Encuentros
Download
1 / 20

Encuentros al Mediodía - PowerPoint PPT Presentation


  • 128 Views
  • Uploaded on

Encuentros al Mediodía. M etáfora alzada como un mojón en el tiempo, brocal en mitad del desierto, es el bíblico Pozo, donde Jesús a la mujer samaritana aguarda -de Amor sincero sedienta-, y a cuantos, como ella, encontrarse con Cristo ansían, al llegar el Mediodía. T iempo,

loader
I am the owner, or an agent authorized to act on behalf of the owner, of the copyrighted work described.
capcha
Download Presentation

PowerPoint Slideshow about ' Encuentros al Mediodía' - boyd


An Image/Link below is provided (as is) to download presentation

Download Policy: Content on the Website is provided to you AS IS for your information and personal use and may not be sold / licensed / shared on other websites without getting consent from its author.While downloading, if for some reason you are not able to download a presentation, the publisher may have deleted the file from their server.


- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - E N D - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
Presentation Transcript

Encuentros

al

Mediodía


Metáfora alzada

como un mojón en el tiempo,

brocal en mitad del desierto,

es el bíblico Pozo,

donde Jesús

a la mujer samaritana aguarda

-de Amor sincero sedienta-,

y a cuantos, como ella,

encontrarse con Cristo ansían,

al llegar el Mediodía.


Tiempo,

desierto,

historia,

-Pozo de Jacob lo apodan-,

a cuyo brocal la gente asoma

para saciar su sed,

al Mediodía.


Otros, prefieren llamarlo

Pozo de la Samaritana,

-ensoñación,

romance,

idilio-,

y una mujer,

de amor vacía,

al Mediodía.


En el Pozo

se entrecruzan los caminos,

tantas veces resecos

y polvorientos,

de la fe,

y Jesús de Nazaret,

que lo eterniza.


Pozo, a la vera del camino,

de todos los peregrinos

que buscan el Agua viva

para apagar la sed,

al llegar el Mediodía.


Yo, caminante extraviado,

exhausto, y sediento

del Agua inmortal de la Vida,

llego también al brocal del Pozo,

igual que aquel Mediodía

la mujer de Samaría. 


Como ella, que sin saber,

la Luz de Cristo buscaba,

busco, llenar mi ser,

de esta Luz, al Mediodía.


Beber

el Agua de la Vida,

ansío,

y encontrarme

con el Cristo

que la sed apaga,

al Mediodía.


Cambiar necesito

esta aparente realidad de vida,

-hecha, tantas veces,

de hipocresía y mentira-,

por la auténtica Verdad,

que aguarda,

al Mediodía.


Metáfora alzada

como un mojón en el tiempo,

brocal en mitad del desierto,

es el bíblico Pozo,

donde Jesús

a la mujer samaritana aguarda

-de Amor sincero sedienta-,

y a cuantos, como ella,

encontrarse con Cristo ansían,

al llegar el Mediodía.

Tiempo, desierto, historia,

-Pozo de Jacob lo apodan-,

a cuyo brocal la gente asoma

para saciar su sed, al Mediodía.

Otros, prefieren llamarlo

Pozo de la Samaritana,

-ensoñación, romance, idilio-,

y una mujer,

de amor vacía,

al Mediodía.

En el Pozo se entrecruzan

los caminos,

tantas veces resecos

y polvorientos,

de la fe,

y Jesús de Nazaret,

que lo eterniza.

Pozo, a la vera del camino,

de todos los peregrinos

que buscan el Agua viva

para apagar la sed,

al llegar el Mediodía.

Yo, caminante extraviado,

exhausto, y sediento

del Agua inmortal de la Vida,

llego también al brocal del Pozo,

igual que aquel Mediodía

la mujer de Samaría. 

Como ella, que sin saber,

la Luz de Cristo buscaba,

busco, llenar mi ser,

de esta Luz, al Mediodía.

Beber el Agua de la Vida, ansío,

y encontrarme con el Cristo

que la sed apaga,

al Mediodía.

Cambiar necesito

esta aparente realidad de vida,

-hecha, tantas veces,

de hipocresía y mentira-,

por la auténtica Verdad,

que aguarda,

al Mediodía.

Juan Manuel del Río


ad