Domingo
This presentation is the property of its rightful owner.
Sponsored Links
1 / 53

Domingo 4º del tiempo ordinario PowerPoint PPT Presentation


  • 94 Views
  • Uploaded on
  • Presentation posted in: General

Domingo 4º del tiempo ordinario. Ciclo C. Día 3 de Febrero de 2013. Jesús está predicando en Nazaret. El evangelio de este domingo comienza con la misma frase con que terminaba el domingo pasado.

Download Presentation

Domingo 4º del tiempo ordinario

An Image/Link below is provided (as is) to download presentation

Download Policy: Content on the Website is provided to you AS IS for your information and personal use and may not be sold / licensed / shared on other websites without getting consent from its author.While downloading, if for some reason you are not able to download a presentation, the publisher may have deleted the file from their server.


- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - E N D - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

Presentation Transcript


Domingo 4 del tiempo ordinario

Domingo

4

del

tiempo

ordinario

Ciclo

C

Da 3 de Febrero de 2013


Domingo 4 del tiempo ordinario

Jess

est

predicando

en

Nazaret

El evangelio de este domingo comienza con la misma frase con que terminaba el domingo pasado.


Domingo 4 del tiempo ordinario

Comenta unas palabras que ha ledo del profeta Isaas. El profeta hablaba de las maravillas que Dios hara en los tiempos mesinicos con los enfermos, predicndose la bondad de Dios a los pobres. Al comentar Jess dice: Hoy se estn realizando estas maravillas.

Contina con el evangelio de hoy: Lc 4, 21-30


Domingo 4 del tiempo ordinario

En aquel tiempo, comenz Jess a decir en la sinagoga: "Hoy se cumple esta Escritura que acabis de or. Y todos le expresaban su aprobacin y se admiraban de las palabras de gracia que salan de sus labios. Y decan: "No es ste el hijo de Jos? Y Jess les dijo: "Sin duda me recitaris aquel refrn: "Mdico, crate a ti mismo"; haz tambin aqu en tu tierra lo que hemos odo que has hecho en Cafarnan. Y aadi: "Os aseguro que ningn profeta es bien mirado en su tierra. Os garantizo que en Israel haba muchas viudas en tiempos de Elas, cuando estuvo cerrado el cielo tres aos y seis meses, y hubo una gran hambre en todo el pas; sin embargo, a ninguna de ellas fue enviado Elas, mas que a una viuda de Sarepta, en el territorio de Sidn. Y muchos leprosos haba en Israel en tiempos del profeta Eliseo; sin embargo, ninguno de ellos fue curado, mas que Naamn, el sirio. Al or esto, todos en la sinagoga se pusieron furiosos y, levantndose, lo empujaron fuera del pueblo hasta un barranco del monte en donde se alzaba su pueblo, con intencin de despearlo. Pero Jess se abri paso entre ellos y se alejaba.


Domingo 4 del tiempo ordinario

Hoy se da un contraste demasiado acentuado en la recepcin del mensaje predicado por Jess: Al principio parece que los oyentes estn a favor, pero luego se ponen en contra.

Dicen algunos que quiz san Lucas, para abreviar, resume diversas visitas de Jess a Nazaret. En una le admiraran entusiasmados, pero en otra dominaran los envidiosos hasta llegar a querer matar a Jess.


Domingo 4 del tiempo ordinario

As en general es la vida de Jess: Al mismo tiempo suscita entusiasmos y rechazos. Al final la gente pasar del hosanna del domingo de ramos al crucifcale del Viernes santo.


Domingo 4 del tiempo ordinario

Era el signo de contradiccin que haba anunciado el anciano Simen. Jess iba a ser como la bandera discutida.


Domingo 4 del tiempo ordinario

En el evangelio lo que ms se resalta es la parte de confrontamiento. Comienza con la extraeza de comprobar que Jess habla como un maestro, cuando ellos le conocen como un artesano.

Y decan: No es ste el hijo de Jos?


Domingo 4 del tiempo ordinario

De la extraeza llega la envidia de algunos que no soportan que uno de los suyos les venga a dar lecciones, sobre todo cuando Jess llegase a las conclusiones: de que todos debemos ser imitadores de la bondad de Dios, y especialmente en un sentido universalista. A la envidia sigui el odio y al odio las acciones violentas.


Domingo 4 del tiempo ordinario

Seguro que este sentimiento de envidia, odio y persecucin comenzara por los que se creen principales en el pueblo. Y luego les seguiran los dems.


Domingo 4 del tiempo ordinario

Les tuvo que molestar el hecho de poner Jess dos ejemplos de extranjeros para exponer la misericordia de Dios. Los de Nazaret eran demasiado nacionalistas y despreciaban a todos los extranjeros.

Recuerda Jess cmo Elas, cuando estaba necesitado, fue socorrido por una viuda de Sarepta, en el territorio de Sidn.


Domingo 4 del tiempo ordinario

Y recuerda Jess cmo, habiendo muchos leprosos en Israel en tiempos del profeta Eliseo, solamente fue curado:

Naamn, el sirio.


Domingo 4 del tiempo ordinario

El odio lleg a tal extremo que le empujaron a Jess hasta un barranco con intencin de despearlo. Pero no haba llegado su hora y Jess se abri paso entre ellos y se alejaba.


Domingo 4 del tiempo ordinario

Jess hoy se autodenomina profeta. Profeta no es el que anuncia cosas futuras, aunque algunas veces lo hace, sino el que habla en nombre de Dios.


Domingo 4 del tiempo ordinario

No siempre es fcil. Muchas veces los profetas son perseguidos por personas a quienes les molesta, debido a su orgullo y egosmo, la palabra de Dios. As fue con el profeta Jeremas, quien sinti la voz de Dios animndole a seguir luchando por la gloria de Dios, como nos dice la 1 lectura.

Jeremas 1, 4-5. 17-19


Domingo 4 del tiempo ordinario

En los das de Josas, recib esta palabra del Seor: "Antes de formarte en el vientre, te escog; antes de que salieras del seno materno, te consagr: te nombr profeta de los gentiles. T cete los lomos, ponte en pie y diles lo que yo te mando. No les tengas miedo, que si no, yo te meter miedo de ellos. Mira; yo te convierto hoy en plaza fuerte, en columna de hierro, en muralla de bronce, frente a todo el pas: frente a los reyes y prncipes de Jud, frente a los sacerdotes y la gente del campo. Lucharn contra ti, pero no te podrn, porque yo estoy contigo para librarte."


Domingo 4 del tiempo ordinario

Siempre ha habido profetas y sigue habindolos: Personas que hablan con Dios para poder hablar luego de Dios; personas comprometidas con la palabra de Dios en su vida profesional y familiar.


Domingo 4 del tiempo ordinario

A ellos, como a nosotros, que debemos tener la vocacin de profetas, Dios nos recuerda que nos conoce desde antes de nacer y que confa en nosotros. Por eso debemos gritar y arriesgar. Y Ay si no lo hacemos!


Domingo 4 del tiempo ordinario

Antes que te formaras dentro del vientre de tu madre;

Automtico


Domingo 4 del tiempo ordinario

Antes de que nacieras te conoca y te consagr:


Domingo 4 del tiempo ordinario

Para ser mi profeta de las naciones

yo te escog.


Domingo 4 del tiempo ordinario

Irs donde te enve y lo que te mande proclamars.


Domingo 4 del tiempo ordinario

Tengo que gritar, tengo que arriesgar Ay de mi si no lo hago!


Domingo 4 del tiempo ordinario

Cmo escapar de ti, cmo no hablar, si tu voz me quema dentro.


Domingo 4 del tiempo ordinario

Tengo que andar, tengo que luchar Ay de mi si no lo hago!


Domingo 4 del tiempo ordinario

Cmo escapar de ti, cmo no hablar, si tu voz me quema dentro.


Domingo 4 del tiempo ordinario

No temas arriesgarte, porque contigo yo estar.


Domingo 4 del tiempo ordinario

No temas anunciarme, porque en tu boca yo hablar.


Domingo 4 del tiempo ordinario

Te encargo hoy mi pueblo

para arrancar y derribar;


Domingo 4 del tiempo ordinario

Para edificar, destruirs y plantars.


Domingo 4 del tiempo ordinario

Tengo que gritar, tengo que arriesgar Ay de mi si no lo hago!


Domingo 4 del tiempo ordinario

Cmo escapar de ti, cmo no hablar, si tu voz me quema dentro.


Domingo 4 del tiempo ordinario

Tengo que andar, tengo que luchar.

Ay de mi si no lo hago!


Domingo 4 del tiempo ordinario

Cmo escapar de ti, cmo no hablar, si tu voz me quema dentro.

Hacer CLICK


Domingo 4 del tiempo ordinario

Para ser profeta, delegado de Dios, no hacen falta cualidades especiales.

Lo que hace falta es mucho amor: Amor a Dios para expresar lo que es y sus mensajes, y amor hacia las personas, para buscar el bien.


Domingo 4 del tiempo ordinario

San Pablo, en el captulo 12 de la 1 carta a los corintios, habla de dones espirituales, los cuales es bueno que podamos tener. Entre estos dones est la profeca. Pero al final del captulo nos dice que nos va a mostrar algo mejor que todos esos dones: es el amor.


Domingo 4 del tiempo ordinario

Con ello comienza la 2 lectura de hoy, que es el himno triunfal al amor, en el captulo 13. Podemos tener todos los dones; pero si no tenemos amor o caridad, de nada nos sirve.

Ya podra yo hablar las lenguas de los hombres y de los ngeles; si no tengo amor, no soy ms que un metal que resuena o unos platillos que aturden.

Ya podra tener el don de profeca y conocer todos los secretos y todo el saber, podra tener fe como para mover montaas; si no tengo amor, no soy nada.

Podra repartir en limosnas todo lo que tengo y aun dejarme quemar vivo; si no tengo amor, de nada me sirve.


Domingo 4 del tiempo ordinario

Y va exponiendo algunas de las cualidades en que consiste el amor: El amor es paciente, afable; no tiene envidia; no presume ni se engre; no es mal educado ni egosta; no se irrita; no lleva cuentas del mal; no se alegra de la injusticia, sino que goza con la verdad.


Domingo 4 del tiempo ordinario

El amor no tiene envidia. La envidia se alegra del mal ajeno. El amor se alegra del bien de los dems. Ir quitando el egosmo es labor de toda la vida.

Y esto debe ser desde pequeos, ya que es muy difcil encontrar un nio que tenga verdadero amor y no egosmo.


Domingo 4 del tiempo ordinario

En esta vida, en la que no somos perfectos, sino a veces muy imperfectos, para tener amor verdadero, debemos ser pacientes, sufriendo las imperfecciones de los otros.

Por eso muchas veces habr que esforzarse por ser afables.


Domingo 4 del tiempo ordinario

El verdadero amor no presume ni se engre. Un mal fundamental de la humanidad est en la soberbia. El verdadero amor es servicio a los dems. Para ello sabe ver las necesidades del prjimo y hace lo posible para remediarlas.


Domingo 4 del tiempo ordinario

Esto quiere decir que no basta con amar de corazn, sino con manos y pies. Ayudar y hacerlo bien. El amor nos hace generosos desde la humildad.


Domingo 4 del tiempo ordinario

Amar se aprende amando. Sabiendo que Dios nos ama primero.


Domingo 4 del tiempo ordinario

Terminamos hoy recordando el mensaje que nos da san Pablo sobre el amor o la caridad: Aunque tengamos todo, si no tenemos amor de qu nos sirve?


Domingo 4 del tiempo ordinario

Si no tengo amor, nada soy, no soy n.

Automtico


Domingo 4 del tiempo ordinario

Aunque hablara toas las lenguas y sepa lo que me espera,


Domingo 4 del tiempo ordinario

Aunque ma sea la ciencia, si no tengo amor, nada soy, no soy n.


Domingo 4 del tiempo ordinario

Aunque mueva las montaas

y fuera el que ms fe tenga;


Domingo 4 del tiempo ordinario

Aunque t lo repartiera,

si no tengo amor, nada soy, no soy n.


Domingo 4 del tiempo ordinario

El amor es compren-sivo, el amor es servicial.


Domingo 4 del tiempo ordinario

El amor es servicial.


Domingo 4 del tiempo ordinario

Si no tengo amor, nada soy, no soy n.


Domingo 4 del tiempo ordinario

Que Mara interceda ante su Hijo, para que nos conceda hacer todas las cosas con mucho amor como ella.

AMN


  • Login