EL ATOMISMO ANTIGUO
Download
1 / 35

EL ATOMISMO ANTIGUO Leucipo de Abdera (500a. C.– ¿?) Demócrito de Abdera (494-396 a. C.) - PowerPoint PPT Presentation


  • 157 Views
  • Uploaded on

EL ATOMISMO ANTIGUO Leucipo de Abdera (500a. C.– ¿?) Demócrito de Abdera (494-396 a. C.). Demócrito. Discípulo de Leucipo, de algunos magos y caldeos, parece haber tenido relaciones con Anaxágoras. Viajó mucho Babilonia, India, Egipto, Etiopía. Parece haber residido un tiempo en Atenas.

loader
I am the owner, or an agent authorized to act on behalf of the owner, of the copyrighted work described.
capcha
Download Presentation

PowerPoint Slideshow about ' EL ATOMISMO ANTIGUO Leucipo de Abdera (500a. C.– ¿?) Demócrito de Abdera (494-396 a. C.)' - brigid


An Image/Link below is provided (as is) to download presentation

Download Policy: Content on the Website is provided to you AS IS for your information and personal use and may not be sold / licensed / shared on other websites without getting consent from its author.While downloading, if for some reason you are not able to download a presentation, the publisher may have deleted the file from their server.


- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - E N D - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
Presentation Transcript

EL ATOMISMO ANTIGUO

Leucipo de Abdera (500a. C.– ¿?)

Demócrito de Abdera (494-396 a. C.)


Demócrito

Discípulo de Leucipo, de algunos magos y caldeos, parece haber tenido relaciones con Anaxágoras.

Viajó mucho Babilonia, India, Egipto, Etiopía. Parece haber residido un tiempo en Atenas.

Recibió el apodo de “Sabiduría”.


Demócrito solía reír.

Aunque se dice que enfermaba voluntariamente su cuerpo para dar salud a aquello que era más valioso.

Había nacido en la riqueza, pero prefirió gastar en viajes, su deseo de sabiduría le privó poco a poco de la parte de su herencia, hasta quedar en la miseria (su entierro fue costeado públicamente).

Su vida fue célebremente larga, por lo menos 100 años. Parece que se dejó morir de hambre.


Leucipo de Abdera Demócrito de Abdera

Escritos:

La Gran cosmología La Pequeña cosmología

Acerca del intelectoSobre la naturaleza del mundo y diversas obras de ética, física, matemáticas, científicas en general, filológicas y técnicas

El creador de la El desarrollador y

doctrinasistematizador –enfatiza en cuestionesepistemológicas


Parecen ser ambos proclamadores de un método empirista y científico:

Leucipo y Demócrito, por su parte, explican todos los fenómenos con rigor metódico y con una misma teoría, tomando el punto de partida que es el natural. (Arist.¸ De gen. y corr. I 8)


El sistema atomista científico::

Los principios:

átomos y vacío


Concordando, por una parte, con los fenómenos y, por otra, con quienes sostienen sólo la existencia de lo uno porque no podría existir el movimiento sin el vacío, dice Leucipo que el vacío es el no ser y que nada de lo que es, es el no ser, pues lo que realmente es, es absolutamente pleno. Pero esto no es uno, sino infinito en cuanto a su cantidad e invisible a causa de la pequeñez de su tamaño. (Arist. De gen. y corr. I 8)

Además, Leucipo sostenía que tanto existe el ser como el no ser y que ambos son igualmente causa de las cosas. Suponía que la realidad de los átomos es sólida y plena y la llamó ser, y que se mueve en el vacío, al que llamó no ser, diciendo que este existe no menos que el ser. (Simpl., Fís. 28, 4)


Los principios entonces son así: con quienes sostienen sólo la existencia de lo uno porque no podría existir el movimiento sin el vacío, dice Leucipo que

Lo pleno: ser, pleno y sólido

Lo vacío: no ser, nada e infinito


Al ser parmenídeo le multiplicaron infinitamente y le llamaron átomo, que no es más que un cuerpo primero y pequeñísimo. Los átomos son las sustancias, la naturaleza. Aunque ellos están constituidos por una misma naturaleza (cualitativamente idénticos).

Además son inalterables e inmodificables en virtud de su solidez:


Sustancias infinitas en número, indivisibles y sin diferencias y que, además, carecen de cualidades y son inalterables, se mueven en el vacío en el que están diseminadas... Los átomos, en virtud de su solidez, no pueden recibir afecciones ni transformarse. (DK 68 A57)

Los átomos se distinguen de esta manera:

Sch'ma Figura ===rJusmov" estructuraA:N

Tavxi" Orden ===diaqighv contacto NA:AN

Qevsi" Posición ===trophv dirección I:H


Mas las figuras de los átomos son infinitas: diferencias y que, además, carecen de cualidades y son inalterables, se mueven en el vacío en el que están diseminadas... Los átomos, en virtud de su solidez, no pueden recibir afecciones ni transformarse.

“Dicen que es infinito el número de figuras en los átomos, debido a que no hay motivo alguno para que tal o cual figura exista de preferencia o tal o cual otra.”(A 38)


“Hay ciertos corpúsculos, algunos lisos, otros ásperos, otros redondos, otros angulosos o ganchudos, algunos curvos y casi encorvados, de los cuales se formaron el cielo y la tierra” (A 11 Cic., De nat. deor. I 24,66)

En cuanto a su magnitud son infinitos, incluso es posible que exista un átomo tan grande como el mundo.


E otros redondos, otros angulosos o ganchudos, algunos curvos y casi encorvados, de los cuales se formaron el cielo y la tierra” (A 11 Cic., n el ser nada hay que no sea, de modo que en él tampoco hay vacío. Y si en los seres no hay vacío y sin vacío es imposible la división, ellos, en consecuencia, no pueden estar sujetos a división.

Así, no puede existir una magnitud mínima en la magnitud más pequeña.

Por eso no podemos pensar en mínimos dentro del átomo.


El vacío: otros redondos, otros angulosos o ganchudos, algunos curvos y casi encorvados, de los cuales se formaron el cielo y la tierra” (A 11 Cic.,

Este existe en el mundo y fuera de él. Es el posibilitador del movimiento:

El vacío es un espacio en el cual estos cuerpos se mueven, todos ellos, hacia arriba y hacia abajo eternamente. (A 49)

Es equivalente al no ser a una “nada abierta”. 


El otros redondos, otros angulosos o ganchudos, algunos curvos y casi encorvados, de los cuales se formaron el cielo y la tierra” (A 11 Cic., movimiento:

 Los átomos se desplazan azarosamente en el vacío y se encuentran espontáneamente debido a su impetuoso movimiento desordenado; se combinan debido a que, por presentar una multiplicidad de aspectos, se agregan entre sí.

De esta manera constituyen el mundo y lo que él contiene, o más bien, mundos infinitos. (A 43)


Mas ese azar tiende a provocar una suerte de remolinos que explica la constitución de los cuerpos

Las cosas en sentido estricto son el producto ocasional de las congregaciones de los átomos. Así, generación y corrupción deberían llamarse agregación y disgregación.


Todo surge por una razón y una necesidad, decía Leucipo (67 B2), pero eso no significa que exista un artesano que lo configure. La Necesidad gobierna todo: las cosas siempre han sido así.

Mas la necesidad se despliega en forma fortuita:

Todas las cosas derivan del azar, si bien el azar les asigna una plena necesidad (A 66).

 La expresión de la necesidad está en la impenetrabilidad de los átomos, su desplazamiento y los choques.


¿Cómo procede el azar? (67 B2), pero eso no significa que exista un artesano que lo configure. La Necesidad gobierna todo: las cosas siempre han sido así.

  Del todo se separó un torbellino de formas diversas, parece estar indicando que el torbellino se genera por espontaneidad y azar (A 67)

  Espontáneamente se produce el torbellino y el movimiento que ha separado los elementos y ha instalado el universo en su orden presente.

  El tiempo es un apariencia que presenta el aspecto del día y el aspecto de la noche. (A 72)


Cosmología (67 B2), pero eso no significa que exista un artesano que lo configure. La Necesidad gobierna todo: las cosas siempre han sido así. leucipea:

Los mundos se produjeron así: cuando muchos cuerpos, a partir de lo circundante, se reunieron y confluyeron en un gran vacío, chocando entre sí,

se combinaron los que tenían figuras semejantes

y eran similares en cuanto a sus formas, y enlazándose, dieron origen a los astros. (62 A 10) 


Los mundos surgen por la (67 B2), pero eso no significa que exista un artesano que lo configure. La Necesidad gobierna todo: las cosas siempre han sido así. caída de los cuerpos en el vacío y por su enlace mutuo, y la naturaleza de los astros deriva del aumento experimentado según el movimiento. El sol gira en una órbita mayor, alrededor de la luna; la tierra está suspendida, girando alrededor del centro y tiene forma de tambor...

Los mundos son infinitos y se disuelven en los átomos. Se originan así: al separarse del infinito, muchos cuerpos diferentes en cuanto a su figura son llevados hacia un gran vacío, y, al reunirse, producen un único torbellino, enel cual chocándose y girando en todos los sentidos, se van separando, reuniéndose con sus semejantes.( 62 A 1)


En general la (67 B2), pero eso no significa que exista un artesano que lo configure. La Necesidad gobierna todo: las cosas siempre han sido así. cosmología de los atomistas supone las siguientes tesis:

hay mundos infinitos, que difieren por la magnitud

“las distancias entre los mundos son desiguales y en algunas partes del vacío hay más mundos y en otras menos; mientras que algunos mundos están desarrollándose, otros han alcanzado su pleno desarrollo y otros están en vías de decadencia;

y mientras que en algunas partes hay mundos en formación, en otras los hay que están en declinación; además, los mundos perecen cuando se avalanzan uno sobre otro.”(68 A 40)


- (67 B2), pero eso no significa que exista un artesano que lo configure. La Necesidad gobierna todo: las cosas siempre han sido así.   Nuestro mundo es infinito, de forma esférica, y fue formado por causa del torbellino.

No hay una regla precisa para establecer cuáles son los átomos que forman los elementos materiales. Aunque el fuego corresponde a átomos esféricos.

En la formación de la tierra primerofue el agua, ella se fue secando paso a paso hasta llegar a formarse la vida (se tienen muchos fragmentos de los atomistas relativos a la biología, fisiología, embriología y otras cuestiones físicas).


Psicología: (67 B2), pero eso no significa que exista un artesano que lo configure. La Necesidad gobierna todo: las cosas siempre han sido así.

El alma está formada de átomos esféricos, es ígnea, esto es, una especie de fuego y de calor.

Su movimiento es particularmente significativo:

“los átomos esféricos constituyen el alma en razón de que estos tipos de estructuras pueden penetrar fácilmente en todas las cosas y mover a las restantes, pues ellas mismas están en movimiento,

por lo cual los atomistas suponen que el alma es lo provee el movimiento a los seres vivos. Por esa razón, el rasgo característico de la vida es la respiración”.

(A 28)


El alma es mortal, se corromp (67 B2), pero eso no significa que exista un artesano que lo configure. La Necesidad gobierna todo: las cosas siempre han sido así. e con el mismo cuerpo, propiamente se evapora.

Lo mismo ocurre con el intelecto, que por cierto está situado en el pecho: la actividad mental surge de una modificación de la sensibilidad. Tenemos una alma irracional que se extiende por todo el cuerpo.

Con todo, el alma y su perfección para nosotros es fin primordial, ella es más importante que el mismo cuerpo.


Cualidades sensibles y las sensaciones: (67 B2), pero eso no significa que exista un artesano que lo configure. La Necesidad gobierna todo: las cosas siempre han sido así.

  Las cualidades son convencionales, corresponden a afecciones y opiniones.

  Los seres vivos cambian su temperamento según las afecciones y según la edad, lo cual demuestra que la disposición es la causa de la representación. Así deben concebirse, en general, los objetos sensibles. (A 135)



Respecto a las sensaciones, se debe señalar que la percepción lo es de objetos que pueden penetrar nuestros sensorios.

Así la vista recibe una especie de flujo que sale de los objetos, sus imágenes (ei[dwla) llegan en forma de efluvios.

Los demás sentidos también deben ser explicados por procesos mecánicos de encuentro con particulares conformaciones atómicas.


La Ética percepción lo es de objetos que pueden penetrar nuestros sensorios.

La preocupación por el placer como problema ético posiblemente nace con Heráclito: él ataca con dureza a los ignaros hombres que viven en perspectiva a los placeres corporales.

Pero es el atomismo el que presenta una propuesta filosófica de corte hedonista.

Se plantea la necesidad de medir y elegir sensatamente los placeres: no se aceptan excesos.


Demócrito presenta numerosas máximas morales, cuya tesis central sería la “eujqumiva”:

th;n dÆ (eujdaimonivan kai;) euvqumivan kai; eujestw; kai; aJrmonivan, summetrivan te kai; ajtaraxivan kalei'. (Llama a la felicidad buen ánimo, bienestar, armonía, simetría e imperturbabilidad)


JH eujqumiva central sería la “

"buen ánimo“. Una actitud o un estado de bondad actual, en apariencia intransitivo y caracterizado no sólo por ese equilibrio, moderación y ataraxia, sino también por un goce logrado con intrepidez.

El "buen espíritu“ –propio del alma- que lleva al disfrute.

Sin envidia, celos, y enemistad, desdichas que se superan con el debido conocimiento de lo posible (ejpi; toi'" dunatoi'"). Se trata de saber cómo apenarse lo menos posible.


sunivstastai d j aujth;n ejk tou' diorismou' kai; th;" diakrivsew" tw'n hJdonw'n, kai; touvt j ei\nai to; kallistovn te kai; sumforwvtaton ajnqrwvpoi".

(se establece ella desde la definición y elección de los placeres, y esto es lo más hermoso y provechoso para los hombres.)

tevryi" ga;r kai; ajterpivh ou\ro" (tw'n sumfovrwn kai; tw'n ajsumfovrwn).

(El deleite y el sinsabor son la medida [de lo provechoso y lo perjudicial])


  • Es necesario escoger debidamente el tipo de placer que habrá de disfrutarse, pueshJdonai; a[kairoi tivktousin ajhdiva". (Los placeres inconvenientes engendran apatía)

  • El placer sexual es una especie de apoplejía.

  • Aprobable es un tipo de gozo que produzca reales ventajas o provechos al actuante.

  • swfrosuvnh ta; terpna; ajevxei kai; hJdonh;n ejpimeivzona poiei' (la prudencia acrecienta los deleites y hace mayor el placer),

  • y sobre todo las obras bellas. 


aiJ megavlai tevryei" ajpo; tou' qea'sqai ta; kala; tw'n e[rgwn givnontai. (De la contemplación de lo bello de las cosas nacen los mayores encantos)

Todavía Demócrito lo dice con mayor claridad:

hJdonh;n ouj pa'san, ajlla; th;n ejpi; tw'/ kalw'/ aiJrei'sqai crewvn. (Es necesario preferir no todo placer sino el que está en lo bello)


Así, en los placeres del vientre (sexo, comidas, etc.) o en los excesos jamás encontraremos el "buen ánimo"; estos pueden producir algún deleite breve,

pero este se convierte muy pronto en un deseo que pervierte.

Aunque, muy a pesar de eso, Demócrito valoraba lo que estaba fuera de lo común:


tw'n hJdevwn ta; sapniwvtata ginovmena mavlista tevrpei los excesos jamás encontraremos el "buen ánimo"; estos pueden producir algún deleite breve,. (De los deleites, los que surgen más esporádicamente son los que más se disfrutan).

 Quizás sean estos lo que marquen los mejores momentos de la vida o por lo menos los más interesantes de esta.


ad