Tercera clase g nero y poder
This presentation is the property of its rightful owner.
Sponsored Links
1 / 24

Tercera Clase : Género y poder PowerPoint PPT Presentation


  • 106 Views
  • Uploaded on
  • Presentation posted in: General

Tercera Clase : Género y poder. Natacha Reyes Salazar Msc. RI. Ministerio del Interior Instituto de Altos Estudios Nacionales Quito, Junio – Agosto .2012. Hipatia de Alejandría http://es.wikipedia.org/wiki/Hipatia.

Download Presentation

Tercera Clase : Género y poder

An Image/Link below is provided (as is) to download presentation

Download Policy: Content on the Website is provided to you AS IS for your information and personal use and may not be sold / licensed / shared on other websites without getting consent from its author.While downloading, if for some reason you are not able to download a presentation, the publisher may have deleted the file from their server.


- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - E N D - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

Presentation Transcript


Tercera clase g nero y poder

Tercera Clase: Género y poder

Natacha Reyes Salazar

Msc. RI.

Ministerio del Interior

Instituto de Altos Estudios Nacionales

Quito, Junio – Agosto .2012


Tercera clase g nero y poder

Hipatia de Alejandría

http://es.wikipedia.org/wiki/Hipatia


Tercera clase g nero y poder

Hipatia (Ὑπατία [i.pa.'ti.a], en griego; Alejandría, 355 o 370 – ibídem, marzo de 415 o 416[2] ) fue una filósofa y maestraneoplatónica griega, natural de Egipto,[3] que se destacó en los campos de las matemáticas y la astronomía,[4] miembro y cabeza de la Escuela neoplatónica de Alejandría a comienzos del siglo V. Seguidora de Plotino, cultivó los estudios lógicos y las ciencias exactas, llevando una vida ascética. Educó a una selecta escuela de aristócratascristianos y paganos que ocuparon altos cargos, entre los que sobresalen el obispoSinesio de Cirene —que mantuvo una importante correspondencia con ella—, Hesiquio de Alejandría y Orestes, prefecto de Egipto en el momento de su muerte.

Hija y discípula del astrónomo Teón, Hipatia es la primera mujer matemática de la que se tiene conocimiento razonablemente seguro y detallado. Escribió sobre geometría, álgebra y astronomía, mejoró el diseño de los primitivos astrolabios —instrumentos para determinar las posiciones de las estrellas sobre la bóveda celeste— e inventó un densímetro.[5]


Tercera clase g nero y poder

Quilago

Conquista Inca a territorios Quitu-Cara


Tercera clase g nero y poder

Consideradas las matriarcas del antiguo Perú por historiadores connotados como Juan José Vega, las capullanas o tallaponas fueron las gobernantas de la costa norte.Precisamente, los primeros cronistas dan cuenta de la verdad incómoda que ellas representaron: mujeres en pleno ejercicio del poder con capacidad administrativa, política, militar y libertad sexual.Algunos explicaron la posición privilegiada de las capullanas por la ausencia de varones. Según esta versión, sustituían a los caciques capturados por los chimúes e incas, o recibían el mando por viudez. Sin embargo, el que este sistema de gobierno local femenino persistiera hasta el siglo XVII, en pleno dominio español, revela su fuerza.Los testimonios sobre estas curacas tienen un halo de admiración. Tal es el caso de las hazañas de la cacica Quilago. Ella dirigió con belicosidad y pericia la resistencia militar contra Huayna Cápac. El inca no entendía cómo una mujer podía capitanear tropas con tal destreza y mantenerlo a raya por dos años. Sin embargo, Quilago fue vencida. Siguiendo las costumbres, se realizaron las ceremonias de rendición, pero la cacica no se daba por derrotada e ideó una estratagema. Sedujo al inca y lo llevó hasta sus aposentos, donde previamente había preparado un pozo para arrojarlo. Huayna Cápac se dio cuenta de la trampa y cambió la suerte de Quilago y la de su pueblo.Las gobernadoras tallanes fueron verdaderas lideresas locales, con influencia en el sur y el oriente. Los incas y españoles respetaron sus fueros.


Tercera clase g nero y poder

Olimpia de Gouges

1789


Tercera clase g nero y poder

I - La mujer nace libre y permanece igual al hombre en derechos. Las distinciones sociales sólo pueden estar fundadas en la utilidad común.

II - El objetivo de toda asociación política es la conservación de los derechos naturales e imprescriptibles de la Mujer y del Hombre; estos derechos son la libertad, la propiedad, la seguridad y, sobre todo, la resistencia a la opresión.

III - El principio de toda soberanía reside esencialmente en la Nación que no es más que la reunión de la Mujer y el Hombre: ningún cuerpo, ningún individuo, puede ejercer autoridad que no emane de ellos.

IV - La libertad y la justicia consisten en devolver todo lo que pertenece a los otros; así, el ejercicio de los derechos naturales de la mujer sólo tiene por límites la tiranía perpetua que el hombre le opone; estos límites deben ser corregidos por las leyes de la naturaleza y de la razón.

V - Las leyes de la naturaleza y de la razón prohíben todas las acciones perjudiciales para la Sociedad: todo lo que no esté prohibido por estas leyes, prudentes y divinas, no puede ser impedido y nadie puede ser obligado a hacer lo que ellas no ordenan.

VI - La ley debe ser la expresión de la voluntad general; todas las Ciudadanas y Ciudadanos deben participar en su formación personalmente o por medio de sus representantes. Debe ser la misma para todos; todas las ciudadanas y todos los ciudadanos, por ser iguales a sus ojos, deben ser igualmente admisibles a todas las dignidades, puestos y empleos públicos, según sus capacidades y sin más distinción que la de sus virtudes y sus talentos.

I - La mujer nace libre y permanece igual al hombre en derechos. Las distinciones sociales sólo pueden estar fundadas en la utilidad común.

II - El objetivo de toda asociación política es la conservación de los derechos naturales e imprescriptibles de la Mujer y del Hombre; estos derechos son la libertad, la propiedad, la seguridad y, sobre todo, la resistencia a la opresión.

III - El principio de toda soberanía reside esencialmente en la Nación que no es más que la reunión de la Mujer y el Hombre: ningún cuerpo, ningún individuo, puede ejercer autoridad que no emane de ellos.

IV - La libertad y la justicia consisten en devolver todo lo que pertenece a los otros; así, el ejercicio de los derechos naturales de la mujer sólo tiene por límites la tiranía perpetua que el hombre le opone; estos límites deben ser corregidos por las leyes de la naturaleza y de la razón.

V - Las leyes de la naturaleza y de la razón prohíben todas las acciones perjudiciales para la Sociedad: todo lo que no esté prohibido por estas leyes, prudentes y divinas, no puede ser impedido y nadie puede ser obligado a hacer lo que ellas no ordenan.

VI - La ley debe ser la expresión de la voluntad general; todas las Ciudadanas y Ciudadanos deben participar en su formación personalmente o por medio de sus representantes. Debe ser la misma para todos; todas las ciudadanas y todos los ciudadanos, por ser iguales a sus ojos, deben ser igualmente admisibles a todas las dignidades, puestos y empleos públicos, según sus capacidades y sin más distinción que la de sus virtudes y sus talentos. Etc.


Tercera clase g nero y poder

Juana Azurduy


Juana azurduy

JUANA AZURDUY

  • Nació en La Plata, actual Sucre, Provincia de Oropeza, Departamento de Chuquisaca. Se educó en el Convento de Santa Teresa de Chuquisaca y hablaba tanto español como quechua.

  • Juana Azurduy organizó luego el "Batallón Leales" que participó en la Batalla de Ayohuma, el 9 de noviembre de 1813, nueva derrota que significó el retiro de los ejércitos argentinos del Alto Perú.

  • A partir de ese momento Padilla y sus milicianos se dedicaron a realizar acciones de guerrillas contra los realistas.

  • Azurduy atacó el cerro de Potosí, tomándolo el 8 de marzo de 1816. Debido a su actuación, tras el triunfo logrado en el Combate del Villar, recibió el rango de teniente coronel por un decreto firmado por Juan Martín de Pueyrredón, Director Supremo de las Provincias Unidas del Río de la Plata, el 13 de agosto de 1816. Tras ello, el general Belgrano le hizo entrega simbólica de su sable.1

  • El 14 de noviembre de 1816 fue herida en la Batalla de La Laguna, su marido acudió a rescatarla y en este acto fue herido de muerte.

  • El cambio de planes militares, que abandonó la ruta altoperuana para combatir a los realistas afincados en el Perú por vía chilena, disminuyó el apoyo logístico a sus fuerzas por lo que se vio obligada a replegarse hacia el sur, uniéndose finalmente a Martín Miguel de Güemes. A la muerte de Güemes, en 1821, se vio reducida a la pobreza.

  • En 1825, el libertador general Simón Bolívar, luego de visitarla y ver la condición miserable en que vivía, avergonzado la ascendió al grado de coronel y le otorgó una pensión. Luego de la visita le comentó al mariscal Antonio José de Sucre: «Este país no debería llamarse Bolivia en mi homenaje, sino Padilla o Azurduy, porque son ellos los que lo hicieron libre».2 En Charcas conoció a otra mujer extraordinaria de la independencia americana, Manuela Sáenz


Manuela s enz

MANUELA SÁENZ


Manuela s enz 8 de diciembre de 1825 escrib a a juana azurduy

Manuela Sáenz, 8 de diciembre de 1825, escribía a Juana Azurduy

  • El Libertador Bolívar me ha comentado la honda emoción que vivió al compartir con el General Sucre, Lanza y el Estado Mayor del Ejército Colombiano, la visita que realizaron para reconocerle sus sacrificios por la libertad y la independencia. El sentimiento que recogí del Libertador, y el ascenso a Coronel que le ha conferido, el primero que firma en la patria de su nombre, se vieron acompañados de comentarios del valor y la abnegación que identificaron a su persona durante los años más difíciles de la lucha por la independencia. No estuvo ausente la memoria de su esposo, el Coronel Manuel Asencio Padilla, y de los recuerdos que la gente tiene del Caudillo y la Amazona.

  • (* Quito, Ecuador; 27 de diciembre de 1797 - † Paita, Perú; 23 de noviembre de 1856


Y vienen las revolucionarias y las revoluciones

Y vienen las revolucionarias y las revoluciones


Marie curie premio nobel en f sica 1903 y 1911

Marie CuriePremio Nobel en Física 1903 y 1911


Tercera clase g nero y poder

1910 México, 1917 Rusia, La República en España 1936-1939, China 1911-1949No era suficiente con el voto femenino


Tercera clase g nero y poder

Las mujeres que empezó a dejar la República: Escritoras, médicas, maestras todas ellas políticas a su manera: Dolores Veintimilla, Matilde Hidalgo, Dolores Cacuango, Tránsito Amaguaña, Nela Martínez.


Las mujeres del siglo xx lucharon de diversas maneras

Las mujeres del Siglo XX lucharon de diversas maneras…


Tercera clase g nero y poder

Las judías, como Diana Aron que murió combatiendo contra Pinochet y las palestinas, que pelean contra el sionismo para tener su propio Estado. Y las negras por sus derechos civiles como Angela Davis y todas las que han reclamado democracia, justicia e igualdad


Tercera clase g nero y poder

Las víctimas de quienes generaron cambios políticos en el mundo dejaron madres las de la Plaza de Mayo, lo representan


Las del siglo 21 tambi n

Las del Siglo 21 también


Tercera clase g nero y poder

Y las nuevas lideresas que gobiernan nuestros países o dirigen organismos internacionales, y quizás vuelvan a gobernar su país


Tercera clase g nero y poder

GOBERNAR EN EL SIGLO 21, SIN UNA VISIÓN DE GÉNERO, ES COMO SI TODOS LOS SERES HUMANOS MIRÁRAMOS CON UN SOLO OJO, ESCUCHÁRAMOS POR UNA SOLA OREJA Y PENSÁRAMOS DESDE UNO DE LOS DOS HEMISFERIOS CEREBRALES….


Gracias

GRACIAS!

Fuentes: Aportes ciudadanos.


  • Login