizo pelirrojo.

Espulgar: limpiar de pulgas.

Ninfa: diosa y, en germanía, prostituta.

Afufar: huir, escapar. Como espulgar y ninfa, es voz de germanía.

Marte: Dios romano de la guerra.

Malla: parte de la armadura parecida a una red.

Azumbres: medida de capacidad; aquí, metonimia por bebida.

Bolsa: odre o bolsa para el dinero. Júpiter se convirtió en lluvia de oro para seducir a Dánae.

Dueña: Aquí, alcahueta.

Estrella: Embustera y astro.

Febo: nombre para Apolo.


Letrilla sat rica

LETRILLA SATÍRICA

LETRILLA SATÍRICA


  • Login